1 de septiembre de 2011

Declaración del Secretario del Partido Comunista Ruso sobre Libia





Guennadi Ziugánov. Pravda


Traducido del ruso por Josafat S. Comín

Según informan los medios, las fuerzas que persiguen el derrocamiento del gobierno de Libia, han ocupado la capital, Trípoli y otra serie de ciudades. Por todas partes se están cometiendo asesinatos en masa y actos de pillaje. Ha sido incluso saqueado el excepcional museo nacional en Trípoli. Todo esto habla por si solo de la clase de gente que participa en la lucha contra el gobierno legítimo.
Es bien conocido, que los “opositores” alzados supuestamente contra la “tiranía” de Gadafi, están recibiendo armas del exterior. Pero aún así, no hubieran podido enfrentar a las tropas del gobierno libio, de no ser por el apoyo masivo de la aviación de choque de la OTAN, que ha estado destruyendo puestos de mando, almacenes de munición y armamento, líneas de comunicación. Los “insurgentes” solo aparecen, después de que el torbellino de fuego de la OTAN haya arrasado todo a su paso. Se trata sin duda de una intervención militar, solo que cuidadosamente oculta tras el transparente biombo de las “fuerzas rebeldes”. En Libia se está perfeccionando la nueva táctica de derrocamiento de gobiernos indeseables para Occidente, con amplia utilización de ejércitos privados y mercenarios en calidad de tropas auxiliares de la OTAN.

Toda esta bacanal se lleva a cabo bajo la cobertura de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU y la aplicación de la “zona de exclusión aérea”, cuyo supuesto objetivo era proteger a la población civil de Libia de los bombardeos. En la práctica la aviación de la OTAN ha lanzado sus ataques de misiles y bombas, no solo contra posiciones del ejército libio, también contra posiciones civiles en las ciudades. Como resultado han muerto miles de civiles, incluyendo ancianos y niños. Hechos como estos en el derecho internacional reciben el calificativo de crimen contra la humanidad. Pero en el idioma jesuítico de la OTAN, las vidas destruidas, reciben el nombre de “daños colaterales”.

Libia es la nueva víctima de la intervención global de la OTAN, que se hizo posible tras la destrucción de la Unión Soviética. Precisamente entonces, con la desaparición de una fuerza capaz de hacer frente al aventurerismo de la oligarquía mundial, fue que a nuestros actuales “socios” les apareció el sentimiento de impunidad.

Empezaron imponiéndole desde el exterior una guerra civil a Yugoslavia, que concluyó tras 78 días de bombardeos sobre indefensas ciudades y pueblos. Luego los EE. UU. y sus aliados invadieron Irak, enredando a ese país en una alambre de espino. Luego le siguió Afganistán, convertida al amparo de las tropas de ocupación, en guarida para la producción de droga. Entre medio, las agencias de inteligencia de la Alianza ponían en marcha revoluciones “naranja” en Georgia, Ucrania y Moldavia. Llevan años intentando derrocar al presidente de Bielorrusia, A Lukashenko. Siria es la siguiente en la cola, sometida ya a ataques de insurgentes armados desde el exterior. Asistimos a una guerra informativa contra el gobierno sirio. Prueba elocuente de los preparativos para la intervención de la OTAN.

Hoy el mundo se enfrenta de nuevo al colonialismo, en su variante más repugnante y cínica, igual que fuera hace dos siglos. Las antiguas potencias coloniales, -EE. UU., Reino unido y Francia- de nuevo se arrogan el derecho de decidir el destino de cualquier estado soberano. En el curso de esta operación “humanitaria” se han pisoteado la carta de la ONU y las normas del derecho internacional. Como consecuencia, Libia se ha visto sumergida en el caos, y los acontecimientos podrían acabar desarrollándose siguiendo el escenario somalí: la división del país en infinidad de tribus y clanes que combaten entre sí.

