30 de noviembre de 2011

IU renuncia al plan de pensiones del Congreso

Cayo Lara y Alberto Garzón se enteraron de lo que estaban firmando por casualidad. Y cuando se enteraron, dijeron que no. Que renunciaban al plan de pensiones privado que las Cortes Generales Congreso y Senado ofrece a los parlamentarios y trabajadores de las Cámaras. Los dos diputados de Izquierda Unida (uno por Madrid, el otro por Málaga) rompían así con una prerrogativa vigente desde, al menos, julio de 2006. Lara y Garzón acudieron ayer por la mañana a acreditarse al Congreso y a rellenar toda la documentación para esta X Legislatura. Ambos se toparon con un formulario que se entrega a todos los parlamentarios electos, el plan de previsión social. Preguntaron qué era eso. Los funcionarios de la Cámara les explicaron que era una póliza que gestiona el BBVA, que incluye un seguro de accidentes y de vida y un plan de pensiones. Son las Cortes, con cargo a su Presupuesto, las que aportan por cada uno de sus parlamentarios un 10% de la asignación constitucional, idéntica para todos unos 281 euros al mes, y durante todo su mandato. No se trata, por tanto, de los complementos de pensiones y el resto de "privilegios" que se eliminaron ya el pasado julio por acuerdo de todos los partidos. Es una aportación colectiva que arbitran las Cortes para parlamentarios y trabajadores, como ocurre en otras empresas privadas. Hecha la explicación, Lara y Garzón renunciaron al fondo. El diputado por Málaga tuiteó de inmediato el momento: "Rellenando datos en el Congreso. Acabamos de renunciar al plan de pensiones privado. No hay precedentes, nos dicen". En efecto, según confirmaron después a Público fuentes de la Cámara Baja, hasta ahora no se había producido tal rechazo al plan de previsión social. Ni siquiera los pasados representantes de IU se habían opuesto a él. En el Congreso, de hecho, tenían ayer serias dudas de que se pudiera formalizar la renuncia, ya que se trata de un plan colectivo, y no individual. No hay "directriz" colectiva Junto a Lara y Garzón, se acreditaron las diputadas por Madrid Ascensión de las Heras y Caridad García. Y un día antes había hecho el papeleo José Luis Centella, electo por Sevilla. Ninguno había reparado en ese formulario. Los tres lo habían rellenado. El líder del PCE señaló a Público que había presentado una nota a la Mesa del Congreso, para hacer constancia de su renuncia. Lo mismo harán las dos parlamentarias madrileñas, según fuentes de la federación. Y así sucederá, "previsiblemente", con los ocho diputados que son cien por cien de IU. Los otros tres miembros del grupo dos de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) y uno de Chunta Aragonesista (CHA) tendrán que discutir qué hacer. En todo caso, un portavoz de IU insistía ayer en que "no existe una directriz de la dirección", ya que quedarse o no con el plan de pensiones privado es una "decisión personal". "Yo aún no me he acreditado. Y haré lo que determine la organización colectivamente señalaba Gaspar Llamazares. El plan es como un salario en especie al que sólo contribuye el Congreso, y que no tiene que ver con privilegios ni pensiones ni con un régimen especial. Hasta ahora no existía la orden de la renuncia". Desde CHA, su diputado electo, Chesús Yuste, reconocía el carácter "sobrevenido" de la situación. "Yo no tenía información de que existía esto, y por tanto no habíamos hablado de ello en el partido. Pero sí, parece razonable que lo planteemos. Y si decidimos que debemos renunciar, lo formularemos a la Mesa de la Cámara". ICV también se muestra partidaria del rechazo del fondo de pensiones, aunque aún tendrá que cerrar la postura en sus órganos de dirección. Así lo confirmaba a este diario Jordi Guillot, vicepresidente de los ecosocialistas y senador por Barcelona desde 2004: "Si así lo decidimos, no tendré problema". Público

29 de noviembre de 2011

El PP muestra su rostro más facistoide: facilitará el grupo parlamentario a UPyD y no a Amaiur, por ser un "brazo del terrorismo"

El PP aboga por dar "todo tipo de facilidades" a UPyD para que forme grupo parlamentario, posibilidad que no extiende al caso de Amaiur, para quien pide un "cumplimiento muy estricto" del reglamento del Congreso, según el director de este partido en el exterior y diputado electo por León, Alfredo Prada. Durante un café de redacción de la Agencia Efe en el Parador de San Marcos de León, Prada ha dicho que la Mesa del Congreso, con mayoría absoluta del PP, debe ser "muy rigurosa" con Amaiur porque, "hasta que no se demuestre lo contrario", son "un brazo político del terrorismo". En su opinión, la fortaleza del Estado de derecho tiene que evidenciarse también en la fortaleza de las instituciones y, si es preciso, "con una aplicación mucho más rigurosa del reglamento que con otras formaciones políticas que sí son democráticas". A pesar de que UPyD obtuvo los cinco diputados que el reglamento del Congreso exige para tener grupo parlamentario, no cumplió con el requisito de llegar al 5% de los votos a nivel nacional, ya que se quedó en el 4,69%. Por su parte, Amaiur consiguió 7 escaños, pero se debate si finalmente contará con grupo propio porque no logró el 15% de los votos en las circunscripciones en las que presentó candidatura, dado que en Navarra solo logró el 14,86%.Kaosenlared

ASI ERA LA "SOLUCIÓN FINAL" FRANQUISTA

A las generaciones más veteranas, el libro quizás les ponga aún los pelos de punta. Las más jóvenes descubrirán que el franquismo fue mucho más que una guerra, por extremadamente sangrienta que ésta fuera. En la obra de Euskal Memoria, de cerca de mil páginas, aparecen datos nuevos como cuál fue el final de Jesús Galíndez, el hasta hoy "desaparecido" delegado del Gobierno Vasco en Nueva York. Pero sobre todo se destripan las piezas y el funcionamiento de una maquinaria destinada, como dice el título, a ser "la solución final" contra los irredentos vascos. Ahí van algunos retazos del trabajo, al que ha tenido acceso GARA. La venganza Todavía sin acabar la guerra, algunos portavoces franquistas anticipaban lo que iba a venir. Como Ramón Sierra Bustamante, gobernador militar de Gipuzkoa, en ``El Diario Vasco'', del que luego sería director: "Borraremos vuestros nombres, que serán malditos por generaciones de generaciones. Desterraremos al maestro que, en los mapas, marcaba con raya verde ese artificio de Euskadi. Desterraremos al sacerdote que se negaba a celebrar las fiestas tradicionales del Pilar y de Santiago. Desterraremos al boticario que dentro de la botica tenía un poco de conspiración contra España". También el capitán franquista Gonzalo Aguilera, en entrevista concedida al periodista John Whitaker, dice: "Tenemos que matar, matar y matar. Son como animales. Al fin y al cabo, ratas y piojos son los portadores de la peste. Nuestro programa para regenerar España consiste en exterminar un tercio de la población masculina. Con eso se limpiaría el país y nos desharíamos del proletariado. Además también es conveniente desde el punto de vista económico. No volverá a haber desempleo". La cárcel Cerca de 14.000 vascos fueron ingresados en prisión en ese momento, según recoge el fichero de Alcalá de Henares. La cárcel se concebía exclusivamente como forma de castigo. Las más frecuentadas por los vascos fueron lógicamente el penal de Ezkaba, en Iruñea; la de Larrinaga, en Bilbo; la de Ondarreta, en Donostia; la Provincial de Gasteiz; y las de Saturraran y Zornotza, para mujeres. Sin embargo, la siguiente en número de presos vascos es la de Puerto de Santa María, a más de mil kilómetros de Euskal Herria, en una época en que viajar allí era "toda una odisea que necesitaba incluso, al principio, de salvoconductos". Las tres cárceles de Palma de Mallorca, la de Las Palmas y la de Tenerife sur también albergaron a vascos, y al menos uno natural de Biana fue recluido en Guinea Ecuatorial. Los chivatos La delación era pieza angular del sistema. Euskal Memoria recoge ejemplos como el de enero de 1962, cuando "un periodista bilbaino de apellido Bureba se presentó en la comisaría de Indautxu para denunciar a cuatro futbolistas del Athletic que se encontraban en una taberna del Casco Viejo cantando ciertas melodías vascas. Una dotación policial se presentó en el bar y efectivamente allí encontró a los cuatro futbolistas: López, Aguirre II, Iturriaga y Uribe. Los cuatro fueron detenidos y pasaron una noche en los calabozos de la comisaría. Salieron al día siguiente, después de pagar la multa de 5.000 pesetas que impuso el gobernador civil a cada uno de ellos". Los honores La omnipresencia del "caudillo" era otra clave para asentar el régimen, y este principio se aplicó en Euskal Herria con auténtico escarnio añadido. Francisco Franco fue nombrado hijo adoptivo o predilecto de numerosas localidades vascas, entre ellas la de Gernika, masacrada por las bombas en 1937 y símbolo de la resistencia vasca. En marzo de 1946 se nombró al dictador hijo adoptivo de la villa y en 1966 recibió además su medalla de oro y brillantes. Más ejemplos: en 1942, la Diputación de Araba lo designó "padre de la provincia". En 1947, la Diputación de Nafarroa lo hizo hijo adoptivo. Y en 1963, incluso el nieto de Franco sería nombrado "general honorario" en la tamborrada infantil de Donostia. La tortura El 14 de mayo de 1946, ``The New York Times'' explicaba los métodos de tortura aplicados en el Estado español: "A los detenidos se les ata de manos y pies y el preso se convierte en un juguete de los guardias. Éstos lo golpean con matracas, lo envían de un lado a otro a puntapiés con sus botas de clavos. El preso siempre acaba por desmayarse. Cuando vuelve en sí es extendido sobre una mesa de hierro. Le encierran las muñecas y los tobillos y se los tuercen. Les meten trocitos de madera bajo las uñas y fósforos encendidos. Algunos presos son marcados eléctricamente. A otros los sumergen en baños helados". Un año antes, un vizcaino acusado de pertenecer a la CNT, Pablo Velasco, había sido arrojado desde un coche en la cuesta de Santo Domingo de Bilbo. Le faltaban las uñas de los pies y tenía quemaduras eléctricas. Sobra decir que la Policía atribuyó su final a un ajuste de cuentas entre compañeros de la organización. Euskal Memoria documenta varias muertes por tortura producidas en esos años. Las "visitas" Los donostiarras conocen bien esta tétrica anécdota de la época: cuando los cuidadores de los patos de la Plaza de Gipuzkoa se los llevaban, la visita de Franco era inminente, ya que los animales pasaban a engalanar su palacio de Aiete. Esto permitió a muchas personas evitar las detenciones, y es que cada visita del dictador se traducía en el encarcelamiento, sin base jurídica alguna, de decenas de donostiarras y guipuzcoanos sospechosos. Franco presidió en Donostia hasta 28 consejos de ministros. Fue su capital por excelencia después de Madrid, pero también fue agasajado en Iruñea, Gasteiz o Bilbo. Los verdugos El franquismo recurrió a las ejecuciones, con dos procedimientos: fusilamientos y garrote vil. De lo primero se encargaron militares, incluidos guardias civiles. Y del garrote, verdugos profesionales. Euskal Memoria se detiene en la figura de uno de ellos: Florencio Fuentes Estébanez, "un personaje atormentado que concluyó sus días colgado de un árbol, después de haber sido procesado por negarse a ejecutar a un condenado. La última ejecución de Fuentes, precisamente, había sido en junio de 1953 en la prisión de Gasteiz, y el condenado era un joven zapatero de Sodupe llamado Juan José Trespalacios". Fuentes se suicidó en 1971 tras haber inspirado años antes la conocida película ``El verdugo'', de Luis García Berlanga. El euskara La prohibición del euskara se impuso sin tapujos, sobre bases como la fijada por el ministro de Educación franquista en Bilbo en 1938: "El castellano es el arma de nuestro Imperio". La obra de Euskal Memoria recoge múltiples casos, como el del vicario de Algorta, Mariano Torres, detenido por haber impartido misa en lengua vasca y contra el que el fiscal pidió 20 años de cárcel; cuando quedó libre, se exilió. El veto llegaba hasta los extremos más insospechados. Por ejemplo, en 1947 la prensa franquista se negó a publicar la esquela de una mujer llamada Garbiñe Unanue debido al nombre de la difunta. El exilio Las muertes vinculadas al exilio forzoso fueron constantes. Un ejemplo: Manuel Cristóbal Errandonea, natural de Bera y miembro de la dirección del PCE en el exilio, falleció en 1957 por una simple apendicitis, cuando vivía en París. Se negó a acudir a un hospital por temor a ser identificado. El franquismo también recurrió a la fórmula de los confinamientos: así, el dirigente del PSOE Ramón Rubial fue enviado a la comarca extremeña de Las Hurdes. Robo de bebés El robo de bebés no se ha convertido en escándalo hasta estos últimos años, y sólo ha aflorado la punta del iceberg. El gran escenario estudiado hasta ahora para esta práctica es el de la prisión. Euskal Memoria recupera el testimonio del historiador Ricard Vinyes, que reveló que en 1944 desde Saturraran partió un tren lleno de niños "hacia la nada (...) Había sido preciso apalear a algunas mujeres para separarlas de sus hijos, según relató 60 años después una de las niñas de aquel tren". "Accidentes" El material militar usado en la guerra y luego abandonado provocó muchas muertes durante estas décadas, frecuentemente de niños que jugaban con bombas perdidas: en Iantzi, en San Adrián, en Irun, en Monteagudo, en Dicastillo, en Orereta, en Urbasa... Otro tanto ocurrió en Lapurdi por las minas y otros artefactos abandonados por los nazis tras la II Guerra Mundial. La miseria El franquismo extendió la miseria. Según un informe elaborado en Bilbo en 1954, un albañil ganaba 175 pesetas a la semana mientras que un obrero rondaba entre las 120 y las 165. Unido a los "puntos" (pluses por hijo) y a la antigüedad, el sueldo medio mensual se acercaba a las 730 pesetas en un momento en que un kilo de pan costaba cinco pesetas; un litro de leche, cuatro; un kilo de patatas, dos; y el de carne, 40. Por un par de zapatos había que pagar entre 300 y 400 pesetas, es decir, la mitad del sueldo. Y todo ello en unos años en que la media eran tres hijos por familia. Siniestralidad Aunque evidentemente la época no pueda compararse con la actualidad por los avances técnicos, es innegable que la desidia gubernamental se tradujo en terribles accidentes laborales. A la sangría constante producida en el mar se suman por ejemplo las explosiones en industrias en Araia en 1961 (ocho muertos), en Galdakao en 1962 (siete), en Erandio en 1967 (dieciséis) o en Galdakao en 1974 (22 fallecidos). Los accidentes ferroviarios también fueron constantes: 24 muertos en Zumaia en 1941, 33 en Urduliz en 1970.... La censura En 1940, Donostia tenía más de 400 censores en nómina. Se encargaban de leer toda la correspondencia que entraba al Estado español desde Irun: unas 35.000 cartas al día, aunque fuera mensajes entre novios o de hijos a padres. Algunas misivas terminarían llegando a su destino tres décadas más tarde. La Iglesia La dictadura franquista se puso como objetivo ser el régimen "más católico del mundo" y para ello no reparó en medios. En el libro se recogen algunos casos significativos, como el envío de 300 misioneros a Ezkerraldea para que, fábrica a fábrica, evangelizaran a los obreros que se consideraba que no cumplían sus deberes religiosos. Entrados ya en los años 60, la Iglesia decidió hacer recuento de las personas que acudían a misa en Gasteiz. El resultado fue satisfac- torio: de 75.000 habitantes, iban a los templos 17.700 hombres y 23.706 mujeres. La banca Euskal Memoria explica que en 1940 había en el Estado unos 250 bancos, unos cuantos de ellos vascos, que Franco procedió a reordenar para reducirlos a más de la mitad. Sus direcciones eran "una amalgama de colegas, nepotismo, militares y técnicos". Entre los hombres de confianza del régimen en el sector se cita a Camilo Alonso Vega, golpista en Gasteiz en 1936, Fernando Castiella, los Oriol.. El libro incluye los nombres de los franquistas vascos más destacados en ésta y en otras áreas. El TOP Creado en 1964, el Tribunal de Orden Público abarcaba a todo el Estado, pero con fijación especial en Euskal Herria. Analizando los expedientes por provincias y comparándolos con la demografía de cada una, el ránking lo lidera Gipuzkoa seguida de Bizkaia, Araba, Nafarroa, Asturias, Soria y Granada. (Gara. 28 / 11 / 2011) De Ahaztuak

