29 de abril de 2011

Charla-debate en La Hormiga Atómica hoy día 29 a las 7 de la tarde ; " la extrema derecha hoy"



La Hormiga Atómica (calle Curia 4) acoge esta tarde a las 19.30 la presentación de un libro sobre "la lucha contra la extrema derecha de hoy". La obra, que lleva por título No pasarán... aunque lleven trajes, ha sido elaborada por activistas de diferentes organizaciones y movimientos sociales del Estado, como Izquierda Anticapitalista, PSUC, Die Linke o En Lucha, y ha sido coordinado por David Karvala. El libro analiza ejemplos históricos del fascismo clásico hasta las nuevas formaciones europeas
Diario de Noticias
http://www.noticiasdenavarra.com/2011/04/29/politica/navarra/la-hormiga-atomica-presenta-un-libro-sobre-la-extrema-derecha-de-hoy

.

28 de abril de 2011

¿Qué pasa en Costa de Marfil?





Por Dizdira Zalakain.

Mientras aviones franceses bombardean a la población libia, otro contingente de su ejército masacra a una parte de la población de Costa de Marfil. El objetivo final de ambos ataques militares es el mismo: facilitar el expolio de los bienes naturales de ambas regiones a manos de las transnacionales. En ambos casos, estos crímenes de guerra se realizan no solo con el beneplácito, sino también con el impulso de la llamada "comunidad internacional". Analizadas descarnadamente y en sus líneas más generales, Libia y Costa de Marfil son, pues, la misma historia. Analizadas en detalle, sin embargo, las diferencias son muy notables. Comprender estas diferencias sirve para satisfacer una legítima curiosidad pero también nos dotará de patrones para entender los tristes sucesos que seguramente están por venir en todo el mundo.
De Libia se ha hablado en esta web y se sigue hablando en otros muchos sitios independientes de internet.

En esta serie de entradas ofreceremos un contexto histórico, algunos datos y también alguna hipótesis sobre lo que pasa en Costa de Marfil.
Que el resultado de las investigaciones independientes y mayoritariamente amateur sobre el tema sea tan radicalmente opuesto al que ofrecen los grandes medios no debe extrañar. Es evidente que una estructura tan costosa y compleja como los mass media no se crea y mantiene con el generoso afán de informar, sino para manipular a la población en beneficio de los dueños de esos medios. Si hubiera alguien tan generoso como para gastar tanto dinero en algo que no le beneficiase, enseguida esa misma generosidad le habría dejado sin dinero. Que los grandes medios no solo ocurre que a veces mienten, sino que estructuralmente se han creado para mentir no es una idea conspiranoica, es un razonamiento elemental. Tan elemental como que una tienda no se abre para que la gente adquiera cosas, sino para ganar dinero vendiéndolas.Historia reciente de Costa de Marfil
1880-1945 África: el genocidio que nunca cuenta Hollywood.
A partir del último cuarto del siglo XIX comienza una carrera entre las principales potencias europeas para apropiarse de África. El objetivo principal era el robo de las inmensas riquezas naturales del continente. Con la superior tecnología militar europea, el objetivo resultaba fácil de lograr. Los pequeños pero letales ejércitos europeos provocan masacres indiscriminadas en su afán por barrer cualquier atisbo de resistencia a la invasión. El caso más conocido de esta época es el de Bélgica, que asesinó entre 5 y 10 millones de personas sólo en el Congo. Pero en el resto de países, la tónica no fue muy distinta. Se estima que entre 1880 y 1930 un tercio de la población total de África fue asesinada. (SURVIE: La France coloniale d’hier et d’aujourd’hui p.12)

Izquierda imperialista no es un oxímoron nuevo.
¿Cómo es que los ciudadanos europeos de fines del siglo XIX, esos que lloraban con las novelas de Dickens y adoraban al niño Jesús, toleraban que sus hombres de negocios organizasen un exterminio de seres humanos de tal magnitud sin inmutarse? Pues el mecanismo no funcionaba de manera muy distinta a lo que hoy estamos viendo con Afganistán, Libia o Costa de Marfil.

Por una parte, los periódicos de cualquier ideología -salvo los panfletos radicales de los malvados comunistas- a estas masacres ya las llamaban por entonces "Guerras de pacificación".

Por otra parte, los políticos de izquierdas y los gurús de la intelectualidad progresista elaboraban bellos discursos para justificar la noble labor de la colonización. Jules Ferry, ilustre político republicano y progresista, impulsor de la escuela pública y gratuita, así como del laicismo pronunció en el Parlamento un bello discurso en defensa de la colonización. Consideraba Ferry que la colonización aportaba beneficios económicos, humanitarios y políticos. Al referirse a los humanitarios dijo lo siguiente:

"Señores: hay un segundo punto, un segundo orden de ideas que debo igualmente abordar. Les aseguro que seré breve. Se trata del aspecto humanitario y civilizador de la cuestión (...) Las razas superiores tienen no solo el derecho sino el deber de civilizar a las inferiores. (...) ¿Es que alguien puede negar que ahora hay más justicia, un mayor orden moral y material, más igualdad, más virtudes sociales en África del Norte tras su conquista por parte de Francia? ¿Acaso cuando fuimos a Argel para combatir la piratería y garantizar así el libre comercio en el Mediterráneo estábamos actuando como delincuentes, como conquistadores, como destructores? ¿Puede acaso negarse que para estas desgraciadas gentes del África Ecuatorial es una suerte caer bajo la protección de la nación francesa o la nación inglesa? ¿Acaso nuestro primer deber(...) no es combatir la trata de negros, ese horrible tráfico y la esclavitud, esa infamia?"

El escritor francés más exitoso del momento, considerado como un intelectual progresista, Victor Hugo, dio la razón a Jules Ferry. Para el autor de Los Miserables, el colonialismo era una situación pasajera, como lo es la educación para los niños. Había que ayudar a esos pobres africanos hasta que supieran valerse por sí mismos.

Prescindiendo del tema de la superioridad racial, que hoy está muy mal visto, ¿no existe un exacto paralelismo entre este discurso de Ferry y los de nuestros políticos, también de los de izquierda? ¿No se aprecia que desempeñan la misma función aquel autor de folletines elevado por el sistema a la categoría de intelectual antisistema y los "intelectuales" que hablaban hace unos días del "mal menor" de la invasión a Libia? Con respecto a la delirantemente cínica afirmación final del discurso que hemos citado, la de que Francia e Inglaterra iban a África para acabar con la esclavitud... ¿No recuerda al idéntico cinismo con el que se afirma hoy que lo que pretende la OTAN es exportar la democracia y la libertad, acabar con las tiranías?

Solo recordaremos un paralelismo más con nuestros tiempos. El recientemente galardonado premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo ha afirmado reiteradamente que lo mejor que le podía haber pasado a su país (China) es haber sido colonizada por Occidente. Nihil sub sole novum.

Monocultivos. Muerte a crédito.
Pero lo peor que les pasó a los africanos y, en concreto, a los costamarfileños no fue el genocidio, por terrible que éste resulte a corto plazo. Ni el genocidio, ni las deportaciones, ni las enfermedades, ni la esclavitud masiva, ni la apropiación de tierras por parte de colonos europeos. Esas cosas han pasado por desgracia muchas veces en la historia de la humanidad, desde la época del Imperio Asirio. Lo peor que les pasó es un invento del capitalismo y que ni siquiera parece algo malo.

A los marfileños se les persuadió con más o menos violencia de que lo más rentable era dejar de cultivar sus tierras al modo tradicional. Hasta entonces, como era lógico, se explotaba una gran variedad de bienes y alimentos, en función de las necesidades de los productores y de las posibilidades de venta en los pequeños mercados locales. Pero el clima de Costa de Marfil era el ideal para cultivar cacao y café, dos productos muy cotizados en el mundo "civilizado". Se logró que prácticamente todo el territorio cultivable de la región se dedicase al monocultivo. El campesino marfileño ahora debía producir cacao, vendérselo a las empresas europeas y, con ese dinero, comprarles a esos mismos europeos lo que necesitaba para vivir -ya que todas sus tierras y sus esfuerzos laborales los empleaba en producir cacao.

No hay que ser muy listo para comprender que si un grupo de personas solo tiene cacao para vender es posible comprarles el cacao muy barato y, en cambio, venderles todo lo que necesitan para vivir muy caro. No hay que ser muy listo. Basta con ser un cabrón y vivir en un sistema capitalista.
El monocultivo es la muerte a crédito del Tercer Mundo. Quien dice monocultivo dice monoproducción: ya sean diamantes, cacao, petróleo, coltán o ébano. El monocultivo, que parecía tan inocuo y hasta tan beneficioso a corto plazo, ha matado a la larga a más africanos que las balas, las bombas y los machetes.

1945-1960.
De Imperio a Comunidad.
Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, la democrática Francia, que en 1940 se había rendido a Hitler sin apenas plantear resistencia, celebra hipócritamente la derrota de los nazis gracias al sacrificio y al esfuerzo del pueblo soviético. El 8 de Mayo de 1945, el mismo día que el general nazi Alfred Jodl firmaba la rendición incondicional, la Francia liberada de de Gaulle asesinaba a 45.000 personas en Argelia para reprimir una manifestación en favor de la independencia. De entre los participantes en los macabros fusilamientos masivos había también, por lo visto, muchos "izquierdistas".

A partir de 1946 Francia cambió el nombre a su imperio colonial. Cambiar los nombres a las cosas es un invento muy bonito de nuestro tiempo. En vez de "Imperio Francés", fue denominado"Unión Francesa". La Unión Francesa mantuvo dos largas y criminales guerras contra la gente de Argelia e Indochina. Su delito: no querían pertenecer a esa bendita Unión.
Ni que decir tiene que la mayoría de los intelectuales y políticos de la izquierda francesa justificaban las intervenciones con estrategias retóricas muy parecidas a las actuales. Jean Paul Sartre fue de los pocos que las condenó sin cesar.

En 1958 De Gaulle intentó salvar la situación, poniéndo a su imperio un nombre aun más bonito: "Comunidad Francesa". Finalmente, Francia, lo mismo que otros países europeos, renuncia a la mayoría de sus posesiones coloniales. La renuncia, como veremos es poco más que una cuestión de nomenclatura. Las colonias eran formalmente libres, pero materialmente dependían de sus antiguas metrópolis para todo.

Boigny: de comunista a gaullista
Félix Houphouët Boigny, descendiente de una familia aristocrática local, fundó en 1946, ayudado por los comunistas franceses, el "Parti démocratique de Côte d'Ivoire." (PDCI) El objetivo del partido era claro: sacudirse el yugo de la opresión colonial francesa. El PDCI formaba parte de un grupo de partidos africanos con idéntico objetivo, denominadoRassemblement démocratique africain (RDA), del que fue presidente fundador. Las potencias capitalistas y, en especial, Francia se alarmaron ante la formación en África de grupos políticos anticolonialistas aliados con los comunistas. Temían que se creara en el flanco sur de su Europa libre y democrática otra unión de repúblicas socialistas, esta vez africanas.

Finalmente, en 1950, el gobierno francés no tolera más la situación y encarcela a toda la dirección del PDCI. Esto provoca revueltas populares que intentan ser reprimidas sin mucho éxito. Es entonces cuando un joven François Miterrand, por entonces Ministro de Ultramar, es enviado por el gobierno francés para negociar con los rebeldes. Su éxito es completo. Boigny acepta el trato: el PDCI será legalizado, pero nada de amistades con los comunistas.

El líder africano explica a sus bases que se trató de un pacto posibilista y que él, en el fondo de su corazón, seguía siendo tan comunista y anticolonialista como siempre. Los muy incautos le creyeron. En 1951 se alía oficialmente con los socialistas franceses, por entonces en el poder en la metrópoli. Durante cinco años somete el PDCI a purgas para ir expulsando a los militantes comunistas que quedaban. Así, una vez desinfectado, al PDCI se le permite ganar las elecciones de 1956 en Costa de Marfil enarbolando un discurso anticolonialista. ¡Y ello a pesar de ser un partido financiado y dirigido por el gobierno de París! A partir de 1956, Boigny es premiado por su buen trabajo con numerosos y lucrativos cargos en la administración colonial.

En 1957, su homólogo en Ghana, Kwame Nkrumah, hace un llamamiento a todos los líderes africanos para declarar conjuntamente la independencia y crear una Unión Africana fuerte y anticolonialista. He aquí la respuesta de Boigny:
"Tu propuesta es muy interesante... Pero en virtud de los lazos humanos que existen entre Francia y los africanos, los imperativos del momento histórico y la interdependencia de los pueblos, nosotros hemos pensado que podría ser más interesante probar una experiencia distinta a la tuya y única en su género: la de una comunidad franco-africana a base de igualdad y fraternidad"

La "experiencia única en su género" de Boigny, como veremos, le proporcionó una larga vida llena de poder y fabulosos lujos y una plácida muerte en la cama. Al pobre e idealistaKwame Nkrumah no le sobrevinieron más que desgracias: su país debió estar luchando contra continuas revueltas populares (sí, como las que hace poco han surgido en Libia) financiadas por el bloque capitalista, hasta que finalmente en 1966 un golpe de estado tiene éxito y el régimen de Nkrumah es sustituído por uno amigo de Occidente. Seis años después, moría de cáncer en un hospital de Bucarest. Su sueño de una África unida e independiente había fracasado.