Rusia también es responsable de la tragedia en Libia, desde que el gobierno dio luz verde a la resolución anti-Libia de la ONU, al no utilizar su derecho de veto y sumarse así a las sanciones contra Libia. Esto ha supuesto, no solo que hayamos perdido 20 mil millones de dólares de potenciales beneficios de la cooperación económica y comercial con este riquísimo país africano, también hemos perdido a uno de escasos estados amigos, que teníamos en una región tan importante estratégicamente como es el Mediterráneo.

Si no detenemos este desenfreno del neocolonialismo, Rusia con sus inabarcables territorios y sus colosales reservas de materias primas, se convertirá en uno de los futuros objetivos de la exportación atlantista de la “democracia”. Debilitada por veinte años de consciente desindustrialización y abotargamiento, con un ejército destruido y desmoralizado, nuestro país inevitablemente se convertirá en un objetivo para intervenir.

El PCFR condena la piratería colonial de la oligarquía mundial y exhorta al gobierno de la Federación de Rusia a tomar conciencia de las peligrosísimas consecuencias que acarrea la connivencia con el agresor.
Solo un gobierno fuerte, patriótico, que haga renacer la industria, la agricultura, la educación, la ciencia y la cultura, y que devuelva nuestro pasado potencial a nuestras Fuerzas Armadas, podrá salvar a Rusia de la repetición del escenario libio y las revoluciones de “colores”.
Fuente: http://gazeta-pravda.ru/content/view/8768/34/

Movilización en Pamplona contra la reforma de la constitución y por la convocatoria de un referéndum





Las organizaciones sindicales CCOO y UGT convocan una concentración el próximo jueves 1 de septiembre a las 18 horas frente a la Delegación del Gobierno en Pamplona.

CCOO y UGT han convocado una concentración en Pamplona contra la reforma de la Constitución que establece un límite de déficit, y para exigir la convocatoria de un referéndum. El acto tendrá lugar el próximo jueves 1 de septiembre a las 18 horas frente a la Delegación del Gobierno coincidiendo con las movilizaciones que se desarrollarán en todo el país, en víspera de la discusión en el Congreso de la iniciativa pactada por PSOE y PP.

Asimismo, CCOO y UGT han decidido apoyar las demás concentraciones y movilizaciones que se convoquen estos días -en particular la recogida electrónica de firmas-, así como la manifestación convocada en Madrid el día 6 de septiembre, a las 19 hs., entre Cibeles y Sol, antes del debate en el Senado.

CCOO y UGT animan a la ciudadanía a movilizarse para rechazar la reforma de la Constitución, que ataca los intereses de los trabajadores, supone una grave limitación al autogobierno de las diferentes AAPP, y constituye una amenaza para las prestaciones e instituciones del Estado de Bienestar.
Los sindicatos consideran que por su contenido y por sus plazos de aplicación esta reforma no va a ayudar a la reducción de los niveles actuales de déficit público que sólo puede lograrse sin deteriorar gravemente el tejido económico y social de nuestro país, mediante la promoción del crecimiento económico y el empleo, una reforma fiscal equitativa y progresiva y un permanente rigor en el uso del gasto público.

CCOO y UGT consideran que la reforma impone una grave limitación a la autonomía de los gobiernos democráticos y a la capacidad de autogobierno presupuestario de las diferentes administraciones públicas. Esto afectará gravemente a su capacidad de utilizar la política presupuestaria al servicio de los objetivos de la política general. Supuestamente motivada por los ataques especulativos a las deudas soberanas, la reforma introduce en nuestra máxima norma jurídica un factor económico de carácter netamente procíclico que puede llegar a impedir la acción de los gobiernos para que nuestra economía no entre, en el futuro, en una recesión. Constituye también una amenaza permanente para las prestaciones e instituciones del Estado de bienestar, las políticas sociales y la cooperación para el desarrollo.

Los sindicatos consideran que la reforma se realiza además de manera precipitada, urgente, sin debate público y hurtando la participación de los ciudadanos, y sólo satisface las demandas de los mercados frente a las de la sociedad.

