14 de septiembre de 2011

Juan Astigarrabia Andonegui Consejero de Obras Publicas del Gobierno Vasco en 1936





Estudió tres años de Náutica y viajo como marinero por muchos mares.

Se afilió en su juventud al Partido Comunista (Federación Vasco-Navarra), junto con los hermanos Zapirain, estableciendo los primeros contactos con el partido entre los años 1924-1925 (ramo de la construcción). Perteneció a la Federación local de Sociedades Obreras. Recorrió España creando células del partido.

Al sobrevenir la II República en 1931 era Secretario del Sindicato de Pescadores de Pasajes organizando la desastrosa marcha sobre San Sebastián. Fue el organizador de conferencias sindicales en representación de la Federación. En 1932 fue elegido miembro de la Ejecutiva Nacional del PC y participó en el Congreso de Sevilla. En 1934 se le designó Secretario de la Federación Vasco-Navarra del mismo. Tras la revolución del 34 vive en la clandestinidad escondido en el piso de un miembro de ANV. Intervino en el Congreso de Bilbao de 1935 y viajó a Moscú junto con Leandro Carro y Santiago Carrillo, al Congreso de la Internacional socialista, sintiéndose escandalizado por la actitud de ésta sobre Argelia.Colaboró con frecuencia en La Antorcha y en Euskadi Roja creada en 1933.

En lo referente a la "cuestion nacional" vasca y el derecho de autodeterminación se sentía dentro del pensamiento de Pi y Margal:

"para mí había un tope, el tope era (yo tenía algo de pimargaliano también) la Federación. Y yo eso lo defendía antes que el Partido Comunista de España aceptara la Federación como norma de estructura del nuevo Estado. Como transición podíamos aceptar la autonomía, ésta era ya una posición más clara"


Fue el único comunista que, siendo miembro de las Juntas de Defensa, ocupó el cargo de Consejero de Obras Públicas del Gobierno Vasco el 7 de octubre de 1936 en representación del Partido Comunista. Acusado, junto a Jesús Larrañaga, por Ramón Ormazabal y sectores afines de "entreguismo" al nacionalismo y de haber permitido la caída de Bizkaia, fue expulsado del PC en 1937. Abandonó el Gobierno, ya en Barcelona, amenazado por sus correligionarios, el 15 de noviembre de ese año aunque siguió teniendo excelentes relaciones con sus componentes.

Exiliado, vivió con su familia primero en Panamá (21 años), donde se reintegró a su partido, y luego en Cuba (20 años). Se consideraba "eurocomunista" renovador, lejano a Santiago Carrillo.

Volvió a su tierra en 1980, tras 42 años de exilio. Fue nombrado Presidente de Honor de Euskadiko Ezkerra a la que se afilió al llegar.
Euskomedia.org