30 de diciembre de 2011

Diferencias y similitudes entre marxismo y anarquismo.

1. El objetivo común: la liberación de la clase trabajadora. Tanto el marxismo como el anarquismo parten de la situación en que se encuentran los trabajadores, de la desigualdad tan tremenda que hay entre estos y la burguesía, y proponen una sociedad mucho más justa en la que todos los hombres sean iguales. 2. La eliminación de la sociedad burguesa y el sistema capitalista. Las dos ideologías obreras van a encontrar siempre enfrente a un enemigo común: la burguesía, que, como es lógico, no va a tolerar que los obreros trasformen la sociedad ya que ello conllevaría su propia desaparición. La única solución posible para cumplir el objetivo de liberar a la clase trabajadora es eliminar la sociedad burguesa y el sistema capitalista, en este punto están de acuerdo, en lo que no estarán será en los métodos para acabar con el capitalismo. 3. La propiedad colectiva de los medios de producción. Otro paralelismo entre marxistas y anarquistas es que, una vez que se haya producido la liberación de la clase trabajadora tras el fin del capitalismo, la propiedad de todos los bienes sería colectiva y por tanto quedaría abolida la propiedad privada, uno de los principios básicos de la burguesía y el liberalismo político. De todas formas también en este tipo de propiedad colectiva habrá diferencias de matices entre las dos propuestas obreras. II. Las diferencias entre marxistas y anarquistas. Hasta ahora hemos visto las coincidencias entre las dos corrientes, pero es mucho más lo que les separa que lo que les une, haremos un recorrido por distintos aspectos para subrayar cuáles son esas diferencias en el modo de entender la política, la ideología, la economía, la sociedad... 1. Diferencias desde el punto de vista político. a) La participación en la vida política. Dentro de la sociedad liberal y burguesa Marx admite como legítimo la participación en la vida política a través de la formación de partidos obreros y su actuación en el juego electoral. Marx sabe que ganando las elecciones se pueden hacer muchas cosas, pero tampoco tiene grandes esperanzas en que de esta manera se transforme la sociedad ya que la burguesía seguirá conservando importantes parcelas de poder. Por el contrario los anarquistas no participan en política, consideran injusta la sociedad burguesa y participar en política sería aceptar ese marco. Otra diferencia importante es que no se van a organizar nunca en partidos políticos, el cauce de actuación anarquista será a través de sindicatos anarquistas. b) Los medios para acabar con el capitalismo. Los marxistas son partidarios de que los obreros organizados tomen el poder político a través de una revolución, es la forma que ha tenido la burguesía de acceder al poder, y una vez el proletariado en el poder se establecerá la dictadura del proletariado para desmontar el sistema capitalista y como transición hacia la sociedad sin clases en la que todos los hombres serán iguales. Los anarquistas critican y atacan al Estado y a toda autoridad, piensan que el Estado ha generado el capitalismo y son dos aliados eternos, que el poder impone desigualdad y coarta la libertad del individuo. El objetivo no es conquistar el poder, con lo que no se conseguiría nada, sino destruir el poder, el Estado, como fuente de todos los males. c) Los protagonistas. Para Marx serían los obreros los que acabarían con el capitalismo por tener una mayor conciencia de clase, casualmente podían contar con otros aliados como el campesinado, pero el protagonista fundamental debía ser el proletariado. Los anarquistas, sin embargo, piensan que la eliminación del capitalismo y la sociedad burguesa sería llevada a cabo por los campesinos, y en su modelo alternativo de sociedad proponen una vuelta al campo, en el panorama de la II Rev. Ind. esto supone un idealismo. d) Alternativa de sociedad tras la caída del capitalismo. La dictadura del proletariado será inevitable para los marxistas, en esta fase transitoria debe existir un Estado fuerte, autoritario y centralizado para acabar con los restos del capitalismo. La postura anarquista será radicalmente opuesta, van en contra del Estado y por tanto éste tiene que desaparecer, no se trata de sustituir a la burguesía por los trabajadores en el poder, sino eliminar el poder, el Estado y la autoridad como fuentes de desigualdades entre los hombres. Su propuesta es la de una sociedad dividida en comunas o células anarquistas que espontáneamente se federarían para coordinarse en algunos asuntos de interés general pero sin que existan estados, ejércitos ni fronteras. 2. Diferencias desde el punto de vista económico. a) La importancia de la economía. Según Marx el papel de la economía es determinante, ya veíamos cómo la economía mueve la Historia y genera el marco jurídico, político e ideológico. Marx propone una sociedad productiva donde los medios de producción estén en manos de los trabajadores y da una gran importancia al desarrollo industrial como base de la economía. Los anarquistas, quizá debido a su carga idealista, no dan tanta importancia a la economía, y en consonancia con el protagonismo que debe tener el campesinado consideran que la agricultura deberá ser la base de la nueva sociedad. b) La propiedad colectiva y su gestión. Ya hablábamos en la primera parte del tema que los dos movimientos están de acuerdo en que tras el capitalismo debe abolirse la propiedad privada y que la nueva forma de propiedad será la colectiva, pero en la manera de entender esa propiedad colectiva también hay diferencias. Los marxistas dicen que la propiedad debe ser colectiva pero en manos del Estado mientras exista la dictadura del proletariado. Los anarquistas prefieren una forma de colectividad más directa, que sean los miembros de las distintas comunas los dueños y propietarios, no el Estado, porque no creen en él, sino los trabajadores. 3. Alguna diferencia desde el punto de vista social. En los dos casos encontramos en sus propuestas una sociedad de hombres iguales tras la desaparición del capitalismo, sin embargo, en la manera de entender esa igualdad también hay diferencias. Los marxistas anteponen los derechos colectivos de una comunidad o Estado, a los derechos individuales de las personas. Los anarquistas reniegan de los derechos de un colectivo y se centran en los derechos individuales de cada uno de los integrantes de la nueva sociedad. 4. Diferencias desde el punto de vista ideológico e intelectual. a) El análisis del sistema capitalista. De entrada diremos que el marxismo presenta un contenido intelectual muy organizado y estructurado, su ideología es coherente, y de ella se deriva una manera de entender todos los aspectos de la vida y la propia Historia. El anarquismo no tendrá, ni mucho menos una carga intelectual tan profunda, y ese será uno de los reproches que Marx hará a Bakunin, Marx dirá que el anarquismo es puro voluntarismo desprovisto de cualquier análisis científico. Las ideas anarquistas están dispersas y no forman una doctrina sistematizada como el marxismo. En ese orden de cosas al analizar el sistema capitalista vemos un estudio científico y racional del mismo por parte de los marxistas; la visión anarquista es mucho más irracional, nace de la voluntad de acabar con él capitalismo más que de una necesidad real de acabar con él. b) La religión. Las dos ideologías son ateas. Las dos subrayan la alianza que hay entre la Iglesia y la burguesía, el entendimiento entre Estado e Iglesia ... Marx dijo que la religión es el opio del pueblo con ello se mostraba en contra de algo que coarta o limita la libertad del hombre y en su ideología los marxistas se mostrarán ateos y su futura forma de estado será atea. Los anarquistas expresarán de una forma más ambigua su postura ante la religión, que va desde las ideas de Bakunin si Dios existiera habría que hacerlo desaparecer hasta una cierta tolerancia de los distintos cultos, en este sentido se muestran más ambiguos y flexibles que los marxistas. 5. Las diferencias en los métodos de actuación. Hemos señalado como tienen los dos movimientos un objetivo común: la liberación de la clase trabajadora, sin embargo los medios para llegar a ese objetivo son muy distintos. Marx no rechaza la participación en el juego parlamentario burgués, pero su principal objetivo es que el proletariado se haga con el poder a través de una revolución, esa revolución debe estar perfectamente organizada y, siendo realistas, los marxistas reconocen que es imposible que se pueda dar en todos los sitios a la vez, en cada país se producirá la revolución cuando las circunstancias lo permitan. Bakunin propuso en el seno de la I Internacional, y esto fue un motivo de enfrentamiento con Marx, que las revoluciones deberían estar coordinadas y serían simultáneas en todos los países. Junto a la revolución como medio para llevar a cabo la eliminación del capitalismo los anarquistas proponen otros métodos como el terrorismo, las insurrecciones... casi todas estas acciones serán condenadas por Marx, el terrorismo por considerarlo pueril y las insurrecciones por prematuras y descoordinadas.http://bachiller.sabuco.com/historia/marxismoanarquismo.htm

