15 de marzo de 2011

Estrasburgo condena a España por vulnerar la libertad de expresión de Otegi; llamó al rey "jefe de los torturadores".



España deberá pagarle 20.000 euros por daños morales y los 3000 euros que cuestan las costas del procedimiento.

El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo ha condenado a España por vulnerar la libertad de expresión del líder de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, sentenciado a un año de cárcel por llamar al rey "jefe de los torturadores".

La sentencia condena a España a pagar a Otegi 20.000 euros por daños morales y los 3000 euros que cuestan las costas del procedimiento.

La condena se produjo después de que, en febrero de 2003, Otegi valoraba una visita del rey al País Vasco. Fue entonces cuando relacionó al monarca con una denuncia de malos tratos presentada por el director del diario Egunkaria, Martxelo Otamendi, y llamó a don Juan Carlos "jefe de los torturadores".

En el juicio, Otegi aseguró que no tuvo intención de injuriar al rey y que sus críticas iban dirigidas a quienes, en general, "practican la tortura".

A pesar de que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco le absolvió en un primer momento, Otegi fue finalmente condenado en el año 2005 el Tribunal Supremo a un año de prisión por haber cometido un delito de injurias graves al rey. Un año más tarde el Tribunal Constitucional inadmitió a trámite el recurso del exportavoz de Batasuna, por lo que Otegi decidió acudir al TEDH.

Según el Constitucional, las afirmaciones del líder de la organización ilegalizada superaban de manera "patente" por su notorio "carácter infame" el nivel de lo lícito. Estrasburgo entiende sin embargo que se ha vulnerado el derecho de Otegi a expresarse libremente.
Público

/span>