20 de marzo de 2011

Venezuela, Bolivia y Cuba contra el ataque imperialista a Libia



Hugo Chávez, ha exigido el alto el fuego «en el norte de África» tras el inicio de la operación militar contra las fuerzas de Muamar el Gadafi.

Moscú denuncia que la operación antes de comenzar dejó de ser humanitaria y ahora es una «injerencia» en el país magrebí, Chávez la califica de «imposición de los señores de la guerra» y Fidel Castro tacha de «estúpido» el poderío de la OTAN..........

El líder libo, Muamar Gadafi, ha hecho un llamamiento a todos los libios a armarse y luchar en una revolución contra la "cruzada colonialista", expresión con la que describió el ataque aliado iniciado esta noche, informa EP/Reuters. "Debemos abrir ahora los arsenales y armar a todos los libios", ha declarado Gadafi en un grabación de audio retransmitida por la televisión estatal libia, Al Jamahiriya TV.

RUSIA, VENEZUELA, CUBA Y BOLIVIA CONTRA EL ATAQUE IMPERIALISTA....

La guerra imperial lanzada contra Gadafi en Libia, que ha arrancado con el ataque de la aviación francesa poco después de celebrarse una cumbre en París, cuenta con la oposición de algunos países, entre los que se encuentran Rusia, Venezuela, Cuba y Bolivia.

Además, la intervención cuenta con el distanciamiento de Alemania, que, junto a otros cuatro países, se abstuvo el pasado viernes en la votación de la resolución 1.973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que avala el establecimiento de una zona de exclusión aérea en Libia y la adopción de todas las medidas necesarias para proteger al pueblo libio. El gobierno de Angela Merkel ha confirmado que no participará en las operaciones.

Rusia «lamenta» la intervención

Rusia ha condenado hoy la operación internacional contra el régimen libio (pero no lo detuvo pudiendo hacerlo) después de que el régimen de Gadafi anunciara un alto el fuego.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores rusos, Alexander Lukashevich, ha asegurado que su país «lamenta» la acción militar contra Libia. Si Rusia hubiese votado en contra el jueves a la noche, el poder de veto que tiene en el Consejo de Seguridad se hubiera impuesto a la agresión bloqueándola.

Asimismo, el jefe de la comisión de Asuntos Exteriores de la Duma (Cámara de Diputados), Konstantín Kosachov, asegura que la decisión de Occidente demuestra «con qué fin preciso Francia y Gran Bretaña, y los que están con ellos, manifestaron tanta preocupación con los acontecimientos en Libia».

«Si de lo que se trata es de proteger a la gente, entonces ahora deberían hacer una pausa, pararse y observar cuán seria es esta declaración del alto el fuego y si a esta declaración le siguen hechos concretos», dijo el diputado a la emisora de noticias «Vesti FM». Según Kosachov, «si esto no ocurre, querrá decir que la intención no es ayudar a la gente, sino derribar el régimen. Y entonces dejará de ser una intervención humanitaria para convertirse en una injerencia en los asuntos internos de Libia, de lo cual claramente no dice nada la resolución del Consejo de Seguridad de la o­nU» denuncia Kosachov.

Previamente, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Nikolái Makárov, ya había afirmado que su país no participará en una operación militar contra Libia y subrayó que «eso está descartado».La aprobación para imponer una zona de exclusión aérea no se vio obstaculizada por Rusia y China, que como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la o­nU podrían haber vetado la medida.

Ambos países optaron por la abstención junto con Brasil, India y Alemania, mientras que el resto de los 15 integrantes del máximo órgano de seguridad la apoyaron.

La posición de Venezuela

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha exigido el alto el fuego «en el norte de África» tras el inicio de la operación militar contra las fuerzas de Muamar el Gadafi. «Ya me informaron que se inició la acción militar contra Libia, más muertes, más guerra, los señores de la guerra, qué irresponsabilidad» declaró el presidente venezolano a la cadena nacional de radio y televisión. «Exigimos un cese al fuego de verdad y que se retome el camino de la paz en el norte de África (...)

Que se acabe la imposición de los señores de la guerra (...) detrás de esto está Estados Unidos y sus aliados europeos» El presidente lamentó que la o­nU «se una para avalar la guerra en vez de hacer una comisión para ayudar a Libia»

Bolivia y Cuba rechazan el ataque

El presidente de Bolivia, Evo Morales, reiteró hoy su «condena, repudio y rechazo» a la intervención en Libia aprobada por el Consejo de Seguridad de la o­nU, al inaugurar una reunión de funcionarios de la Alianza Bolivariana (ALBA). Morales, que ha tenido relaciones amistosas con el dictador libio, Muamar El Gadafi, no acepta «que se violen los derechos humanos en Libia»Según el presidente Morales «El interés que tienen es adueñarse del petróleo» e insistió en su «rechazo rotundo» a la acción militar de la OTAN y Estados Unidos.

El ex presidente de Cuba Fidel Castro se ha unido al líder de Bolivia y ha tachado de «estúpido el poderío militar» de la OTAN en un nuevo artículo publicado.

Asimismo se ha preguntado para qué existe el Consejo de Seguridad de la o­nU. «¿A quienes van a engañar Obama, la OTAN y Ban Ki-moon con los certificados de buena conducta?» ha terminado preguntándose el ex presidente cubano en su artículo.
Alemania se abstiene de participar
La canciller alemana, Angela Merkel, ha confirmado que su país no participará en las operaciones militares internacionales contra el régimen de Muamar Gadafi, al tiempo que ha destacado la necesidad de consenso internacional en la reunión celebrada este mediodía en París para poner fin a la violencia en Libia. «Estamos unidos en la posición de que la guerra debe terminar.

La resolución debe ser respetada», ha dicho Merkel, en declaraciones a la prensa congregada en la capital francesa. «No participaremos en la acción en términos militares» ha explicado la canciller.

Merkel ha indicado que su Gobierno ha ofrecido que las tripulaciones alemanas de los aviones de alerta temprana Awacs asuman más misiones en Afganistán para liberar a las tripulaciones estadounidenses de estas aeronaves con el objetivo de que realicen esta labor de vigilancia aérea en Libia.

Merkel ha comentado su decisión tras participar en la reunión de líderes internacionales celebrada en París para coordinar la intervención militar contra las fuerzas del coronel Gadafi.
Insurgente