Mugitu! envía 11 tartas a diferentes responsables de la construcción del TAV

El movimiento de desobediencia al TAV Mugitu! Mugimendua (M!M) ha enviado este lunes mediante correo postal 11 tartas a diferentes responsables de la construcción del TAV tanto a nivel vasco, estatal como europeo. Asimismo, Yolanda Barcina, "ha sido agraciada" con un ramo de flores, según explica el movimiento en un comunicado. PAMPLONA. Mediante esta "simpática acción", M!M quiere premiar "los ímprobos esfuerzos" realizados por parte de la clase política y empresarial en apostar "por la imposición del TAV". "Para los próximos años estos mandatarios quieren dedicar cientos, sino miles de millones de euros para impulsar esta infraestructura deficitaria y derrochadora de recursos públicos", aseguran desde Mugitu!. Por tanto, y "en agradecimiento a esta manera tan justa y equitativa de gestionar los recursos públicos y la riqueza generada, hemos mandado estos dulces obsequios para que sepan lo mucho que apreciamos sus políticas neoliberales", concluye el movimiento. Los destinatarios de los presentes son: Don Siim Kallas, Vicepresidente y Comisario Europeo de Transporte. Don Carlos Secchi, responsable de la Unidad de Coordinación de los Proyectos Prioritarios de la Red Transeuropeo de Transporte. Don Pepe Blanco, Ministro de Fomento del Gobierno de España. Don Antonio González Marín, Presidente de ADIF. Don Patxi López, Lehendakari del Gobierno Vasco. Don Iñaki Arriola, Consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transporte del Gobierno Vasco. Don César Gimeno, Vicepresidente ejecutivo de Euskal Trenbide Sarea (ETS) Don Ernesto Gasco, Viceconsejero de Transporte y Obras Públicas del Gobierno Vasco. Doña Nuria López de Guereñu, Secretaria General de Confebask. Doña Yolanda Barcina, Presidenta del Gobierno de Navarra. Don Anai Astiz, Consejero de Fomento y Vivienda del Gobierno de Navarra. Don Álvaro Miranda, Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra. Diario de Noticias

La única hija de Stalin muere a los 85 años en el anonimato y la pobreza

La princesa del Kremlin traicionó la memoria de su padre. Huyó a India, a Inglaterra, a Francia. Abrazó los valores capitalistas. Se refugió en el gran desierto del oeste americano. Volvió a la URSS y, de nuevo, a Norteamérica. Si su vida hubiera sido una novela rusa se habría llamado La Huida. Y es cierto: tan compleja y prolija como una obra rusa fue la existencia de Svetlana Stalina, hija de Josif Stalin. Murió el martes pasado a los 85 años como Lana Peters, en la pobreza y el anonimato del condado de Richland, en medio del vacío de las explanadas rurales de Wisconsin. Había perdido su fortuna. Había renegado de sus raíces. Se había alejado de su familia. Y murió lejos de las cámaras que la siguieron desde que naciera en Moscú en 1926. Fue la única hija de Stalin. Tuvo tres hermanos varones. Para los resortes de la propaganda estalinista fue la forma de humanizar al dictador. Aparecía en fiestas y recepciones. Su padre la colmaba de atenciones. Le regalaba hasta películas americanas. La apodaban El pequeño gorrión. Entre los cojines del Kremlin, ignoraba los efectos terroríficos de la represión de su padre. Las circunstancias de su propia vida le eran también ajenas. Cuando tenía seis años, su madre, Nadezhda Alliluyeva, se suicidó. Durante un tiempo, la pequeña creyó que había muerto de una apendicitis. Aunque renegaría más tarde de su padre, en realidad nunca le abandonó, a pesar de que durante la larga guerra con Alemania, entre 1941 y 1945, Stalin cambió. A su hijo Yakov lo dejó morir a manos de los nazis, negándose a intercambiarlo por un general alemán capturado. Al novio de Svetlana —judío— lo mandó a Siberia. Se casó con otro hombre en 1945, con quien tuvo un hijo. Se divorció dos años después. Se volvió a casar con el hijo de un colaborador de Stalin. Tuvo otra hija. Y se divorció de nuevo. Fue tras la muerte de su padre, en 1953, cuando los nuevos líderes del Kremlin, incluido el primer secretario Nikita Kruschev, la despojarían de sus privilegios. Antes que convertirse en una más, prefirió huir. Escapó a India en 1967. Allí pidió asilo político en la Embajada de Estados Unidos. El presidente Lyndon B. Johnson se lo concedió. Según escribió en 1992 The Washington Times, el KGB trató entonces asesinarla, un plan que no se completó. Finalmente Svetlana llegó a Nueva York en abril de 1967. Publicó dos autobiografías en las que renegaba de su padre, de la URSS y del comunismo. Tras quemar en público su pasaporte soviético, se asentó en Nueva Jersey. Tres años después conoció a William Wesley Peters, discípulo de Frank Lloyd Wright, y se casó con él. Ambos se mudaron a un complejo diseñado por el famoso arquitecto en Scottsdale, en el desierto de Arizona. Pero como parece que era norma común en sus casamientos, tuvo una hija y, en dos años, se divorció. Se nacionalizó norteamericana en 1978, y cambió su nombre por el de Lana Peters. Entonces, hace ya 33 años, comenzó la decadencia de su vida. Se marchó a Inglaterra. Justo cuando la historiografía de la URSS rescataba la memoria de Stalin, ella comenzó a hablar mejor de su padre. Dijo que había sido un juguete de la CIA. Regresó a la URSS. Recuperó su pasaporte. Pero no encontró el reconocimiento que esperaba, y se mudó a Georgia para, en 1986, volver de nuevo a Estados Unidos. Ya en Wisconsin, dijo que nunca había renegado de EE UU, que todo había sido una mala traducción de sus palabras. Trataba de huir de los medios. Algunos escribieron que subsistía en la pobreza, que había enloquecido. Dio, finalmente, una entrevista al diario Wisconsin State Journal, el año pasado. De su padre, tuvo algo que decir, una frase lapidaria: “Me rompió la vida”. El Pais

Piden a la jueza argentina que lleva el caso del genocidio franquista que viaje a España y tome testimonio en la embajada

