16 de noviembre de 2011

Manifestación 18 de noviembre, desde el Parlamento a las 19 horas. Preparando la Huelga General

Convocan organizaciones sociales y sindicales: ESK, Bira Beste Aldera-Dale Vuelta, CGT, CNT, SOS Arrazakeria, Ekologistak Martxan, Colectivo de Personas en Paro de Iruña y la Comarca, Nafar Libertarioak y KEM-MOC, apoya Iruña Gerrak Gelditu/ Colectivo de Iruña Contra las Guerras Hace tres años empezó la mayor crisis desde el crash del 29. Sin embargo, la crisis no parece haber debilitado al sistema capitalista que se muestra más fuerte que nunca, más implacable, más insaciable. Las consecuencias de la crisis las estamos pagando los y las trabajadoras. Los gobiernos decidieron salvar al sector financiero y destinaron ingentes fondos públicos para el rescate a la banca, sin embargo, para los cientos de personas que han perdido sus empleos no ha habido ningún plan de rescate. Muy al contrario la protección al desempleo se ha reducido. En una estrategia de largo recorrido que incluye la privatización de las pensiones, retrasaronla edad de la jubilación, así como ampliaron el período de cómputo para el cálculo de la misma, con la intención de que la gente recurra a fondos y planes de pensiones privados. Con la excusa de luchar contra el desempleo hicieron una reforma laboral que facilitaba el despido. Y el empresariado la aprovechó. Nuevas oleadas de despidos e incremento del desempleo fueron las consecuencias directas de esta reforma. Subieron el IVA y eliminaron el Impuesto de Patrimonio. El sistema fiscal pierde progresividad y el fraude fiscal se perpetúa. Ante el aumento del desempleo se culpa a la inmigración y se endurece la Ley de extranjería. El déficit público se dispara, recortan el sueldo del funcionariado, congelan las pensiones pero mantienen el enchufismo y los sobresueldos y dietas de los políticosTras la reforma laboral, la reforma de las pensiones y la de la negociación colectiva llegan los recortes presupuestarios. Sanidad, educación pública, cultura, cooperación internacional… Se plantea el copago en sanidad, se reducen las plantillas en educación y se recortan drásticamente los presupuestos para cultura, cooperación para el desarrollo y ayudas sociales. Se aumenta el periódo de empadronamiento y se excluye a las personas sin permiso de residencia para cobrar la renta básica y se reduce el cobro a las familias que comparten una misma vivienda. Sin embargo hay dos sectores que no parecen sufrir la crisis y cuyas partidas presupuestarias se mantienen: las grandes infraestructuras, obras innecesarias, despilfarradoras y antiecológicas, como el TAV; y la participación en proyectos y operaciones militares imperialistas como Libia o Afganistán y el escudo antimisiles en la base de Rota. Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas Es el momento de hacer frente a la permanente agresión que estamos sufriendo las clases trabajadoras y sectores sociales más depauperados. El pasado 15 de octubre la indignación se manifestó por todo el mundo con miles de personas por las calles porque esta es una lucha global contra un sistema injusto. Una semana después las manifestaciones se centraron en la defensa de la educación pública y contra los recortes presupuestarios que está sufriendo. Más de 20.000 personas recorrieron las calles de Iruñea-Pamplona respondiendo a la respuesta de los sindicatos de la educación. No basta. Si queremos frenar este ataque a los derechos económicos sociales y culturales, si queremos frenar el expolio al que nos vemos sometidas clases trabajadoras con reducciones salariales, pérdida de poder adquisitivo, transferencias de fondos públicos al sector privado (rescates bancarios…) tenemos que tomar la calle y hacernos oír. No podemos creer que un cambio de gobierno va a solucionar nuestros problemas. La solución está en que el pueblo tome su destino, que no delegue, que luche por conseguirlo y que lo haga cuanto antes. Trabajadores y trabajadoras, en activo o en desempleo; profesionales de la educación y de la sanidad; inmigrantes, ecologistas, jubilados y jubiladas… vamos a salir a la calle, vamos a decirle al gobierno, al de Navarra y al de Madrid, al actual y al que se constituya después de las próximas elecciones generales, que no nos van a parar. Queremos justicia social: queremos reparto del empleo y no facilidades para el despido; queremos un sistema fiscal progresivo y lucha contra el fraude fiscal en vez de exenciones al empresariado y rescates a la banca; queremos educación pública gratuita y de calidad y sanidad pública universal y no conciertos con quienes quieren hacer negocio con la educación y la sanidad; queremos que se proteja y promocione la cultura y la solidaridad; queremos que nuestros impuestos sirvan para redistribuir la riqueza y no para engordar los bolsillos particulares ni las arcas de la banca y los beneficios empresariales. Por todo ello las organizaciones sociales y sindicales: ESK, Bira Beste Aldera-Dale Vuelta, CGT, CNT, SOS Arrazakeria, Ekologistak Martxan, Colectivo de Personas en Paro de Iruña y la Comarca, Nafar Libertarioak y KEM-MOC hemos convocado una MANIFESTACIÓN (para el próximo viernes 18 de noviembre a las 19:00 delante del Parlamento de Navarra. Y si no es suficiente, seguiremos movilizándonos, haciéndoles frente y haciendo huelga. ¡Hagámosles frente! Hacia la huelga general!