¿Independencia? Sí... No... Sí... Lo que diga mi jefe...
El 28 de septiembre de 1958 se convoca un referéndum para ver si las colonias querían o no ser independientes. Boigny, olvidándose de que hacía solo 8 años estuvo en la cárcel por militar en un partido independentista, pidió el "No" a la independencia. Sus súbditos le hicieron caso. No sabemos qué métodos de convicción utilizó.

Por desgracia, a la propia Francia dejó de interesarle el mantenimiento de su imperio colonial. Venían otros tiempos políticos y económicos con otros mecanismos más optimizados de colonialismo y la gestión directa de todos esos países de muertos de hambre no compensaba. Así que la metrópoli comunicó al presidente costamarfileño que hiciera el favor de independizarse.

¡Qué remedio! Dos años después de haber pedido el "No" a la independencia en un referendum, el 7 de Agosto de 1960, Félix Houphouët-Boigny proclama orgullosamente (y sin vergüenza) la independencia de Costa de Marfil.
La posteridad lo considera hoy padre de la independencia de Costa de Marfil. ¿Quién se encargará de escribir la posteridad?

La dictadura amiga.
Veamos en qué consistió la independencia de Costa de Marfil.
Boigny se proclama presidente de la República de Costa de Marfil sin necesidad de elecciones. Nadie se opuso. ¿Por qué? Porque no le quedaban opositores. En 1957 había eliminado a los partidos que no fueran el suyo, el PDCI. Pero todavía dentro del propio PDCI quedaban algunas voces discordantes. En 1959, tras ser acusados por el presidente de un complot para asesinarle mediante fetiches maléficos, fueron obligados a exiliarse.
En 1960 redacta él mismo su "Constitución". La estructura de poder que define esa Constitución es muy simple: un consejo elegido a dedo por el Presidente aprueba las decisiones que él vaya tomando tanto a nivel legislativo como ejecutivo.

Boigny elige un gabinete de colaboradores formado básicamente por franceses. Se ve que no se fiaba de la capacitación de sus compatriotas. El embajador francés, además, recibe el peculiar título de "Haut représentant de la France" y sus poderes son semejantes a los de un vicepresidente. De hecho, su residencia y la del presidente estaban comunicadas por un paso subterráneo.

Para garantizar su seguridad personal y eliminar cualquier atisbo de resistencia, Boigny recurre al ejército francés. El 43º Batallón de Infanteria de Marina se instala permanentemente en Abidjan.

Amigo de Tel Aviv y Pretoria.
A cambio de esta ayuda, Boigny se implica en la política africana como un fiel colaborador de las potencias europeas para promocionar golpes de estado, fraudes electorales masivos y asesinatos de líderes non gratos a los intereses de Francia o de compañías petroleras como ELF.

Togo, Chad, Rep. Centroafricana, Congo, Gabón... son sólo alguno de sus objetivos. Para entonces el partido PDCI, había recorrido todo el arco ideológico. Desde el comunismo inicial al anticomunismo más fascista y paranoico. Especialmente significativa fue su participación en el asesinato de Thomas Sankara, presidente de la vecina Burkina-Faso y llamado el Ché Negro. Recordemos este dato porque Blaise Campaoré, que sustituyó a Sankara tras asesinarle, es todavía hoy presidente de Burkina Faso y ha jugado un papel fundamental en la guerra civil que ha asolado Costa de Marfil, apoyando a uno de los bandos. No hay que ser muy avispado para adivinar que se trata del mismo bando que apoya la"Comunidad Internacional" (la ONU, la OTAN, Francia, el FMI y el resto de humanitarias instituciones.)

En 1973, Boigny es el único líder africano que apoya al régimen del Apartheid establecido en Pretoria. De hecho, su producción de café es enviada a Sudáfrica para su envasado por la multinacional Nestlé. También se convierte en el único país africano en apoyar diplomáticamente al régimen sionista de Israel tras las matanzas de palestinos.
Creo que no es necesario insistir más. El perfil político de Nanan Boigny ha quedado muy claro con estas pinceladas.

1960-1980.
El milagro económico.
El milagro económico de Boigny se basó en varias medidas.
-Promoción de los monocultivos. Con Boigny, Costa de Marfil fue el primer productor mundial de cacao y el tercero de café. Se triplicó la producción de cacao. Las plantaciones masivas propiciaron la deforestación del país. En 1965 Costa de Marfil exportaba a precio de ganga 1 .250 .000 toneladas anuales de maderas nobles.
-Contratación masiva de mano de obra baratísima procedente de países vecinos. En muy poco tiempo, un tercio de la mano de obra no cualificada era extranjera. En el otro extremo, los cargos técnicos y administrativos fueron ocupados por europeos. La contratación masiva y sin el menor control administrativo de mano de obra extranjera es una de las claves fundamentales de la guerra civil, como veremos después.
-Beneficios del 90% para las empresas extranjeras. En efecto, Boigny prácticamente regaló las riquezas del país a las multinacionales, lo cual resultaba de lo más atractivo para los inversores occidentales. Solo pedía un 10% de la producción para Costa de Marfil. Ni que decir tiene que ese 10% se lo embolsaba él personalmente. Luego veremos cómo se convirtió en uno de los hombres más ricos de África.
-Estabilidad politica y social. La mano de hierro de Boigny, ayudado por el ejército francés y el hecho de que los marfileños, cuando menos, comían todos los días -lo cual no estaba mal en comparación con los paises de su entorno- fomentó las "inversiones" extranjeras.

Estas medidas fueron por lo visto tan acertadas que Boigny fue apodado por su pueblo "le sage", "el sabio." Durante esta veintena, el PIB de Costa de Marfil se multiplicó por doce. Los trabajadores marfileños y el contingente de otros países africanos apenas se beneficiaron por las migajas de tanta riqueza. Pero entre las chabolas de Abidjan veían surgir hoteles de lujo para inversores y turistas. Y ya sabemos que éso es el progreso.

1980-1993
No era un milagro: había truco.
Una vez que a principios de los 80 el bloque socialista dejó de ser un obstáculo para el libre desarrollo del capital a nivel mundial, se empezó a hablar de "crisis" y de fin del estado de bienestar. Una vez eliminada la amenaza de la URSS, ya no hacía falta tener contentos a los europeos con sus pensiones y su sanidad y educación gratuítas. Y tampoco había por qué mantener alimentados a aquellos negros pagándoles tanto dinero por su chocolate y su café. ¿Por qué pagarles 3600$ por tonelada? En efecto, en 1993, para cuando Boigny moría, el cacao ya se pagaba por las multinacionales a menos de la tercera parte.

El país se hundió en una crisis absoluta. La deuda externa llegó a ser la más alta per cápita del mundo. Los campesinos no tenían otra cosa para vender que cacao y café, pero se lo pagaban por una miseria. Para colmo, la deforestación atrajo serios problemas de sequía y las cosechas se resintieron. La gente pasaba hambre. Los nativos empezaban a ver con malos ojos a todos aquellos extranjeros que llegaron llamados por Boigny en los 60 y con los que se veían ahora obligados a competir por una riqueza cada vez menor. Aquí comienzan lo que los medios de comunicación llaman alegremente "odios tribales", suponiendo que los africanos son seres irracionales y estúpidos capaces de matar a alguien por su tipo de nariz.

¡El FMI viene a salvarnos!
El sabio Boigny inicia un viaje diplomático para pedir a sus amigos franceses y occidentales que, por favor, suban un poquito el precio del cacao. Éstos le mandan de vuelta a casa con una patada en las posaderas. Roma no paga a traidores. El FMI entonces viene en ayuda del pobre Boigny. Le exigió que eliminara cualquier tipo de gasto social. ¡Pero si no tengo gasto social! debió de contestar el dictador. Pero el FMI tenía eficaces agentes en Costa de Marfil. Uno de ellos, un tal Alassane Outtara. (sí, el mismo Outtara que hoy apoya a sangre y fuego la "comunidad internacional.") El FMI sabía que el gobierno del dictador ofrecía subsidios a la alimentación a los más miserables del país. Le exigió eliminarlos. También le exigió privatizar todo. Es verdad que en Costa de Marfil casi todo era propiedad de las multinacionales. Pero cuando el FMI decía "todo" se refería a"absolutamente todo", hasta al ejército.

Una basílica por la paz.
Para cuando llegaron las inevitables vacas flacas, Félix Houphouet-Boigny ya contaba con una espectacular suma de dinero en sus manos. Ya se ha visto que uno de los principales lemas de este hombre era la paz. Quizá sea por ese motivo por el que, en medio de la ruina absoluta del país, construyó una basílica en su ciudad natal, Yamoussoukro, un poblacho al que tuvo el capricho de convertir en capital del país.

La basílica está consagrada a Santa María de la Paz. Es una copia aproximada de la basílica de San Pedro del Vaticano. Ocupa 130 hectáreas. El Guiness de los Récords la considera el edificio religioso más grande del mundo. Posee 7 363 m2 de vidrieras importadas de Francia y 700.000 m2 de mármol importado de España, Portugal e Italia. Se construyó en pleno hundimiento de la economía y, aunque no se han ofrecido datos sobre lo que ha costado, se estima que debió superar los 300 millones de dólares. En 1990 fue consagrada por Juan Pablo II. En una de las vidrieras, junto al altar, el dictador mandó poner su imagen al lado de la de Jesucristo. El número de cristianos en Costa de Marfil es de apenas 300.000.
Los motivos alegados por el propio Boigny para su conversión al cristianismo son que el cristianismo es un signo de modernidad y un obstáculo contra el Islam. Es hermoso escuchar tan puro y sentido testimonio de fe.

En fin, se dice que África es tierra de contrastes. Como contraste tenemos a las decenas de misioneros cristianos que se juegan -y algunos la han perdido- la vida intentando ayudar a los más débiles en este país.

Un premio por la paz.
No contento con esta eficacísima inversión en pro de la Paz, Boigny decidió crear el "Premio Félix Houphouët-Boigny para la consecución de la Paz", dotado con un cheque de 122.000 dólares. Ya sabéis, si trabajáis mucho por la paz igual os dan un premio como los de Pasapalabra.
El premio está patrocinado por la UNESCO que, en su resolución aprobando la iniciativa afirma:
"(...) que lleva el nombre del presidente Félix Houphouet-Boigny, decano de los jefes de Estado africanos, apóstol infatigable de la paz, la armonía, la fraternidad y el diálogopara resolver todos los conflictos tanto internos como externos."
Bueno, algunos de los afortunados ganadores del premio son:
-Nelson Mandela (a pesar de que Boigny apoyó al Apartheid)
-Yaser Arafat (a pesar de que Boigny apoyó la guerra de Yom Kippur)
-Isaac Rabin y Simón Peres (esto es más lógico)
-Jimmy Carter (esto también)
-Juan Carlos I (dos almas gemelas. De todos modos me alegro, porque al pobre le vendrán muy bien esos 122.000 dólares)

La oposición a Papá Boigny: Laurent Gbagbo.
Las mentes de un pueblo son relativamente fáciles de engañar. Pero los estómagos no. Cuando los agricultores de Costa de Marfil empiezan a pasar penalidades a partir de los ochenta, el primer instinto es, como ocurre siempre, echarle la culpa a los que están peor. Es así como surgen los primeros problemas denominados étnicos. Poseer un trozo de tierra en el que cultivar algo distinto a cacao que llevarse a la boca empieza a ser un problema de vida o muerte. Pero muchos de los habitantes de Costa de Marfil ni siquiera tenían acreditada su nacionalidad con un documento. Llegaron en los 60 de otros países, sobre todo del norte, de Burkina Faso, llamados por Papá Boigny para trabajar recolectando cacao y en plena euforia a éste se le olvidó censarlos como es debido. Así que, ante la escasez de tierras, si había alguien que tenía que marcharse de Costa de Marfil, eran los que carecían de documentación acreditativa.

Pero también había quienes, más reflexivos, comprendían que buena parte de la culpa de la miseria la tenía el régimen de Boigny. Uno de ellos era Laurent Gbagbo. Gbagbo procedía de una familia católica del oeste. Era hijo de un policía marfileño movilizado durante la Segunda Guerra Mundial para defender a la metrópoli. Se licenció en Historia y dedicó buena parte de su actividad profesional a la enseñanza y a la Arqueología. Ya en los 70 militó en un sindicato de profesores, lo que le valió dos años de cárcel, entre 1971 y 1973.