Varios querellantes contra los crímenes de la dictadura franquista, que interpusieron una denuncia en Buenos Aires el 14 de abril de 2010, han presentado un escrito a la jueza argentina que lleva el caso en el que solicitan que viaje a España para tomar testimonios a familiares de desaparecidos durante la dictadura. Según la Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica, esta petición responde a un informe expedido por el Gobierno español en el que se aseguraba que las violaciones de derechos humanos llevadas a cabo por la dictadura militar del general Franco "ya están siendo investigadas" por la justicia española. Como argumento fundamental, el Gobierno español utilizó el 'caso Garzón' que se ha caracterizado precisamente por ser la operación judicial española para paralizar las investigaciones de los crímenes de la dictadura y mantener la impunidad", ha señalado esta asociación. Por ello, los querellantes han solicitado una serie de medidas a la jueza argentina, entre ellas, que se instale en la embajada de Argentina en Madrid y que en ella reciba a familiares de desaparecidos, para tomarles testimonio y conocer "de primera mano el daño que sufrieron y el abandono que padecen por parte del poder judicial español". Asimismo, han requerido que la jueza solicite al Gobierno de España información precisa acerca de quiénes fueron los responsables de las citadas violaciones, quiénes firmaron las sentencias ilegales de los juicios sumarísimos y toda la información a la que tenga acceso el Gobierno con respecto a los crímenes de la dictadura. Por último, los querellantes se han ofrecido a facilitar a la jueza, en caso de que acepte desplazarse a España, los contactos y la documentación que ella solicite para "conocer de primera mano" la situación de las víctimas de la dictadura. http://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/2011-11-27/piden-a-la-jueza-argentina-que-lleva-el-caso-del-genocidio-franquista-que-viaje-a-espana/2011112717342600383.html

28 de noviembre de 2011

La memoria histórica de CCOO

El histórico sindicalista Miguel Ángel Zamora presentó ayer su libro en Zaragoza “Comisiones Obreras. Artífices del movimiento sindical aragonés”---- J. HERAS PASTOR----- El histórico sindicalista Miguel Ángel Zamora presentó ayer su libro en Zaragoza, una obra que analiza el nacimiento y formación de la central en Aragón y la lucha obrera contra la dictadura “En estos momentos de dificultad sindical y social, la gente tiene que saber que en situaciones también muy malas la clase obrera fue capaz de salir adelante”. Lo dice el histórico sindicalista aragonés, Miguel Ángel Zamora, y sabe de lo que habla. Él fue uno de los diez encausados y encarcelados por el Proceso 1001, el juicio franquista contra los dirigentes de Comisiones Obreras (CCOO). Un pasado de lucha obrera y represión que no quiere olvidar y que minuciosamente analiza y recopila en su libro Comisiones Obreras. Artífices del movimiento sindical aragonés, escrito junto al periodista José Miguel Pérez Bernad. Zamora presentó ayer la edición en la Facultad de Economía de la Universidad de Zaragoza, acompañado por el líder de CCOO Aragón, Julián Buey, y ante la mirada atenta –y en ocasiones emocionada– de más de un centenar de sindicalistas. En el público también estaban algunos de los que, como Miguel Ángel, cumplieron condena por el Proceso 1001, un pasaje histórico del sindicalismo sobre el que se debatió también ayer en un acto previo a la presentación del libro. “La represión nos frenaba pero no nos paraba”, destacó Zamora, que repasa en el libro el devenir de Comisiones en los “duros años” de la dictadura. Su objetivo es dar a conocer el movimiento social de Aragón contra el Franquismo pero desde la perspectiva de la lucha obrera, una faceta sobre la que cree que existe “un gran vacío”. Además de cubrir ese hueco, con la difusión del legado de CCOO y del movimiento sindical aragonés trata de “dificultar la falsedad de la historia” porque “en estos momentos hay grandes intereses en disimular y manipular que en este país hubo una dictadura muy cruel”, enfatiza. Sobre los orígenes de Comisiones Obreras, recalca que “no surge de la nada”. Frente a la teoría de que esta organización es una “creación espontánea de la clase obrera”, Zamora sostiene que cuando se analiza la trayectoria “se descubren a unas gentes que ya empezaron a luchar en los años 40 y que siguieron en los 50 y 60″. Sobre esas “bases”, dice, y al calor del Partido Comunista de España (PCE) se constituyó formalmente el sindicato. En Aragón, surge en 1966 con motivo de las elecciones sindicales de ese año. “Era una organizaición híbrida: no era legal pero tenía pretensiones de funcionar como tal y por eso participa a las elecciones sindicales”. Para Zamora, el mayor logro de Comisiones en aquella época era mero de “existir”, porque “a pesar de la dictadura y la represión, tenía presencia en las calles y en las empresas y negociaba los convenios colectivos directa o indirectamente”. Y como hitos de CCOO en Aragón, recuerda la huelga general del Metal de 1975, las movilizaciones contra el trasvase o la reinvidicación del Canfranc. Aunque los tiempos pasan, Zamora mantiene que “la lucha de clases sigue existiendo” y frente a las críticas a los sindicatos asegura que estos “son el último baluarte que la queda a la izquierda, no los partidos”. http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/economia/la-memoria-historica-de-ccoo_717705.html

LA FORTUNA DE LOS FRANCO: LA FAMILIA TIENE UN PATRIMONIO DE 500 MILLONES

Atado y bien atado. Francisco Franco no sólo intentó asegurar un modelo político en España posterior a la dictadura, sino que buscó además garantizar un futuro para sus descendientes. Ahora, cuando se cumplen 32 años de su muerte, a la hora de hacer balance. Aunque lejos del poder y la relevancia pública que tuvo a la sombra del Caudillo, la familia Franco Martínez-Bordiú controla un extenso conglomerado de empresas y propiedades inmobiliarias, que incluye fincas solariegas, pisos en las mejoras zonas de Madrid y la costa, locales, aparcamientos e incluso palacetes, como la Casa Cornide, en La Coruña, o el Pazo Meirás, en la misma provincia, y objeto actualmente de polémica ante la reclamación del edificio por parte de la Xunta de Galicia como Bien de Interés Cultural. Una gran fortuna Y eso por no hablar de las propiedades que han vendido en los últimos años y que les han supuesto ya jugosos ingresos, como el Palacio del Canto del Pico, en Torrelodones, traspasado en 1988 por más de 300 millones de pesetas (1,8 millones de euros) tras años de abandono y deterioro. O la parcela en la Colonia El Bosque, en Pozuelo de Alarcón (Madrid); la finca Cerca de los Monteros, en Marbella; los terrenos de olivares en Mancha Real (Jaén) o los apartamentos en la Playa de Campoamor (Alicante). Franco dejó a sus descendientes directos un herencia asegurada mediante testamento firmado en el Palacio de El Pardo el 20 de agosto de 1968, cuyo legado les ha asegurado una vida sin problemas económicos de ningún tipo. Pero, ¿a cuánto asciende realmente la fortuna de la familia? Es muy complicado saberlo con exactitud. El periodista y escritor Mariano Sánchez, autor del libro Franco, SA y una de las personas que más ha investigado sobre la herencia del dictador, reconoce en su obra las dificultades que existen a la hora de valorar su patrimonio, gestionado por más de 50 sociedades, algunas inactivas y que en la mayor parte de los casos no han sido auditadas por firmas independientes. No obstante, la mayoría de las fuentes cifra la fortuna de la familia Franco entre 500 y 600 millones de euros, aunque hay que tener en cuenta también que muchos de sus descendientes siguen hoy vidas completamente separadas y apenas tienen contacto entre ellos, salvo en ocasiones muy contadas. La 'central', en Madrid Lo único que se sabe con certeza es que gran parte de su patrimonio está invertido en el ladrillo. Juan Luis Galiacho explica en su libro Los Herederos del Gran Poder que, aunque en muchas sociedades sigue apareciendo como única administradora Carmen Franco Polo, la hija del general, la persona que figura realmente como cabeza visible de la familia es Francisco Franco Martínez-Bordiú, más conocido como Francis, nieto del anterior jefe del Estado, que se cambió el apellido para mantener la estirpe. "Dicen quienes conocen a Francis que es el verdadero ideólogo y administrador de los negocios familiares de los Franco ", asegura Galiacho. A él le acompañaría además su hermano pequeño Jaime, el jurista de la familia. Galiacho cree que "después de varios años de ostracismo parece que la saga despega de nuevo" desde su cuartel general, en el domicilio familiar en la calle Hermanos Becquer, número 8, en el madrileño barrio de Salamanca. Y no se preocupen: no tienen problemas de espacio. Según los datos del Registro de la Propiedad, los Franco tienen en el edificio sótanos, planta baja, cinco pisos altos y áticos. Y es ahí en donde tiene su sede, por ejemplo, la inmobiliaria Fiolasa, creada en abril de 2002 con un capital social de 10 millones de euros, y, según todos los datos, cabecera actualmente del holding. Esta empresa, que cuenta con unos fondos propios de 23,4 millones de euros, tuvo al principio ciertos problemas financieros que ya están completamente solventados. Así, y de acuerdo con las cuentas depositadas en el Registro Mercantil de Madrid, los ingresos de esta compañía superaron el año pasado los 5 millones de euros, casi nueve veces más que en 2005. Punta del iceberg Pero lo más significativo es que sus ganancias se han multiplicado por 25, hasta 3,9 millones de euros. Dedicada al alquiler de inmuebles, la empresa logra así un margen absolutamente extraordinario. En teoría gana 78 euros por cada cien que ingresa, aunque como no tiene obligación de auditar sus cuentas, nadie las ha supervisado. Fiolasa no es, sin embargo, nada más que la punta del iceberg del entramado societario. Como accionista único figura una compañía, Sargo Consulting, en la que Carmen Franco aparece también como administradora única y Jaime Franco Martínez-Bordiú como apoderado. Esta sociedad, que cuenta también con unos fondos propios de casi 21 millones de euros, es propietaria del cien por cien de las acciones de Fiolasa, que a su vez participaba, a 31 de diciembre de 2006, en compañías como Cauce, Aparcamientos Atocha, Caspe, Proazca o Promociones del Suroeste. El accionista de referencia de esta última sociedad es Felipe San Román, un polémico ganadero y constructor que ha estado envuelto e imputado en varios escándalos urbanísticos, el último de ellos el de la operación Malaya contra la corrupción en Marbella. El año pasado el juez instructor, Miguel Ángel Torres, le imputó por un presunto delito de tráfico de influencias y prevaricación y el empresario llegó a ingresar en prisión. Se había encontrado "una supuesta agenda" en la que se reflejaría un pago de cuatro millones de euros ligados a un convenio urbanístico con el Ayuntamiento de la localidad y la edificación de una urbanización levantada en suelo rústico. Los orígenes Los Franco desembarcaron en el negocio inmobiliario en la década de los años setenta de la mano precisamente de este constructor, con más de 30 sociedades inmobiliarias y grandes extensiones de suelo en la Comunidad de Madrid, especialmente en municipios como Las Rozas, con un alto poder adquisitivo, pero también en otros más modestos de la zona sur. Tanto Carmen Franco Polo como su hijo Francisco Franco Martínez-Bordiú llegaron a entrar en el Consejo de Administración de Promociones del Suroeste -Francis fue director general- aunque, según han explicado a elEconomista fuentes del grupo San Román, las relaciones se habrían roto. De hecho, según los datos depositados en el Registro Mercantil, los Franco habrían salido del capital en junio del año pasado. Antes, las familias San Román y Franco se habían puesto de acuerdo para desarrollar los terrenos de la finca de Valdelasfuentes, entre las localidades madrileñas de Móstoles y Arroyomolinos, y que fue adquirida en los años sesenta en una operación en la que intervinieron Carmen Polo y su esposo, Cristóbal Martínez-Bordiú, el marqués de Villaverde, con el conocimiento del propio Franco . LA Se trata de una finca rústica de unos 10 millones de metros cuadrados, que durante años se dedicó a labores agrícolas y ganaderas y en cuya superficie se ubica ahora el centro comercial Madrid Xanadú, conocido por albergar una pista de esquí artificial y en donde, según denunciaron algunos afectados, la promotora Bitango vendió casas protegidas con sobreprecio y sin informar de que se trataba de VPP (viviendas de protección pública). Tras conseguir importantes recalificaciones, en Valdelasfuentes estaba prevista la construcción de más de 4.000 viviendas. Otros negocios Galiacho detalla, no obstante, que los Franco no sólo se han dedicado al ladrillo, sino quehan invertido también parte de su herencia en la adquisición de garajes por todo Madrid. Francisco Franco Martínez-Bordiú dispondría así de más de una decena, gestionados desde empresas como Comerzia, Estacionamientos Urme o Aparcamientos Atocha. La cabecera de este negocio es, sin embargo otra empresa, Proazca, creada en 1991 con una inversión de 1,2 millones. Menos significativa resulta la incursión de la familia del dictador en otros negocios no tan lucrativos. Francis figura, por ejemplo, como administrador de una clínica, el Centro Médico del Láser Pío XII; de una cadena de restaurantes en La Coruña, controlada por una de sus empresas de aparcamiento, e incluso en el negocio cárnico. Francis creó la sociedad Premohi, dedicada la importación y exportación de carne, junto a Gonzalo Hinojosa, hasta hace dos años principal accionista y presidente de Cortefiel, que rompió ya su alianza. Pero no importa demasiado. El holding de los Franco está más vivo que nunca. (Javier Romera / El Economista. 24 -11-2011)

