25 de septiembre de 2011

Colonos israelíes vuelven a quemar olivos palestinos en Nablus

Colonos de dos asentamientos judíos en el norte de Cisjordania prendieron fuego hoy, por segundo día consecutivo, a varios olivos palestinos, informó la agencia oficial Wafa. Los colonos, de los asentamientos de Yitzhar y Brecha, descendieron a la aldea de Burin, cerca de Nablus, atacaron a los agricultores, quemaron varios árboles y talaron otros, según la agencia palestina, sin que soldados israelíes que había en la zona hicieran nada por impedirlo. Se trata del segundo ataque consecutivo en las últimas veinticuatro horas, después de que el viernes colonos del asentamiento de Shiló atacaran la aldea de Kusra. En ese ataque, unos 300 jóvenes palestinos salieron a defender los cultivos y en la intervención del Ejército israelí para separar a ambos grupos uno de los vecinos de la aldea de unos treinta años murió de un balazo a corta distancia. Los colonos han incrementado sus ataques contra agricultores y otros objetivos civiles palestinos en coincidencia con la entrega, la víspera, de la petición a la ONU de Palestina para sea admitida como Estado miembro de pleno derecho. El primer ministro palestino, Salam Fayad, condenó hoy la muerte del joven en Kusra, e instó a la comunidad internacional a forzar a Israel a que ponga fin a estos crímenes. Fayad también alabó las manifestaciones pacíficas con motivo de los debates en la ONU sobre la cuestión palestina, y señaló que "reflejan la comprensión y la preocupación de nuestro pueblo de no dejarse arrastrar al ciclo de violencia".