En 1982 participa activamente como profesor de la Universidad de Abidjan en manifestaciones estudiantiles y en la creación, junto con su esposa Simone, también sindicalista y profesora de Historia, de un partido de oposición clandestino, el FPI (Front populaire ivoirien.) En 1985 se exilia a Francia, donde intenta ganar para su causa al Partido Socialista francés. Sin embargo, éste está plenamente comprometido con el gobierno de Boigny y lo ignora. A pesar de ello, logra hacerse amigo de Guy Labertit, un miembro del PS experto en temas africanos. Cuando Boigny es conocedor de los progresos de Gbagbo en París, llega a un acuerdo con el gobierno francés. Exige que Gbagbo vuelva a Costa de Marfil y a cambio garantiza su seguridad personal. Para Boigny, Gbagbo resultaba menos peligroso en Abidjan que en París. En 1988 Gbagbo vuelve a Abidjan y Boigny, presionado por Francia, debe concederle el indulto y permitir que su partido, el FPI, se presente a las elecciones en 1990. El dictador declara, resignado, "En fin... Un árbol no debe inmutarse porque se le pose un pájaro." Lo cierto era que por primera vez en más de 30 años se posaba un pájaro en el árbol de Boigny. En 1990, por primera vez en su historia, Boigny debe enfrentarse en unas elecciones a un partido rival. Gbagbo obtiene un 18% de los votos y 9 escaños de los 175. Teniendo en cuenta las dificultades para hacer frente al aparato político y mediático de Boigny, no estuvo mal.
Los lectores de este blog no son crédulos. Más de uno estará preguntándose por qué Francia protegió a Gbagbo, por qué exigió a Boigny que aceptase someterse a unas elecciones después de tantos años favoreciendo y defendiendo al dictador.

Bueno. Los dictadores al final acumulan demasiado poder y se olvidan de quién los ha puesto ahí. Papá Boigny andaba un poco defraudado últimamente con sus amigos franceses, que le habían engañado con lo de las exportaciones de cacao. De hecho tuvo un conato de rebeldía. En 1987, ante la bancarrota del país se negó a seguir pagando la deuda externa y bloqueó las exportaciones de cacao para obligar a las multinacionales a ofertar precios más altos. Pero en 1989, ya enfermo, se resigna y cede a las imposiciones del FMI. Para tenerle controlado y asegurarse además de que hacía los deberes que el FMI le había mandado, le colocan de Primer Ministro a Alassane Outtara que, con el dictador cada vez más enfermo, pasa a ser el presidente en funciones.

En 1992 Gbagbo lidera una nueva manifestación estudiantil contra las medidas económicas del gobierno. Alassane Outtara, entonces, hace firmar al moribundo presidente una leyad hoc "contra malhechores" que le permite encarcelar de nuevo a Gbagbo. Para reprimir la manifestación empleó a su jefe del Estado Mayor, un militar brutal y efectivo llamado Robert Guéi.

1993. La muerte del dictador.
En diciembre de 1993 Félix Houphouët-Boigny muere tras una larga enfermedad. Antes de morir, seguramente como un último acto de venganza contra el FMI que le había amargado los últimos años de su vida, ratificó como sucesor según la Constitución al presidente de la Asamblea Nacional, Henri-Konan Bédié, su hombre de confianza en el PDCI. Alassane Outtara, viendo que su rival se convertiría en su nuevo jefe, dimitió de su puesto de Primer Ministro y fue reclutado como Director General Adjunto del FMI.

Una vez muerto Papá Boigny, una vez vendido el país a las multinacionales, solo quedaba organizar una guerra civil para evitar que nunca más levantase cabeza. El cacao, el café y el inmenso yacimiento de petróleo que por aquellos años se empezaba a sospechar que descansaba bajo las aguas de Costa de Marfil, bien lo valían.

En la próxima entrada continuaremos con los tristes sucesos que acontecieron tras la muerte del dictador y hasta la situación presente.

Extraído de La cocina de Dizdira

26 de abril de 2011

Presentación en Iruña/Pamplona del nuevo libro en La Hormiga Atómica. "no pasaran... aunque lleven trajes.La lucha contra la extrema derecha hoy".



Está escrito por activistas de diferentes organizaciones y movimientos sociales del Estado, como Espai marx, PSUC, Die Linke, En Lucha, Izquiedra Anticapitalista, Revolta Global



En toda Europa existe una creciente amenaza de la extrema derecha. Especialmente preocupante en el Estado español es el crecimiento electoral de Plataforma per Catalunya, cuyo líder, el confesado franquista Josep Anglada, sigue el modelo de Le Pen en Francia: esconder una política de extrema derecha tras un cuidado disfraz de demócrata. En el contexto de la crisis y la posible desesperación de una parte importante de la población, frenar el crecimiento de los grupos fascistas es una tarea urgente.
El nuevo libro, 'No pasarán... aunque lleven trajes', explica desde los ejemplos históricos del fascismo clásico hasta las nuevas formaciones europeas. Detalla la situación de la extrema derecha y el racismo en el Estado español hoy. Analiza las diferentes estrategias que se han seguido frente al fascismo a lo largo de casi un siglo, y describe unas importantes experiencias recientes en diversos países. Está escrito por activistas de diferentesorganizaciones y movimientos sociales del Estado, como Espai marx, PSUC, Die Linke, En Lucha, Izquiedra Anticapitalista, Revolta Global...
David Karvala (coord.), Abdennur Prado, Alejandro Andreassi, Higinia Roig, Jaume Botey, Joel Sans, Lucia Schnell, Miguel Sanz, Miguel Urban, Pau Alarcón, Sylviane Dahan y Lluís Rabell.
-----------------------------------------------------------------

Europa osoan eskuin muturraren mehatxua gero eta handiagoa da. Bereziki kezkagarria espainiar estatuan Plataforma per Catalunyarena. Bere buruzagi, JosepAnglada frankista amorratuak, Le Pen-en Frantziako modeloa jarraitzen du: eskuin muturreko politika ezkutatu, demokrata mozorroaren azpian. Krisi garai etabiztanleriaren zati garrantzitsu baten balizko desesperazio egoera batean, talde faxisten igoera gelditzea premiazko zeregina da.
'No pasarán ... aunque lleven trajes', liburu berrian, faxismo klasikoaren adibide historikotik hasita Europako talde berrietarainoko ibilbidea lantzen da. Gaur egunean, espainiar estatuko eskuin muturraren eta arrazakeriaren egoera deskribatzen du. Ia mende batean zehar faxismoaren aurka hartutako zenbait estrategia aztertzen dituliburuak eta herrialde desberdinetan eman diren esperientziak azaltzen ditu. Hainbat erakunde eta Estatuko mugimendu sozialetako ekintzaileen artean idatzia izan da liburu hau.

Día 29, viernes a las 19.00 en La Hormiga Atómica. Curia nº 4, Frente al bar Temple
sEsto saldra en la pagina al pulsar leer mas

La extrema derecha avanza peligrosamente en Europa; la xenofobia también



El auge electoral de los Verdaderos Finlandeses en los comicios del domingo es parte de un avance generalizado de los partidos euroescépticos de extrema derecha en Europa, desde Suecia al Estado francés pasando por Austria, que evidencia una tendencia a encerrarse en sí misma frente a la crisis económica. Su impresionante ascenso complica, no obstante, la formación del nuevo Gobierno en Helsinki que liderará, previsiblemente, el conservador Jyrki Katainen.


La derecha más extrema finlandesa se ha convertido en la tercera fuerza política del país, un logro que se «inscribe en un movimiento de repliegue nacional y populista en Europa que afecta a todos, incluso a los países más ejemplares», destaca el presidente de la Fundación Robert Schuman, Jean-Dominique Giuliani. Sin embargo, su gran avance complica claramente la formación de un nuevo Gobierno finés, cuyas riendas llevará el conservador Jyrki Katainen.


Con su lema «Los finlandeses primero», la formación neopopulista se benefició del debate sobre la inmigración que afecta a Europa, -pese a que en Finlandia sólo el 3,1% de la población es extranjera- para acaparar votos, así como de la crisis económica que afecta a algunos Estados de la Eurozona y que ha forzado al resto a ser solidarios para justificar que Finlandia, considerada favorablemente por las agencias de calificación, rechace el plan de rescate europeo para Portugal, similar al que fue aprobado en el caso de Grecia e Irlanda.Finlandia es «la prueba de que el euroescepticismo puede ganar y mucho», señala entusiasmado Nigel Farage, presidente del Partido por la Independencia de Gran Bretaña (UKIP), integrante del grupo euroescéptico «Europa, Libertad, Democracia» del Parlamento Europeo.
«Hay motivos para inquietarse», admite, por su parte, el ministro sueco de Relaciones Exteriores, el conservador Carl Bildt, exhortando al vencedor de las elecciones legislativas finlandesas, el proeuropeo Jyrki Katainen, a no dejarse influir por los Verdaderos Finlandeses, informó France Presse.
Carl Bildt sabe de qué habla. En su país, los Demócratas de Suecia irrumpieron el año pasado en el Parlamento sueco, tras cambiar sus uniformes paramilitares para situarse en fila detrás de un joven líder carismático, Jimmie Aakesson.
En el Estado francés, la nueva presidenta del Frente Nacional, Marine Le Pen, desarrolla un programa de rechazo de la Unión Europea (UE) y de retórica identitaria de cara a las elecciones presidenciales de 2012, como en Austria el Partido de la Libertad (FPO), cuyo líder, Heinz-Christian Strache, canta en rap su oposición a la influencia de Bruselas o a los minaretes, o como el neerlandés Geert Wilders, quien aboga por prohibir el Corán.
«Es descorazonador»
«Es descorazonador ver un partido populista convertido en la tercera fuerza política de Finlandia», se lamentó el presidente del Partido Popular Europeo, Wilfried Martens, quien, no obstante, se mostró «profundamente convencido» de que Finlandia se mantendrá fiel a los valores europeos, «Europa debe reflexionar sobre esta evolución (política) y examinar sus causas».
Dividida en cuanto a la respuesta común que debe dar a las olas de inmigrantes que desembarca en los países sureños procedentes, estas últimas semanas sobre todo, del norte de África, Europa afronta también muchas dificultades a la hora de superar los egoísmos estatales frente a la crisis del euro y de las finanzas públicas.
«La idea del federalismo europeo era una hermosa idea, en la que yo mismo creí. Pero es un hecho que el concepto de Estado nación ha ganado fuerza y significado» en los últimos tiempos, afirma el ministro húngaro de Relaciones Exteriores, Janos Martonyi, en una entrevista publicada por el diario alemán «Die Welt».
El partido de Martonyi, el Fidesz, no duda en recurrir con frecuencia a la retórica nacionalista para competir con el ultraderechista Jobbik, conocido por sus diatribas contra la comunidad romaní.
Para Jean-Dominique Giuliani, Europa debe aportar nuevas respuestas a la tentación de un repliegue nacional y de encerrarse en sí misma: asumir, por ejemplo, «una inmigración controlada, aceptada, y concentrarse en la integración».
En el plano económico, después de «haber enviado a Bruselas un mensaje muy severo, punitivo», la Unión Europea debe dar «respuestas más positivas, portadoras de esperanza», de cara a una mejor integración económica y una «puesta en común de los riquezas».
Negociación complicada
El avance del partido Verdaderos Finlandeses, que lidera Timo Soini, a la estela de la derecha europeísta complica la formación de un nuevo Gobierno en Helsinki, que será liderado por el vencedor en las elecciones legislativas del domingo, Jyrki Katainen. Su partido, Coalición Nacional, logró una victoria histórica, pese a perder seis escaños, al convertirse en la principal fuerza parlamentaria desde la independencia del país en 1917, con 44 escaños.
El triunfo electoral le permitirá a Katainen llevar las riendas a la hora de formar una nueva coalición de Gobierno mediante una negociación que, según los analistas, será la más complicada en muchas décadas por la irrupción de las derecha más extrema y populista entre los grandes partidos. La debacle electoral de los centristas de la primera ministra, Mari Kiviniemi, que pierden 16 de sus 51 escaños y caen a la cuarta posición, anula prácticamente todas las posibilidades de reeditar la anterior alianza con los conservadores.
Una vez descartada esa posibilidad, la opción más probable es una coalición de los conservadores con los socialdemócratas, convertidos en segunda fuerza con 42 diputados, pese a perder tres escaños. Pero esta alianza -86 de los 200 escaños- necesitaría recurrir a otras formaciones para lograr una mayoría cómoda.
La idiosincrasia política finesa, dominada hasta ahora por el consenso, permite que se formen coaliciones de lo más pintorescas, por lo que a nadie le sorprendería un Gobierno formado por conservadores, socialdemócratas y ultraderechistas, que han pasado de cinco a 39 diputados, un cóctel impensable en otras latitudes.
Según analistas consultados por Efe, la entrada de los Verdaderos Finlandeses en el Ejecutivo dependerá de su capacidad para buscar el consenso y optar por el pragmatismo, una cualidad que no ha caracterizado hasta ahora a la formación.
Su líder, Timo Soini, el candidato más votado del país con más de 43.000 votos, deberá elegir entre hacer concesiones ideológicas para llegar al Gobierno o mantener sus posturas intransigentes en muchas cuestiones, especialmente en materia europea. Por el momento, parece haber optado por la segunda opción, ya que ayer mismo insistió en que la UE debe renegociar el rescate financiero de Portugal.
Soini advirtió de que si finalmente su partido entra a formar parte de la coalición de Gobierno, introducirán cambios en la postura de Finlandia ante la UE y, en concreto, en su actitud ante los rescates financieros. «Si estamos en el Gobierno, la postura no puede ser la misma que la del Gobierno anterior», dijo.
Ademas, el líder populista aseguró que los resultados de la votación pueden interpretarse como un referéndum sobre el euro, el que se negó a convocar el Ejecutivo saliente.
Tensión entre Roma y París, que mantiene sus posiciones
París intentó ayer evitar que aumente la tensión diplomática con Roma después de que ésta llegara a su punto álgido el domingo a raíz de que el Gobierno francés suspendiera la circulación ferroviaria desde la ciudad fronteriza italiana de Ventimiglia para evitar la llegada a su territorio de inmigrantes tunecinos, que desde la caída del régimen de Ben Alí en enero, han llegado por miles a Italia, pero insistió en que sólo dejará atravesar sus fronteras a quienes tengan recursos.
La decisión de París suscitó la indignación de Roma, que protestó contra los que consideró una decisión «sorprendente» y una violación de los «principios» de la Unión Europea. El ministro italiano de Relaciones Exteriores, Franco Frattini, dijo que el Estado francés teme una avalancha de inmigrantes tunecinos y, por eso, ha puesto en riesgo los principios de la Europa sin fronteras internas. Sin embargo, la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, señaló ayer que París no vulneró la normativa comunitaria en relación con la libre circulación de ciudadanos, ni su actitud supone «el fin de Schengen»,ya que, según remitieron las autoridades galas en una carta remitida a Bruselas, se decidió actuar de esa manera «por razones de orden público». Y es que el Estado francés argumentó que su decisión de interrumpir el tránsito de trenes se tomó para evitar incidentes, porque unas 300 personas organizaron una manifestación de apoyo al que llamaron «tren de la dignidad».
El Gobierno francés, que mantiene su postura al asegurar que «se aplicó la letra y el espíritu de Schengen», indicó que trabaja con sus socios comunitarios, incluida Italia, para afrontar «los importantes desafíos migratorios». Según la información facilitada por su Ministerio de Exteriores, para resolver «las tensiones migratorias» actuales hay que «encontrar soluciones duraderas conformes al derecho y a la dignidad de las personas».
La polémica no suscitó demasiadas reacciones en el Estado francés, pero sirvió para que el Frente Nacional de Marine Le Pen pidiera el cese de los acuerdos Schengen y dijera que terminar con la libre circulación en la UE «es la única solución para evitar el desembarco de clandestinos en Francia».
http://borrokan-enlucha.blogspot.com/2011/04/la-extrema-derecha-avanza.html

