30 de mayo de 2011

OTRO FASCISTA QUE SE HACE LLAMAR ESCRITOR




"La Cospedal derrota en La Mancha a borregos y molinos con la ayuda de Sancho Pueblo. Arenas se dispone a desparasitar Andalucía. (...) En España empieza a amanecer"
Sánchez Dragó entona el ‘Cara al sol’ para celebrar la victoria de los “nacionales” en el 22-M
Fernando Sánchez Dragó, el que fuera estrella de los informativos de la televisión pública de los madrileños, recibe exaltado el triunfo de las "tropas nacionales" del pasado 22-M. "Nacionales, sí... Hora es de recuperar ese adjetivo en su acepción literal", insiste. Esta 'fiesta' nostálgica comienza con un "Cautivo y desarmado... El Ejército rojo", en un guiño al último parte de guerra firmado en persona por Franco y que puso fin a la contienda.

Dragó se felicita ante lo que considera un efecto “boomerang” de la memoria histórica. “¿No quería Zapatero la revancha? Pues revancha tiene”, asegura citando a continuación el “alzamiento nacional” del 22-M.

La izquierda, sinónimo de pobreza, opresión e injusticia
En su opinión, el “problema de España” desde hace un siglo tiene las siglas del PSOE. Añade que la izquierda deja tras de sí, “pobreza, opresión, mamandurria e injusticia”. “Siguen discutiendo en sus toperas bizantinas acerca de quién será el Delfín de una dinastía estéril y vasectomizada, sin posible descendencia, mientras lo que ellos llaman fachas, falangistas, ultras, nostálgicos del franquismo y otras estupideces de igual jaez toman las calles de Madrid y de toda España, menos las dos regiones que no quieren serlo, al paso alegre de las urnas”, añade envalentonado ante el triunfo de la derecha.

Cascos Bravehert, Agustina Rudi, la Cospedal y los borregos…
En su éxtasis por la victoria popular, Dragó dice que su admirada Esperanza Aguirre ha transformado al invictus Gómez en “ostiatus”. Y continúa: ”CascosBraveheart se encasqueta su segundo apellido para bajar al llano y demostrar que la historia de España siempre empieza en Covadonga. ¡Santa Rita, Rita, dicen en Valencia, lo que se da, no se quita! Agustina Rudi convence a sus paisanos de que la Pilarica prefiere ser francesa a socialista, porque Sarkozy y Simón Casas van a los toros. La Cospedal derrota en La Mancha a borregos y molinos con la ayuda de Sancho Pueblo. Arenas se dispone a desparasitar Andalucía. A Zapatero, Almanzor y Boabdil de la Alianza de Civilizaciones, ya no le queda ni la Guardia Mora de Moratinos”.

Un nuevo amanecer
Acaba finalmente con un guiño al Cara al Sol. “En España empieza a amanecer”. Sólo le ha faltado gritar “¡Viva Franco!”
Juan Porta
http://es-es.facebook.com/notes/juan-porta/otro-fascista-que-se-hace-llamar-escritor/133245570086414

Ningún payaso "importante" del circo cubano se hizo eco de la represión de Barcelona


En la imagen, foto de familia de la "Cosa Nostra"

Estos boleros (de bolos), cubanos como el pájaro Ernesto Hernández, la oronda Zoé Valdés, la niña de papá, Claudia Cadelo, o la chica del capitalismo “sui géneris”, Yoani Sánchez, que dicen reclamar “democracia”, no han denunciado el brutal asalto de la policía contra los manifestantes de Barcelona que pedían, curiosamente, lo mismo. Lo sucedido fue noticia en todo el mundo, pero ellos vivirán en el planeta de los simios.

Cuando comenzaron las concentraciones, la “chica sui géneris" escribió en twitter (más o menos), que sentía cierta envidia porque en España se podía hacer lo que ellos tienen negado, cosa que, por otra parte, es falso. Que yo sepa, esa ha sido su única referencia sobre el movimiento 15-M, pero el ataque policial ha sido ignorado por todos.

La razón es que ellos anhelan la dictadura capitalista y una policía que, como la española, proteja a los ricos de los pobres. Ya lo puso bien claro el pasado 23 de mayo el vetusto marido de Yoani, conocido como Macho Rico, en su porqueriza digital, calificando a los concentrados en las plazas españolas de "izquierda iracunda"


http://jmalvarezblog.blogspot.com

Cientos de personas recuerdan a los presos del Fuerte de San Cristóbal



Video del acto


Han transcurrido 73 años desde aquella fuga legendaria pero el dolor sigue siendo muy intenso. El 22 de mayo de 1938, 795 presos del franquismo del Fuerte de San Cristóbal escaparon de la prisión de Ezkaba, pero sólo tres de ellos consiguieron llegar a Francia. 207 fueron asesinados en su huida a la libertad. Y todavía duele.

Neus Miró, casada con el hijo del nieto de Antonio Raya, un vecino de Guadix (Granada) que falleció en la fortaleza, se deshizo en lágrimas cuando le entregaron los restos exhumados de su familiar.

"Es muy emotivo", dijo Miró al término del acto convocado por las organizaciones sobre memoria histórica Txinparta y la Asociación de Familiares de Fusilados, Asesinados y Desaparecidos en Navarra en 1936. "Es muy fuerte pensar que por fin lo llevamos a casa con su hermano", ya fallecido, "que se pasó la vida pensando que había desaparecido", agregó Miró. Igualmente emocionado se mostró el hijo de José Fuster, natural de Cáceres, que también perdió la vida en el Fuerte de San Cristóbal y cuyos restos fueron entregados finalmente a su familia.El acto de este año, en el que cientos de personas conmemoraron el 73º aniversario de la fuga de la fortaleza, estuvo marcado por los testimonios de personas que perdieron a sus seres queridos entre los muros de la prisión franquista.

Sus historias no dejan lugar a duda sobre las injusticias que se cometieron con estos prisioneros de guerra. Carmen Cacho, nieta de Marcelino Díaz Alonso, narró cómo su abuelo fue detenido por los "fascistas" de su pueblo en 1937, únicamente por "la denuncia de un vecino que le acusaba de leer periódicos republicanos". En la ficha de Díaz, casi como para rematar la aberración, añaden que estaba retenido por "tener ideas avanzadas". Así que por estos dos cargos, el preso 2.068 fue apresado con 35 años, dejando a una esposa viuda con tres hijos. "Mi abuela era una mujer fuerte y con carácter, pero no tengo ningún recuerdo suyo sonriendo", relató Cacho.

El abuelo de María Josefa Rodríguez, Andrés Rodríguez, también fue detenido por el terrible delito de ser el alcalde socialista de un pequeño pueblo de Cáceres. "Mi abuelo conoció a una de sus hijas a través de los barrotes de la prisión, porque su mujer estaba embarazada cuando lo detuvieron", narró Rodríguez, quien tuvo una especial mención para su abuela, una auténtica "heroína de guerra, como muchas más mujeres". "Por la noche aporreaban la puerta de su casa y la amenazaban de muerte a ella y a sus hijos y nadie le ayudaba porque era la esposa de un rojo", relató. Su abuela, prosiguió, se llamaba Justa Blanco Pausa, pero como otras muchas mujeres, "no tuva una vida justa", vivió siempre de "negro, de luto" y tuvo que "irse para evitar que la mataran".
Diario de noticias