Baztango Ezkerra decide apoyar la apertura del túnel de Magna en Zilbeti



El grupo municipal de Baztango Ezkerra (BE) en el Ayuntamiento de Baztan ha decidido apoyar la desafectación de un terreno y facilitar así que se abra un túnel para la explotación minera que proyecta Magnesitas Navarras (Magna) en Zilbeti, en el Valle de Erro. La decisión se adoptó por unanimidad en asamblea que con asistencia de medio centenar de corporativos y simpatizantes del grupo celebraron en Elizondo, y BE la trasladará al Ayuntamiento de Baztan para su inclusión entre los asuntos a tratar en una próxima sesión de la Junta General.En un comunicado, la organización municipal informó que "a petición de los votantes de Baztango Ezkerra se celebra una asamblea para tratar el tema de la salida del túnel que viene de Zilbeti a Kinto", y que "la Mancomunidad de Kinto (Quinto Real) nos comunicó pidiendo dar salida del túnel a la carretera NA-138 para no pasar el material de Magnesitas por el pueblo de Zilbeti y además acortaría el tramo de los camiones con el material a la planta". Los asistentes a la asamblea "han aprobado que Baztango Ezkerra defienda la postura de apoyar la apertura de dicho túnel", dice el comunicado.De acuerdo con información facilitada por los asistentes, en la decisión se consideraron los "muy difíciles momentos" que se viven, así como la "oportunidad" que supone para Baztan la apertura de la mina de Zilbeti, que garantiza además el trabajo de 170 operarios en Magna, así como los problemas laborales (bajas en Volkswagen y otros) que amenazan en 2012. El grupo BE cuenta con dos concejales y gobierna con Bildu (contrario a ceder el terreno a Magna) en Baztan.Diario de Noticias

El juicio por las obras en el fuerte de Ezkaba no admite a historiadores

El colectivo Autobús de la Memoria lamentó ayer que dos historiadores, Emilio Majuelo y Pedro Oliver, no pudieran intervenir como peritos en la vista oral celebrada en el Juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Pamplona sobre la legalidad de las obras realizadas en el fuerte de Ezkaba. Los trabajos, según la denuncia vista ayer en la Audiencia, han destruido elementos fundamentales de lo que fue cárcel franquista por la que pasaron millares de detenidos y que fue testigo de centenares de muertos. “Se ha intentado ocultar una parte de la historia”, señaló Carlos Otxoa, de Autobús de la Memoria, quien advirtió que si el Contencioso rechaza la denuncia seguirán adelante en otras instancias. La denuncia de Autobús de la Memoria se extiende al Ministerio de Defensa, propietario del fuerte y promotor de los trabajos, al Ayuntamiento de Berrioplano por legalizar las obras y al departamento de Cultura del Gobierno de Navarra por emitir un informe favorable a través de Príncipe de Viana. En la demanda piden asimismo que se restituya el fuerte a su estado anterior, dado que está perfectamente documentado cómo estaba y cómo ha quedado después de las obras. Ayer en la vista, que duró unos 45 minutos, únicamente pudieron intervenir los abogados de las partes, pero no los historiadores. Carlos Otxoa explicó que las obras del Ministerio de Defensa en el fuerte de Ezcaba comenzaron en 2008. En principio estaban previstas labores de limpieza y desbroce, pero después se convirtieron en demolición de muros, lo que supuso la destrucción de parte del espacio físico en el que se desarrollaron los acontecimientos en el penal durante la guerra civil y en los años posteriores. Autobús de la Memoria recurrió en principio al Tribunal Administrativo de Navarra en base a dos argumentos: las obras no tenían licencia ni el informe de Príncipe de Viana necesario al tratarse de un edificio declarado Bien de Interés Cultural. El TAN les dio la razón pero se declaró incompetente y les remitió al Juzgado Contencioso Administrativo. Entre tanto, el Ayuntamiento de Berrioplano solicitó el informe de Príncipe de Viana, que fue favorable, y, con posterioridad, legalizó las obras. “Creemos que el informe de Príncipe de Viana es anulable y, por tanto, también la licencia del Ayuntamiento”, señaló Otxoa. El tribunal sí aceptó ayer las pruebas testificales, recogidas básicamente en el libro Penal de San Cristóbal/Ezkaba: derribos contra la memoria, que el colectivo Autobús de la Memoria editó en primavera y que aporta informes de decenas de historiadores y peritos. Para Carlos Otxoa, “la actuación que se ha hecho en Ezkaba va en contra de la Ley de Patrimonio y de la Ley de la Memoria Histórica y trabajaremos para recuperar la verdad”. “MUTILACIÓN DEL CONOCIMIENTO” Pedro Oliver, de la Universidad de Castilla-La Mancha, reivindicó la importancia de que los historiadores participen en este tipo de cuestiones y señaló que “el patrimonio histórico no puede dejarse en manos de técnicos y administrativos”. Señaló con ironía que tal vez hubieran aceptado “a un historiador no de derecho sino de derechas” y argumentó que “lo que se ha hecho en San Cristóbal es una mutilación del conocimiento, es destruir puentes contra la historia”. Oliver destacó el “meritorio” trabajo realizado que “merecía la pena haber dejado exponer hoy”, y dijo haberse sentido “ninguneado en algunos momentos” porque “hay una guerra de memorias que sigue teniendo asiento en los tribunales de justicia. En Navarra estamos en una etapa de indocumentación, dejar esta cuestión en manos de arquitectos sin que se documente es sorprendente”. Según se recoge en el libro Penal de San Cristóbal/Ezkaba: derribos contra la memoria, en el penal se derribaron tres muros que se construyeron en su día para transformar el fuerte en cárcel: uno cerraba el patio militar para convertirlo en patio penal; la segunda pared derribada es la de la cocina, vital para comprender la historia del fuerte ya que allí se fraguó parte de la fuga de 1938; y el tercer muro es el del locutorio y su derribo desdibuja la sala destinada a las visitas de los familiares. http://www.noticiasdenavarra.com/2011/11/26/vecinos/cuenca-de-pamplona/el-juicio-por-las-obras-en-el-fuerte-de-ezkaba-no-admite-a-historiadores

27 de noviembre de 2011

El movimiento obrero autónomo . Ver vídeo.

Documental autonomia obrera en el territorio bajo dominio del Estado español. from odo on Vimeo.

