1 de julio de 2011

Laicos y católicos convocan una manifestación la víspera de la llegada del Papa a Madrid


44 asociaciones firman un manifiesto contra la subvención pública de la visita particular del Pontífice

España | Aida M. Pereda - Tercera Información | 29-06-2011
La próxima visita de Benedicto XVI al Estado español, con motivo de la celebración en Madrid de la Jornada Mundial de la Juventud Católica el próximo 18 de agosto, ha conseguido unir por una vez a asociaciones laicas y católicas, que han firmado un manifiesto que critica el apoyo político e institucional a este acto, que supondrá un gasto calculado en unos 100 millones de euros del erario público.

Bajo el lema: “De mis impuestos, al Papa cero”, las más de cuarenta asociaciones, entre las que figuran colectivos laicos como la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores, e incluso católicos, como Redes Cristianas, que se han adscrito al manifiesto, han convocado una manifestación en el centro de Madrid el 17 de agosto, la víspera de la llegada del Pontífice, a las 20 horas.


Y es que, según denuncian los convocantes, se trata de una visita de interés particular que no debe subvencionarse con dinero público porque: "el Papa no viene en visita de Estado ni en representación de los pocos habitantes de El Vaticano, viene en visita pastoral y privada", ha criticado Francisco Delgado, presidente de Europa Laica. Para más inri, Ratzinger será recibido con honores de jefe de Estado, ya que se reunirá con los reyes, y con José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Pero también hay colectivos católicos que muestran su disconformidad con el evento. El teólogo Evaristo Villar, miembro del Foro de Curas de Madrid y representante de Redes Cristianas, asegura que esta convocatoria "ni siquiera representa a toda la juventud católica, sólo a los más fundamentalistas", pues Ratzinger clausurará la Jornada Mundial de la Juventud, organizada por la juventud católica más integrista.

Los firmantes señalan que la visita tendrá un coste de al menos 100 millones de euros, de los que más de tres cuartas partes serán abonados por las administraciones públicas. El Gobierno Estatal ya ha destinado 25 millones de euros para financiar el acto, el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma de Madrid gastarán otros 30 millones, y 25 millones más serán aportados por grandes empresas. Además, calculan que serán necesarios unos 20 millones de euros en labores de seguridad, limpieza y sanidad, sin contar la cesión de espacios y locales públicos para el millón y medio de católicos de todo el mundo que está previsto que participen en la convocatoria.

En la presentación internacional del evento en El Vaticano, el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, destacó de hecho la “colaboración fluida y positiva” del Gobierno español en la financiación del acto, que estimaron de entre 55 y 62 millones de euros.

Sin embargo, el director general de la Jornada Mundial de la Juventud, Yago de la Cierva, ha indicado que las tres cuartas partes del presupuesto serán sufragadas por los propios jóvenes y ha negado que hayan recibido ayuda monetaria de las administraciones públicas porque "no la hemos pedido", asegura, pero ha destacado la respuesta positiva de las administraciones a peticiones como la gratuidad de los visados, la declaración de acontecimiento especial, el funcionamiento de un centro de prensa y el uso de lugares como el aeródromo de Cuatro Vientos o la Plaza de Cibeles.