24 de abril de 2011

El fascismo sigue solapado,pero no vencido. Recogen firmas para que ’La Macarena’ deje de portar el fajín de Queipo de Llano





La Virgen Esperanza Macarena ha venido luciendo tradicionalmente en las procesiones de la Semana Santa de Sevilla el fajín del militar franquista Gonzalo Queipo de Llano.

A través de la web Actuable, la plataforma digital para firmar campañas, un particular ha promovido una acción para retirar el fajín que porta la virgen Macarena en las procesiones sevillanas.

La carta firmada, que se enviará a la Hermandad de La Macarena (Sevilla), denuncia que “resulta inconcebible que en pleno siglo XXI” que dicha institución haga ostentación pública “de un atributo de autoridad del directo responsable del asesinato de al menos 8.000 sevillanos, además de otros miles de andaluces y españoles en general, mediante farsas de juicio y ejecuciones extrajudiciales.”

Tampoco entienden qué beneficio puede suponer para la religión católica y la institución eclesiástica que se homenajea así a un “golpista y asesino psicópata” y “precursor de la violación en masa de mujeres como arma de guerra con el fin de aterrorizar a la población civil.”s

Julieta Itoiz: "Ya sabéis que la Alcaldesa de la ciudad( Iruña) se ha querellado contra mí a cuenta de una poesía que le dediqué..."



Ya sabéis que la Alcaldesa de la ciudad se ha querellado contra mí a cuenta de una poesía que le dediqué, que me salió de las entrañas a raíz de la actuación militar en el Euskal Jai. Todavía no me creo que alguien tan importante, que puede llegar a ser presidenta de Nabarra, que durante 12 años ha hecho lo que ha querido en esta ciudad, se meta en una querella contra mí. Yo, que ni siquiera he grabado una maqueta. Como Poeta Política que me considero, este hecho me produce tanta emoción como podría darme un conciertazo de telonera de los Public Enemy, ja, ja, ja.

Esta movida me está dando mucho trabajo, tengo la casa un poco abandonada, me descentra de mis estudios y menos mal que los hijos están de vacaciones y el ritmo es más relajado, sino, no sé cómo nos arreglaríamos. Mi cabeza no deja de dar vueltas y estoy pasando unos días muy muy especiales. Buenos? Pues si es por el apoyo de la Baska, siiiii. La gente me hace sentir parte de una Comunidad acogedora. No estoy sola, no tengo miedo ni tristeza. Malos? Pues no, preocupantes. No es baladí tener a Yolanda Barcina enfrente y entre nosotras un juez que debe decidir sobre este asunto.Pero la verdad es que no siento ningún mal rollo hacia Yolanda Barcina. Se me ha limpiado todo, no puedo más que agradecerle lo que está haciendo por mí. Y me gustaría pedirle disculpas, si se ha ofendido. De corazón. Pero eso sí, defendiendo mi derecho a expresar en el idioma del rap el dolor que me hizo y que ha hecho a mi comunidad. Cuando escribo rap, hablo de lo que me sacude por dentro. Y ella me sacudió. Y si es dura la respuesta, más duro fue lo que la ocasionó. Si no quiere que se le dedique algo así, debería ejercer otro tipo de liderazgo.

En cuanto a lo de las interpretaciones machistas, no sé, entre ella y yo no hay hombre que valga. Es algo entre dos mujeres políticas, en igualdad de condiciones. Y si le digo mujer florero, por ejemplo, lo digo porque no creo que sea libre en sus actuaciones, creo que representa a algo más fuerte que ella a lo cual obedece. Y eso es ser mujer florero, y si hubiera sido tío, pues le habría llamado calzonazos o baldragas. Y si hablo de romper su útero, es una metáfora que quiere desearle un orgasmo, que para quien no lo sepa, tienen lugar en el útero. Y eso no creo que sea machista deseárselo a nadie. Si hubiera tenido pito, habría comparado al respecto. Y no veo tampoco el machismo en ello. Que pasa, que entre mujeres no se puede hablar de asuntos del coño?.

Me encantaría estar en su lugar, con la posibilidad que tiene de convertirse en líder de la Comunidad. Y poder colaborar con el resto de la sociedad nabarra en la reconstrucción de este trocico de la Tierra, en el reciclaje del sistema capitalista insostenible que tanto daño nos hace a todos, a ella también. Pero yo no soy más que una rapera cuarentona en paro. No puedo hacer nada. Excepto una cosa. Puedo soñar. Soñar que mi rap sea una auténtica bofetada en su conciencia. Y despierte de su sueño. Y se convierta en una buena presidenta de Gobierno, que no sólo gobierne para los suyos y los intereses que le han aupado hasta ese lugar privilegiado. Que también gobierne para las poetas disidentes, para las paradas, para las familias de las pres@s y las mismas pres@s. Para la gente que nos levantamos cada día temprano con un montón de curro que hacer, gran inseguridad en el mañana y gran insatisfacción por lo que hay. Que gobierne para católicos y ateos, españoles y vascos, la montaña y la ribera, conservadores y progresistas, extranjeros y ptvs. Conde Rodezno y la Rotxa.

Porque estos momentos históricos son decisivos, no sólo para nuestra Comunidad, sino para la Especie Humana. Porque esta Crisis es la necesidad de cambiar de sistema. Y quien tenga en sus manos la Administracion común, o se pone a eso, o no vamos a salir de este desaguisado que nos ha traído la cultura del petróleo y el desarrollismo. Y también porque se está llevando a cabo un proceso de paz que puede significar el inicio de la Verdadera Transición Política después de la muerte de Franco. Ahora la gente necesitamos líderes con amplitud de miras, con corazones llenos de amor, con tranquilidad y libertad de conciencia y acción. Porque hay que descentralizar poderes, fuentes de energía, producción económica. Hay que reconstruir las redes sociales y la comunicación entre personas. Porque es hora de Sobrevivir. Le pido a Amalurra, Dios, Ala, Buda, la Vida Entera, que se cumpla mi sueño. Amén.

Julieta Itoiz

23 de abril de 2011

Los poderes públicos aún se cuelan en las procesiones.





La presencia de los poderes públicos en los ritos católicos es una constante que se transmite por todo el país y que tiene su culmen en la Semana Santa. Corporaciones municipales en pleno, alcaldes, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y hasta el Ejército se "movilizan" para rendir honores a tallas de cristos y vírgenes, obviando la imprescindible y clara separación entre la Iglesia y el Estado que debería configurar un verdadero Estado laico. El fardo de la tradición católica todavía es demasiado pesado, especialmente en estos días en que los católicos conmemoran la muerte y resurrección de Cristo.

Las procesiones de 89 localidades españolas tienen presencia militar

En esta tradición no hay banderas partidistas. Únicamente Izquierda Unida planteó en su día no participar en estos actos confesionales, pero en localidades como Córdoba todos los regidores comunistas salieron religiosamente detrás de los pasos. En Sevilla, este Domingo de Ramos fue el último en que el alcalde socialista, Alfredo Sánchez Monteseirín, presidió emocionado el palio de la Virgen de la Hiniesta, uno de los pocos de la Semana Santa sevillana que no se ha visto pasado por agua. Juan Alberto Belloch (PSOE), alcalde de Zaragoza, tiene previsto acudir el viernes a la procesión del Santo Entierro.

Situaciones similares se viven en la práctica totalidad de capitales de provincia, desde Pamplona (con toda la corporación municipal, participando en la procesión de las Cinco Llagas) a A Coruña, pasando por León, Cuenca, Valladolid o Granada.

Fuerzas Armadas
La participación de los políticos en actos religiosos fue, en su día, duramente contestada desde las filas del PSOE. Especialmente durante la primera legislatura de Zapatero. En 2008, un informe para la Fundación Alternativas titulado Laicidad, manifestaciones religiosas e instituciones públicas y elaborado por el hoy director general de Asuntos Religiosos, José María Contreras, y el catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado, Óscar Celador, planteaba la elaboración de una ley sobre neutralidad religiosa que regulase la participación de cargos públicos en ceremonias religiosas.

Los alcaldes de Málaga y Zaragoza han presidido actos católicos

La aparcada Ley de Libertad Religiosa apuntaba, siguiendo este informe, que la presencia de alcaldes, concejales, presidentes de comunidades o delegados del Gobierno en actos religiosos, de la confesión que fueran, sólo podría darse "a título individual y de forma voluntaria", y en ningún caso como representación de la institución pública a la que servían. De igual modo, se planteaba, siguiendo el Reglamento Militar, que la presencia de miembros de las Fuerzas Armadas y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado tampoco fuera obligada.

La tesis es que las procesiones son públicas, pero no estatales, de modo que no se entendería la presencia de una corporación municipal en pleno, responsables de la Policía, la Guardia Civil, el Ejército u otros privilegios como el indulto de presos o los títulos de "alcalde perpetuo" que todavía hoy tienen algunas imágenes católicas. Una propuesta que no se llevará a cabo esta legislatura y que, en la práctica, parece abonada al fracaso.

La vinculación de la religión con el Ejército viene de antaño y su ligazón sigue siendo férrea, como demuestran las negativas a retirar imágenes de la Virgen de cuarteles o la obligación de los militares de participar en ritos como la renovación de votos a la Villa o las procesiones de Semana Santa. Este año, en 89 marchas católicas habrá presencia de militares, ataviados con su vestimenta oficial. Miembros del Ejército de Tierra asistirán a 120 actos religiosos en 67 localidades, informa Servimedia.

La frustrada Ley de Libertad Religiosa preveía la asistencia voluntaria

El año pasado, después de una polémica por la poca presencia legionaria en Málaga, la ministra de Defensa, Carme Chacón, afirmó: "La presencia de las Fuerzas Armadas en la Semana Santa de Málaga como en otras partes de España se ha venido produciendo con total normalidad y queremos que siga siendo así en el futuro".

