10 de agosto de 2011

FRENTE A LOS DESTROZOS EN EL FUERTE – PRISIÓN DE SAN CRISTOBAL




Iniciativa Autobús de la Memoria


En el Fuerte de San Cristóbal se han venido realizando determinadas obras de demolición, así como trabajos de limpieza y desbroce por parte del Ministerio de Defensa sin solicitar la previa y preceptiva licencia de obras ante el Ayuntamiento de Berriplano-Berriobeiti.

Con fecha 13 de noviembre de 2009 fue entregado al registro municipal del Ayuntamiento de Berrioplano-Berriobeiti un escrito denunciando este hecho y solicitando se adoptasen las medias legales oportunas.

Pasó el plazo legal establecido para que se produjese una respuesta expresa a la denuncia presentada. Por ello, con fecha de 8 de marzo se presentó recurso de alzada ante el Tribunal Administrativo de Navarra.

Con fecha 14 de junio el Ayuntamiento de Berrioplano-Berriobeiti procede mediante resolución de alcaldía a legalizar las obras por ser compatibles con el planeamiento urbanístico municipal, y teniendo en cuenta que han sido autorizadas por el Departamento de Cultura y Turismo, Institución Príncipe de Viana.



A la vista del expediente decidimos recurrir esta legalización :

1.- Se ha mutilado la comprensión histórica de este edificio al eliminar referencias físicas fundamentales.



2.- No se ha sancionado al Ministerio de Defensa por haber realizado obras sin licencia,algo a lo que obliga la Ley Foral de Ordenación del Territorio y Urbanismo.



3.- No se ha respetado la capacitación técnica exigida a las empresas que desarrollan intervenciones en Bienes de Interés Cultural. Eso es contrario a lo establecido tanto en la Ley de Patrimonio Cultural de Navarra como a la Ley de Contratos Públicos.



4.- En último lugar esta actuación contraviene de forma grave el objeto de la Ley de la Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre) y, en consecuencia el derecho de quienes padecieron los horrores de esta prisión o de sus familiares al reconocimiento a su reparación moral y a la recuperación de su memoria personal y familiar.



Consecuentemente, nos encontramos ante una actuación ejecutada ilegalmente que debe declarase no conforme a la ley en la forma en que se expone en estas alegaciones y que debe suponer la reparación de este ataque al Fuerte Alfonso XII como Bien inmueble de Interés Cultural que supone también una agresión al derecho a la reparación y a la memoria de las víctimas y sus familiares. Teniendo en cuenta el carácter de actuación ilegal que supone la consecuencia práctica deberá ser la de la reconstrucción de lo indebidamente alterado, además de las sanciones en las que incurra en base a todas las materias legislativas en juego.

Iniciativa Autobús de la Memoria



Ernesto Carratalá.
Preso en el fuerte de San Cristóbal entre abril de 1937 y septiembre de 1938

Ha llegado a mis oídos de superviviente de la mazmorra franquista conocida con el nombre de Fuerte de San Cristóbal que algunas autoridades pamplonesas pretenden profanar el recuerdo de los centenares de muertos habidos bajo sus piedras y caídos por sus aledaños «en lucha fatal».
Nosotros, los injustamente vencidos en 1939, nunca creíamos que la transacción, más que transición, de 1977 fuera a convertirnos en vencedores, entre otras cosas por el carácter irreversible de las derrotas. What is done cannot be undone. Pero esperábamos que cesaran las miserias de esos crueles y largos años de dictadura rebelde. No parece ser así.
¿Qué menos que respetar la memoria de los cínicamente represaliados por oponerse a la rebelión? ¿Qué menos que evitar el recuerdo monumental de los genocidas que tramaron esa rebelión? ¿Qué menos que devolver a las familias los despojos de tanto leal a la República? ¿Qué menos que conservar y respetar los santos lugares donde sí que históricamente los rebeldes inmolaron a sus víctimas?
Los leales, como vencidos, no aspirábamos a la restitución del botín de guerra, pero sí al reconocimiento de lo injusto de nuestra derrota. El fuerte de San Cristóbal es una reliquia arquitectónica del siglo XIX, pero su aura moral trasciende el periodo franquista y debe respetarse tal cual en memoria de los miles de mártires republicanos que acogió en su seno.
Ernesto Carratalá. Preso en el fuerte de San Cristóbal entre abril de 1937 y septiembre de 1938
Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas