22 de junio de 2011

La cruz de la vergüenza


Javier Moreno | 21 jun 2011

“Valle de los Caídos” ¿Qué hacer? ¿Qué exigir?


Nuevamente el gobierno socialista reacciona con nocturnidad y reúne a un grupo de 13 expertos para decidir nada menos que el futuro del complejo fascista del llamado “Valle de los Caídos” donde se sigue exaltando el odio y al dictador responsable de represión franquista.

La insuficiente ley 52/07, más conocida como Ley de Memoria, ya contempla en su artículo 16 el funcionamiento de la basílica de Cuelgamuros como lugar de culto y cementerio en donde no se permite realizar actos de exaltación política. Evidente es que para nada colmó las expectativas de victimas, familiares y entidades de memorias ni se acercaba a las propuestas del Foro por la Memoria ni del entonces grupo parlamentario de IU-ICV.

La verdad es que nos hubiese gustado a todos que, ya que se ha abierto de nuevo el tema oficialmente, se definiera más y que nos relatase mejor en que pensaba entonces el gobierno socialista cuando puso lugar de culto en el texto de la ley, al menos para tener todos los datos. Habrá que decir que hace referencia sólo al culto católico de la misma iglesia que participó en los crímenes franquistas de manera directa y colaboró en la ideología del odio que suponía el nacional-catolicismo. Por cierto que todavía estamos esperando una disculpa por parte de la máxima jerarquía apostólica y romana.


Con el término cementerio la cosa se complica mucho más; en todo caso y para no faltar a la verdad, tendríamos que hablar mejor de inmensa fosa común donde predominan los desaparecidos.

Existen nombres de inhumados que si que conocemos: el del dictador ególatra que se rodeo de un terrible osario lleno de dolor, Francisco Franco; el otro nombre es el del fundador del partido fascista español, José Antonio Primo de Rivera, cuyos miembros participaron durante toda la guerra, ocasionada por la traición que ellos también diseñaron, y la posterior dictadura, en la llamada transición en la represión, persecución y muerte de los defensores de la legalidad republicana.

También conocemos que muchos restos de miles de republicanos fueron trasladados allí contra la voluntad de familiares desde sus fosas comunes y sepulturas en el empeño de completar la macabra obra del dictador. De algunos se conocen los nombres; de la mayoría, no.

Como ya se ha repetido hasta la saciedad, la memoria tiene una labor pedagógica imprescindible. Y es por ello por lo que exigimos la reinterpretación de la basílica del Valle de los Caídos en un centro de la memoria al estilo argentino con la Escuela de Mecánica de la Armada (EMA), donde se cuente el cómo y el por qué fue construida tan magna empresa y, sobre todo, quién la construyó. Un necesario memorial sobre la represión y la recuperación de la historia democrática española, un centro de garantía documental que favorezca el conocimiento de la verdad. Todo aquel que la visite debería conocer estos datos de una manera real y aséptica.

Es imprescindible, pues, que en esta reconstrucción en un memorial deje de ser centro de culto católico y que se realice la labor de exhumación e identificación de todos los restos allí depositados en los osarios por una comisión científica experta. Seguramente muchos restos no podrán ser identificados, la mala conservación transformó los restos en inservibles para cualquier labor científica, o el tiempo no permita la existencia de familiares para realizar labores de identificación.

Otra cuestión será sacar los restos del dictador y del fundador del partido fascista imprescindible para la transformación de este centro de interpretación de la memoria. No se trata de una ”vendetta”, es un acto de justicia para crear un centro de conocimiento válido para todos y todas.

Por tanto no habría que exigir la demolición o destrucción de nada, de momento sólo exigir la reinterpretación, como se ha mencionado ya, de todo el conjunto donde las generaciones futuras puedan conocer como fue la represión franquista en su máxima expresión.

Si esta reinterpretación requiere opiniones, hay que exigir también que se aplique el derecho a la restitución pública que supone la memoria colectiva y no ceñirnos, como hace el gobierno socialista, al hecho familiar y académico.

El momento es este, tenemos y gozamos de testimonios directos de algún preso que sufrió reclusión y trabajos forzados en la construcción de la basílica, la cruz y el monasterio y quizás estemos a tiempo de salvar la mentalidad de algún escolar que visite este lugar dentro de la “Ruta Imperial” diseñada por la Comunidad de Madrid de la señora Aguirre.


Javier Moreno

Presidente del Foro por la Memoria.


