18 de febrero de 2011

Los intelectuales de izquierda rompen con Zapatero y respaldan a Cayo Lara





El PSOE continúa perdiendo apoyos entre su potencial electorado. El giro ideológico de José Luis Rodríguez Zapatero ha acabado por desencantar a la izquierda, que, ante una previsible victoria del PP, ha decidido alejarse de los socialistas. La gran beneficiada es Izquierda Unida (IU), que ha recuperado el lazo emocional con escritores, académicos y artistas a pocos meses de las próximas elecciones municipales y autonómicas.

La escenificación de este frente común tendrá lugar mañana sábado en el Auditorio Marcelino Camacho de Madrid. "Será el punto de partida para crear mesas de convergencia ciudadana en los barrios, localidades y sectores laborales", explicó IU a través de un comunicado. El objetivo es unir de nuevo a la izquierda en torno al liderazgo de Cayo Lara y cargar contra "los gobiernos de derecha y algunos de base social progresista como el español", que "están capitulando frente a esos poderes que ahora llaman los mercados".

Detrás de este movimiento destacan los nombres de la escritora Almudena Grandes; el rector de la Universidad Complutense Carlos Berzosa; la ex directora de la Biblioteca Nacional Rosa Regás; el periodista Ignacio Ramonet; el catedrático Vicenç Navarro; el poeta Luis García Montero; el escritor José Luis Sampedro; la secretaria del Fórum de Política Feminista, Begoña San José, o el ex dirigente del Bloque Nacionalista Galego Xosé Manuel Beiras.

De acuerdo con los organizadores, estas mesas ciudadanas deberán elaborar un programa de mínimos que incluya "un plan de urgencia por la igualdad, contra los desahucios, para promover el crédito, una reforma fiscal progresiva y sobre las transacciones financieras especulativas y programas de gasto social". Es decir, buscan una "salida social a la crisis", precisamente el lema que en los últimos meses también utilizó el PSOE para justificar sus recortes.

El nacimiento de este polo de izquierdas coincide con el inicio de la precampaña electoral para las autonómicas y municipales, así como con las últimas estadísticas del CIS, que reflejan que el 50,3% que votó al PSOE en 2008 no repetirá en 2012. Un contexto marcado por la crisis que estos intelectuales describen como "una regresión dramática de las conquista sociales, democráticas y culturales de los últimos 30 años".

El adiós de los ‘artistas de la ceja’

Pero la hemorragia del PSOE por el flanco izquierdo ya se hizo patente en las elecciones catalanas del pasado noviembre. Los llamados artistas de la ceja, que pidieron el voto para Zapatero con un famoso video en 2008, pasaron a respaldar al candidato de ICV, Joan Herrera, a pesar de que la mayoría no tenía derecho a voto en Cataluña. En concreto, más de 50 figuras del mundo de la cultura, entre las que se encontraban Joaquín Sabina, Pedro Almodóvar y Antonio Banderas, cortaron amarras con los socialistas y se desplazaron a su izquierda. En enero, Sabina ironizó sobre el desencanto con el presidente del Gobierno asegurando que tiene "la ceja bastante afeitada".

La reforma laboral y de las pensiones, la conversión ideológica de Zapatero ante Angela Merkel, la polémica aprobación de la ley Sinde, amplificada por Álex de la Iglesia, o el giro en materia de energía nuclear también juegan en contra del PSOE a la hora de intentar recuperar al electorado de izquierdas.

No obstante, la caída de los socialistas no puede interpretarse como una recuperación automática de IU. Según el CIS, solo el 3,8% del electorado socialista se decantaría por el partido de Cayo Lara en las próximas elecciones generales. Además, cabe recordar que la actual ley electoral limita notablemente las posibilidades de partidos minoritarios de ámbito nacional como IU o UPyD
El Confidencial

.