2 de noviembre de 2011

El Área de Juventud de IU presenta la campaña "En la calle y en las urnas, rebélate"

El Área Federal de Juventud de IU ha presentado hoy su programa de propuestas de cara a la cita electoral del 20-N bajo el título ‘En las calles y en las urnas. Los jóvenes nos rebelamos”. El programa, donde se proponen medidas concretas para atajar los numerosos problemas de la juventud, agravados sustancialmente por la acuciante crisis económica, completa el programa electoral de IU con la visión de lo/as jóvenes de esta organización incidiendo en que “es necesario que llenemos al urnas de rebeldía, que nos enfrentemos al sistema para darle la vuelta, porque las y los jóvenes tampoco tenemos nada que perder y, sin embargo, un mundo por ganar”. Esther López Barceló, coordinadora federal del Área, señala que “hemos hecho un resumen claro y tajante de nuestras propuestas en 20 puntos, atendiendo a cinco retos básicos a los que hay que dar una respuesta inmediata”. Estos responden, fundamentalmente, al “retroceso de los derechos laborales, sociales y económicos, la ofensiva neoliberal que busca que pasemos de ciudadanos a súbditos, el aumento de la precariedad de las posibilidades de emancipación de la juventud, el cuestionamiento de la libertad y los derechos fundamentales de las personas y, por último, la mercantilización de la educación y el intento de acabar con la igualdad de oportunidades”, asegura. El Área de Juventud de IU hace un análisis muy crítico de cómo está afectando la crisis económica al importante colectivo al que van dirigidas sus propuestas. Así, consideran que la actual situación “nos está expulsando a la miseria. Somos la generación mejor preparada de la historia de España y ahora vivimos peor que la de nuestros padres. Y con el ‘Pensionazo’, viviremos peor que la de nuestros abuelos”. López Barceló señala que “no pedimos la luna. Nuestras propuestas enlazan con las demandas de una parte muy importante de nuestra sociedad que no quiere permanecer pasiva ante lo que está ocurriendo. Son medidas perfectamente realizables y pegadas a la realidad, emanadas de las propuestas realizadas durante los meses de reuniones en asambleas de la Convocatoria Social. En esta fase han tenido una participación muy destacada los y las jóvenes, tanto de Izquierda Unida como, lo que es igual de importante, aquellos que sin ser militantes se han acercado a nosotros para trasladarnos sus inquietudes y la visión que tienen de lo que está pasando”.