Pacto contra los ciudadanos Pacto del Euro


Jorge Fonseca
Público

El “Pacto por el Euro” fue presentado por el Consejo europeo como un pacto por “la competitividad y el empleo”, “la estabilidad financiera, las finanzas públicas y el euro”, como si un euro sobrevalorado fuese bueno para todos. En realidad es contrario a los intereses mayoritarios, pues destroza la competitividad de las empresas, especialmente pymes, que generan el 80% del empleo, porque el euro fuerte (dólar barato) encarece los productos locales y abarata los de fuera de Europa, provocando déficit comercial, ruina de empresas, desempleo y miseria para millones de trabajadores y una profunda recesión económica que reduce la recaudación impositiva y dispara el déficit y la deuda pública. Las únicas beneficiadas son las grandes transnacionales que deslocalizan su producción a China y otros países, comprando barato empresas locales gracias al euro fuerte y exportando desde allí hacia Europa y EEUU. Especialmente las alemanas, que en la década anterior a la crisis duplicaron su superávit comercial con EEUU

La recesión y el desempleo masivo dispararon el impago de créditos e hipotecas, jaqueando a la banca que, después de años de especulación con hipotecas, acciones, materias primas y bonos de deuda pública y privada, (creando una burbuja financiera), se enfrentaba a pérdidas y al riesgo de no cobrar los bonos de deuda de los países más desvastados por el euro (Irlanda, Grecia, Portugal y España). Aunque con ayuda de las “agencias de calificación” seguían especulando con sus bonos, con ayuda del Banco Central Europeo (BCE) consiguieron masivas ayudas de dinero y avales de los Estados, que quedaron al borde de la quiebra.

En interés de la banca, el núcleo dominante en la Unión Europea y el FMI bajo la batuta de Alemania impusieron a los países afectados brutales recortes salariales y sociales y el aumento de impuestos al consumo para conseguir superávit que permita pagar la deuda, con un tremendo coste social y más recesión, creando un círculo vicioso de recesión-ajuste- más recesión-más ajuste.

El “Pacto por el Euro” busca garantizar ese ajuste y también mantener un euro sobrevalorado (nada justifica su revalorización del 50% respecto al dólar desde 2003) para beneficio conjunto de las transnacionales y la banca, que otorgó créditos en euros y tiene deudas en dólares, (por lo que, a euro más alto, más ganancia). El BCE, con el argumento absurdo de combatir la inflación, incluso cuando el riesgo es de deflación, en la crisis mantiene los tipos de interés cinco veces más altos que en EEUU, lo que atrae capitales especulativos y revaloriza el euro a costa de encarecer el crédito y acentuar la recesión. Para pagarla, los países con más deuda realizan una masiva privatización de activos públicos (en España desde la muy rentable Loterías del Estado, las Cajas de Ahorro, el abastecimiento de agua, hasta segmentos de la sanidad y la educación, bocados apetitosos que garantizan altas rentas). También bajan impuestos al capital, suben los del consumo y las tarifas de servicios, bajan salarios públicos y privados, reducen pensiones y aumentan los años de trabajo para jubilarse. El Pacto también exige “descentralizar la negociación colectiva” para reducir la fuerza de los sindicatos, y la “flexibilización laboral” para reducir derechos laborales. El “Pacto”, por tanto, es contra Europa y sus ciudadanos y provoca lo contrario a lo que pregona pues empeora la competitividad y multiplica la deuda, divide a los europeos y fortalece a la ultraderecha.

Quizás algunos empresarios crean que les beneficia, pero para la mayoría que vive del consumo interno, y principalmente para las pymes, es un espejismo, pues profundiza la crisis y expande la pobreza, destruyendo el presente y el futuro de generaciones enteras, pues provocará una década de estancamiento, como en América Latina en los ochenta, pues todo esfuerzo por mejorar competitividad es barrido por efecto del euro sobrevalorado.
Los países del Sur deberían exigir una devaluación programada del euro (hasta equipararlo al dólar), que ayudaría a su existencia. Y a la cohesión social, seriamente deteriorada. Además de un euro competitivo se requiere una reforma fiscal que combata el fraude fiscal (podrían obtenerse 50.000 millones), y grave a los 100.000 españoles que concentran un billón de euros de riqueza (con un impuesto del 5% aportarían otros 50.000 millones). También que elimine privilegios fiscales y prohíba operar en paraísos fiscales (el 80% de las empresas del Ibex35 lo hacen). La creación de una banca pública eficiente con control ciudadano a partir de las Cajas de Ahorro, en vez de privatizarlas, ayudaría a financiar un nuevo modelo productivo y un plan para recuperar la economía y la confianza de los ciudadanos, muy debilitadas. También hay que desandar la reforma laboral y la de pensiones, ayudar a familias al borde del desahucio en vez de a la banca y adoptar medidas que reactiven la economía (empleo público de parados para cumplir con la Ley de Dependencia, por ejemplo), y que combatan la exclusión social. Estas podrían ser las bases para una democracia auténtica que acabe con el totalitarismo de mercado, en el que el capital financiero suplanta a la voluntad ciudadana.