El movimiento autónomo o marxismo autónomo (simplificado muchas veces como autonomismo) es una corriente política surgida desde la izquierda política y es, en algunos casos, parte de las interpretaciones del marxismo libertario(principalmente) y llega a coincidir con algunos postulados del anarquismo. Promueve un desenvolvimiento democrático y socializante del poder político, la democracia participativa, la horizontalidad, y una constante adecuación de las estrategias y tácticas a las realidades concretas de cada espacio. Se caracteriza por criticar y evitar el vanguardismo y el burocratismo de los partidos y los sindicatos de izquierda clásicos desde un discurso anticapitalista y antiestatista. Esto apunta a analizar, criticar y evitar en la vivencia la determinación de las estructuras de poder de la sociedad capitalista y estatal, para así crear una autodeterminación de la vida que se base en la capacidad positiva y productiva de los sectores subalternos dentro de la modernidad y así también determinar a la sociedad. Sus partidarios suelen ser llamados "autónomos" o "autonomistas". También existe la tendencia importante de enfatizar la política prefigurativa, o aquella que en acción ya contiene las formas sociales que desea sean la norma de la sociedad. Así también la idea relacionada de la posibilidad de experimentación social y rebeldía en el ahora y por ende la crítica a las visiones que miran al mundo mejor solo capaz de hacerse realidad después de realizar la revolución. Historia Tiene antecedentes importantes en posiciones de marxismo libertario como el comunismo consejista y la izquierda comunista así como en el anarquismo, anteriormente se identificaba como operaísmo. Después de las revueltas europeas de fines de los sesenta emergería la posición autónoma con más fuerza liderada por movimientos de trabajadores y de estudiantes que se rebelaban contra el vanguardismo y burocratismo de los partidos comunistas. Al llegar el fin de la década de los setenta, esta posición influenciaría posteriores que tomarían más diversidad al incorporar nuevas luchas, como las de los migrantes o las de mujeres y tendría nuevas expresiones, como las de los centros sociales y la okupación y ya en la década de 2000 la iniciativa renovadora del primero de mayo tradicional conocida como MayDay o en América Latina el neozapatismo, alejándose de esta manera, del tradicional sujeto revolucionario, al menos perdiendo éste su exclusividad. En todo caso, hay que tomar en cuenta que la crítica al excesivo énfasis o la identificación del sujeto privilegiado revolucionario como la clase obrera ha existido siempre dentro del socialismo. Se podría decir que el anarquismo promueve las posiciones autonomistas en forma más constante que el marxismo aunque es claro que muchos que se identifican como "autónomos" no se adhieren al anarquismo o tampoco necesariamente al marxismo. Así mismo existen algunos anarquistas que se adhieren a las posiciones y movimientos autónomos. [editar]Los sesenta y setenta: la crítica a los partidos comunistas y las revueltas obreras y estudiantiles En la mitad de los años sesenta la izquierda mundial se vio impactada por eventos como las descolonizaciones y los movimientos de liberación nacional en el Tercer mundo. Por otro lado en la China de Mao Tse Tung se impulsaba el proceso conocido como la Revolución Cultural. Este movimiento se caracterizaba por querer criticar el burocratismo y en mucho era llevado a la práctica por estudiantes radicalizados que denunciaban a los viejos dirigentes del partido en sus prácticas burocráticas o en sus privilegios. Aunque este movimiento se mantenía dentro del proyecto de partido único dirigista y por tanto dentro del leninismo, de todas formas fue fuente de inspiración en todo el mundo para una nueva generación de militancia revolucionaria que quería renovar a la izquierda en lo que veía como estancamiento en las posiciones, sobre todo de los Partidos Comunistas tradicionales y de la socialdemocracia. El fin de los años sesenta vería una revuelta estudiantil de alcance global. Es famosa la revuelta estudiantil del Mayo de 1968 en Francia. También habría que considerar las revueltas en países como EEUU, Alemania, Bélgica y Japón. En el contexto de la Primavera de Praga en Checoslovaquia estudiantes fueron actores principales de los acontecimientos, así como en Polonia y Yugoslavia. En el contexto latinoamericano son famosos los eventos de la matanza de Tlatelolco, en la cual estudiantes en la Ciudad de México fueron acribillados por el Ejército mexicano. En particular es interesante notar que dentro del movimiento estudiantil mexicano de esa época existían algunas corrientes de pensamiento de marxismo libertario y freudomarxismo influidas pensadores de la Escuela de Franckfurt, en particular Herbert Marcuse. También en Argentina, especialmente en la revuelta del Cordobazo, los estudiantes tuvieron protagonismo esencial. Lo que puede unir a estas luchas tan distantes en el globo es en algunos casos la crítica a las concepciones y práctica de la izquierda tradicional por parte de estudiantes radicalizados con un discurso más libertario que la izquierda marxista clásica y en algunos casos articulado a nociones de freudomarxismo, de relecturas de marxistas heterodoxos antes mencionados o de profundización del concepto de la alienación. La influencia de la Internacional Situacionista Habría que mencionar aquí al aporte reflexivo del situacionismo, el cual se inspiraba en el comunismo consejista y en la reflexión en el tema de la alienación y la reificación. Esta tendencia logró internacionalizarse y tendría influencia importante en los movimientos autónomos de los setenta. Así las críticas principales a los partidos de izquierda tradicionales, a las universidades, al sistema del capitalismo y al estado iban hacia el burocratismo, el autoritarismo y la centralización de estas instituciones. El legado principal para los movimientos autónomos de los setenta del situacionismo sería la problematización de la vida diaria y su experiencia subjetiva y la no intermediación en la resistencia y la lucha por parte de sindicatos, partidos u otras entidades burocráticas. Así en estos aspectos el situacionismo era tal vez la corriente más radical y renovadora de las existentes dentro del mayo francés que también incluyo a diversos tipos de marxismos-leninismos. La discusión en torno a estos nuevos temas también llegó a penetrar a sectores de obreros organizados. En el mayo del '68 los obreros franceses acompañaron en las protestas a los estudiantes para después de lograr una alza salarial regresar al trabajo normalmente, tal como mandó el Partido Comunista Francés. En Italia, en cambio las revueltas obreras continuaron en forma importante hasta casi fines de la década de los setenta y, como veremos, en muchos casos tomaran unos caminos teórico-prácticos a los que se ha dado en llamar la línea del operaísmo. El movimiento autónomo en Italia y su legado teórico La línea autonomista extraparlamentaria dentro de la izquierda comunista italiana comenzó a tomar fuerza en la década de los sesenta. En ese entonces comenzaba a hacerse más fuerte la insatisfacción de los comunistas obreros y estudiantes con la línea política del Partido Comunista Italiano así como con los sindicatos cercanos a él o los de la socialdemocracia. Estas posiciones motivaron cada vez más la autoorganización de estos sectores. Desde estas posiciones aparecieron reflexiones inspiradas en los escritos de Socialismo o barbarie en Francia y la Tendencia Johnson-Forest de EEUU de décadas anteriores. Estos escritos trataban de estudiar las vidas de los trabajadores y las resistencias obreras que incluían varias formas de acción directa. Estas influenciaron a revistas de reflexión teórica militante como Quaderni Rossi, junto con su sucesor Classe Operaia, las cuales fueron influyentes en el desarrollo de la perspectiva autónoma italiana. Estas dos revistas fueron fundadas por Antonio Negri y Mario Tronti. La primera existió entre 1961 y 1965 y la segunda entre 1963 y 1966. Ya a fines de la década de los años sesenta estaban activos dos grupos de obreros organizados bajo esta perspectiva. Por un lado estaba Lotta Continua, liderado por Adriano Sofri y Potere Operaio, liderado por Antonio Negri, Franco Piperno, Oreste Scalzone, y Valerio Morucci. Estos desarrollaron reflexiones y prácticas de acción directa frente a los patrones y el estado en algunos casos reminiscentes del anarcosindicalismo. Antonio Negri, teórico principal del autonomismo italiano El movimiento estudiantil autónomo apareció con fuerza desde 1966 y realizaba varias acciones directas como revueltas, ocupaciones de edificios universitarios y otras medidas, como el rehusarse a pagar por servicios públicos como transporte, la electricidad, gas, renta y comida. Muchos enfrentamientos ocurrieron entre los estudiantes y la policía durante las ocupaciones de universidades en el invierno de 1967-1968, durante las ocupaciones obreras de Fiat en marzo de 1968, y en Roma durante la "Batalla de Valle Giulia". El contenido básico de estas acciones era desafiar abiertamente las formas del capitalismo así como la propaganda por el hecho. Las organizaciones como Potere operaio y Lotta continua desaparecieron a comienzos y mediados de los setenta. El periódico Lotta continua siguió existiendo hasta 1982. A mediados de los setenta comenzó a gestarse un importante movimiento de Radio libre emprendido por los nuevos militantes autónomos. Entre las más importantes radios estuvieron Radio Onda Rossa de Roma, Radio Alice de Bolonia, Controradio de Florencia, Radio Sherwood de Padua y otras menores, en Italia. Las nuevas formas que impulsaban los movimientos autónomos desafiaban las viejas estructuras y formas de la izquierda tradicional. Así describe un participante en esos movimientos, el filósofo-militante conocido como Bifo: "Pensemos en las radios libres italianas de los años '70. En aquellos años en Italia existía un monopolio estatal de la telecomunicación y estaba prohibida la emisión privada. La izquierda política, en especial el PCI, denunciaba a los activistas mediáticos de Radio Alice a los que acusaba de romper el sistema público de comunicación y de abrir así el camino a los medios privados. ¿Hay que pensar que tenía razón la izquierda estatista que se oponía a al proliferación comunicativa en nombre de la defensa del sistema público? No lo creo así. Creo que la izquierda tradicional se equivocaba por varias razones. Ante todo, porque el fin del monopolio público estaba ya inscrito en la evolución de la tecnología de la comunicación. En segundo lugar, porque la libertad de expresión es mejor que la centralización estatal de los medios. En ese momento la izquierda representaba una fuerza de conservación estatista, tanto en Italia como en los países del Este de Europa". Bifo, ¿Qué significa hoy autonomía? La dispersión del movimiento a mediados de los setenta fue corregida entre 1976 y 1978 por el nuevo movimiento conocido como Autonomía Operaria. En este siguieron participando figuras más antiguas como Oreste Scalzone, Franco Piperno, Antonio Negri y Franco Berardi, también conocido como "Bifo" (en la Radio Alice). El movimiento se puso activo especialmente en 1977 después del asesinato por parte de la policía del miembro de Lotta Continua Francesco Lo Russo en Bolonia. Este evento causó una serie de demostraciones en toda Italia. La universidad de Bolonia y La Sapienza de Roma fueron ocupadas por el movimiento de estudiantes. La dura represión estatal fue denunciada desde Francia por intelectuales simpatizantes del movimiento como Michel Foucault, Jean-Paul Sartre, Gilles Deleuze y Félix Guattari, los cuales también se opusieron a la crítica del Partido Comunista Italiano de la ocupación de la universidad de Bolonia. En este tiempo el PCI estaba promoviendo su nueva política de eurocomunismo y el llamado "Compromiso histórico" con la Democracia Cristiana. Habría que tomar también en cuenta otras corrientes que participaron en las revueltas de 1977, o lo que se ha llegado a llamar el movimiento del '77. Por un lado este fue protagonizado por el grupo Indiani Metropolitani, el cual recuperaba los aportes del situacionismo, el dadaísmo y el happening en la lucha. Por otro lado está el sector que decidió tomar las armas, como fue el caso de las Brigadas Rojas, las cuales se hicieron internacionalmente famosas por el secuestro y asesinato del diputado democristiano Aldo Moro. Tras este incidente los grupos autónomos sufrieron una oleada represiva que terminó encarcelando a muchos de los militantes, como fue el caso del mismo Antonio Negri, el cual fue acusado de participar en el plan que asesinó a Aldo Moro. Esta oleada represiva debilitó mucho al movimiento. Este terminó influenciando a nuevos militantes jóvenes en los ochenta y noventa, sobre todo en el movimiento de Centros Sociales y en el de sindicalismo de base. El movimiento autónomo italiano actual también participa en el movimiento de migrantes y desempleados. En mucho gira actualmente alrededor de los Centros sociales. Organizaciones que ganaron notoriedad después de los eventos de la cumbre del G8 en Génova son Tute Bianche y la Asociación Ya Basta. [editar]El desarrollo teórico del operaísmo y autonomismo italianos Michael Hardt ha afirmado que en el movimiento autónomo italiano de los sesenta y setenta "la diferencia del pensamiento italiano respecto al de otros países, sin embargo, no puede comprenderse sin haber entendido, de alguna manera, la diferencia señalada de los movimientos sociales y políticos italianos. La teorización, de hecho, en los últimos treinta años, ha cabalgado en la onda de los movimientos, emergiendo como parte de una práctica colectiva. Los escritos siempre han tenido una inmediatez política real: daban la impresión de haber sido realizados en momentos robados, semejantes a una noche profunda, a fin de interpretar la lucha política del día previo y preparar las luchas sucesivas. Durante mucho tiempo, muchos de estos autores eran por un lado teóricos, por otro continuaban diariamente con su militancia política activa".