26 de septiembre de 2011

CCOO de Navarra rendirá un homenaje a Marcelino Camacho el próximo martes 27 en Baluarte

Algunos lo han definido como el ‘nobel’ de la lucha por los derechos de los trabajadores. Y es que pocas personas en la historia de este país han tenido la capacidad de dejar tanta huella de compromiso como el fundador y primer secretario general de CCOO, fallecido el 29 de octubre de 2010. En la guerra, en el exilio, en la dictadura y en democracia; desde las calles, desde las asambleas y desde la cárcel, Marcelino Camacho siempre luchó al lado de los trabajadores por sus derechos y por conseguir la igualdad de personas y pueblos. Ahora, CCOO de Navarra quiere rendirle un emotivo homenaje en presencia de su mujer, Josefina Samper, y su hijo Marcel. La cita será el próximo martes, 27 de septiembre, a las 18 horas en la Sala de Cámara del Baluarte. A este acto acudirá el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, el secretario general de CCOO de Navarra, José María Molinero, así como otros responsables del sindicato y de otras organizaciones políticas y sociales. También acudirán al acto los sindicalistas navarros que asistieron con Marcelino Camacho a la Asamblea de Barcelona de 1976, evento en el que se unificó el movimiento de las Comisiones Obreras como una confederación sindical. A través de este homenaje, en el que la actriz Mary Paz Pondal recitará varios poemas de Miguel Hernández, CCOO de Navarra recordará la vida del padre del sindicalismo moderno de la mano de proyecciones audiovisuales sobre las diferentes etapas que vivió. Las convicciones, los valores y el compromiso de Marcelino siempre han estado presentes en las decisiones de CCOO y en la lucha de nuestro día a día, pero con este homenaje nos sentiremos todavía más cerca de nuestro compañero y camarada, un hombre que arriesgó su vida para conseguir un país libre y por ello fue juzgado y encarcelado en varias ocasiones durante 14 años. Desde su valentía, su honestidad y su humildad, lideró el movimiento sindical para conquistar los derechos que la dictadura había usurpado a la sociedad española y a su clase trabajadora. Marcelino fundó CCOO a finales de los años 50 junto a otros muchos sindicalistas. Fue el primer secretario general y ocupó este cargo durante 10 años, en la clandestinidad de la Asamblea de Barcelona de 1976 y en el I Congreso, ya conquistada la democracia, en 1978. Después ocupó la presidencia de esta organización hasta 1996 y contribuyó decisivamente a convertir CCOO en el primer sindicato del país. Nadie consiguió hacerle callar. Su defensa del sindicalismo de presión-negociación, su famosa frase “ni nos doblaron, ni nos domaron, ni nos van a domesticar”, sigue inspirando no solo a CCOO sino a todo el movimiento sindical internacional, que reconoce en Marcelino a un símbolo de la lucha por la libertad, la igualdad y la justicia social. Hoy, en estos tiempos tan complejos, es más necesario que nunca recuperar su legado. Biografía de Marcelino Camacho Marcelino Camacho Abad (Osma-La Rasa, Soria, 1918), fundador y primer secretario general de CCOO, se crió en el pueblo aragonés de Ariza, donde su padre era ferroviario. En 1935 ingresó en el Partido Comunista de España (PCE), compromiso que le llevó a luchar en el bando republicano durante la Guerra Civil. Tras la derrota republicana fue encarcelado y, más tarde, asignado a un batallón de trabajos forzados en Tánger. Se evadió de un campo de concentración franquista y pidió asilo político en la Argelia francesa. En 1957 fue indultado y regresó a España, trabajó como obrero metalúrgico en la empresa ‘Perkins Hispania’ y allí fue elegido miembro del Comité de Empresa. Desde principios de los años sesenta impulsó la creación de las entonces ilegales Comisiones Obreras, que defendían los derechos de los trabajadores al margen del sindicato único del régimen de Franco. Por ello fue detenido en 1967 y encarcelado durante nueve años por la dictadura. El proceso judicial contra él y sus compañeros sindicalistas, conocido como ‘Proceso 1.001’, se convirtió en un símbolo mundial de la lucha por las libertades. Cuando murió Franco fue indultado y recuperó la libertad. Cuando el movimiento de Comisiones Obreras se unificó en una confederación sindical, Marcelino Camacho fue elegido su primer secretario general (1976). Las primeras elecciones democráticas de la Transición (1977) le dieron un escaño de diputado, al cual renunció dos años después para evitar el conflicto entre la disciplina de voto del partido y su fidelidad a los intereses de los trabajadores. Durante su largo periodo al frente de CCOO consolidó a esta organización como fuerza sindical mayoritaria. Marcelino Camacho murió el pasado 29 de octubre.

