11 de febrero de 2012

El alcalde de Lorca gasta el dinero que donó Navarra por el terremoto en pasos de Semana Santa

El alcalde de Lorca por el Partido Poular, Francisco Jodar (en la fotografía), va a gastar el dinero donado por Navarra en restaurar los pasos de Semana Santa, según lo comunicó el propio edil a las autoridades navarras en la pasada edición de la Feria de Turismo (Fitur). En una recepción ofrecida a la presidenta foral, Yolanda Barcina, al consejero de Cultura y Turismo, Juan Luis Sánchez de Muniáin, y al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, en el marco de dicha feria, Francisco Jodar les hizo partícipes del destino del dinero foral. El Gobierno de Navarra, tras el terremoto sufrido en dicha población murciana en mayo de 2011, acordó el 6 de junio de 2011 donar 636.924 euros para paliar los efectos del terremoto, cifra que, según dijo entonces el Ejecutivo foral, "contiene el simbolismo de representar un euro por cada navarro y está destinada a acometer las obras de reparación de edificios e infraestructuras públicas dañadas por el terremoto y, en especial, su patrimonio histórico-artístico". Gracias a la ayuda foral, recordaba el Gobierno de Navarra tras el encuentro mantenido con el alcalde murciano, "la procesión de Semana Santa, declarada fiesta de interés turístico internacional, volverá a recorrer este año las calles de la localidad, con todo lo que ello conlleva desde el punto de vista emotivo y económico para el municipio". El grupo parlamentario de Izquierda-Ezkerra se hizo ayer eco de esta noticia y manifestó que "la ayuda a Lorca por el terremoto debería ir a reconstruir las casas y comercios de sus habitantes y no a la procesión de Semana Santa". I-E, que interrogará al gobierno en el próximo pleno sobre "si este destino es el más prioritario", denuncia que hay mil familias que siguen desplazadas y reubicadas en municipios cercanos y critica a UPN y al consejero de Cultura, Sánchez de Muniáin, por "priorizar sus valores ideológicos y religiosos por encima de las necesidades básicas de la ciudadanía", en palabras de Txema Mauleón. I-E recuerda que en el terremoto resultaron 25.000 viviendas afectadas, 1200 viviendas derribadas y que 10.000 familias tuvieron que buscar alojamiento fuera de su domicilio por su cuenta y riesgo. Añade que ningún edificio derribado ha empezado su reconstrucción y que el Ayuntamiento está dando licencias de obras 8 meses después, así como que las ayudas a los comercios están siendo muy solicitadas y que han aumentado los precios de los alquileres. Añade que las familias que no han encontrado piso para alquilar, o no pueden pagarlo, están realojadas en casas de familiares y amigos, con los inconvenientes o molestias que ello pueda generar ya que se prevé que sea una situación que se alargue años. Para I-E "esta importante ayuda debería haber priorizado facilitar a la ciudadanía de Lorca la reconstrucción de sus casas y el acceso a la vivienda, y no que se invierta en que pueda volver a realizarse este año la procesión de Semana Santa". Fuente: NoticiasdeNavarra.com