[1] Así pues se elaboró una serie de posicionamientos y elaboraciones teórico-estratégicas sobre la lucha anticapitalista desde la práctica misma. En tanto pues emergen algunos conceptos importantes y una línea argumentativa que habría que considerar (las cursivas no están en el texto original): "La teorización política radical más significativa de este periodo tuvo que ver con la autonomía emergente de la clase trabajadora respecto al capital, el poder de esta clase para generar y sostener formas sociales y estructuras de valoración independientes de las relaciones de producción capitalista y, análogamente, la autonomía potencial de la fuerza social del dominio del Estado. Uno de los eslóganes principales del movimiento fue "el rechazo del trabajo", que no significaba un rechazo de la actividad creativa o productiva, sino más bien un rechazo del trabajo dentro de las relaciones de producción determinadas del capital. El anticapitalismo de los grupos de trabajadores y estudiantes se traduce directamente en una oposición generalizada al Estado, a los partidos tradicionales y a los sindicatos institucionales". Michael Hardt, El laboratorio Italiano En la autovaloración por parte de los sectores subalternos está el hecho autonómico: "La teoría política que emergía de estos movimientos intentaba formular nociones democráticas alternativas de poder e insistía sobre la autonomía de lo social contra el dominio del Estado y el capital. La autovaloración era el concepto principal que circulaba en el movimiento, y se refería a las formas sociales y las estructuras de valorización que eran relativamente autónomas y suponían una alternativa efectiva a los circuitos de valorización capitalista. La autovaloración era considerada la piedra sobre la cual construir una nueva forma de socialidad, una nueva sociedad. Michael Hardt, El laboratorio Italiano Así pues: "...que la vida social no depende sólo de la regulación disciplinar impuesta por el poder económico, sino también de los desplazamientos, los deslizamientos y las disoluciones que constituyen el proceso de autocomposición de la sociedad viva. Lucha, retirada, alienación, sabotaje, líneas de fuga del sistema de dominio capitalista. Ese es el significado de la expresión "rechazo del trabajo". Rechazo del trabajo significa muy sencillamente: "no quiero ir a trabajar porque prefiero dormir". Esta pereza es la fuente de la inteligencia, de la tecnología y del progreso. Autonomía es la autorregulación del cuerpo social, en su independencia y en sus interacciones con la norma disciplinar. Bifo, ¿Qué significa hoy autonomía? En tanto una comprensión sobre la experiencia teórico-práctica del operaísmo italiano implica entender conceptos como autonomía, autovaloración, y rechazo del trabajo. Pero de esta conceptualización se desprende el enfoque analítico que ha sido llamado obrerista en tanto toma como punto de partida a la clase trabajadora en el análisis y no al sistema social hegemónico, como suele ser muy común en el marxismo tradicional. Así lo que se quiere lograr es una evaluación de obstáculos y posibilidades en la lucha y autovaloración de los sectores subalternos tomando en cuenta la constante recomposición del tejido social que se da debido a la lucha de clases. [editar]El movimiento autónomo en Francia y Alemania Francia La situación fue muy diferente en Francia que en Italia después de 1968. Mientras que las revueltas obreras fueron constantes hasta los setenta en Italia, en Francia estas fueron casi inexistentes. De todas formas el movimiento y la reflexión del autonomismo italiano influencio en Francia en formas diversas. Así pues tenemos la publicación llamada Matériaux pour l'intervention (1972-1973) de Yann Moulier-Boutang, un economista francés cercano a Antonio Negri. Esto conduciría a la creación del grupo Camarades (1974-78) por Moulier-Boutang. Junto con otros, Moulier-Boutang se uniría al Centre International pour des Nouveaux Espaces de Liberté (CINEL), fundado tres años antes por Félix Guattari, y daría refugio a 300 activistas italianos en Francia acusados de terrorismo. El movimiento autónomo así se organizó en la AGPA (Assemblée Parisienne des Groupes Autonomes 1977-78). Muchas tendencias estaban presentes en esta, como por ejemplo la Organisation communiste libertaire (OCL - un grupo anarco-comunista), el grupo conocido como "Autonomía deseante" de Bob Nadoulek, y también okupas y otro tipo de grupos. Los autónomos franceses también apoyaron a prisioneros políticos de la guerrilla Rote Armee Fraktion alemana (RAF). En este contexto apareció el grupo militante Action Directe en 1979. Aparentemente el grupo asumió responsabilidad por los asesinatos del Gerente de Renault Georges Besse. Después se sugirió que el asesinato en realidad había sido provocado por los servicios de inteligencia iraníes. Action Directe se disolvió en 1987. En los 1980s, el movimiento autónomo francés disminuyó en actividad aunque permaneció activo en algunas revueltas y okupas. En esta década publicó los periódicos CAT Pages (1981-1982), Rebelles (1981-1993), Tout ! (1982-1985), Molotov et Confetti (1984), Les Fossoyeurs du Vieux Monde, La Chôme (1984-1985) y Contre (1987-1989). En los noventa y 2000 ha estado envuelto en las luchas de los migrantes (Collective Des Papiers pour tous (1996) y Collectif Anti-Expulsion (1998-2005)), de los desempleados (Travailleurs, Chômeurs, et Précaires en colère TCP), y l'Assemblée générale des chômeurs de Jussieu ("Asamblea General de los desempleados de Jussieu"). También se envolvió en las luchas del movimiento antiglobalización. Algunas publicaciones importantes son Quilombo (1988-1993), Apache (1990-1998), Tic-Tac (1995-1997), Karoshi (1998-1999), y Tiqqun (1999-2001). En el año de 2003 en diciembre cientos de desempleados irrumpieron en un supermercado muy conocido y llevaron una acción que llamaron autoreducción de precios. Así mismo el movimiento participó en las protestas de 2006 contra la nueva ley de educación. Alemania En Alemania, el término Autonome se usó a fines de los años setenta para llamar a los sectores más radicales de la izquierda y en algunos casos a los sectores anarquistas y anarco-comunistas. Estos movimientos participaban en acciones como aquellas en contra de las plantas nucleares de energía (Brokdorf 1981, Wackersdorf 1986) y aquellas en contra de la construcción de aeropuertos (Frankfurt 1976-1986). El movimiento okupa también fue muy activo desde los sesenta y en este participaban los autonome. Las tácticas de los autonome incluían la construcción de barricadas y el lanzamiento de piedras y cócteles molotov a la policía. Debido a su atuendo (ropa negra, máscaras de ski, escudos) los autonome fueron llamados Der Schwarze Block por los medios de comunicación alemanes masivos, y estas tácticas son similares y anunciaron las actuales de Bloque Negro. Hoy en día el movimiento autónomo alemán se concentra en el antifascismo, el ecologismo, el movimiento de migrantes, el feminismo, y otras causas. Autonomismo en América Latina Las visiones de marxismo libertario tuvieron poca difusión e influencia en América Latina hasta los años sesenta. En esta década de todas formas el freudomarxismo y las posturas de la Escuela de Frankfurt tuvieron una fuerte influencia en el movimiento estudiantil mexicano que padeció la matanza de Tlatelolco en 1968. En todo caso la mayoría de la nueva militancia joven de izquierda en América Latina hasta los ochenta asumió posiciones dentro del espectro de la socialdemocracia o del marxismo-leninismo en sus variantes típicas de la época, como el guevarismo, el maoísmo o el trotskismo. Las ideas autonomistas italianas o europeas tuvieron poca o nula difusión en América Latina hasta esta época. En algunos lugares, como Brasil o Argentina, existían grupos de tendencia anarquista con alguna influencia en sectores de obreros y estudiantes. De todas formas vale la pena resaltar como una cultura más libertaria de izquierda política venía lentamente en gestación desde los sesenta, sobre todo motivada, como en Europa, por la insatisfacción por el burocratismo, autoritarismo y vanguardismo de la izquierda política tradicional. Así pues esta cultura se expresó en algunas secciones del movimiento estudiantil latinoamericano a partir de la década de los ochenta. En eventos como las revueltas contra la dictadura de Augusto Pinochet en Chile, las acciones eran coordinadas en forma más en red y el vanguardismo de la izquierda tradicional pesaba poco. En estas acciones participaban movimientos estudiantiles, barriales, o de trabajadores. Similares situaciones se dieron en las luchas contra las dictaduras de los setenta y ochenta pero la mayor atención y liderazgo lo tenían la izquierda tradicional y las guerrillas marxistas-leninistas, como el FPMR, de Chile, la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, de Perú, o el FMLN, el FSLN y la UNRG en América Central. Un quiebre importante tanto en las formas como en la teoría se dio con la caída del Muro de Berlín. La situación llamaba al replanteamiento de las tácticas y las formas fuera del vanguardismo, el burocratismo y el autoritarismo. El movimiento más importante que influenció una línea política más autónoma y libertaria fue el EZLN cuando se alzó en armas públicamente, el primero de enero de 1994, justo cuando se ponía en práctica el TLCAN. Este se planteó como un movimiento de resistencia más que uno de toma del poder, así como uno con base social en las comunidades indígenas del estado mexicano de Chiapas. Esto significaba un quiebre significativo con las formas del marxismo-leninismo clásico. La cultura política del EZLN comenzó a influenciar a movimientos estudiantiles y de todo tipo en México así como motivó la solidaridad y la adhesión de una gran diversidad de movimientos sociales en la iniciativa conocida como Frente Zapatista de Liberación Nacional o FZLN. El EZLN en 1995 decidió organizar un Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el neoliberalismo al cual asistieron muchas organizaciones políticas y sociales de todo el mundo. En este encuentro y los siguientes sería notoria la participación de movimientos autonomistas y libertarios europeos de España e Italia. Estos movimientos europeos giran en mucho alrededor de las iniciativas autónomas en las cuales tienen especial importancia las de centros sociales y okupas. La influencia posterior del neozapatismo en estos movimientos sería importante así como la solidaridad que se manifestó en la organización en Europa de comités de solidaridad con la causa zapatista. En el siguiente extracto de una entrevista al militante autónomo italiano contemporáneo Luca Casarini podemos ver el encuentro que se dio entre las perspectivas autónomas italianas con el neozapatismo latinoamericano: "El '94 es el año fundamental en el que alcanzamos el espíritu de lo que ya éramos, conseguimos ver un sueño nuevamente. Hasta entonces había habido un gran trabajo de automotivación, de construcción de resistencia, de pequeñas hipótesis de perspectiva, pero faltaba algo, faltaba un sueño común, un empujón de imaginario, alguien que nos dijera que tenemos hermanos y hermanas en otras partes del mundo, que nos indicara algo. El 94 ha sido para nosotros la salvación: el levantamiento zapatista. Empezamos a aprender de los hermanos zapatistas todo aquello que nos servía para poder movernos en este nuevo mundo, aprender a producir experiencias innovadoras, nuevos lenguajes, nuevos lugares, nueva política. El levantamiento zapatista rompe todos los paradigmas, y nos da también una extraordinaria fuerza de imaginario y de sueño, y rompe también los paradigmas de toda la izquierda, incluso la extraparlamentaria; el paradigma de la toma del poder, del enfrentamiento militar, de la dictadura del proletariado, de la configuración unívoca de la clase. El zapatismo se dirige a los gays, a las lesbianas, a los jóvenes, precarios y parados, no usa el término "proletariado", que podía convertirse en un fetiche que no explicara las modificaciones de la sociedad postfordista en la que la figura social productiva se da como atomización y multiplicación de las figuras sociales productivas, que ya no tenían como centro la gran fábrica, sino la transmigración de la gran fábrica a la fábrica social. Hablamos de una dimensión biopolítica, que llevaba al capital neoliberal a traspasar la frontera de la vida, y a ocuparse del ADN, a producir logos y comportamientos sociales, no sólo como dinámicas de control y disciplina, sino como dinámicas de producción. Era necesario aprender lo que significaba