7 de octubre de 2011

El Ayuntamiento( con los votos de Bildu) de Baztan impide a Magnesitas de Navarra la construcción del túnel para conectar con la futura cantera de Zilbeti

La negativa de los dos representantes del Ayuntamiento de Baztan ha impedido que la Mancomunidad de Quinto Real ceda un terreno a Magnesitas Navarras SA (Magna) para la apertura de la boca de un túnel de acceso a la explotación que la empresa proyecta llevar a cabo en Zilbeti, en el Valle de Erro. Con anterioridad, el 6 de junio, la junta de mancomunidad había aprobado por unanimidad la cesión, pero la Junta General de Baztan alegó que no podía hacerlo porque sus componentes estaban "en funciones" en aquella fecha. En esta ocasión, la mancomunidad aceptó la presentación de las alegaciones de Baztan, y tras analizarse las mismas la presidencia, ocupada por el alcalde del Valle de Erro, Enrique Garralda, propuso votar la propuesta de junio, registrándose dos votos a favor de los representantes de Erro y los dos votos en contra de los de Baztan que impiden la cesión al ser obligatoria la unanimidad. La decisión deja en situación de precariedad el proyecto de Magna para implantar una cantera a cielo abierto en el paraje de Antzeri, para la que en abril de 2010 se suscribió un acuerdo de cooperación entre el Gobierno de Navarra, la Mancomunidad Oiarmendi, el Concejo de Erro, el Concejo de Zilbeti, el Ayuntamiento del Valle de Erro y la empresa Magnesitas Navarras, SA. La cantera se situaría a 1.200 metros al norte de Zilbeti, en el comunal que gestionan mancomunadamente los concejos de Erro y Zilbeti. Entonces, los firmantes manifestaron su "convencimiento de que la cantera será positiva para el desarrollo económico y social del Valle de Erro y de sus concejos". El plan supone una inversión de 10 millones de euros y sustituía el que se desechó anteriormente en Erdiz-Artesiaga (Baztan) y con el objetivo de garantizar la continuidad de la fábrica de Magnesitas de Navarra SA situada en Zubiri, donde trabajan unos 170 operarios. La cesión de este terreno, que era el último trámite de la empresa, es necesaria para construir la boca de un túnel de un kilómetro por el que se transportaría el mineral extraído en Zilbeti, transporte que se realizará hacia el norte. Este túnel minero conectará de forma directa el frente de cantera con la carretera NA-138 y su utilización sería de uso exclusivo de Magna en la explotación y para evitar que los camiones con material pasen por Zilbeti. En fechas recientes el Ayuntamiento de Esteribar se pronunció a favor del proyecto, por 9 votos a favor y 2 abstenciones de Bildu. Diario de Noticias