25 de junio de 2011

IU contra la "gobernanza económica" y el Pacto por el Euro


Jueves, 23 de junio de 2011

Con la cámara dividida, el Parlamento Europeo ha aprobado los informes del paquete legislativo relativo a la Gobernanza Económica de la UE por el que introduce enmiendas al paquete legislativo propuesto por la Comisión Europea. Esto ha tenido lugar de forma previa a la cumbre del Consejo Europeo en la que los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 apuntalarán las medidas de austeridad impuestas a los ciudadanos y ciudadanas europeas. Sin embargo, la Eurocámara ha decidido posponer al próximo pleno el voto final, y por tanto el visto bueno definitivo de la Gobernanza Económica, a la espera de alcanzar un acuerdo con el Consejo.

Willy Meyer, eurodiputado de Izquierda Unida, que se encontraba ausente de la votación debido a su participación en la Flotilla Rumbo a Gaza en solidaridad con el pueblo palestino, comparte la oposición de su grupo y de miles de ciudadanos de rechazo total a la Gobernanza Económica y al Pacto por el Euro. Por ello, votará en contra del paquete legislativo cuando el voto se produzca en un próximo plenario.


En palabras de Meyer, la llamada "Gobernanza Económica Europea está diametralmente opuesta al verdadero gobierno democrático de la economía, imprescindible en la reconducción de la construcción europea para alcanzar la cohesión social, territorial y el bienestar social de las personas".

"La Gobernanza Económica pretende desmantelar lo que queda del estado social europeo y uniformizar los criterios para atacar a salarios (flexibilización laboral, ataque a la negociación colectiva), reducir drásticamente la función pública tanto en personal como en retribuciones, retrasar la edad de jubilación, privatizar el sistema de pensiones y, concluir con el proceso de desmantelamiento progresivo de los servicios públicos", prosiguió Meyer.

El Grupo Parlamentario de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, del que forma parte Izquierda Unida, ha sido el único que hoy ha rechazado frontalmente el paquete de la Gobernanza Económica por considerar que las consecuencias de las medidas de austeridad recogidas en este paquete están siendo y son dramáticas para el modelo social europeo.

Además de defender la Europa Social y de los/as Trabajadores/as durante todo el trámite parlamentario, de forma previa al voto sobre la Gobernanza Económica, el GUE/NGL ha realizado una acción de protesta a la entrada del hemiciclo, portando sus eurodiputados carteles en los que se podía leer "No a la austeridad. Más solidaridad. Más democracia. No al paquete de la Gobernanza Económica".

La Eurocámara puso de manifiesto su división, al aprobar dos de los seis informes del paquete por una escasa diferencia de una treintena de votos (de un total de 736) y al respaldar la propuesta de Sharon Bowles, liberal y presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos, de posponer el voto final de la propuesta legislativa de la Gobernanza Económica ante la falta de acuerdo entre el Consejo y el Parlamento en cuestiones como la imposición automática de sanciones a los Estados que incumplan los criterios de austeridad y de control de déficit.

En opinión del eurodiputado de IU, "las propuestas de la Gobernanza Económica son resultado de la maquinaria neoliberal europea impulsada por populares, socialistas y liberales, que acordaron engendrar tres pactos -el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el Pacto de la Reforma Estructural y el Pacto por el Euro-, con la voluntad de imponerlos por parte de la Comisión y el Consejo a la ciudadanía europea representada por los parlamentos nacionales".

"La orientación neoliberal de la UE condena al empobrecimiento a trabajadores, pensionistas y parados europeos y a los jóvenes a un futuro incierto. Los ciudadanos están pagando los platos rotos de una crisis que no han causado y la factura del rescate del sistema bancario. La Gobernanza Económica no aporta ninguna solución, sino que ahonda en las causas de la crisis, aumentando la divergencia entre los Estados europeos. Frente al Pacto por el Euro y la Gobernanza son imprescindibles un Pacto por el Empleo y por el Progreso Social y un Fondo de Solidaridad", concluyó Meyer.

En la foto (del GUE/NGL) eurodiputadas/os se concentran contra el Pacto del Euro.
.