construir movimiento, estar dentro de los movimientos, el significado de la acción política de parte pero no autosuficiente. Todo esto los zapatistas empiezan a introducirlo y para nosotros es algo extraordinario, es un respiro increíble de alivio. Nos ayuda también a no tener miedo de equivocarnos, nos ayuda a tener un gran estimulo para decir que lo único que podemos perder son las cadenas, que nadie tiene la verdad en el bolsillo, que los "templarios" y los que custodian la memoria son nuestros peores enemigos, porque la historia está todavía por construir, que no hay una línea política, sino experimentaciones, experiencias, ejemplos. Nos ayuda a decir que la comunicación es un terreno no sólo de producción, no sólo de control y disciplina, sino un terreno de lucha política y también un terreno de organización. Se consigue una alternativa, que tiene una perspectiva diversa de las clásicas formas de organización, como el partido y el sindicato, a las cuales no sabíamos dar respuesta. Nos habla de comunidad, que no es una comunidad biológica, sino una comunidad de destino. Nos habla de ciudadanía, de derechos de ciudadanía. El zapatismo nos ayuda a decir que local y global son dos esferas que se deben cruzar, que deben vivir en la actividad política que hacemos sin determinar la superioridad de ninguna de ellas. El conflicto y el consenso, todo lo referido, en las sociedades modernas, a la producción de opinión, a la fuerza de convencer, cosas que hasta entonces estaban en nuestra cabeza, en nuestro estómago, pero sin organizarse. Se comienza a escribir una nueva historia, una nueva palabra de la liberación. Desde aquí damos un salto, y comienzan las experiencias más innovadoras; el inicio en el nordeste de los trabajos sobre federalismo, la reapropiación de los medios administrativos como dinámica de radicalidad, de un nuevo mecanismo de la práctica del conflicto, etc.". Pablo Iglesias, Ciclos del movimiento: entrevista con Luca Casarini Aquí pues se dio un interesante encuentro entre realidades muy diferentes a través de perspectivas similares de la lucha y el cambio social revolucionario. Pero en forma todavía más importante lo que se comenzaba a dar aquí es tal vez los inicios del movimiento alterglobalización, el cual despegaría sobre todo después de las Manifestaciones contra la cumbre de la OMC en Seattle, en 1999. Los encuentros zapatistas internacionales fueron quizás las primeras iniciativas de este movimiento de carácter global. En el ámbito latinoamericano la influencia zapatista comenzó a tomar fuerza expresiva a través de los movimientos alterglobalización de la región, visibles a través de las manifestaciones contra el "libre comercio" desde los noventa. De todas formas se advierten especificidades en este tema: "La influencia del zapatismo puede rastrearse en buena parte de los movimientos juveniles y estudiantiles de todo el continente; existe fuerte empatía entre los movimientos indígenas continentales y el zapatismo, sin duda, porque comparten una misma cosmovisión; por el contrario, fuera de estos espacios, el impacto del zapatismo no es tan evidente, aunque la crisis de las izquierdas partidarias y las dificultades que atraviesa el movimiento popular han convertido al EZLN en un referente necesario, aunque aún lejano. En líneas generales, las huellas que va dejando el zapatismo en América Latina son más visibles en el movimiento social argentino que emergió en las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 que en el resto del continente. Quizá, por tratarse del más reciente, menos institucionalizado y más abierto de los movimientos que recorren la región. Vale la pena destacar que buena parte de los referentes de la Coordinadora Aníbal Verón son jóvenes que se formaron en lecturas zapatistas, cuando a mediados de los noventa los comunicados del subcomandante Marcos cautivaban a los jóvenes, desde los estudiantes universitarios hasta los desocupados de barrios marginales. Una de las peculiaridades del caso argentino respecto al zapatismo es la identificación de un sector del público roquero, y de las bandas de rock, con Marcos y el EZLN. Desde mediados de los noventa, gracias al doble influjo de la experiencia zapatista y de las nuevas culturas juveniles, fue ganando terreno la idea de horizontalidad. En un principio, se trataba de un rechazo visceral de las prácticas centralistas y jerárquicas de la izquierda y los sindicatos. Puesta a andar, la propia horizontalidad fue ganando espacios, expandiéndose, y terminó enriqueciendo la vida cotidiana de grupos de mujeres, de jóvenes y cada vez más de desocupados y campesinos. Merece destacarse el caso de la organización HIJOS (Hijas e hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio), de desaparecidos por la dictadura, de Argentina. La profundidad de sus definiciones corre pareja con la profundidad de sus acciones: en pocos años se ganaron el respeto del conjunto del movimiento popular, de los medios y los intelectuales y, sobre todo, consiguieron que la acción que los caracteriza, el “escrache” (concentración frente al domicilio de un genocida para que lo conozca toda la comunidad), haya sido adoptada por amplias franjas de la sociedad en los períodos de mayores movilizaciones. Detenerse en la experiencia de HIJOS supone iluminar una forma de pararse en las luchas sociales muy similar a la del zapatismo. HIJOS se define como una “organización horizontal con voluntad de consenso”. Ha hecho de la asimetría una seña de identidad: “No tiene sentido referenciarnos todo el tiempo en el enemigo, y como el enemigo dice ‘blanco’ nosotros, para combatir al sistema, debemos decir ‘negro’” (Situaciones, 2002a). No buscan que la justicia castigue a los genocidas ni proponen siquiera un “castigo popular”, sino algo más profundo: que cada barrio en el que viven sea su cárcel, que cada vecino su carcelero. Al apostar por el castigo social buscan implicar (y lo hacen) al conjunto de las redes y organizaciones de cada lugar en los “escraches”, de modo que trabajan durante meses con ellos, deslindando con los tiempos del sistema y de los medios y atendiendo sólo los “tiempos interiores” del movimiento social. Los resultados son sorprendentes: no sólo decenas de asambleas vecinales realizaron a lo largo de 2002 cientos de escraches a militares genocidas, sino que muchos debieron trasladarse, toda vez que los vecinos les negaban el saludo y tenían grandes dificultades para comprar el pan y el diario en el barrio. Para HIJOS, la horizontalidad y la reconstrucción de los lazos solidarios destruidos por la dictadura son ejes tan importantes como el castigo a los genocidas. O sea, cuestiones de principios Así pues se ha manifestado la influencia del zapatismo en el continente en expresiones activistas de nuevos militantes jóvenes en muchos casos inclusive ajenos a la experiencia formativa dentro del marixsmo-leninismo clásico o la social democracia. El caso argentino merece atención así aunque similares casos se dan en otros lados del continente. En este caso pues vale la pena mencionar los aportes recientes a la teoría autonomista que surgieron al calor de la experiencia zapatista mexicana como son los del sociólogo escocés radicado en México John Holloway. En su famoso tratado Cambiar el mundo sin tomar el poder se encuentran las reflexiones de marxismo libertario de la Escuela de Frankfurt con las prácticas del neozapatismo y las reflexiones autonomistas italianas y de otros lados. Estas reflexiones así pues tuvieron eco en otros lugares: "El impacto del “no tomar el poder estatal” en el movimiento piquetero y asambleario, puede verificarse de forma muy directa: Argentina es el país donde tanto las tesis de Holloway como las del EZLN han traspasado las fronteras de la intelectualidad y la militancia para hacerse carne en amplias franjas del movimiento social, contando con una difusión inusitada en otros países latinoamericanos". Con la influencia del zapatismo en México, también se vio el surgimiento de nuevas organizaciones armadas que representaron un punto de ruptura importante con la visión tradicional del marxismo leninismo, así como con la tradición del vanguardismo guerrillero y el foquismo. Es de notar el caso en México del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI). Esta organización sostiene que la construcción de una nueva sociedad no es un proceso a posteriori, es decir, que la revolución no es una promesa futura, sino que se lleva acabo "aquí y ahora" a partir de la construcción del "poder popular". Según Jacobo Silva Nogales, excomandante fundador del ERPI: "El poder popular necesariamente debe impulsar cambios profundos, que abarquen también el nivel microsocial: que quiere acabar con la represión en la familia, en la escuela, en el trabajo, en las culturas. Por eso es que el poder popular se debe construir, sin excusa ni pretexto, en el aquí, en el ahora, desde abajo y hasta sus últimas consecuencias" Aunque esta organización no se define necesariamente como autonomista, sus planteamientos se enmarcan en las tendencias del autonomismo latinoamericano. A pesar de ser una organización guerrillera, los objetivos planteados por la organización que habla de autogestión y autonomía están más lejos del guevarismo que del autonomismo. Y en esto se pueden ver muchas coincidencias con el zapatismo. En su página web se puede leer que: "No queremos tomar el poder político para nosotros, ni para alguna otra organización en particular, ni que sea ejercido por alguna organización –del tipo que sea- en interés del pueblo. Ni el poder de una sola clase social. Queremos el poder del pueblo en su propio interés. Será precisamente el pueblo quien decida las formas y modalidad de su gobierno, además de la forma en que éste sea vigilado por el mismo pueblo. La máxima zapatista para todos todo, nada para nosotros expresa claramente este planteamiento... Nuestra organización se plantea, antes que nada, construir el poder popular que permita el ejercicio de la soberanía popular, para que el pueblo pueda gobernarse a sí mismo, de manera democrática. Luchamos, en otras palabras, por una transformación revolucionaria de la sociedad." Página web del ERPI Es claro que en la cultura de los nuevos militantes jóvenes radicales latinoamericanos también pesan la influencia de movimientos de masas como el MST brasileño o los movimientos indígenas como la CONAIE en Ecuador y posteriormente los movimientos argentinos que tomaron visibilidad después del argentinazo o los movimientos indígenas, campesinos y barriales de Bolivia. Estos movimientos en alguna u otra forma mostraban alternativas reales al vanguardismo, burocratismo y dogmatismo de la izquierda marxista-leninista tradicional o al electoralismo y reformismo de la socialdemocracia, en estas épocas tan afincada en posiciones light. En algunos países en los años 2000 en América Latina se comenzó a ensayar en forma importante experiencias alrededor de centros sociales así como ya existían desde décadas anteriores experiencias de radio libre. Esto espacios suelen tener una marcada tendencia juvenil cuando son urbanos y en ellos coexisten la subculturas juveniles radicales junto con la militancia autónoma anticapitalista. En las experiencias de radio libre de movimientos rurales como las emisoras de radio del EZLN los contenidos son diferentes aunque las características de medios de comunicación alternativos se mantengan. A la mitad de los años 2000 la entrada de los gobiernos progresistas de centro izquierda causó que algunos sectores de movimientos sociales previamente autónomos entren dentro de la esfera de influencia y liderazgo de estos. El debate en el área presenta nuevas condiciones a considerar y en este inclusive ha decidido tomar parte Antonio Negri con su libro escrito con Giuseppe Cocco titulado GlobAL: Biopoder y luchas en una América Latina globalizada. En este él propone un conflicto entre el "gobierno de la interdependencia" y el “bloque biopolítico” del capital. Este último se podría entender como el imperialismo y el primero el bloque de gobiernos y movimientos sociales progresistas latinoamericanos actuando en creciente conciencia de interdependencia en la lucha. Desde otros sectores asociables al autonomismo las perspectivas han sido analizadas menos entusiastamente que las que el "gurú" teórico del autonomismo italiano Antonio Negri realiza en GlobAL. Así pues el uruguayo Raúl Zibechi ha manifestado que "hasta ahora, sólo los movimientos sociales tienen experiencias concretas de construcción de contrapoderes o, si se prefiere, de poderes no estatales, que no son calco y copia del centralismo estatista. En algunos países, de modo muy particular en Bolivia y Ecuador, existen potentes movimientos desde mucho antes de la llegada a palacio de Evo Morales y Rafael Correa. Ahí pueden –sólo pueden- consolidarse y expandirse experiencias que hasta ahora se han verificado a escala local y territorial, experiencias puntuales si se quiere, pero que pueden marcar el rumbo de formas de hacer –que de eso se trata- diferentes a las ya conocidas. Falta por ver si el aparato estatal, en manos ahora de personas afines a los movimientos, puede representar un paso adelante en la expansión de estas experiencias o, como ha sucedido en tantas otras ocasiones, su ocaso, ya sea por la vía de la cooptación o de la aniquilación burocrática" wikipedia

