23 de noviembre de 2011

James Petras: El fracaso seguro de la derecha abre paso a la lucha extra parlamentaria en España

Entrevista a James Petras Chury: Iniciamos nuestra cobertura informativa de esta hora esperando poder estar comunicados con James Petras en Estados Unidos para los habituales análisis. Petras buenos días, bienvenido. Petras: Buenos días. Estamos muy bien aquí, con cuatro cosas a discutir rápidamente. Primero discutimos los resultados electorales en España, donde el Partido Socialista sufrió una gran derrota y ganó la derecha dura con mayoría absoluta en el Parlamento. Y debemos investigar por qué un resultado tan malo y por qué gana la derecha. En primera instancia debemos decir que el Partido Socialista aplicó las medidas de los banqueros, perjudicando a los trabajadores, provocando la crisis, con una tasa de desocupación del 45% entre la juventud por debajo de los 25 años. Esta crisis profunda que los socialistas manejaron más que nada para impresionar a los banqueros era un fracaso. Ni solucionó la crisis ni pudo ganar el apoyo de los banqueros. Ahora bien, debemos reconocer que la derecha va a aplicar tal vez con mayor fuerza y más profundamente, las mismas medidas que fracasaron con los socialistas. Eso va a resultar en la continuación de la crisis y en la incapacidad de España de encontrar una forma de satisfacer a los grandes dueños de los bonos del Estado. Y como este fenómeno sin dudas va a ocurrir, que tanto el centro-izquierda como la derecha fracasen, eso abre paso para la lucha extra parlamentaria. No hay una salida a partir de la derecha y eso se puede ver tanto en lo que dice la Bolsa como en lo que dice el señor Rajoy, que es el nuevo Primer Ministro. Rajoy dice “no hay que esperar milagros”. Eso significa que no tiene ninguna propuesta que pueda enfrentar la crisis económica. En vez de eso tienen preparados más sacrificios para el pueblo; más incentivos para que recorten el presupuesto. La Bolsa ha bajado un 2% una vez que el resultado está dado. Los inversionistas no tienen confianza en la derecha, porque saben que las medidas que propone la derecha no van a solucionar ningún problema. España va rumbo al default, va hacia la bancarrota y no van a encontrar dinero suficiente para compensar y crear confianza. Es una crisis terminal en España. Ahora, la última cosa que quiero decir es que no aparece ninguna alternativa electoral. Los vascos de izquierda sí aumentaron mucho su representación, eligieron siete diputados. Eso es una victoria simbólica, no ofrece ninguna salida a la gran crisis capitalista. La tragedia es que los comunistas y la izquierda unida no ganaron la simpatía de las mayorías. Tal vez tienen que repensar sus tácticas y en vez de canalizar tantos recursos en el proceso electoral, buscar alguna forma de fortalecer la lucha extra parlamentaria que parece el único instrumento frente a cuatro años más de gobiernos de sacrificios y austeridad. Chury: Te quiero hacer una última pregunta sobre este tema. De haber ganado el PSOE el asunto no cambiaría demasiado ¿no? Petras: No, no. El PSOE fue el culpable primero por el mal manejo de la crisis y segundo porque castigaron al pueblo por cuatro años y eso obviamente fue rechazado, se desprestigiaron y no tienen ninguna forma de presentarse como alternativa importante. Ahora algunos diputados del ala izquierda del PSOE tal vez van a llamar a una reconsideración o rectificación, pero nada cambia con Felipe González como el poder detrás del trono. Chury: Muy bien, vamos con otro de los temas. Petras: El segundo es la gran movilización en Egipto este fin de semana donde murieron cerca de 50 personas. Los datos esta mañana dicen 33 muertos pero todavía no han verificado. Esta es la segunda revolución, es el otoño caliente en Egipto. Porque los militares han organizado una Junta y están mandando como respaldo a la política de Estados Unidos e Israel y quieren manipular el proceso electoral para que en última instancia ellos sigan siendo el verdadero poder. Y ahora los medios de comunicación están haciendo una gran trampa aquí, porque hablan sólo de los islámicos en la Plaza Tahrir, donde se están movilizando 200 mil personas. No son simplemente islámicos sino que hay muchas fuerzas seculares de izquierda, progresistas y otros sectores democráticos. Pero quieren poner la confrontación como entre militares e islámicos, como hicieron en Argelia en los años 90 para justificar la masacre y el gobierno militarista. Tanto Washington como Europa en esta instancia siguen silenciosos sobre las masacres, no hay ninguna condena a los militares que están matando y haciendo tanto daño. Pero el pueblo ya está harto de este militarismo, tanto como había con Mubarak. Ahora es la hora de la verdad en Egipto porque el levantamiento actual va más allá de simplemente pedir elecciones, quieren derrocar a la dictadura militar y realmente imponer una democracia consecuente. Pero es una lucha dura porque los militares saben que muchos van a tener que ir a los tribunales por ordenar esta masacre. Nosotros hemos dicho hace tiempo que este no es simple un proceso de democratización. El proceso de levantamiento democrático se abortó con la toma de poder por los militares. Ahora es la verdadera confrontación, no simplemente contra Mubarak sino contra el aparato estatal que quiere imponer una dictadura pro occidental otra vez. Chury: Petras, ¿por qué en torno a Egipto el silencio de la OTAN, que fue tan rápida para actuar contra Libia? Petras: Porque los militares son el brazo árabe de la OTAN en Egipto. Son los instrumentos de la OTAN, por eso la OTAN no quiere intervenir. ¿Cómo va a intervenir contra sus cipayos en Egipto? Este caso muestra la hipocresía de los otanistas, los europeos. Dicen que están a favor de la democracia pero están financiando y respaldando a los asesinos militares que ahora gobiernan, contra la gran mayoría del pueblo. Esa es la razón por la que hay intervencionismo selectivo. Apoyan un levantamiento en Siria pero no en Egipto porque utilizan criterio político y de clase. Cuando la dictadura se subordina al mundo occidental, la apoyan, y cuando hay algún país con posición crítica al imperialismo, condenan al gobierno. Así es como debemos entender esta selectividad en la forma de actuar de los países de la OTAN. Chury: Bien, abordamos el tercer tema Petras: El tercer tema importante es el esfuerzo de Obama de levantar un nuevo frente de enfrentamiento contra China. En los últimos días Obama fue a Asia y declaró una alianza militar con Australia, respalda a los países asiáticos que tienen problemas de límites marítimos con China, trata de fortalecer la presencia militar de Estados unidos frente a China. Hay un proceso de cerco contra China ahora. Washington está empujando con toda su fuerza para limitar el poder económico y la atracción de China y causar problemas económicos en Asia. Y es una cosa muy peligrosa porque China es un poder emergente, tiene muchos recursos económicos. James Petras Es una provocación de Obama que está derrotado en Afganistán, retirándose de Irak y abre nuevos frentes en el eje del dinamismo económico, aunque ahora con pocos recursos para contrarrestar el surgimiento de China. Unicamente tiene la carta militarista y eso es peligroso. Poner una flota de guerra frente a la costa de China diciendo que los EE.UU. tiene intereses estratégicos a 200 millas de la costa de China. ¡Es una agresión muy descarada! Y muy peligrosa, porque si los chinos deciden vender los bonos del Tesoro norteamericano van a tumbar el dólar. Obama está jugando con fuego cuando trata de aislar a China en un mundo tan globalizado donde los EE.UU. tienen pocas cartas económicas y China es el principal dueño de la deuda externa norteamericana. Y Obama en su idiotez olvida este hecho que tiene más peso que 20 barcos de guerra. Chury: Antes que nada, quiero felicitarte porque lo que estás diciendo de la gestión actual de Obama, ya presidente entronizado en los EE.UU., no lo dices ahora sino que lo dijiste en campaña electoral y antes que asumiera. Y hoy se está confirmando Petras, así que felicitaciones y te escucho en el cuarto tema. Petras: El cuarto tema es un problema interno. Hay un súper comité partidario en EE.UU. discutiendo cómo bajar el déficit fiscal. La mitad republicanos, la otra mitad demócratas, que no llegan a ningún acuerdo y deben llegar a un acuerdo esta semana. Si no lo hacen automáticamente se va a recortar el presupuesto un 20%. Recortes sociales, militares y lo que sea. Ahora, este comité es un fracaso total porque por un lado los demócratas están dispuestos a sacrificar programas sociales, tienen una posición muy oportunista. Pero insisten en que a cambio aumenten algunos impuestos para los ricos y las empresas. Y los republicanos, que son más consecuentes con los ricos, dicen no, sólo recortamos programas sociales y dejamos que las tasas de impuestos sigan siendo bajas para el gran capital. Entonces no llegan a un acuerdo y por eso el déficit fiscal sigue creciendo. Ahora anunciaron que supera los 15 billones, en inglés trillones, de dólares. Y eso significa que los mercados y los dueños de los bonos externos norteamericanos, sienten que aumenta el riesgo. Y cuando aumenta la precariedad de la economía en función de un déficit descontrolado, uno puede predicar que las inversiones no van a seguir al ritmo necesario para bajar el desempleo. El fracaso de la comisión del Congreso muestra la disfuncionalidad del sistema político y perjudica cualquier salida a partir de medidas fiscales. Esa es la situación aquí. Tenemos una crisis política por la parálisis parlamentaria y segundo, no tenemos salida frente al crecimiento del déficit fiscal. Eso va a afectar la capacidad de la verdadera economía de conseguir una recuperación. Volveremos a la recesión y la crisis de siempre. Chury: Para irnos quería preguntarte algo. ¿Cuál es el verdadero fin, está o no actuando o va a actuar y cuándo la IV Flota? Petras: Está flotando, sigue flotando, buscando algún pretexto para justificar sus gastos. Pero en este momento no tiene ninguna posibilidad de insertarse en América Latina, porque no tienen ningún apoyo suficiente como para enfrentar a los gobernantes en una forma agresiva, que justifique llamar a los marines. En este momento la flota representa una reserva preparada para un momento oportuno. Pero el momento oportuno no existe ahora en América Latina. Los aliados norteamericanos como Calderón en México, Santos en Colombia, no están en condiciones de lanzar ninguna aventura, están muy debilitados, tienen suficientes problemas internos como para permitirse llamar una colaboración agresiva de la flota. Entonces la flota sigue, los marines toman cerveza y las políticas norteamericanas en América Latina siguen sin propuestas concretas que puedan facilitar alguna colaboración estrecha con los principales poderes de América Latina. James Petras http://www.lahaine.org/index.php?p=57717 Extractado por La Haine