Manifiesto por los derechos civiles

Nos hemos reunido en esta rueda de prensa personas de distintos partidos políticos, sindicatos y agentes sociales, para mostrar nuestro apoyo (a título individual) a la manifestación que se celebrará el próximo 1 de octubre en Iruñea, bajo el lema “Por las libertades políticas. Eskubide guztiak guztientzat”. La marcha partirá a las 17.30 desde los cines Golem. Nos une una idea: todas las personas de este país tienen derecho a organizarse y a hacer política. Y no podemos permanecer impasibles ante la situación actual, en la que se está deteniendo, procesando y juzgando a personas precisamente por eso, por ejercer su derecho a hacer política. En este caso, son once jóvenes de Iruñerria a quienes piden 110 años de cárcel acusados de ser de Segi, ayer fue la detención de Josu Esparza o los procesamientos de Askapena, hoy hemos conocido la sentencia de Bateragune y mañana puede ser cualquier de las decenas de sumarios que siguen abiertos. Son fotografías viejas de un tiempo que ya creemos superado, en las antípodas del camino que quiere seguir la mayoría de la sociedad. Quienes apoyamos esta manifestación queremos un escenario de paz y normalización, donde sean respetados todos los derechos humanos de todas las personas y, en este caso los derechos democráticos de quienes están siendo perseguidos. Y en el momento político actual, vemos imprescindible y urgente la legalización de Sortu y la del resto de organizaciones ilegalizadas, respetando el derecho de los jóvenes a organizarse políticamente sin ser perseguidos por ello. Por lo tanto, los aquí presentes nos sumamos a esta manifestación, y hacemos un llamamiento a toda la sociedad navarra a participar en la misma, para apoyar este camino iniciado e impedir cualquier intento de bloqueo o de marcha atrás. La del 1 de octubre debe ser una gran manifestación plural en favor de las libertades políticas y los derechos civiles, donde nos encontremos miles de personas de distintas sensibilidades en torno a una demanda común: todos los derechos para todas las personas. Txentxo Jimenez, coordinador de Aralar Nafarroa y parlamentario de NaBai Bakartxo Ruiz, portavoz parlamentaria de Bildu Juan Carlos Longás, parlamentario de NaBai (independiente) Jose Antonio Urbiola, ex presidente del Napar Buru Batzar del PNV Maiorga Ramirez, secretario general de EA en Navarra Laura Pérez Ruano, integrante de Unidad Cívica Navarra por la República Txelui Moreno, portavoz de la izquierda Abertzale Pablo Lorente, concejal de UPSC-KHBS, militante de EK-PCPE. Isabel Artieda, integrante de la ejecutiva de LAB Nafarroa Josu Goñi Tirapu, delegado de CCOO Xabier Barber, miembro de la comisión general de ESK Eduardo Lakasta, miembro del sindicato STEE-EILAS Patxi Aguirre, secretario general del sindicato HIRU Koldo Gil Guillen, Iratzarri Nafarroa Tere Saez, Andrea Zurine Altable, Bilgune Feminista Ana Elvira, Lokarri Nekane Garmendia, de la asociación Lizargorri (Ezker Soberanista Eraikitzen) Antonio Rosino, del colectivo de personas jubiladas Sasoia Julen Zulaika, del colectivo Askapena Felix Barrikarte, del Grupo contra las Guerras

Bolivia. La lucha de los indígenas por preservar el territorio y la biodiversidad

Las voces que crecen en torno de la construcción de la carretera del TIPNIS han colocado una importante tensión en el proceso iniciado hace más de un quinquenio en el país. El proceso actual boliviano empezó con un cuestionamiento al neoliberalismo y al colonialismo. Se inició hace un par de décadas con la marcha indígena por tierra y territorio y por una nueva constitución, colocando como una de las piedras fundacionales la legitimidad de los derechos de los pueblos indígenas y la necesidad de un nuevo pacto social. La Guerra del Agua, las jornadas de Febrero y Octubre 2003, la épica Guerra del Gas fueron también momentos fundacionales de creación de una narrativa articulada a la defensa