21 de junio de 2011

LO VIEJO NO ACABA DE MORIR, AUNQUE LO NUEVO TAMPOCO ACABA DE IMPONERSE.


Paco Jiménez PCE-EPK Y IUN-NEB















Que LO VIEJO NO ACABA DE MORIR se confirma con el voto mayoritario que siguen teniendo los dos partidos que configuran el régimen que salió de la transición: PP y PSOE. Sin embargo, LO NUEVO, aunque no ACABA DE IMPONERSE, ya está saliendo , y hay tres datos que lo confirman: en primer lugar que la ciudadanía considere en las encuestas que los partidos políticos son un problema. Aunque tiene una connotación negativa, expresa el cansancio del bipartidismo, pues a esos Partidos que cogobiernan , entiende la gente que se refiere la pregunta.
En segundo lugar, el gran impacto que ha tenido la pregunta sencillamente democrática de mi compañera de UCNR Laura Pérez, al señor Felipe de Borbón: ¿por qué no permite que se haga un Referéndum Monarquía República? . A la respuesta del señor Borbón, argumentando que se puede hacer desde la constitución, mi compañera contestó , aunque con otras palabras, algo muy importante:” ES IMPOSIBLE LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN EN MUCHOS DE SUS ASPECTOS, INCLUIDA LA MONARQUÍA, PORQUE SON TANTAS LAS EXIGENCIAS PARA CAMBIARLA, QUE REALMENTE ESTÁ BLINDADA”. En You Tube el video ha tenido más de 500,000 entradas
La tercera , y quizás más importante es el movimiento 15 M. Las grandes manifestaciones del 19-J y sobre todo su forma de actuar y sus peticiones han sido capaz de aglutinar a una gran parte de la opinión pública, que está indignada con la economía y con la política, que practica el bipartidismo.. Aunque tienen sus contradicciones, como es natural, apareciendo signos de violencia que distraen en la prensa de sus objetivos, o esa posición poco reflexiva, en algunos de sus componentes de meter a todos los políticos en el mismo saco. Deberían saber que hay políticos que llevan luchando por la democracia real, y contra el capitalismo antes de que ellos nacieran.

En economía se pide que esta se ponga al servicio del pueblo, recortando el poder de la banca, haciendo una reforma fiscal progresista y garantizando el trabajo y su calidad a la mayoría de la población.

En cuanto a la política, quieren acabar con el bipartidismo, reformar la ley electoral, que impide que los votos a los partidos minoritarios tengan el mismo valor que el voto a los mayoritarios (70 votos a IU valen lo mismo que un voto al PP o al PSOE) . Quieren transformar la democracia formal que tenemos, que consiste en votar cada cuatro años dejando a los políticos hacer y deshacer, para transformarla en una democracia participativa. E impedir la corrupción, o al menos que los corruptos no se puedan presentar a los cargos públicos, y devuelvan el dinero que se han llevado.

Está claro que estas tres pequeñas anécdotas son la expresión de un mar de fondo que recorre la sociedad, pero que aún no encuentra la forma de darle contenido político, y transformar lo que tenemos.

Pues bien, todo esto ES IMPOSIBLE CON LA ACTUAL CONSTITUCIÓN, con el bipartidismo al que no le interesa abrir nuevas vías de participación, con unos medios de comunicación en manos de muy pocas empresas, que siempre sacan en las tertulias y en los debates políticos a los mismos, o al menos a las mismas ideas.

Hay que plantearse como objetivo político UNA NUEVA CONSTITUCIÓN que permita al igual que se ha hecho en Islandia, que la economía no esté al servicio de los “mercados” ,del Fondo Monetario Internacional, o de la Unión Europea. Hay que crear empleo, garantizar lo público (sólo con que tuviéramos el porcentaje de servicios públicos de Suecia 24%, frente al 9% en España, crearíamos 5 millones de puestos de trabajo). El déficit público se puede controlar aumentando los ingresos, exigiendo la misma presión fiscal en España que en otros países del norte de Europa. El problema es el poder de la banca, capaz de decirle al gobierno lo que tiene o no tiene que hacer. Si la banca necesitara al estado para pagar sus deudas sería conveniente nacionalizarla, y en todo caso crear una banca pública.
Ésa nueva constitución, que además debe plantear una nueva configuración Federal, con Derecho de Autodeterminación, un Estado Laico, y un Estado Solidario, donde los derechos y los deberes de todos sean los mismos en cualquier punto del Estado, tiene que ser democrática ,y por lo tanto exigir que todos sus puestos sean elegidos democráticamente, incluso el de Jefe del Estado. O sea la Tercera República