2 de diciembre de 2011

Programa de 500 días de Gorbachov

Programa de 500 días (en ruso: программа "500 дней") es el nombre por el que fue conocido un ambicioso programa económico lanzado en agosto-septiembre de 1990 para superar la crisis económica de la Unión Soviética en vísperas de su desaparición como Estado, por medio de la transición a una economía de mercado.1 Contenido 1 Previsiones 2 Desarrollo El programa se dividía en tres fases: Un primer estadio en que se procediese a la estabilización económica reduciendo el déficit presupuestario, comienzo de las desnacionalizaciones y unificación del tipo de cambio (final de 1990, ocupando los cien primeros días). Una segunda fase de liberalización de precios, que incluyese estrictos controles financieros (los días 100 a 250) Los últimos 250 días se procedería a estabilizar el mercado, profundizar en la privatización, convertibilidad interna, ofreciendo a las repúblicas una unión económica que incluyese el mantenimiento de una moneda única. Desarrollo El programa fue propuesto por Grigori Yavlinski, siendo desarrollado por un grupo de trabajo bajo la dirección de Stanislav Shatalin, asesor económico de Mijail Gorbachov (el programa también es conocido como Programa Shatalin). Antes de comenzar a trabajar en el proyecto, Gorbachov había asegurado a Shatalin que hablaba en serio acerca de la reforma radical de la economía soviética. En agosto de 1990 el grupo publicó un informe de cuatrocientas páginas titulado Transición al mercado. Se basaba en el anterior Programa de los 400 días, elaborado por Yavlinsky, y acabó tomando su denominación más conocida por su intención de crear las bases para una moderna economía de mercado en quinientos días. En él pide la creación de una economía de mercado competitiva, que incluía la privatización en masa de empresas públicas, la libre fijación de precios por el mercado, la integración con el sistema económico mundial, una gran transferencia de poder desde el gobierno de la Unión al de las Repúblicas, y muchas otras reformas entonces consideradas de carácter radical. El programa obtuvo el apoyo inmediato del entonces presidente de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia Boris Yeltsin, así como un apoyo algo más escéptico de Mijaíl Gorbachov. Poco después, el primer ministro conservador Nikolai Ryzhkov lo rechazó abiertamente. El Sóviet Supremo de la Unión Soviética rechazó la adopción del programa, para posteriormente aceptar otro más moderado en sus reformas, titulado Directrices básicas para la estabilización de la economía y la transición a una economía de mercado. Éste contenía muchas de las medidas del programa de los quinientos días, pero se diferenciaba fundamentalmente en que no contenía un calendario de aplicación, y por otro lado no contenía previsiones de descentralización del poder económico desde la Unión a las repúblicas. El Programa de los 500 días acabó por tanto no siendo aplicado por la oposición de los sectores menos proclives a las reformas.Wikipedia

Madrid: Varias decenas de nazis tratan de boicotear un acto de Willy Toledo en Alpedrete

Casi medio centenar de nazis se movilizaron ayer en Alpedrete para tratar de impedir el paso al actor Willy Toledo, que asistía a la presentación de un libro en el Bar 'La Marmita', establecimiento de Benito Rabal (hijo de Paco Rabal), según han informado a Europa Press testigos presenciales. El grupo de nazis recibió al actor a gritos de 'Que viva España' e 'Hijo de puta', entre otros, además de llamarlo "etarra". Así, minutos antes de su llegada, sobre las 21.15 horas, han desplegado una pancarta con el lema: 'Recuerda las víctimas del terror. Ni olvido ni perdón'. Además, han fijado pegatinas en la fachada del bar donde se celebraba la presentación. Entre las pegatinas figuraban carteles de la cruz gamada, y frases como 'Os vamos a matar' junto con A.R. (Alpedrete Resiste), la firma de los manifestantes. Por su parte, el dueño del local ha llamado inmediatamente a la Policía Municipal y a la Guardia Civil con la intención de controlar la situación. Un total de ocho policías municipales y ocho agentes de la Guardia Civil se han personado en el lugar y han montado un cordón para impedir el paso del grupo radical. Por supuesto, no hubo detenciones, ni represión, ni carga policial, ni multas. Eso es solo para los rojos... Kaosenlared

Libro de Icaria.¿Quiénes son los mercados y cómo nos gobiernan?