de la vida que sentaron bases fundamentales para salir del letargo neoliberal. Desde entonces hasta ahora, los movimientos y activistas sociales bolivianos han luchado por los derechos indígenas, por los derechos de la mujeres, por el valor de la vida, por una integración solidaria, por recuperar la soberanía, contra el libre comercio, contra la mercantilización del agua, contra los transgénicos, contra las mega represas, contra el racismo, contra la exclusión… Con esas agendas hemos llegado a la Asamblea Nacional Constituyente dando lugar a una de las Constituciones más interesantes de América del Sur que incluye el principio del “vivir bien”, el “Suma Qamaña” planteando al menos la intuición de que el desarrollismo, el extractivismo y la lógica del capital no son los caminos para construir un país que pretenda ser soberano y que pueda brindar una inspiración a los pueblos del mundo en la transformación urgente y necesaria que se requiere en el planeta. Por ello, es fundamental a estas alturas hacer una pausa para mirar el camino recorrido y hacer un balance, hablar del proceso, no sólo del gobierno, aunque éste haya optado por banalizar los atisbos de crítica de la sociedad polarizando lo que debería ser más bien una práctica de debate amplio. Debemos pues asumir la mirada al espejo y tomar consciencia de a dónde vamos y de lo que estamos convirtiéndonos. Publicado en Rebelión El TIPNIS es una herida que nos duele. Y nos duele más porque estamos reaccionando tarde, cuando ya los tramos están avanzados y sólo queda la “rayita” del tres en raya, aquella que marca una triste victoria y confina finalmente ese territorio a ser carcomido dejando sangrar la selva, el cuerpo de la Madre Tierra. Aquí siempre nos dijeron que el IIRSA era un cuento, que no había ni plata para hacerlo, pero resulta que se estaba incubando en cada gobierno de América del Sur aunque se llamara de izquierda o progresista y responde a la dinámica expansionista de las economías fuertes de la región, proyectos que no descansan en consolidar un modelo y una infraestructura regional al servicio de las grandes transnacionales y de un crecimiento depredador que podría tragarse el continente. El TIPNIS es un tema nacional y de la mayor trascendencia pues tiene que ver con qué tipo de país queremos construir, qué tipo de integración aspiramos a tener, cómo debemos encarar y concebir los proyectos de desarrollo, cómo la infraestructura debe ayudar a cumplir las deudas del estado con los más pobres y al mismo tiempo cómo recuperamos o mantenemos los equilibrios con la naturaleza, cuál debería ser la relación con las empresas y el gran capital que parece ahora adelantarse a los preceptos que acordamos en la constitución… De hecho, el contrato con la empresa Odebrecht y el financiamiento del BNDES ya está acordado antes de proceder a la consulta previa establecida en la Constitución, el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU suscrito por el estado boliviano. El análisis de conflictividad que se hace es claro al mostrar los diferentes vértices que acompañan este proceso y que están en una tensión entre lógicas de integración regional e integración nacional, la problemática de la tierra, la cuestión de los modelos de desarrollo y los múltiples temas derivados de una realidad social y política muy compleja. Y no tenemos las bases de debate y reflexión colectiva que permita aclarar las incógnitas abiertas. Estamos pagando la factura de haber evitado el debate amplio, sincero y por lo tanto de haber debilitado la capacidad colectiva de crítica, reflexión, diálogo e interpelación al sistema que caracterizó la sociedad boliviana hasta 2007. Será que hemos creído ingenuamente que el poder tiene otras virtudes cuando está vestido del ropaje popular? O será que hemos cedido a una dinámica patriarcal sin darnos cuenta, dejando que el silencio se convierta en el síntoma? El debate sobre el