15 de noviembre de 2011

Entrevista a Pablo Archel, Candidato de Izquierda-Ezkerra al Congreso

¿Se presenta para cumplir el expediente o de verdad cree que se pueden enmendar las encuestas? Estamos disputando el quinto escaño en Navarra. No está decidido. Está en torno a los 40.000 votos. Y nuestro ánimo es que sea para la izquierda transformadora. Tenemos un antecedente que nos ilusiona mucho. En 1996, con una situación parecida de debacle del partido socialista, IU sacó 42.000 votos en Navarra. Y un diputado: Julián Fernández, de Berriozar. ¿Por qué no vamos a repetir ese escenario? Que la pérdida de voto del PSOE se traslade a I-E. El mapa político ha cambiado. Hoy el voto nacionalista está más concentrado... No estoy de acuerdo. Hay dos opciones para el voto nacionalista, al igual que en 1996. Un nacionalismo más frentista en torno a las siglas de Amaiur. Y el nacionalismo del PNV, en torno a Geroa Bai, pero que, al fin y al cabo, es el PNV. Digámoslo claro. Por tanto, el voto nacionalista está fragmentado y eso nos da una oportunidad para la izquierda en esta Comunidad. Imagine que sale diputado ¿en qué cambiaría su vida? En cuanto a manera de ser y enjuiciar la sociedad, nada. Mi vida familiar sí se trastocaría porque tendría que pasar algunos días de la semana en Madrid. En la UPNA, cogería una comisión de servicios. Me da pena dejar la docencia, pero sería temporal, sólo por 4 años. Y ¿en qué cambiaría la vida de los navarros? I-E está conformado por Izquierda Unida; por Baztarre, con un ámbito de actuación en Navarra; Los Verdes, que es un partido de ámbito estatal y Plafatorma por el Cambio, formada por hombres y mujeres de La Ribera que se marcharon del PSOE por la deriva del partido. Nuestro proyecto tiene una mirada local fuerte, pero no podemos obviar que muchas decisiones para Navarra se toman en el Parlamento español. Nos comprometemos a asistir a todas las sesiones, afecten a Navarra o no. Sin ningún reparo. Porque la izquierda, si algo tiene, es voluntad de unir y solidarizarse con todos los territorios del Estado. ¿Qué hace un economista como usted en la candidatura de I-E? Desde mi juventud he estado en los aledaños de la izquierda de los movimientos sociales. En IU, llevo 14 años, porque es la opción que menos chirría con mi manera de ver la vida. No veo contradicción en que un economista pueda militar en un partido de izquierdas. La economía no tiene por qué ser un coto de la derecha. Ocurre que hoy cualquier disensión con respecto a la ortodoxia más liberal ya parece que eres un izquierdista radical. Como nombres la palabra autorregulación, automáticamente todo el mundo se pone alerta, con los pelos de punta, cuando precisamente la ausencia de regulación es lo que ha motivado la explosión de la burbuja financiera. Las recetas de la izquierda para salir de la crisis no parecen convencer a los ciudadanos. Lo que no termina de convencer a los ciudadanos son las recetas de la derecha: más austeridad, menos gasto público, más restricciones al crédito, rebajas salariales, etc. Pero ¡si las recetas de la izquierda no nos las han dejado experimentar! ¿Cuáles son sus referentes? Los países nórdicos, donde se están experimentando las recetas de expansión del gasto público, no están sufriendo los embates de la crisis como la Europa continental y mediterránea. En un momento en que la iniciativa privada no tiene crédito para invertir, una de dos: o nacionalizamos la banca para que fluya el crédito, o si no, que sean las administraciones las que den el primer paso mediante un ambicioso plan de inversión. ¿No tiene una fórmula para crear empleo que no engorde la factura pública? No sé por qué tenemos tan metido que está prohibido aumentar el gasto público. No tiene que ser necesariamente deficitario. El gasto público no puede aumentar si no aumentan los ingresos. Nuestra receta pasa por un ambicioso plan de inversión público. Que el Estado, con el ICO, pase de actuar de avalista a ser prestamista directo de las empresas. Y en segundo lugar, por una reforma fiscal que garantice la suficiencia presupuestaria. Porque el modelo fiscal que tenemos en España hoy lo hemos heredado de 1979. Y ni las estructuras sociales, ni la carga de servicios públicos que demanda la ciudadanía en educación, sanidad o dependencia, son las de entonces. O sea ¿más funcionarios? Hay varias fórmulas. Nuestro modelo productivo tiene que estar liderado por el sector público, para generar empleo que actúe sobre la demanda, que luego tendría un acompañamiento del empleo en el sector privado. Si no, no habrá recuperación. España tiene todavía margen para absorber más trabajadores en el sector público. Es de los países europeos que menos porcentaje de funcionarios tiene: un 9%. En Francia, es un 16%. Y en los países nórdicos, un 24%. ¿Usted también está "indignado"? Si, de la misma manera que lo estamos la mayor parte de los ciudadanos. He asistido a varias concentraciones del 15-M y me he sentido muy cómodo. ¿Trata IU de pescar ese voto? Yo no usaría la palabra "pescar". Sí quiero transmitir a los que nos hemos movilizado en estos meses, que se transforme la indignación en rebeldía votando a los partidos con los que muestran más sintonía. Y en ese sentido, en lo de la dación en pago de la vivienda por la hipoteca; las críticas a la banca; a los políticos, por el cobro de dos o tres sueldos, IU tiene iniciativas parlamentarias que reproducen literalmente lo que se ha estado diciendo en la calle. En cambio, el PSOE se ha retratado. ¿Le ha afectado la crisis? Como funcionario que soy, en la medida que tengo un empleo garantizado, no me afecta como a otros. Pero en mi entorno, empiezo a ver a familiares y personas queridas que están en situaciones muy difíciles. Como también a padres de compañeros de mi hija que creían tener unos empleos consolidados que ahora están en el aire. TRES PROPUESTAS 1 Lo prioritario es la generación de empleo. 2 Atención preferente a la educación pública, la sanidad pública y el cuidado de la dependencia. 3 Un pacto de convivencia entre las diversas sensibilidades que habitamos en Navarra. http://www.iun-neb.org/content/view/3167/48/