30 de marzo de 2011

1 de Abril 1939- 1 de Abril 2011. La verdad de la realidad española




Escrito por José Manuel Aguilar / UCR

Se cumple este 1º de abril 2011, 72 años de la victoria militar que instituyó la dictadura del Estado del 18 de julio, y 72 años del exilio de la IIª Republica Española. También en este año recordamos el 80 aniversario del 14 de abril de 1931 que trajo pacíficamente la República, y los 75 años de la victoria en febrero de 1936 del Frente Popular en España y en junio en Francia, y en julio la sublevación militar que desató la guerra española, la posterior dictadura, la actual monarquía parlamentaria y el exilio de las instituciones democráticas republicanas.

Muchos de los exiliados en 1939, y de antes y después han ido volviendo e incorporándose a la realidad interior española. Pero bastantes otros no lo han hecho, muchos falleciendo en el exilio, como recientemente en Francia, otro español que conoció los campos de concentración de los nazis alemanes. Otros se integraron a las realidades de los países de residencia, sea Francia, Bélgica, Argelia, Rusia, México, Venezuela, Argentina y tantos otros de la diáspora española republicana. Algunos incluso han llegado a responsabilidades políticas y empresariales importantes, como la actual vice-alcaldesa de Paris, un ex ministro de defensa británico, y ministros, empresarios y académicos de las repúblicas americanas, incluido EE.UU. Pero la verdad de la realidad española, sigue estando hoy, tres cuarto de siglo después, tanto en territorio español, como allende las fronteras. Los españoles por el mundo, no son solo los que hoy se han ido de España pacíficamente a hacer sus vidas en otros países, sino los que se tuvieron que ir y siguen fuera de España, cuyo testimonio pocas veces oímos y menos se incorpora a nuestra realidad histórica presente.
Las actuales revueltas libertarias y democráticas en los países del norte de África, están poniendo en evidencia la propia historia y evolución democrática española. Desde el dictador coronel libio, queriendo imitar al dictador español en el bombardeo de sus conciudadanos y en la toma de Madrid, al rey marroquí aceptando las recetas de su primo de España, repartiendo autonomías para mantenerse en el trono, o la actuación la ministra de exteriores española pontificando por Oriente Medio sobre el modelo de transición a la democracia en España.
España vende reforma frente a ruptura, pero aquellos que hicieron la reforma, terminaron muy mal parados políticamente. UCD y sus diferentes sucedáneos desaparecieron en beneficio de los herederos de los poderes fácticos de la dictadura aglutinados en torno al conocido ex ministro de la dictadura en el PP. Y los reformistas del exilio, del PC y del PSOE, todos desaparecidos políticamente, en beneficios de los socialista mas acomodaticios con las instituciones de la dictadura, y de la Constitución impuesta después, hoy vigente. Incluso el pretendiente a rey más reformista, se quedó sin trono a favor de su hijo más acomodado a la dictadura, y a las dependencias estratégicas exteriores que esta tenía, sobre todo con EE.UU.
Por ello no es el "modelo español" de asalto al estado para consolidar una dictadura mas validó que el "modelo español" para hacer una transición reformista a la democracia, donde los reformistas han sido los grandes perdedores. No es como para animar a muchos en el norte de África a seguir el ejemplo. Solo los que piden libertad para hacer constituciones desde la ciudadanía, en lugar de otorgadas por reyes, o herederos de tiranos, tienen posibilidades de llevar a bien puerto las instituciones democrática en los países del Islam.
Y quizás España, buscando analogías históricas, como ya esta pasando con países de Europa del este ya incorporados a la UE o con respecto a las democracias americanas reparando su memoria histórica con sus Comisiones de la Verdad, se quede atrás de los países del norte de África, si aquí no se hace nada. Pero las fechas indican que algo debe ir pasando en España, además de seguir lo que otros estados de la UE van imponiendo, en materia de gestión económica de los recursos públicos y gestión de la deuda. Incluso los ciudadanos del Sahara podrían llegar a dar ejemplo.
Mientras, sigue siendo reconfortante escuchar la realidad y la visión de la España actual que tienen los españoles que aún siguen exiliados, o las de sus hijos y nietos, sin concesiones a la verdad, a la libertad y a la democracia real. Algunos incluso están pidiendo que los prósperos alemanes de hoy, como a italianos, paguen reparaciones a los ciudadanos españoles de la república y sus descendientes por el daño causado, por los alemanes nazis de entonces y fascistas italianos, y no solo que vengan a vender sus productos y a traer patentes, inversiones y turismo a España, como si no tuvieran nada que ver con la realidad española de ayer y de hoy. Los exiliados no retornados son el otro extremo de la verdad política española, el eslabón perdido para completar la realidad española histórica, actual y futura.