desarrollismo no se está dando en Bolivia con las condiciones que debe tener una reflexión de esta magnitud y no estaba instalado totalmente en las épicas jornadas que dieron lugar a la nueva Constitución. Esto se expresa hoy en la conflictiva situación causada por la construcción de la carretera del TIPNIS. Aunque los movimientos indígenas que encabezan su defensa mantienen con valor la idea de cuidar a la Madre Tierra y preservar el territorio y su biodiversidad, el pliego incluye además otros temas que de igual manera pueden quebrar la coherencia del cuidado de la Madre Tierra con lógicas de mercantilización y usufructo. Cada vez es un desafío mayor el articular los consensos necesarios. El pliego de la CIDOB, si bien se constituye en un postulado de defensa del territorio del TIPNIS y por tanto recupera un amplio sentimiento nacional de preservar el Isiboro Sécure, incorpora en sus puntos la demanda del pago por los servicios ambientales, es decir que se les pague a los pobladores de esos territorios por cuidar el bosque. Y ese es un tema delicado, porque tiene que ver precisamente con el conflicto global entre la opción de desarrollar sociedades concientes de la problemática ambiental o someter el cuidado de la naturaleza a la lógica del mercado. Es decir, una opción de cuidar la vida y la naturaleza ateniéndose a formas de organización social y de conciencia humana restauradora más allá del mercado o mercantilizar el cuidado de la tierra, adaptando cualquier iniciativa ecológica al comercio y la compensación económica y, por tanto, avalar los mercados de carbono, los proyectos REDD+ y la economía verde que se prepara como una solución arrolladora para mercantilizar todo el planeta y alimentar un sistema que beneficia sobre todo a las grandes economías y a las grandes empresas transnacionales. Un tema en el que Bolivia como Estado se ha pronunciado en el proceso de negociaciones del clima y el proceso Rio + 20 oponiéndose a la economía verde y los mercados de carbono por constituirse en una falsa solución, pues en lugar de derivar en las reducciones de emisiones necesarias de los países desarrollados crean una burbuja especulativa con la naturaleza transfiriendo además sus responsabilidades a los países del sur a precios más convenientes para ellos. Estamos hablando de un tema que en sus versiones más polarizadas está dividiendo a las organizaciones indígenas y a los movimientos sociales en todo el mundo, dividió a la sociedad civil en las jornadas de Cancún cuando se negociaba la Convención por el Clima de las NNUU en diciembre de 2010. Es una tensión global en la que debemos asumir un posicionamiento. Y debemos extender las interrogantes hacia el tema del desarrollo y su relación con la sobrevivencia en el planeta. Dónde nos colocamos nosotros en ese gran debate? Como armonizamos (ya que está de moda la palabrita) nuestra demanda por un espacio atmosférico para el desarrollo y al mismo tiempo el cuidado de la Madre Tierra? Cuál es el proyecto de país para caminar en equilibrio en estas dos pistas importantísimas construidas desde el sur: el derecho al desarrollo y el equilibrio con la naturaleza? Finalmente, qué entendemos por desarrollo? Desarrollo para quiénes? Cómo brindamos una alternativa distinta al “desarrollo” impulsado por el Consenso de Washington y sus instituciones destinado al beneficio de las élites y los poderosos? Cómo contraponemos una práctica cultural de cuidado de la naturaleza en el campo y la ciudad –no lo olvidemos-, a una visión de usufructo y mercantilización del cuidado de la misma? Cómo hacemos para defender nuestro territorio no sólo de mega carreteras, sino también de mega represas, de mega proyectos, mega negocios y mega expectativas que con su tamaño empequeñecen cualquier atisbo de vida sencilla y sostenible que podría muy bien concebirse con mayor humildad y consecuencia con la retórica que estamos construyendo? Siempre