El comando Rubalcaba. Escrito por Julio Anguita González




A mediados de la década de los noventa se puso en circulación desde los medios de comunicación y los mentideros políticos, el calificativo de comando Rubalcaba al equipo de fontaneros y periodistas encargados de intoxicar, censurar, teledirigir y crear atmósferas político-informativas que paliasen o derivasen hacia otros objetivos los errores, delitos, acciones gubernamentales derechizadas y escándalos de la época felipista. Es en aquella época cuando se concibió la campaña de la pinza.


Recuerdo haber descrito y desmontado en un diario de tirada estatal la estructura interna de aquél mensaje y su lógica de impecable factura goebbelsiana. El caso es que tuvo éxito mediático y fue repetida una y otra vez por los portavoces del PSOE ante el acollonamiento de no pocos dirigentes de IU. Ello explica que casos como el de Córdoba y Málaga en los que la acción y omisión del Partido Socialista le entregaron las alcaldías de ambas ciudades al PP en detrimento de IU, quedasen silenciados y prontamente olvidados.
El esquema de la operación vuelve a repetirse; se magnifican las actuaciones de IU que han permitido alcaldías del PP y se silencian las del PSOE que han hecho lo mismo o se han beneficiado de ello. ¿Por qué sigue teniendo gancho la operación? Creo que ello obedece a dos series de causas: la estructura del mensaje en su relación con la mentalidad media y la falta de firmeza o convicción de bastantes dirigentes afectados por el miedo escénico a las parciales, inexactas y tendenciosas informaciones de medios afines al PSOE.Para que un mensaje de este tipo alcance éxito debe conjugar la simplicidad del argumento con una mentalidad media asentada de manera primaria y primitiva en la bipolarización de filias y fobias totalmente extrapoladas de la realidad social y política de cada día. Para esta mentalidad de simplismo e irrealidad cultivados, el mundo funciona en torno a un trío compuesto por el héroe, el anti-héroe y el traidor, siendo éstos el PSOE, el PP e IU respectivamente. La pereza mental media se siente cómoda y gratificada ante este relato propio del spaghetti western.
El mundo en blanco y negro sobre el que trabajan los urdidores de la pinza parte de una asimilación del PSOE a la izquierda en función de las siglas históricas de ese partido o en otro tipo de convenciones que no se compadecen en absoluto con la política diaria realizada por el mismo. Repasen mis lectores la acción de Gobierno de González, de Aznar o de Rodríguez Zapatero y señalen en dónde encuentran diferencias sustantivas.
Al insertar sobre el fondo de esta dualidad falsa referida al PP y al PSOE, las tonalidades épicas del lema parar a la derecha, el ciudadano medio con notable ausencia de memoria (ya se encargan los del comando en facilitarle la amnesia), cae incautamente en el garlito. Cuando se le recuerda a este mismo ciudadano medio las series y series de leyes que ambas formaciones han aprobado de consuno o cuando se le relata las medidas de tipo económico, político, electoral o internacional que ambas pactan y repactan permanentemente, nos encontramos bien con su reflexión, bien con la tesonera contumacia insertada en su fe de carbonero. Los de la pinza han logrado eliminar la realidad- y con ello el análisis- sustituyéndola por el catecismo Ripalda.
Pero todo ello sería desmontable y reconducible si quienes deben dirigir la lucha ideológica y el debate político contra esta superchería no se sintieran también presos de este convencionalismo que, cual lobotomía, amputa y mutila el pensamiento y sus meandros. Hasta que IU no recupere la soberanía de su discurso y de su praxis y mida a las fuerzas políticas únicamente por su acción diaria y concreta, siempre estará alentando en su interior los gérmenes de la duda y culpabilidad que Rubalcaba y sus acólitos se aprestan a cultivar constantemente.
No estaría de más una lectura serena y predispuesta a la reflexión, del documento fundacional de IU de 27 de Abril de 1986. Es el mejor de los antídotos contra la pinza y otras pócimas. Nuestras alianzas y nuestros compañeros de viaje hace tiempo que están en otros sitios.
--------------------
Documentos:
Constitución de Izquierda Unida como fuerza política alternativa
Documento del Acuerdo Político que fundó Izquierda Unida
----------
Fuente: Mundo Obrero