Según el Reglamento de Honores de los miembros de las Fuerzas Armadas, "cuando se autoricen comisiones, escoltas o piquetes para asistir a celebraciones religiosas con tradicional participación castrense, se respetará el ejercicio del derecho a la libertad religiosa y, en consecuencia, la asistencia en los actos tendrá carácter voluntario". Sin embargo, esto no se cumple. En la práctica, la presencia es voluntaria, siempre que se garantice la participación del regimiento en el acto religioso.
Público

22 de abril de 2011

La revolución islandesa: mucho ruido y muchos peces




La práctica pareció confirmar durante algún tiempo las tesis de una nueva generación de políticos islandeses, entre los que se encontraban David Oddsson y Geir Haarde. Sí, era posible hacer de este tradicional y lejano territorio, cuna de las sagas, el Estado más rico del mundo. En los índices de Naciones Unidas Islandia desbancaba a Noruega como el mejor lugar para vivir del planeta. “Los televisores de pantalla plana y los Range Rovers se convirtieron en los símbolos de era pre-crash”, cuenta Silja Bára Ómarsdóttir, politóloga de la Universidad de Reykiavik.
En la era “post-crash”, Islandia prueba el salir de la crisis. La actividad continúa en el mayor laboratorio volcánico de la Tierra. ¿Qué pasa cuando el capitalismo salvaje fracasa?¿Puede una moneda recuperarse después de haber perdido casi el 70 por ciento de su valor en el plazo de un solo año? ¿Cómo se enfrenta una sociedad que no conocía la escasez de trabajo a un 10 por ciento de desempleo? Y la pregunta clave: ¿cuánto tiempo requiere el saneamiento de un Estado endeudado en un 200 por ciento de su Producto Interior Bruto?“Que Dios proteja a Islandia”. Poco más se recuerda del discurso que Geir Haarde, entonces primer ministro, pronunció el 6 de octubre de 2008. Ni falta que hace. La frase es un resumen exacto. En su frenética expansión, los tres grandes bancos del país habían sido poco cuidadosos. Cuando la economía internacional entró en recesión, el castillo de naipes construido por los insaciables vikingos se vino abajo. El gobierno tuvo que intervenir. Y el Estado al margen del polo norte acabó haciendo malabarismos al borde de la bancarrota.
Pero un vikingo no se rinde tan fácilmente. “Tal vez suene a cliché nacionalista, pero somos un pueblo que, si se cae, se vuelve a levantar. Puede que esta mentalidad sea una consecuencia del clima en que vivimos. O de la cultura de la pesca: si hoy no has pescado, mañana sales otra vez”, explica Bára Ómarsdóttir.
Los peces interesan de nuevo en Islandia. Y las ovejas y los caballos. Desde el impacto colectivo del seis de octubre, se ha impuesto en la isla el regreso a las raíces.“Ahora se consumen más productos locales. Viajar dentro del país ha recuperado la popularidad perdida en los tiempos del boom, cuando los islandeses se iban de vacaciones al extranjero varias veces al año. La gente antes remodelaba sus casas completamente como si nada, hoy se recicla y reutiliza más y la ropa de segunda mano se lleva otra vez”, describe la islandesa.
“En Islandia estamos viviendo una época de grandes cambios”, comenta Bára Ómarsdóttir, y no se refiere sólo a que ahora se zurzan los calcetines que antes se tiraban. Lo que en la isla se ha puesto en marcha es una verdadera revolución: la “revolución de las cacerolas”, la llaman, porque armados con ellas salieron los ciudadanos a hacer ruido frente al Parlamento de Reykiavik hasta que en enero de 2009 cayó el gobierno de Haarde. Así no se protestaba desde hacía 60 años, cuando el país se convirtió en contra de la voluntad popular en miembro fundador de la OTAN.

La renuncia del primer minsitro -enfermo de cáncer- y el castigo de su Partido de la Independencia en las posteriores elecciones anticipadas no bastó, sin embargo, para calmar la ira de los islandeses. También David Oddsson, el antecesor de Haarde que pasó de la jefatura del Ejecutivo a la del Banco Central con el correspondiente e ignorado conflicto de intereses, tuvo que dejar el cargo. En abril de 2010, una investigación parlamentaria llegó a la conclusión de que ambos, así como otros altos funcionarios, habían propiciado con su negligencia el colapso financiero. Haarde tendrá que responder por ello ante la Justicia.
Islandia intenta empezar de nuevo. Recuperar los valores perdidos entre las puertas que abría el dinero. Reordenar las prioridades: en la vida cotidiana, y también en la política. Ahora los islandeses no sólo se acuerdan de sus peces, sino también de que su Althing es uno de los parlamentos más antiguos del mundo. En esta Asamblea se reunían los goði, los jefes de los clanes previos a la introducción del cristianismo, ya desde 930. Siempre en absoluta igualdad.


“El principio de que todos somos iguales forma parte de nuestra identidad nacional. Nadie, independientemente de su posición, tiene derecho a apropiarse del poder”, afirma Bára Ómarsdóttir. 1.200 ciudadanos de la isla fueron elegidos al azar en 2009 para participar en un “encuentro nacional” junto con organizaciones, grupos de presión y políticos, y debatir -todos al mismo nivel- las opciones de futuro del país. Ahora, 25 personas corrientes -y ningún político- tratan de incluir en la Constitución las propuestas formuladas en aquella reunión.
Silja Bára Ómarsdóttir se sienta en la nueva asamblea constituyente. “Por supuesto que es un honor para mí haber sido seleccionada”, reconoce. Los únicos requisitos que se pedían: ser mayor de 18 años y contar con 30 firmas de apoyo.
“Todavía no sabemos muy bien qué cambios vamos a hacer en la Constitución: si se va a rescribir entera o si sólo vamos a introducir en ella algunas modificaciones. Acabamos de empezar a trabajar y aún estamos familiarizándonos con las ideas del encuentro nacional”, cuenta la politóloga. “En realidad, la tarea de reformar la Constitución estaba pendiente desde nuestra independencia en 1944. Ahora han confluido una serie de factores que la han hecho posible y espero que, al final del proceso, hayamos logrado darle más espacio a aspectos como que el poder emerge de la nación, los valores humanistas y los temas medioambientales”.
Con 320.000 habitantes, en Islandia casi sobran los apellidos. Pero el tamaño no es relevante a la hora de poner en marcha la democracia participativa, opina Bára Ómarsdóttir: “cualquier país puede elegir a un grupo de personas para que redacte una Constitución. También aquí había gente en contra de optar por este camino, pero al final no pudo imponerse, y yo me alegro”.


El tamaño tampoco parece ser decisivo en otro frente de batalla: impertinentemente se niegan los islandeses a costear de su bolsillo la deuda que sus bancos contrajeron con clientes británicos y holandeses, y que las arruinadas entidades ya no pueden reembolsar. Londres y La Haya asumieron temporalmente la indemnización de sus ciudadanos, y ahora le reclaman a Reykiavik 3.800 millones de euros. Un acuerdo entre los tres Estados -aprobado por el gobierno y el Parlamento islandeses- preveía la devolución de la suma en un plazo de 15 años al 5,55 por ciento interés. Pero el presidente de la república impuso su veto, yen referéndum los islandeses dijeron “no” en dos ocasiones, la última este pasado 10 de abril.
El pago haría aumentar aún más el endeudamiento islandés y volvería a despertar el fantasma de la bancarrota. Pero no el hecho de reintegrar el dinero en sí es lo que provoca la oposición popular, sino las condiciones del acuerdo. Entretanto se rumorea que podría circular una versión mejorada del documento, pero ya desde el primer rechazo en las urnas cayó el sistema con toda su contundencia sobre Islandia: los créditos internacionales concedidos al país como apoyo en la crisis quedaron en suspenso, la solicitud de ingreso en la Unión Europea en entredicho.
La entrada en la UE preocupa poco en Islandia. Durante la pasada la presidencia española quedó claro que el conflicto con Gran Bretaña y los Países Bajos discurriría al margen de los contactos para el acceso y, en cualquier caso, la idea de pertenecer al club comunitario y tener que someterse a sus reglas pesqueras apenas cautiva en estas latitudes.
Más peligroso podría ser que los combativos ciudadanos tuvieran que aprender que las fuerzas del mercado son demasiado potentes para una sola isla volcánica, incluso si es la mayor del mundo. Al final, directa o indirectamente, van a acabar pagando la carísima porcelana resquebrajada por sus bancos, cree Bára Ómarsdóttir. “Por eso, yo hubiera preferido que se llegara a una solución negociada desde el principio”, dice. Pero, ¿qué clase de justicieros y ecuánimes vikingos habrían sido esos?
http://periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/la-revolucion-islandesa-mucho-ruido-y-muchos-peces.html

20 de abril de 2011

La gran transición geopolítica: Crisis capitalista, ciclos hegemónicos y distribución del poder.



El propósito de esta reflexión se configura en torno a tres ideas-fuerza:
1ª) En las relaciones trasnacionales la economía-mundo capitalista vive una mutación, una reordenación sistémica. Afrontamos una transición geopolítica de enormes dimensiones, su fundamento es la redistribución sustancial del poder político a nivel mundial.

2ª) América Latina y el Caribe tienen ante sí una gran oportunidad histórica, para ser sujeto y no mero objeto en esta transición. Esta región es una de las "líneas de fractura" del sistema-mundo. Por primera vez en décadas es un territorio en disputa entre las grandes potencias. La conmemoración del bicentenario de la independencia enlaza en el momento actual con esta cuestión. Es una nueva oportunidad histórica para engarzar la emancipación social con la independencia nacional y la soberanía con la unidad Latinoamericana.