26 de noviembre de 2011

La familia March

La familia March es una de las familias aristocráticas españolas más poderosas. Su origen fue el éxito empresarial del mallorquín Juan March Ordinas durante la primera mitad del siglo XX. Los March (pronúnciese Marc en castellano) son una saga familiar imprescindible para el conocimiento profundo del siglo XX español. Venidos de una pequeña población mallorquina y de una familia de la pequeña burguesía rural o agraria balear, acabaron siendo parte fundamental de la historia semipública española y, aún a día de hoy, la familia March es uno de los cuatro o cinco patrimonios económicos más importantes del reino. La saga se inicia con la figura de Juan (Joan) March Estelrich, l´amo en verga, que así se le conocía en su Mallorca natal, nacido a principios de 1855 en Santa Margarita (Santa Margalida en mallorquino-catalán), localidad en la que, según algunas fuentes, los March se establecieron en el siglo XVII en busca de mejores tierras provenientes de la más septentrional población mallorquina de Pollença. Juan March Estelrich se dedicó a negocios agrícolas y al comercio y trato del ganado porcino, si es que no son lo mismo. Casó en 1876 con Maciana Ordinas Pastor. Tuvieron dos hijos, Rosa y Juan. Este Juan, nacido en 1880, sería el fundador del imperio March y, después del general y dictador Francisco Franco, el hombre más importante de España a mediados del siglo XX. De Maciana Ordinas Pastor no conozco más referencias que las de su matrimonio, con lo que suponemos que pertenecía a una familia de extracción humilde de la misma zona donde nació y vivía su marido. Productode ese matrimonio nació en 1882 Juan March Ordinas. Conocido como "el último pirata del Mediterráneo (al parecer, el apelativo se lo puso el político regionalista catalán Francesc Cambó)", diestro en el manejo del contrabando de tabaco, de alcohol, de armas y de loque se terciara, casó con Leonor Servera Melis (27-10-1887), hija de Bartolomé (Bartomeu) Servera Gili, próspero comerciante de artesanía que acabó desplegando su actividad en el sector de la banca (sería el mayor accionista del Banco Popular de Manacor) y en la política, convirtiéndose en uno de los cabecillas del conservadurismo político de la comarca manacorí. No he podido averiguar el nombre de la madre de Leonor Servera Melis. Juan March Ordinas fue uno de los hombres más polémicos de su tiempo. Obsesionado con el poder y el dinero desde muy joven, amasó a lo largo de su dilatada vida una de las mayores fortunas del mundo. Hijo como ya hemos visto de un tratante de ganado porcino (oficio poco acorde con un supuesto origen judaico que algunas fuentes achacan a la familia March), se cree que hizo su primer dinero comerciando con dicho ganado y comprando tierras con el dinero adquirido, especialmente en Mallorca, La Mancha y Alicante, que posteriormente parceló y vendió a agricultores de la zona por un precio sensiblemente mayor. Posteriormente entró en el negocio, si puede así decirse, del contrabando al por mayor, especialmente de tabaco. En 1911 consigue el monopolio de la compra-venta de tabaco en todo Marruecos. En 1913 funda una factoría de abonos químicos en Porto Pi (Palma de Mallorca), germen de la futura CAMPSA. En 1916 funda la Compañía Trasatlántica, que también consigue otro monopolio, el del comercio marítimo entre España, las islas Baleares y el norte de África. Es entonces cuando se piensa lo de la política y decide invertir en periódicos que le faciliten la elección enel tradicionalfeudo del ex-presidente del gobierno y opositor suyo Antonio Maura Montaner. En abril de 1923 consigue March Ordinas un escaño de diputado a cortes por Mallorca en las filas de la Izquierda Liberal de don Santiago Alba Bonifaz, probablemente interesado en la inmunidad jurídica que le proporcionaba dicho cargo, y en 1926 funda la Banca March para autofinanciar sus operaciones comerciales sin tener que acudir a entidades externas. Curioso el caso de March Ordinas, que fue acusado de contrabando durante la Dictadura del general Miguel Primo de Rivera y Orbaneja (se comprobó que hacía negocios proporcionando armamento a los rebeldes rifeños comandados por el jefe Abd-el-Krim) y tuvo que ausentarse debido a la gravedad de los delitos de los que se le acusaba. Cuando adviene la II República sucede lo mismo. Las autoridades republicanas le acusan de colaboración con la Dictadura (¿?) y de contrabando y se le detiene, siendo finalmente encarcelado en junio de 1932, escapándose al año siguiente de la cárcel de Alcalá de Henares tras convencer a su carcelero de que se fuera al extranjero con él. Mientras tanto, había conseguido acta de diputado por Mallorca en 1931 y en 1933. Consiguió, pues deseaba volver a España de su exilio exterior, que su hijo mayor Juan March Servera saliera como diputado nacional por la derecha en las elecciones generales de febrero de 1936, y fue uno de los principales artífices del Golpe de Estado del 18 de julio, consiguiéndole transporte aéreo (el famoso avión inglés Dragon Rapide, negociado en Londres con el dinero de Juan March por mediación de Juan Ignacio Luca de Tena y García de Torres, II marqués de Luca de Tena, director y propietario del diario monárquico conservador ABC, y de su corresponsal en Londres, el malagueño don Luis Bolín Bidwell) que trasladó al general Francisco Franco de Canarias a Tetuán, donde tomó el mando de las fuerzas militares españolas destinadas en el protectorado español de Marruecos. Según algunas fuentes, March Ordinas puso a disposición de los militares rebeldes 600 millones de pesetas (un auténtica fortuna de varios miles de millones de euros si fueran convertidos al día de hoy), aunque la cifra me parece demasiado alta. Con el éxito del bando alzado y el encumbramiento de la jefatura de Estado del general Franco, Juan March Ordinas olvida sus problemas legales del pasado y se convierte, de forma oficiosa, en el banquero de Franco. Consolida sus negocios, adquiere en 1951 la compañía Barcelona Traction (fue declarada en sospechosa quiebra en 1948), la mayor empresa hidroeléctrica de la península, a precio de saldo (se calcula que pagó entre un 1 y un 5% de su verdadero valor) integrándose en la compañía energética FECSA y haciendo uno de sus mayores negocios. En 1955 funda la prestigiosa Fundación Juan March, situada en Madrid, a la que dota en vida y testamentariamente con cuantiosos fondos. Murió en 1962 en un accidente de coche. Cuando murió, dejó una fortuna de varios miles de millones de pesetas y que estaba considerada como una de las diez más importantes del mundo. De su matrimonio con Leonor Servera Melis nacieron los hermanos Juan y Bartolomé March Servera. Juan March Servera nació en Santa Margarita en 1906. Se casó en 1934 con Carmen Delgado Roses, hija del capitán de fragata Juan Delgado Otaolarruchi, natural de Sanlúcar de Barrameda (muchas fuentes aseguran que el citado Juan Delgado Otaolarruchi en realidad trabajaba en las factorias de Porto Pi propiedad de March Ordinas), y de doña Antonia Roses Siragusa, natural de Arecibo (Puerto Rico), aunque por su familia paterna procedía de la mallorquina localidad de Soller. Juan March Servera sucedió a su padre tras la muerte de éste al frente del Grupo March, aunque en el testamento paterno gran parte del patrimonio se adjudicaba directamente a los dos hijos varones de éste, Juan y Carlos March Delgado. Juan March Servera tuvo cuatro hijos en total con su mujer: los ya citados Juan y Carlos, y dos hembras, Leonor y Gloria March Delgado. Juan March Servera murió en 1973. Carmen Delgado Roses murió 25 años después de su marido, en 2008. El otro hijo del fundador del imperio económico, Bartolomé March Servera, nació en 1917. Contrajo matrimonio con doña Mª de los Desamparados Cencillo González-Campo, IV condesa de Pernia, hija del III conde don Manuel Cencillo "de Pineda" y Briones, condado rehabilitado en 1950 por el propio don Manuel (se desconoce y se desconfía del parentesco y derecho de don Manuel Cencillo sobre dicho título nobiliario), e hija de doña María González-Campo y de Cos. Don Manuel Cencillo trabajó en la dirección de la Compañía Transmediterránea, propiedad de su consuegro March Ordinas (caso similar al del suegro de su hermano Juan). Este matrimonio tuvo cuatro hijos: Juan, Manuel, María y Leonor. Bartolomé March Servera murió en 1998, no sin antes fundar la también prestigiosa Fundación Bartolomé March, radicada en Palma de Mallorca. Bartolomé March Servera heredó de su padre únicamente el 16,66% del patrimonio resultante, que le correspondía en conceptode legítima estricta, con lo que cabe deducir que el peso de las dos ramas March dentro del grupo empresarial familiar es muy distinto. Los actuales cabezas del clan March son Juan y Carlos March Delgado. Juan March Delgado es copresidente de Corporación Financiera Alba, buque insignia económico de la familia, y presidente de la Fundación Juan March. Nació en Palma de Mallorca en 1940, está casado con María Antonia Juan Garau, mallorquina de pura cepa, hija de burgueses del textil establecidos en la capital mallorquina. Tienen cinco hijos. Uno de ellas, Leonor March Juan, casó con el prestigioso cineasta barcelonés Jaime Rosales Fontcuberta. Otro, el mayor de los varones, Juan March Juan, se prepara para sustituir a su padre cuando la familia lo necesite. El otro miembro de la diarquía que comanda los intereses del Grupo March es Carlos March Delgado, nacido también en Palma pero cinco años después de su hermano mayor. Está casado con la aristócrata sevillana Concepción de la Lastra Ramos-Paúl, y tienen varios hijos, descollando también el varón primogénito para suceder a su padre al frente de los negocios familiares. Su mujer, la ya mencionada Concepción de la Lastra Ramos-Paúl, es hija de don José María de la Lastra y Castrillo, marqués de Villahermosa, de la casa de los marqueses de Benamejí (con Grandeza de España) y de doña María de los Ángeles Ramos-Paúl y Dávila. El hijo primogénito y a todas luces futuro sucesor de su padre, Juan March de la Lastra, está casado con doña María Herrero y Pidal, hija de don Ignacio Herrero Álvarez, sexto marqués de Aledo y bisnieto del fundador de la Banca Herrero, Policarpo Herrero Vázquez, antaño poderosa competidora de la banca March en el mundo financiero, y de doña Águeda Pidal y Vives, perteneciente a su vez y por su rama paterna a la casa de los marqueses de Villaviciosa de Asturias. Así pues, todo parece atado y bien atado para la siguiente generación, la del pleno siglo XXI. El imperio económico de la familia March se sustenta básicamente en una compañía, la Corporación Financiciera Alba, que cotiza en estos días sobre los 2.300 millones de euros de valor (sostenida sobre sus participaciones en ACS (23%, valoradas en 2.500 millones de €), Acerinox (23%, 750 millones), Prosegur (10%, 200 millones), Clínicas Baviera (18%, 25 millones), Antevenio (20%, 6 millones) o Mecalux (20%, valorados en 100 millones)) más la guinda histórica de la Banca March, completamente familiar y saneada. Han de sumarse las múltiples propiedades mobiliarias, inmobiliarias y artísticas de la familia (se estiman en torno a los 500 millones de euros, incluyendo Sa Vall, la finca más extensa de la isla de Mallorca (unas 3.500 hectáreas), y numerosos palacetes. Forman parte, por derecho propio, del reducidísimo grupo de familias imprescindibles de este país. http://revolutioninspain.blogspot.com/2011/11/la-familia-march.html

El Tren de Alta Velocidad, "un proyecto antisocial y antiecológico"

Diferentes electos de partidos y coaliciones con cargos en ayuntamientos, concejos y el Parlamento de Navarra han pedido al Gobierno foral que "paralice" las obras del Tren de Alta Velocidad por ser un proyecto "antiscial, antiecológico, despilfarrador de recursos e inasumible por sus impactos físicos, agrarios, sociales económicos y territoriales". PAMPLONA. Cargos electos de la Comunidad foral han comparecido este viernes en rueda de prensa para presentar una plataforma que han creado con el objetivo de mostrar su rechazo al corredor de alta velocidad. Un total de 120 electos ya han mostrado su adhesión a esta iniciativa, denominada 'Red de electos de Navarra a favor del tren y en contra del TAV', que quiere "trabajar contra la imposición del tren de alta velocidad". Así lo ha afirmado este viernes Pablo Lorente, concejal independiente de Castejón, quien ha comparecido junto a Pedro Leralta, concejal de Bildu en Tafalla; Txiki Iriarte, primer edil de Nafarroa Bai en Irurzun; Alvaro Carasa, concejal de Izquierda-Ezkerra en el Valle de Egüés; y Javier Murillo, independiente de Leoz. Lorente ha mostrado su rechazado "al procedimiento seguido para elaborar el proyecto del TAV" y ha criticado que éste "se está impulsando desde una absoluta falta de transparencia informativa y de participación pública". Ha criticado además que el Ejecutivo "esté apoyando un modelo de ferrocarril que favorece a las élites, derrocha los recursos económicos y perjudica al medioambiente". En este sentido, ha lamentado que este proyecto "no se lleva a cabo por el interés general ni surge con el objetivo de satisfacer las necesidades de la gente" y ha destacado que hasta la propia CEOE ha reconocido que "la alta velocidad no es adecuada para el transporte de mercancías". De este modo, y ante la "imposición" de este proyecto "político", Lorente ha reclamado al Gobierno de Navarra que "paralice" las obras del TAV y "centre sus esfuerzos en crear un Observatorio del Transporte formado por personas expertas y agentes sociales para estudiar el tema con criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica". Por todo esto, la 'Red de electos de Navarra a favor del tren y en contra del TAV' ha convocado una concentración el día 3 de diciembre, frente al Parlamento foral para mostrar su rechazo al proyecto "despilfarrador" del tren de alta velocidad y "defender Navarra el Día de Navarra". Diario de Noticias