Nunca antes, los medios de comunica­ción y los políticos profesionales nos han ha­blado tanto de economía, pero por más que leemos y escuchamos no nos dan las claves para contestar a las preguntas fundamentales, o tan siquiera informaciones que nos llevarí­an a planteárnoslas. Por el con­trario, la economía se nos presenta como algo oscuro, técnico, casi sobre­na­tural; en cualquier caso, indiscutible. Con la intención de ha­cerlo de la for­ma más directa y clara posible, este li­bro se ha or­ganizado en tor­no a 11 pre­­guntas bá­sicas, que intentan aportar algunas cla­ves fundamentales para com­prender “quiénes son los mer­cados y cómo nos gobiernan”. Sobre el grupo de autores cabe des­tacar la coincidencia de dos ele­men­tos, que explican su trayec­toria de trabajo conjunto. Por un lado, su formación: académica, en el Depar­tamento de Economía Aplicada I de la UCM; y política, en el seno del movimiento estudiantil y en torno a la asociación Economía Alterna­tiva. En segundo lugar, su constante y muy temprana vocación divulgativa; el afán por “bajar la economía a la calle”, pero sin renunciar a los requisitos básicos exigibles a toda labor investigadora---- Infoantikapitalistak.org

. Carta pública de presos y exiliados políticos del franquismo. Ladran, luego cabalgamos

El significado de esta famosa frase puede aplicarse perfectamente a lo que últimamente se viene oyendo y leyendo a bastantes políticos del actual establishment español. No solo a personajes de la derecha nacionalista española (y a sus acólitos socialistas), sino también a la derecha nacionalista vasca. Porque día sí y día también nos vienen metiendo obsesivamente la imperiosa necesidad de que las formaciones políticas que conforman “Amaiur” condenen los 50 años de “terrorismo vasco”. No todos los abajo firmantes somos votantes o militantes de Amaiur; vaya eso por delante. Pero todos los abajo firmantes hemos sido resistentes contra la dictadura franquista durante los años 60 y 70, muchos militando en aquella naciente ETA, y otros en organizaciones políticas clandestinas de diversa índole. A todos nos unía fundamentalmente la necesidad de rebelarnos y resistir contra una dictadura impuesta a sangre y fuego. Y esa resistencia la planteábamos con todas las herramientas a nuestro alcance: octavillas, manifestaciones, pintadas, reuniones, concentraciones, huelgas… Y sí, efectivamente, algunos incluso empuñando las armas, como respuesta directa a lo que la propia violencia franquista utilizó para sojuzgar y aniquilar a una República elegida democráticamente. Es lo que se han visto abocados a hacer, en la historia pasada y presente, los y las resistentes a las dictaduras y opresiones por todo el mundo. Y, como tantos de ellos, la mayoría de nosotros terminamos en el exilio y en las cárceles franquistas para muchos años, cuando no muertos en comisarías y cuartelillos. Nuestra dignidad de combatientes y resistentes contra aquella dictadura no nos la van a quitar ni quienes aun hoy no han condenado aquella criminal sublevación militar (aunque exigen condenar la resistencia contra la misma…), ni quienes, una vez de haber perdido la guerra, fueron incapaces de plantear una resistencia radical a aquel sistema que les había arrebatado su propia libertad, y se quedaron esperando tiempos mejores (en las cárceles franquistas vimos a muy poquitos militantes jeltzales o socialistas…) mientras la juventud organizaba la lucha contra el franquismo. Ni a la derecha vasca ni a la socialdemocracia neoliberal española se le ocurre exigir, con el mismo ahínco e intensidad, que todos los franquistas incrustados aún en los diferentes aparatos del Estado y su Administración condenen los 40 años de dictadura y sean juzgados y privados de la inmunidad de la que aun disponen. Según ellos solo Amaiur, o cualquier otra formación política que provenga de aquella resistencia antifranquista, debe renegar de toda su historia. No lo vamos a hacer. Desde hace años muchos estamos en absoluto desacuerdo con la continuidad de la actividad armada de ETA, y hoy la propia Amaiur, desde su creación, lo ha manifestado por activa y por pasiva reiteradamente. Porque las herramientas cambian; deben cambiar. Pero los objetivos no. La aportación que el movimiento abertzale y socialista vasco hizo en la lucha contra el franquismo sigue siendo un elemento clave para entender la pujanza que aun hoy tienen aquellas reivindicaciones; a las que se han unido, afortunadamente, todas las que los nuevos movimientos populares (DRY, 15M…) vienen exigiendo por todos los rincones del Estado. De ahí que algunos ladren: es que cabalgamos. Ladran, queriendo cambiar la historia real y su relato; cabalguemos para cambiar a sus falsarios relatadores. Euskal Herria, 20 de Noviembre de 2011 Sabin Arana, Xabier Armendariz, Julen Arregi, Armando Aulestiarte, Andoni Bedialauneta, Gregorio Bilbao, Jesús María Bilbao, Josu Bilbao, Jose Ramón Castaños, Estepan Epelde, Jesús Estrada, José Luis Etxegarai, Chato Galante, Juan Ramón Garai, Enrike Gesalaga, Miguel Ángel Gómez, Josu Ibargutxi, Jose V. Idoyaga, Joseba Iriarte, Mikel Iturbe, Patxi Jaka, Antxon López, Iñaki Martín, José Julián Pascual, Darío Rodríguez, Imanol Urrutia, Jon Zubikarai, Kepa Zugadi, Juan María Zulaika. Publicado en Viento Sur