3ª) Necesidad de un "nuevo regionalismo" para ello hay que salir del "cosmopolitismo de mercado" y organizar una nueva unidad que permita un modelo de desarrollo social, económico y ecológicamente sostenible. En definitiva; convertirse en un sujeto político internacional que de protagonismo y voz a lospueblos del continente.
I. El mundo está cambiando de base.En Noviembre de 2008, el Consejo Nacional de Inteligencia (órgano de análisis y planificación ligado a la CIA) hizo público el informe "Tendencias globales 2025"[1]. En él se afirmaba lo que conocidos especialistas norteamericanos venían advirtiendo hacía años. Sintetizando, en este se plantea cinco grandes cuestiones. En primer lugar señala que la tendencia dominante evoluciona hacia una organización multipolar del mundo. En segundo lugar los EEUU seguirían siendo la potencia predominante, aunque tendrían que adaptarse y compartir el poder a nivel planetario. En tercer lugar la emergencia de otras grandes potencias (específicamente China e India). Su capitalismo es muy diferente al de los EEUU. La intervención del Estado y un control de éste sobre los flujos de capitales, servicios, personas y tecnología, son su carta de naturaleza. En cuarto lugar se abre paso una nueva centralidad, los problemas ecológicos globales, la reducción de los recursos naturales, cada vez más escasos abre nuevos marcos de confrontación internacional. En quinto lugar, pensar la seguridad desde una visión global donde lo militar, los recursos del planeta y el llamado cambio climático se entrecruza y definen una nueva visión de la estrategia y de la geopolítica. Este informe, que está disponible en la red, da muchas pistas sobre lo que se ha venido en llamar la revolución en los "asuntos militares". El paso a un mundo multipolar cuestiona un elemento central de la estrategia norteamericana: impedir que surja una potencia o un conjunto de potencias que pueda a medio y a largo plazo cuestionar el superpoder norteamericano.
Robert Kagan[2], también en el 2008, publicó un libro con el significativo título de "El retorno de la historia y el fin de los sueños". Este autor, uno de los teóricos más reputados de la derecha extrema norteamericana y coautor del "Proyecto para un Nuevo Siglo Norteamericano", sostiene una tesis aparentemente simple. El mundo ha vivido un sueño, una ilusión transitoria llamada globalización. La historia, emerge de nuevo como conflicto por el poder a nivel mundial de un conjunto de potencias en competencia. Para el autor, la línea divisoria está situada en la defensa de las democracias de mercado frente al supuesto autoritarismo de las potencias emergentes. Obviamente, la clave son los EEUU y su capacidad para liderar política y militarmente el "mundo libre".
Zbigniew Brzezinski[3] otro autor de mucho mayor nivel y capacidad, publicó también en ese año, un libro llamado "Tres presidentes: La segunda oportunidad para la gran superpotencia americana"; la tesis que mantiene este conocido "halcón" demócrata es, en muchos sentidos sugerente. Según él, estaríamos ante el "despertar político global", caracterizado "por ser históricamente antiimperial, políticamente antioccidental y emocionalmente antinorteamericano en dosis crecientes. Este proceso está originando un gran desplazamiento del centro de gravedad mundial lo que, a su vez, está alterando la distribución global de poder con implicaciones muy importantes de cara al papel de EEUU en el mundo". De este análisis sorprende la lucidez y su tono; argumenta que EEUU tiene una segunda oportunidad, no habrá una tercera si no es capaz de responder a los retos y desafíos de la fase geopolítica que está viviendo la humanidad en este comienzo del siglo.
La percepción del autor es muy aguda cuando dice (téngase en cuanta que el libro se escribió antes del agravamiento de la crisis financiera internacional) que "en vista del endeudamiento global de los EEUU (prestatario actual del 80% aproximado de los ahorros totales del mundo) y de sus enormes déficits comerciales, una crisis financiera de grandes proporciones, sobre todo en el actual contexto de predominio del sentimiento antinorteamericano (tan emocionalmente cargado como mundialmente generalizado), podría tener enormes consecuencias para el bienestar y la seguridad Estadounidenses", siguiendo esta reflexión podemos analizar la crisis económica como efecto y causa de los conflictos geopolíticos subyacentes. Lo hemos hecho poniendo atención en lo que piensan y maquinan las instituciones e intelectuales del "establisment" norteamericano que muchas veces aciertan más que los intelectuales críticos del sistema.
II. La crisis: de la economía a la geopolítica.
Alguna vez he usado la metáfora de Sapir[4] del "virus mutante" para expresar gráficamente las dimensiones de la crisis. Primero, fue la crisis de las hipotecas basura y, posteriormente del sistema hipotecario norteamericana en su totalidad, después el virus mutó y puso en crisis al sistema financiero mundial. El pánico llegó y estuvo a punto de hacer estallar las relaciones económicas internacionales. Más tarde, una nueva mutación lo convirtió en la crisis de las deudas soberanas y, actualmente, estamos en lo que el ministro de hacienda brasileño llamó "guerras monetarias", es decir, el ciclo se cierra y se convierte en un conflicto geopolítico. La moneda es poder concentrado y el conflicto entre ellas expresa las realidades de la relación de fuerzas internacionales.
Se podría decir que estamos ante una salida neoliberal a la crisis del neoliberalismo. Entre otras consecuencias dicha salida agravará la crisis, agudizará los conflictos geopolíticos, acentuará la degradación en el nivel de vida y en las condiciones laborales de las clases trabajadoras en el centro del sistema y en la periferia. Hasta ahora estamos, como en toda la etapa anterior, en una "lucha de clases" desencadenada desde arriba, con escasa respuesta del movimiento obrero y sindical y que encuentra a la izquierda, en cualquiera de sus acepciones, sin ideas y sin proyectos.
Ahora bien, ¿qué pone en crisis a esta crisis? Lo que ésta crisis cuestiona radicalmente es la respuesta que se dio a otra crisis, la de los años 70. Lo que hoy se pone en tela de juicio es todo ese complejo histórico que simplificando mucho hemos llamado Neoliberalismo y que, como antes se indicó, fue una respuesta concreta a una crisis concreta. Hay, pues, un ciclo largo que comienza en los 70, que se estructura en los 80 y que llega hasta el presente.
El capitalismo es siempre una realidad histórica, una configuración social, económica históricamente determinada. Si partimos de la idea de que las crisis son siempre un elemento central de su modo concreto de funcionar y organizarse; deberíamos concluir que son las crisis y las respuestas a ellas (desde una específica correlación de fuerzas) las que marcan las etapas del capitalismo. Resumiendo: el capitalismo histórico hoy dominante es el Neoliberal y la alternativa es al capitalismo neoliberal. Si esa supuesta alternativa conduce a un nuevo capitalismo o a algo que vaya más allá, depende de la correlación de fuerzas y de la capacidad de la izquierda social y cultural, para organizar una mayoría social capaz de promover una sociedad en transición al socialismo.
Walden Bello[5], con mucha elegancia, ha sabido expresar las características de la ofensiva del capital. La restauración de su poder de clase es el contenido esencial del neoliberalismo y hoy, a mi juicio, se encuentra en una crisis profunda. Cuando digo crisis, no digo hundimiento, simplemente constato la lucha y el conflicto, por tanto su cuestionamiento. Bello habla de que esta reorganización del poder del capital tiene tres fundamentos: El primero, las políticas neoliberales se han concretado en el así llamado "Consenso de Washington", han significado un inmenso transvase de rentas, riqueza y poder hacia la oligarquía y la plutocracia internacional. Lo segundo, él lo llama "acumulación extensiva", la puesta a disposición del capital de un gigantesco ejército de reserva mundial de sociedades pre y pos capitalistas y de sectores sociales en vías de mercantilización. En este sentido, parafraseando a Harvey[6] diríamos que cada crisis supone también procesos de "acumulación por desposesión" como una característica permanente del funcionamiento del sistema. El tercero, lo definió como "acumulación intensiva" o financiarización de la economía. Es el aspecto central de su argumentación. La financiarización significó la vía de escape para eludir las tendencias al subconsumo o a la sobreproducción que las políticas neoliberales traían consigo. Es, en la llamada economía real, donde están los problemas, por así decirlo, reales. Es justo reconocer la aportación de los "viejos Magdoff y Sweezy" cuando en los años 80, le dieron toda la importancia a este fenómeno y lo introdujeron como elemento central en su teoría del "Capital Monopolista´[7]
Pues bien, es todo este complejo histórico lo que se encuentra hoy en crisis. Antes se argumentó que las distintas etapas del capitalismo venían marcadas por las crisis y las respuestas a las mismas. Ahora habría que señalar que estas también se relacionan con las potencias hegemónicas y con la distribución del poder a nivel mundial. No es casual que la etapa neoliberal del capitalismo esté asociada a la ofensiva norteamericana en un momento (los años 70) donde su hegemonía estaba siendo cuestionada. Tampoco es casual, que la crisis actual tenga su epicentro en los EEUU y de nuevo, se cuestione su poder.
III. USA: ¿una crisis de hegemonía?
No es éste el lugar para entrar a fondo en el debate existente sobre los problemas del dominio en las relaciones internacionales. La escuela de la economía-mundo y específicamente Arrighi[8], han hecho aportaciones, a mi juicio fundamentales, de las cuales es necesario partir. Como es sabido, este autor relaciona, siguiendo a Braudel y a Marx, los ciclos sistémicos de acumulación con los ciclos hegemónicos. Específicamente la financiarización de la economía mundo se relacionaría con los esfuerzos de una potencia en declive por mantener sus posiciones hegemónicas. Creo que es una hipótesis que merece la pena argumentarse.
En efecto, insistiendo en lo que antes se dijo, la clave de esta crisis estaría en los años 70 y las respuestas a la misma. En momentos de crisis del capitalismo, de cuestionamiento de la hegemonía norteamericana en el mundo y de avance de los movimientos de liberación nacional y social, las clases dominantes iniciaron una contraofensiva que dura hasta el presente. El informe de la Trilateral sobre la ingobernabilidad de las democracias pone fecha a la ofensiva ideológica y supone, hay que tenerlo en cuenta, que las salidas a las crisis son siempre políticas y dependen de la lucha de clases en curso. Crisis es siempre movimiento, restructuración, cambio y excepción que se convierte en regla.
La ruptura de Nixon con el sistema de Bretton Woods y, sobre todo, el golpe de Estado de Volker en los 80 inician la financiarización de la economía mundial y la conversión de EEUU de una economía acreedora a una economía deudora. Juan Ramón Capella y Miguel Ángel Lorente, en un excelente libro[9] han llamado la atención sobre la novedad que significó que la economía norteamericana se financiase sistemáticamente recurriendo al mercado mundial y colocando los bonos del tesoro. Estamos hablando (2007) de que EEUU consiguió apropiarse de más del 40% del ahorro mundial. Se creó un gigantesco mecanismo de trasvase de capitales hacia los EEUU, necesario para financiar el consumo, la gigantesca maquinaria militar y las guerras que este país desplegaba en el mundo.
Para decirlo desde otro punto de vista, las reglas de juego que se fueron estableciendo consistían en que se prestaba dinero a EEUU a cambio de que se convirtiera en los grandes consumidores de la economía mundial, es decir, una economía básicamente parasitaria del resto del planeta, al que le vendían protección militar e instituciones financieras capaces de asegurar el control que la plutocracia internacional ejerce sobre el resto de mundo.
¿Quién compra los bonos norteamericanos actualmente? Básicamente China, Japón, los países petroleros de Oriente Medio, Rusia, hasta Nigeria acaba financiando a EEUU. Así de simple. Con mucha razón, Oscar Ugarteche y Leonel Carranco[10] han podido hablar con ironía de la decadencia del otrora todopoderoso G7, como los países ricos altamente endeudados (los PRAE).
Estos autores han analizando con detenimiento los cambios que se han ido produciendo en la economía capitalista y el papel de los Estados en ella. Por ejemplo, si hablásemos de lo que sería el G7 en el 2010 (medido en paridades de compra) observaríamos que ya no estarían en él, ni Francia, ni Canadá, ni Italia, ni Gran Bretaña, mientras aparecen China, India, Rusia y Brasil. Es más, Leonel Carranco, partiendo de los datos del FMI, plantea que en el 2016 China alcanzará a los EEUU y que el tercer lugar lo ocuparía la India. Se trata de cambios radicales que, tarde o temprano, terminarán teniendo consecuencias geopolíticas y que inauguran una larga etapa de conflictos, de crisis y seguramente de guerras. Supondrán desde luego, profundos cambios en las instituciones económicas internacionales. Modificará el marco de representación en las Naciones Unidas y especialmente en el Consejo de Seguridad. Sobre todo, se producirá el cuestionamiento del dólar como moneda de reserva internacional.
Hay que tener en cuenta que los llamados BRIC, como lo hace Leonel Carranco,[11] configuran los auténticos motores de la económica mundial y que más temprano que tarde terminarán por cuestionar las reglas del juego que organizan el poder. A este proceso Samir Amín lo llamó con gran lucidez el "capitalismo colectivo de la Triada" Estos países se caracterizan por ser, en primer lugar Estados continentales, con grandes territorios, población creciente y culturas antiguas y arraigadas. En segundo lugar, todos, en un uno u otro momento, han rechazado las directrices del "Consenso de Washigton". En tercer lugar, todos defienden una estrategia nacional de desarrollo desde el fortalecimiento del papel del Estado convertido en el centro y articulador del proyecto nacional. En cuarto lugar, estos países no sin dificultades ni conflictos, están empeñados en construir un auténtico Estado nación e integrar a las clases subalternas en él. Seguramente ha sido Ha-Joon Chang[12]el que mejor ha sabido explicar estos cambios desde una crítica histórica a los conceptos de librecambio, proteccionismo y al papel del ahorro externo como motor de crecimiento.
Parafraseando a Gramsci podríamos decir que en EEUU se "anudan todas las contradicciones" . La crisis, su duración, su intensidad y sus consecuencias de todo tipo están relacionadas con el mantenimiento o no de su hegemonía en el mundo. La decadencia norteamericana, tal y como la definen numerosos autores, no necesariamente significa colapso y mucho menos hundimiento. Una potencia como la norteamericana que gasta más del 50% del presupuesto militar mundial y que tiene más de 700 bases militares en el mundo, intentará siempre hacer prevalecer política y militarmente lo que ya no puede hacer económicamente, es por ello que en este año fiscal con Obama, se alcanzó otra cifra record en el gasto militar. Todo ello en un contexto de rearme generalizado específicamente en América Latina y El Caribe.
Pensar la decadencia de una potencia de estas dimensiones, sumada al agravamiento de los problemas medioambientales y de las desigualdades en un mundo en crisis requiere de mucha lucidez y de una importante capacidad de intervención de los pueblos. Antes se ha dicho y conviene insistir: la más sólida tradición del movimiento obrero ha ligado siempre competencia intercapitalista con el Imperialismo y con la militarización de las relaciones internacionales. Vivimos una gran transición geopolítica y debemos tener en cuenta que todas las anteriores se han resuelto, de una u otra forma, con gravísimos conflictos armados.
IV. América latina y El Caribe: ¿Eslabón débil?
Para muchos pudo ser una sorpresa que fuese precisamente en América Latina y El Caribe donde se produjeran las resistencias más duras al Neoliberalismo, y que más allá acabaran por convertirse en proyectos con una explícita vocación socialista. El continente fue el laboratorio de las políticas Neoliberales. Estas significaron auténtica y genuinamente una contrarrevolución restauradora del poder de las oligarquías y de las grandes transnacionales. Sus consecuencias fueron también muy conocidas: como en la Conquista, el Neoliberalismo fue impuesto a sangre y fuego por medio de unas dictaduras militares con vocación de fundar un nuevo tipo de Estado y de unas nuevas relaciones entre la sociedad, la política y la economía, cuyo objetivo último –lo ha repetido muchas veces Perry Anderson- fue seccionar de raíz la experiencia organizativa, la memoria y la capacidad de generación de alternativas e impedir que el socialismo en cualquiera de sus acepciones pudiese resurgir en un futuro. Como indicamos anteriormente, se utilizó la violencia más extrema. Sus consecuencias aún perduran: crecimiento de la pobreza y la exclusión , desestructuración social, pérdida de las identidades colectivas y la progresiva conversión de muchos países en "Estados fallidos" ; al final, es una de las muchas paradojas del Neoliberalismo, el llamado triunfo de la sociedad civil se convierte en el territorio privilegiado de los grupos de poder económico, en perfecta relación con las mafias de todo tipo y mediante la captura de un Estado para convertirlo en correa de transmisión de los intereses más oscuros, ante la impotencia, ahora sí, de la sociedad sometida al doble tirón de la involución social y la anomia colectiva.
Como antes se indicó América Latina fue un terreno privilegiado de resistencia, con capacidad y la imaginación suficiente, para convertirse en alternativa de gobierno y de poder. Esto fue lo decisivo. Cuando dichas alternativas provocaron una crisis de Régimen, los procesos se radicalizaron hasta plantearse la construcción de un nuevo tipo de Estado, una nueva matriz de poder al servicio de los de abajo. En otros lugares, las resistencias se convirtieron en alternativas electorales; tuvieron que vérselas con unas clases dominantes que no habían perdido su poder ni su influencia electoral. Los ritmos, la hondura y profundidad de los cambios fueron definidos por la capacidad del Movimiento Popular para convertirse en alternativa electoral y de poder.
América Latina, como se señaló anteriormente, es un territorio en disputa. Si partimos de la historia de las relaciones entre América Latina y el Caribe con los EEUU, tal como lo hace Peter Smith, [13] llegaríamos a la conclusión de que esta confrontación es parte de un conflicto más global, donde entran en juego desde la época colonial las distintas potencias mundiales y las diversas etapas que han configurado su evolución histórica. El autor señala, lo que otros investigadores han documentado fehacientemente: la construcción de los EEUU como nación ha Estado indisolublemente unida a su constitución como imperio. Basta mirar su mapa y conocer su historia para darse cuenta con toda claridad que su actual territorio se ha hecho a costa de otros países, utilizando la expropiación, la venta o la invasión. Las clases dirigentes de EEUU asumieron que tenían un "destino manifiesto", una vocación casi natural al liderazgo continental. Antes de la "doctrina Monroe" (1830) se planteó con toda radicalidad que sus intereses estratégicos estaban determinados por dos principios: asegurar su hegemonía en el continente; e impedir la presencia de otras potencias. Eso explica la tibieza con que presenciaron, la lucha por la independencia de América Latina y su sistemática determinación para neutralizar la configuración de otros poderes alternativos que cuestionaran su dominio.
Ncholas Spykman ha sido con mucho el analista geopolítico norteamericano más importante del siglo XX. Su doctrina sigue siendo hoy el núcleo de la estrategia que despliega en el continente la gran potencia dominante. Este distinguía entre América del Norte, anglosajona y europea del resto; consideraba que el "mediterráneo" circunscrito por Méjico, Centroamérica, El Caribe y los propios Estados Unidos, era de su uso exclusivo. No era permitido compartir el poder con otra potencia. Cualquier modificación en este "estatus quo" siempre afectó[14] y seguirá afectando directamente a los intereses estratégicos más inmediatos de Norteamérica. Desde esta perspectiva los peligros provendrían de los procesos de unidad e integración que se pudiesen articular en el gran "Continente Sudamericano". Spkyman fue al respecto extremadamente claro y rotundo: en caso de su unidad económica y político-militar, la respuesta no podría ser otra que la guerra. En lo fundamental, esta doctrina ha sido con unos u otros tonos repetida por los estrategas tanto civiles como militares de los EEUU.
Cuando hablamos de un territorio en disputa lo hacemos desde un doble vertiente: un conjunto de gobiernos se plantean explícitamente romper las reglas de juego que perpetúan la dominación imperial (países del Alba) y otros desde posiciones menos radicales, impulsan la integración regional más allá de los límites del mercado. Desde el punto de vista externo las grandes potencias emergentes, (China, India, Rusia) han hecho de los recursos que América Latina y El Caribe tienen en abundancia, un elemento esencial en su estrategia de desarrollo nacional.
La coyuntura Latinoamericana y caribeña está marcada, al menos por cuatro grandes cuestiones: la primera es el desacople relativo de su economía respecto a la crisis. No ha sido la primera vez, ni seguramente será la última, ha ocurrido en otras épocas. Cuando el Centro está en crisis, las periferias tienen oportunidades para integrarse y fundar nuevas relaciones entre sí. El impulso viene de la exportación de productos primarios, con el subsiguiente riesgo de perpetuar el modelo primario-exportador. Las potencias emergentes vienen a por materias primas, minerales, energéticas y alimentarias y lo hacen sobre un plan integral al servicio de sus intereses nacionales.
Un segundo elemento tiene que ver con la contraofensiva norteamericana. Su existencia es algo imposible de negar y se ha incrementado después de la llegada del Obama al poder. Es claro que las élites norteamericanas están convencidas que su declive se puede evitar o ralentizar si se vuelve de una u otra forma al control de América Latina y El Caribe. El restablecimiento de la cuarta flota, hecho que no se producía desde la década de los años 40; el incremento de las bases y la presencia militar norteamericana en el continente, sobretodo en zonas de alto nivel de conflicto por su proximidad a recurso naturales vitales, como el agua, los hidrocarburos, la biodiversidad, etc. La aplicación por Hillary Clinton de lo que ella llama, "el poder inteligente", es decir, una combinación de poder duro y blando, tuvo su primera manifestación en el golpe de Estado de Honduras, todo ello en un contexto de rearme acelerado de la región. Baste un ejemplo; nada más conocer el gobierno brasileño las dimensiones de sus reservas petrolíferas de Pre-sal, encargó la compra de dos submarinos nucleares y un nuevo portaaviones a Francia. El gobierno brasileño no reconocerá que el enemigo son lo EEUU pero los hechos son los hechos y demuestran que los recursos naturales latinoamericanos cada vez más serán importantes para la economía internacional, riesgosos para su seguridad y determinantes en el balance de fuerzas de la región.
La tercera cuestión está marcada por el reflujo de lo que se ha llamado el "espíritu de Porto Alegre" y por las señales de estancamiento de algunos de los procesos más avanzados en el continente. Parecería que la lucha social y los movimientos de solidaridad, hubieran perdido peso y significación política, precisamente cuando el Neoliberalismo entra en crisis y los EEUU viven una época de declive rápido y acentuado. Venezuela, Ecuador y Bolivia, manifiestan señales de agotamiento de un ciclo reformista y de la necesidad, por decirlo así, de un nuevo impulso que de prioridad a la solución, no retórica, de los problemas reales.
Cuarta: Brasil se está convirtiendo en el elemento central de la política latinoamericana y una de las potencias emergentes. Es un Estado-Nación y tiene intereses geopolíticos en toda la región. La transición geopolítica mundial que analizamos, lo convierte en uno de los pivotes de la restructuración mundial del poder y más tarde o más temprano, tendrá que definir, en las nuevas condiciones, su estrategia y su relación con los EEUU.
Las últimas elecciones presidenciales han mostrado con mucha claridad las diferencias entre las élites políticas brasileñas respecto a sus relaciones internacionales. Para la derecha "paulista", la opción sería llegar a un acuerdo con los EEUU y definir zonas específicas de influencia evitando cualquier conflicto serio entre los dos países. Para el "lulismo" el acento se pondría en la integración sudamericana como zona de acción preferente y como agregación de fuerzas para ser un sujeto activo en el nuevo orden internacional en medio de un proceso de cambio acelerado. No se debe olvidar que Brasil ha definido intereses y políticas para África, especialmente para la zona subsahariana, y que busca una concertación estable con la potencia hegemónica en la zona que es Sudáfrica.
V. Conclusión: ¿Un nuevo regionalismo?