hemos dicho que es bueno soñar y luchar por una nueva sociedad. Una forma de reencontrar ese camino para la sociedad boliviana sería quizá encarar con la dulzura que requiere la Pachamama este desafío complejo de ubicarse en un mundo que se despeña hacia la destrucción pero que, a pesar de los pesares, aún mantiene la intuición y las prácticas cotidianas por la vida. No dejemos que el silencio sea cómplice, no caigamos en la trampa de querer ver la esquina bien terminada, sin mirar la esencia de las cosas que puede estarse evaporando detrás de los muros del éxito aparente. Ahora queda escucharnos entre nosotros y nosotras. Enfrentar el reflejo de los espejos y actuar. Para algunos significará quitarse de encima los fantasmas de la confabulación y asumir la responsabilidad de aportar a los procesos con coherencia, buscando los equilibrios sociales y la equidad. Cuidando y respetando a la Madre Tierra que, por cierto, es Madre Soltera. Elizabeth Peredo (Bolivia) es Psicóloga Social, investigadora y escritora, activista por el agua, la cultura y contra el racismo. Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Rusia actual: Yates para unos, porras para otros

La feria anual para millonarios se ha convertido en una de las señas de identidad del nuevo Moscú capitalista. Este otoño1, en el marco de este ya tradicional evento para la época postsoviética, que se ha hecho coincidir con las fiestas de la ciudad, tuvo lugar la Feria “Show náutico de millonarios”, visitada principalmente por los nuevos ricos rusos, aburridos y atiborrados. Los ricachones, reunidos en el Real club náutico de Moscú, en la zona del “Vodnii stadion”, tuvieron la oportunidad de deleitarse conociendo las novedades del trasporte náutico de la categoría “no para todos”. Los ricachones, reunidos en el Real club náutico de Moscú, en la zona del “Vodnii stadion”, tuvieron la oportunidad de deleitarse conociendo las novedades del trasporte náutico de la categoría “no para todos”. Por lo visto, cansados ya de los lujos habituales, de sus refinados “penthouses”, castillos medievales, villas en la costa mediterránea, de sus obras de arte y joyería, de sus “ediciones limitadas” de “maseratis”,”Jaguars” o “Porchses”, y demás bienes inmuebles y muebles, que cualquier oligarca que se precie debe poseer, muchos millonarios rusos contemplaban esta nueva gala social como una posibilidad de ampliar su parque acuático. Por si fuera poco, en el “Show náutico de millonarios” se exponían yates de los más prestigiosos fabricantes mundiales, tales como: “Princess”, “Azimut”, “Cobalt”, “Feretti”, que además se podían adquirir directamente en la Feria, como suele decirse, pasando directamente por caja. Y aunque la cifra de multimillonarios (amén de millonarios) en Rusia, de acuerdo con los datos de la revista norteamericana “Forbes”, y a pesar de la crisis económica y financiera mundial, no para de crecer año a año, los ciudadanos corrientes, que apenas se las apañan para llegar a fin de mes, cada vez son más en el país. Lo que significa, que el número de indignados con la escandalosa desigualdad social inevitablemente sigue creciendo, como queda de manifiesto en los mítines y demás actos de protesta, a menudo no autorizados. Es entonces, que le toca a la casta de privilegiados mimar a sus destacamentos de policías, especializados en la disolución de manifestaciones. En todas las grandes urbes de Rusia, muchachotes fuertotes con sus correspondientes cascos, se entrenan con sus porras, puliendo su maestría de verdugos, dispuestos en cualquier momento a defender la seguridad de los propietarios de “fábricas, periódicos y barcos de recreo”. Nota El otoño comienza oficialmente en Rusia el 1 de septiembre. Fuente: http://gazeta-pravda.ru/content/view/8830/34/ http://josafatscomin.blogspot.com/2011/09/yates-para-unos-porras-paraotros-yelena.html

Putin-Medvédev, Medvédev-Putin. Lo mismo da, que da lo mismo.