Opositora contra la mina en Borobia( Soria), sufre amenazas, teniendo que asistir a los plenos protegida por la Guardia Civil

Hay que reseñar que el proyecto de la mina de Borobia es promovido por el mismo grupo que pretende destruir el hayedo de Zilbeti. Grupo Roullier----- Anunciación Crespo, del Partido de Castilla y León (PCAL), es concejala en Borobia y su lucha contra la mina le está constando muy cara. Lleva dos legislaturas como concejala, y el alcalde del PP, Miguel Modrego, la ha vejado y amenazado en el Ayuntamiento. “Tengo que asistir a los plenos con guardia civil. Son insultos, amenazas, maltrato, etc. Si solicito documentos no me los dan. Un día pedí un informe y me lo negaron por sexta vez. Entonces me senté ante el secretario del Ayuntamiento y le dije que hasta que no me lo diera no me movía de allí. El alcalde llamó a la guardia civil para echarme… Me marché pero denuncié”, dice Crespo. Finalmente tuvieron que darle la documentación, explica la concejala. Afirma que si consigue que le den cualquier fotocopia “del Ayuntamiento, no personal, -aclara-, me la cobran”. Además, hace tres años estuve recibiendo llamadas telefónicas, de madrugada, con amenazas que puse en conocimiento del juez, que averiguó quién me intimidaba”, relata Crespo. En su defensa de Borobia también ha sufrido más agresiones. “El año pasado, en la puerta de entrada a mi casa apareció una pintada en letras grandes que decía: Muere”, cuenta. Algunos mayores del pueblo han aconsejado a la concejala que no salga sola. “Lo estoy pasando mal. Tengo miedo -reconoce con la voz quebrada- y lo siento por mi madre, es mayor y está sufriendo mucho”. Las agresiones también las ha sufrido otro vecino, en la lista del PCAL, a quien le quemaron dos coches. Anunciación Crespo asegura que estas multinacionales de la minería actúan en todos sitios igual. “Presionan y utilizan sicarios, aquí igual que en Burundi o Argentina”. Insiste en que si la mina de Borobia se aprueba, sería el final del Parque Natural del Moncayo. “La comarca se convertirá en una escombrera. Tendremos que cerrar la puerta y marcharnos de aquí”. Publicado en..http://verdeclarito.wordpress.com/tag/borobia/