Todo lo anterior, en el contexto de un bicentenario que no puede ser sólo retórico, explica la urgente necesidad de la unidad e integración latinoamericana. La llamada agenda de la integración ha avanzado mucho en América Latina en los últimos años. El proceso sin duda va a continuar. Desde hace algún tiempo y en función de las nuevas experiencias se está hablando de un "regionalismo post-liberal"[15], caracterizado por tener más en cuenta la política, el Estado y el bienestar de las poblaciones, dejando en su segundo plano un tipo de integración que ha estado guiada por las transnacionales.
La integración autónoma tiene al menos tres grandes objetivos: Primero, negociar en posiciones de fuerza con el "amigo del Norte" y con las grandes transnacionales; en segundo lugar intervenir y ser sujeto en ese nuevo orden internacional en proceso de configuración; en tercer lugar, lo que podríamos llamar las promesas incumplidas de la Independencia; es decir, soberanía nacional, desarrollo económico y justicia social. Estas tres cuestiones de una u otra forma ya están en la agenda de la Integración. Hay que resaltar que se enfrentan a obstáculos formidables y que, como otras veces en la historia, sus resultados no están garantizados. En efecto, existen diferencias políticas substanciales en el interior de cada uno de los Estados y en la relación entre ellos. Hay que reconocer que no existe hoy un proyecto común de integración suficientemente articulado y social e ideológicamente legitimado. En segundo lugar existen profundas diferencias estructurales -económicas, poblacionales y territoriales- entre dichos Estados que dificultan la puesta en práctica de políticas compartidas y órganos capaces de ejecutarlas. En tercer lugar las dimensiones de Brasil acentúan el riesgo de que dicha integración configure una zona fuertemente hegemonizada por este país. Los riesgos de que se cree un nuevo "subimperialismo" conducido por la nueva potencia emergente, aparece como algo más que un simple prejuicio. En cuarto lugar, la presencia activa de las grandes potencias que buscan y privilegian más a las relaciones bilaterales con los Estados de la región que acuerdos multilaterales.
A pesar de todas las dificultades, y asumiendo las contradicciones como reales, no hay alternativa a la Integración: si América Latina y el Caribe no se unen en un proyecto común, van a contar o van a influir muy poco en el Nuevo Orden que se está configurando y terminarán por caer de nuevo bajo el control, hasta cierto punto más dramático que antes, de una superpotencia norteamericana en decadencia. Este es el desafío que requiere, sobretodo del protagonismo activo y militante de los pueblos: la unidad y la Integración Latinoamericana es demasiada importante para dejársela sólo en manos de los políticos.

Manuel Monereo es miembro de la Coordinadora Federal de Socialismo 21
________________________
Notas.
[1].http://www.dni.gov/nic/NIC_2025_project.html
[2] Kagan, R. El retorno de la historia y el fin de los sueños. Edit. Taurus. Madrid 2008
[3] Brzezinski, Z. Tres presidentes: .Una segunda oportunidad para la supervivencia norteamericana. Edit. Paidos. Barcelona 2008
[4] Sapir, J: El nuevo Siglo XXI. Del siglo americano al retorno de las naciones. Edit. El viejo Topo. Barcelona 2009.
[5] Sin Permiso, 05/10/2008
[6] Harvey, D. Breve historia del Neoliberalismo. Edit. Akal.2007
[7] Esta aportación es resaltada por sus discípulos Foster, B.J y Magdoff, F en La gran crisis financiera. Causas y consecuencias. Edit. Fondo de cultura económica. Madrid 2009. Dicho libro es una aportación muy sustancial al análisis de la crisis desde un punto de vista marxista.
[8] Arrighi, G. Adam Smith en Pekín. Orígenes y fundamentos del siglo XXI. Edit. Akal. Madrid 2007
[9] Capella, J.R y Lorente , M.A. El Crac del año 8 .La crisis .El futuro. Edit. Trotta. Madrid 2009.
[10] http:// alainet.org/active/29597
http://alainet.org/active/42197
[11] Corea del Sur, Turquía y Indonesia.
[12] Chang, Ha- J. Retirar la escalera. Edit. La catarata. Madrid 2004
[13] Peter H, Smith, P. Estados Unidos y América Latina: hegemonía y resistencia. Edit. PUV. Valencia 2010.
[14] Esto explica en gran parte el conflicto con Cuba.
[15] Cienfuegos, M y Sanahuja, J.A. Una región en construcción. Unasur y la integración en América del Sur. Edit. CIDOB. Barcelona 2010


Escrito por Manuel Monereo / Socialismo 21

18 de abril de 2011

SEMANA SANTA Y SANTA INQUISICIÓN



Zapatos castigadores



I.A. En estos dias en que las calles de nuestras ciudades están ocupadas por los desfiles procesionales, es conveniente conocer el origen de estos actos, que no fue otro que el de castigo a los herejes moriscos, judeizantes o de otras sectas cristianas contrarias a los dogmas del catolicismo. La típica imagen del “nazareno”, no es sino la imitación del condenado con el “sambenito” en la cabeza. A continuación ofrecemos otros de los métodos de tortura de esta institución.


Zapatos castigadores
Zapatos castigadores: Los zapatos metálicos de la imagen poseen en la planta unos pinchos que en caso de apoyar al planta de pie se clavan por la parte baja del pie, para no perforarte debias mantenerte de puntillas el máximo tiempo posible, para más sufrimiento este método de tortura se combinaba con un sistema que inmobilizaba las manos y muñecas cerca de la cabeza y te obligaban a permanecer erguido.

¿Cuanto tiempo piensas que podrías aguantar de puntillas para no clavarte los afilados pinchos en la planta de los pies?

Purificando el alma: En muchos países católicos, el clero creía que las almas malditas se podían limpiar si se hacia ingerir al condenado agua hirviendo, carbón ardiendo o ambas en combinación.