Jorge Fonseca es catedrático EU de Economía APlicada de la Universidad COmplutense y miembro del COnsejo Científico de Attac.


Actos multitudinarios en todo el estado para despedir a la flotilla


Este fin de semana se han llevado a cabo en diversas localidades de todo el Estado español actos de despedida de la Segunda Flotilla de la Libertad y del grupo de activistas de Rumbo a Gaza.

España | Tercera Información | 21-06-2011

Este fin de semana se han llevado a cabo en diversas localidades de todo el Estado español actos de despedida de la Segunda Flotilla de la Libertad y del grupo de activistas de Rumbo a Gaza que embarcará en los próximos días en nuestro barco, el ‘Gernika’, con el objetivo de romper y poner fin al bloqueo ilegal israelí a la Franja.

Estos actos –que se seguirán llevando a cabo en los días que restan para la partida del convoy- suponen el colofón a casi un año de un intenso trabajo de centenares de personas que han logrado algo que parecía casi una utopía: aportar a la Flotilla desde el Estado español un barco, un nutrido grupo de activistas –más de 50 personas entre cooperantes, personas representativas de los ámbitos político, social y cultural, lo que convierte a nuestra delegación en una de las más importantes- y un cargamento de ayuda humanitaria.

Los actos de despedida han contado con una gran asistencia de público, lo que evidencia el carácter netamente popular de la campaña Rumbo a Gaza, una iniciativa que surge de la sociedad civil y que encuentra su espacio natural en las clases populares y trabajadoras.


En esta crónica hacemos una reseña de los principales actos. Imágenes de los mismos las puedes encontrar en flickr.

Dentro de los actos llevados a cabo hay que resaltar, por su importancia simbólica, el que tuvo lugar en Gernika, organizado por el Ayuntamiento de la villa foral que presta su nombre a nuestra embarcación. Su alcalde, José María Gorroño, leyó una declaración institucional de apoyo a Rumbo a Gaza y a la Segunda Flotilla de la Libertad en la que trazó un paralelismo entre el bombardeo de la aviación nazi a la localidad vizcaína y la situación actual de Gaza y del pueblo palestino.

El municipio de Gernika ha donado a la población de Gaza el cuadro ‘Gernikatik mundura’, trabajo colectivo de artistas euskaldunes basado en la obra de Pablo Picasso. En el ‘Gernika’ viajará una reproducción del mismo, dado el gran tamaño del original. ‘Este ha sido expuesto en la Plaza del Fuero de la villa durante todo el fin se semana y será entregado a la gente de Gaza cuando “las condiciones mejoren”, como señaló uno de los organizadores.

En este enlace podéis encontrar la información que ha dado del acto la ETB (en euskera) En Madrid, Rumbo a Gaza se reunió en el estanque del Retiro para realizar una salida simbólica con las barcas. Ataviados con banderas palestinas y camisetas alusivas, la tripulación de esta peculiar Flotilla ‘zarpó’ para avisar a la ciudadanía de Madrid de la partida del ‘Gernika’ y del resto de barco.

El original acto llamó la atención de centenares de personas que paseaban por esos momentos por el Retiro, sorprendidas al ver las barcas del Retiro convertidas en una Flotilla de apoyo a la lucha del pueblo palestino.

Desde Málaga también ha zarpado otra Flotilla de la Libertad para despedir a las personas que en breve subirán al ‘Gernika’. Cerca de un centenar de personas participó en el viaje por la costa malagueña que realizó un barco fletado para la ocasión. Aquí tenéis las imágenes:


Valencia ha sido otra de las ciudades que eligió el mar como referente para sus actos de despedida. La playa de la Patacona fue el lugar elegido para llevar a cabo una acción de sensibilización y reivindicación. Después se celebró una comida solidaria en la Comunidad Palestina valenciana y un concierto con el grupo El Cifu y sus Rumberos.

En Barcelona, los compañeros y compañeras de Rumbo a Gaza cambiaron de medio de transporte y optaron por la bicicleta para formar una colorida caravana sobre dos ruedas que llevó el mensaje de la asediada Franja por las calles de la Ciudad Condal para acabar en el puerto.

En Gijón las celebraciones se trasladaron a la popular Plaza del Parchís. Uno de los dos activistas asturianos que subirán al ‘Gernika’, Miguel San Miguel, recalcó que, siendo importante todo el material que se lleva hasta Gaza, lo más importante es el apoyo internacional que la Segunda Flotilla de la Libertad lleva al pueblo gazatí. Este son los enlaces a la reseña periodística del acto y a un artículo escrito por Miguel San Miguel.

En Salamanca, una flotilla ‘urbana’ recorrió las principales calles de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, incluyendo su celebérrima Plaza Mayor