Este pasado sábado la vida política rusa ha estado repleta de acontecimientos. Han coincidido en el tiempo los congresos de los dos principales partidos del país: el oficialista “Rusia Unida” y el comunista. En el primero, se escenificó por fin lo que era un secreto a voces desde hace meses: la élite gobernante rusa no encuentra mejor forma de mantenerse en el poder, que repetir fórmula cambiando los actores, devolviéndoles sus anteriores papeles. Putin será el candidato a presidente (las elecciones están fijadas para el 4 de marzo), mientras Medvédev encabezará la lista electoral de Rusia Unida a las legislativas de diciembre. No se puede negar que la lógica se ha impuesto y es la mejor apuesta para cuadrar el círculo. También es al mismo tiempo un mensaje de tranquilad para todos esos altos cargos designados por Medvédev a lo largo de esta legislatura. Había que darles a entender que no iban a ser abandonados a su suerte. La supuesta intriga de estos últimos años, sobre si el insulso y abúlico Medvédev se atrevería a desafiar a su carismático jefe ha terminado. Es cierto que esta confirmación ha supuesto una pequeña no disimulada decepción para los observadores y analistas más liberales, que a principio de año todavía confiaban en una segunda candidatura de Medvédev. Sin embargo son mayoría los politólogos que no ven apenas diferencias en los dos figurantes del tándem. El líder comunista Ziugánov por su parte, en entrevista a la emisora “RSN” (Servicio Ruso de Noticias) declaró: “Vladímir Putin y Dmitri Medvédev son como hermanos siameses a los que no se puede operar. No se les puede separar. Intentar separarlos inmersos en plena campaña electoral de Rusia Unida o las presidenciales, equivaldría a mandarlos a pique, tanto a unos como a otros. Por eso Rusia unida, perdiendo votos y ocultándose detrás de un “Frente Popular”, necesita lógicamente buscar una salida. En general, todo esto resulta bastante extraño, si hablamos de democracia. Pienso que deberían ser los electores los que lo determinasen”. En opinión de Ziugánov el acuerdo sobre el futuro reparto de puestos ya se había alcanzado hace cuatro años. Por su parte, en el congreso extraordinario del PCFR, previo a la cita electoral (práctica habitual en Rusia, para votar las listas de candidatos y refrendar los programas), tampoco ha habido sorpresas. Previo al comienzo de la exposición de informes y su posterior debate, se celebró el acto de entrega de carnés a los nuevos militantes, entre los que destacó la presencia del teniente general Víktor Sobolev, ex comandante del 58 ejército. En el informe central al congreso, el presidente del PCFR, Guennadi Ziugánov, expuso las tres principales prioridades para el desarrollo de Rusia: Garantizar la seguridad del país, el tránsito de la depresión económica al desarrollo acelerado y la superación de la pobreza y la degradación social. Para resolver esas tareas, el PCFR propone tres líneas principales de actuación: un nuevo curso en política exterior, una nueva política económica y la sustitución de las prioridades sociales. El desarrollo de la agricultura es uno de los principales desafíos que enfrenta Rusia. Para ello el PCFR propone la recuperación de las haciendas colectivas, el cese de la especulación con la tierra y la recuperación de las tierras ociosas. El PCFR ofrece devolver al pueblo las principales conquistas de la época soviética: una educación y una sanidad universal y gratuita de calidad. Entrevistado por “Svobódnaya Pressa”, Valeri Rashkin, primer secretario de la organización en Moscú, resumía sus impresiones del congreso en estas palabras: -Este es el informe no solo del líder del PCFR, sino del futuro presidente de Rusia. Todos los delegados deben “salir al pueblo” para explicar este programa, el programa de la mayoría. -“SP”:- en el informe se ha hablado de nacionalizar, ¿Significa eso que en caso de victoria de los comunistas al pueblo llano le va a “tocar” algo de la venta del petróleo y el gas? -El petróleo, el gas, los metales, son riquezas que pertenecen a todos los pueblos que habitan en el territorio de Rusia. Es una riqueza que debe convertirse en dinero real, pero no solo en un dinero que pueda despilfarrarse, también en forma de sanidad gratuita, de educación, para que la gente tenga trabajo y pueda ir con la cabeza alta. Entre los diez primeros candidatos de la lista a las elecciones de diciembre tampoco ha habido demasiadas sorpresas. Aparte de Ziugánov como cabeza de lista, destaca Zhorés Alfiórov, premio Nóbel de física y vicepresidente de la Academia Rusa de Ciencias, que repite como candidato. También hay dos militares de alta graduación, V.Komoyédov y V.Cherkésov y una ex cosmonauta y dos veces héroe de la Unión Soviética, S. Savítskaya. Fuentes: http://kprf.ru/party_live/97015.html http://kprf.ru/opponents/97009.html