Esta tortura solía producirse después de que el prisionero hubiese confesado su herejía cosa que normalmente ocurría tras haber sido previamente torturado y en muchos casos antes de ser ejecutado.

¿Te imaginas ser obligado a tragar agua hirviendo o trozos de carbón al rojo vivo?


Jaula colgante
La jaula colgante: La víctima era inmovilizada por una jaula, normalmente se colgaba al preso desnudo para ser expuesto a la multitud como símbolo de terror. La muerte podía tardar semanas, en las cuales el torturado podía fallecer debido al extremo frio, el calor o como en la mayoría de los casos por hambre o sed.

Este era un método de ejecución que normalmente se aplicaba después de que el prisionero hubiese confesado tras días de tortura.

¿Te imaginas colgando desnudo mientras el frío y el calor te van desgastando hasta morir de hambre o sed?


Machacador de cabezas
El machacador de cabezas: Un utensilio en el cual introducían tu cabeza y mediante un rodamiento te apretaban la cabeza por arriba , mientras que por abajo estaba el tope con tu barbilla.

Los dientes estallaban o se iban clavando en los huesos de la mandíbulas, los ojos se salían de sus cuencas debido a la presión cuando el cráneo se rompía y finalmente podía incluso salirse el cerebro por los oídos.

¿Podrías soportar el dolor de sentir como tu cráneo es aplastado?


Quemado en la estaca
Quemado en la estaca: Una de las ejecuciones predilectas de la Santa Inquisición para acabar con la vida de las brujas. Se creía que con el fuego se purificaba el alma de la ejecutada y se impedía que su “maldad” se propagase entre los demás aldeanos.

¿Soportarías el dolor de sentir como tu cuerpo se va quemando poco a poco mientras una hoguera te consume?


La cuna de Judas
La cuna de Judas: La víctima es suspendida sobre una estructura piramidal y bajda lentamente sobre su afilada punta, el propio peso corporal causaba que dicho vértice desgarrase la zona de apoyo que normalmente era el año o la vagina dependiendo del género del acusado,

Si el peso no era suficiente se aplicaba un peso “extra” por medio de las cuerdas tirando del reo hacia abajo.

¿Cuanto dolor debe causar que te situen sobre un afilado vertice con forma piramidal que se va clavando en ti?


La cuna
La cuna: Esta se podría considerar una forma evolucionada de la cuna de Judas. Se obligaba a la víctima a sentarse sobre una cuña de metal extremadamente afilada, el peso del cuerpo unido al de las cadenas y bolas pesadas que se le unían a los tobillos causaban que se fuera clavando el metal en el cuerpo hasta que causaba la muerte, normalmente por desangramiento aunque en algunos casos si el cuerpo se torcia podía incluso amputar una extremidad.

¿Sería tolerable el dolor de sentir como un afilado hierro te va partiendo en dos por tu propio peso?


La doncella de hierro
La doncella de hierro: Un sarcófago con un interior lleno de pinchos estrategicamente colocados para no causar la muerte del prisionero, las afiladas puntas se clavaban en partes blandas y puntos no vitales para que el sufrimiento fuera el máximo posible. El sarcofago de la imagen fue utilizado en 1515, el ejecutado sufrió terribles dolores durante dos días y eran continuos sus lloror y gritos de dolor durante ese tiempo. Las perforaciones que sufrió iban desde brazos y piernas en varios puntos hasta otros más delicados como el abdomen, hombros y el más espeluznante de todos, los ojos.

¿Qué se sentirá al estar encerrado en un sarcófago mientras afilados pinchos atraviesan tu cuerpo y ojos?


Silla de interrogatorios
Silla de interrogatorios: Cientos de afilados pinchos componían el respaldo y asiento de esta silla de torturas. Pinchos que por medio de una especie de cinturones que podían presionar al torturado a la silla se clavaban en toda la parte de atrás del cuerpo. Para que el sufrimiento fuese mayor se colocaba bajo la silla de hierro ascuas ardiendo que calentaban la silla y quemaban a la víctima.

¿Aguantarías sin desmayarte el dolor de cientos de pinchos ardiendo clavándose en tu espalda, piernas y gluteos?


Empalamiento
Empalamiento: Una enorme estaca perforaba y atravesaba tu cuerpo de un extremo al otro, se solía perforar al sentenciado por el ano hasta que la estaca salía por la boca. Normalmente en este proceso se solía morir pero se daban casos en los que se sobrevivía al sufrimiento durante casi un día. El empalamiento siempre se realizaba en público y solía dejar el cadáver a la intemperie para alimentar a los animales carroñeros y servor como escarmiento para el resto de la población.

La sierra: A la victima se la colgaba boca abajo de los tobillos, con lo que toda o casi toda la sangre bajaba hacia la cabeza, oxigenando el cerebro y manteniéndola consciente un tiempo mayor que en otros casos.


La sierra
Se procedía a cortar con una sierra, normalmente no muy afilada, el cuerpo en dos desde la parte genital, habitualmente se alcanzaba el ombligo antes de que la persona perdiera el conocimiento, muy pocas veces se llegaba hasta el estómago. Durante el proceso tu propia sangre corría hasta gotear por tu cabeza.

¿Podría tu cuerpo soportar el dolor de ser cortado en dos por una sierra que en muchos casos no estaba ni siquiera bien afilada?


Rompiendo con la rueda
Rompiendo con la rueda: A la víctima normalmente desnuda se le ataban las articulaciones al suelo, fijaban por medio de unas maderas y se le iban destrozando los huesos de estas uno por uno con la brutal rueda de hierro, cuando todos los huesos eran papilla únicamente mantenida por la carne y la piel que los envolvía se le ataba a la rueda para ser expuesto a la muchedumbre, durante días se sobrevivía entre grandes dolores

¿Imaginas el sonido de la rueda rompiendo uno a uno los huesos de tus brazos y piernas?


El tenedor de los herejes
El tenedor de los herejes: Dotado de dos puntas en cada uno de sus extremos; este cruel tenedor estaba ideado para que los herejes confesaran permitiéndoles mover la boca únicamente para hablar susurrando. Por medio de un cinturón se fijaba el tenedor al cuello del torturado que debía mantener el tiempo máximo la cabeza hacia atrás para no clavarse en el esternón y la barbilla los afilados pinchos.

¿Cuanto resistirían los músculos de tu cuerpo sin echar la barbilla hacia delante perforando cuello y barbilla?


Taburete sumergible
Taburete Sumergible: Utilizado principalmente en mujeres acusadas de brujería. La silla era sumergida bajo el agua quedando la persona torturada inmovilizada bajo el agua sin poder respirar, el inquisidor decidía cuanto tiempo debía permanecer el torturado o torturada sumergido, el proceso solía repetirse hasta que el torturado moría ahogado o confesaba, caso en el cual se ejecutaba al acusado ahorcándole o en la hoguera más tarde.

¿Cuanto tiempo soportarías inmovilizado bajo el agua en esta silla ideada para que las brujas confesaranPurificando el alma: En muchos países católicos, el clero creía que las almas malditas se podían limpiar si se hacia ingerir al condenado agua hirviendo, carbón ardiendo o ambas en combinación.

Esta tortura solía producirse después de que el prisionero hubiese confesado su herejía cosa que normalmente ocurría tras haber sido previamente torturado y en muchos casos antes de ser ejecutado.

¿Te imaginas ser obligado a tragar agua hirviendo o trozos de carbón al rojo vivo?


Jaula colgante
La jaula colgante: La víctima era inmovilizada por una jaula, normalmente se colgaba al preso desnudo para ser expuesto a la multitud como símbolo de terror. La muerte podía tardar semanas, en las cuales el torturado podía fallecer debido al extremo frio, el calor o como en la mayoría de los casos por hambre o sed.

Este era un método de ejecución que normalmente se aplicaba después de que el prisionero hubiese confesado tras días de tortura.

¿Te imaginas colgando desnudo mientras el frío y el calor te van desgastando hasta morir de hambre o sed?


Machacador de cabezas
El machacador de cabezas: Un utensilio en el cual introducían tu cabeza y mediante un rodamiento te apretaban la cabeza por arriba , mientras que por abajo estaba el tope con tu barbilla.

Los dientes estallaban o se iban clavando en los huesos de la mandíbulas, los ojos se salían de sus cuencas debido a la presión cuando el cráneo se rompía y finalmente podía incluso salirse el cerebro por los oídos.

¿Podrías soportar el dolor de sentir como tu cráneo es aplastado?


Quemado en la estaca
Quemado en la estaca: Una de las ejecuciones predilectas de la Santa Inquisición para acabar con la vida de las brujas. Se creía que con el fuego se purificaba el alma de la ejecutada y se impedía que su “maldad” se propagase entre los demás aldeanos.

¿Soportarías el dolor de sentir como tu cuerpo se va quemando poco a poco mientras una hoguera te consume?


La cuna de Judas
La cuna de Judas: La víctima es suspendida sobre una estructura piramidal y bajda lentamente sobre su afilada punta, el propio peso corporal causaba que dicho vértice desgarrase la zona de apoyo que normalmente era el año o la vagina dependiendo del género del acusado,

Si el peso no era suficiente se aplicaba un peso “extra” por medio de las cuerdas tirando del reo hacia abajo.

¿Cuanto dolor debe causar que te situen sobre un afilado vertice con forma piramidal que se va clavando en ti?


La cuna
La cuna: Esta se podría considerar una forma evolucionada de la cuna de Judas. Se obligaba a la víctima a sentarse sobre una cuña de metal extremadamente afilada, el peso del cuerpo unido al de las cadenas y bolas pesadas que se le unían a los tobillos causaban que se fuera clavando el metal en el cuerpo hasta que causaba la muerte, normalmente por desangramiento aunque en algunos casos si el cuerpo se torcia podía incluso amputar una extremidad.

¿Sería tolerable el dolor de sentir como un afilado hierro te va partiendo en dos por tu propio peso?


La doncella de hierro
La doncella de hierro: Un sarcófago con un interior lleno de pinchos estrategicamente colocados para no causar la muerte del prisionero, las afiladas puntas se clavaban en partes blandas y puntos no vitales para que el sufrimiento fuera el máximo posible. El sarcofago de la imagen fue utilizado en 1515, el ejecutado sufrió terribles dolores durante dos días y eran continuos sus lloror y gritos de dolor durante ese tiempo. Las perforaciones que sufrió iban desde brazos y piernas en varios puntos hasta otros más delicados como el abdomen, hombros y el más espeluznante de todos, los ojos.

¿Qué se sentirá al estar encerrado en un sarcófago mientras afilados pinchos atraviesan tu cuerpo y ojos?


Silla de interrogatorios
Silla de interrogatorios: Cientos de afilados pinchos componían el respaldo y asiento de esta silla de torturas. Pinchos que por medio de una especie de cinturones que podían presionar al torturado a la silla se clavaban en toda la parte de atrás del cuerpo. Para que el sufrimiento fuese mayor se colocaba bajo la silla de hierro ascuas ardiendo que calentaban la silla y quemaban a la víctima.

¿Aguantarías sin desmayarte el dolor de cientos de pinchos ardiendo clavándose en tu espalda, piernas y gluteos?


Empalamiento
Empalamiento: Una enorme estaca perforaba y atravesaba tu cuerpo de un extremo al otro, se solía perforar al sentenciado por el ano hasta que la estaca salía por la boca. Normalmente en este proceso se solía morir pero se daban casos en los que se sobrevivía al sufrimiento durante casi un día. El empalamiento siempre se realizaba en público y solía dejar el cadáver a la intemperie para alimentar a los animales carroñeros y servor como escarmiento para el resto de la población.

La sierra: A la victima se la colgaba boca abajo de los tobillos, con lo que toda o casi toda la sangre bajaba hacia la cabeza, oxigenando el cerebro y manteniéndola consciente un tiempo mayor que en otros casos.


La sierra
Se procedía a cortar con una sierra, normalmente no muy afilada, el cuerpo en dos desde la parte genital, habitualmente se alcanzaba el ombligo antes de que la persona perdiera el conocimiento, muy pocas veces se llegaba hasta el estómago. Durante el proceso tu propia sangre corría hasta gotear por tu cabeza.

¿Podría tu cuerpo soportar el dolor de ser cortado en dos por una sierra que en muchos casos no estaba ni siquiera bien afilada?


Rompiendo con la rueda
Rompiendo con la rueda: A la víctima normalmente desnuda se le ataban las articulaciones al suelo, fijaban por medio de unas maderas y se le iban destrozando los huesos de estas uno por uno con la brutal rueda de hierro, cuando todos los huesos eran papilla únicamente mantenida por la carne y la piel que los envolvía se le ataba a la rueda para ser expuesto a la muchedumbre, durante días se sobrevivía entre grandes dolores

¿Imaginas el sonido de la rueda rompiendo uno a uno los huesos de tus brazos y piernas?

http://ajuaa.com/news/16/3180.html