30 de marzo de 2012

UPN obedece al pleno y coloca el monolito de los fusilados en 1936

El Ayuntamiento de Pamplona colocó el pasado miércoles un monolito de piedra en la Vuelta del Castillo en memoria de los 298 vecinos de Pamplona fusilados en 1936. UPN cumple así, en uno de sus puntos, el mandato del pleno del pasado mes de septiembre, en el que PSN e I-E llevaron sendas mociones relacionadas con la recuperación de la memoria histórica. El monolito, que apenas se eleva 50 centímetros sobre el suelo, ha sido instalado cerca de la Puerta del Socorro de la Ciudadela, donde habitualmente los colectivos de la memoria se reúnen para rendir homenaje a los fusilados. El monolito se colocó de manera discreta, sin previo aviso y con la sola presencia de algunos representantes municipales entre los que se encontraba María Caballero, concejala de Participación Ciudadana, y por parte de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra estuvo presente Josetxo Arbizu. Se espera que para el 14 de abril, coincidiendo con los actos de homenaje a los fusilados que se celebra anualmente en torno a esta fecha, se pueda inaugurar oficialmente el monolito con la participación de familiares y otros colectivos que trabajan por la recuperación de la memoria histórica. "Se barajaron varias alternativas para su colocación, pero finalmente se ha ubicado en el sitio idóneo. Es ahí donde celebramos el acto de homenaje y, con el monolito, se identifica ese espacio", señaló ayer a este periódico Josetxo Arbizu. Respecto al tamaño del monolito, Arbizu reconoció que si bien es reducido, "estaba condicionado por estar situado en la Ciudadela", por lo que el monumento debía integrarse con las murallas. La colocación del monolito cumple otro de los puntos de la moción aprobada en el pleno del pasado 16 de septiembre. En el texto también se pedía la colocación en el zaguán del Ayuntamiento de una placa conmemorativa de los concejales y trabajadores municipales republicanos fusilados en 1936, que se instaló el pasado mes de diciembre.Diario de Noticias

TRAS EL 29M ¿AHORA QUÉ?

Marat--- La Huelga General ha sido un éxito indiscutible, por mucho que lo nieguen los piquetes tóxicos antihuelga de la patronal, su gobierno natural y la Brunete mediática que les acompaña. No quiero dejar pasar la ocasión sin felicitar a la clase trabajadora del Estado español, a los huelguistas y al conjunto del movimiento sindical, con la excepción de algunas siglas de esquiroles organizados como la CSIF. Para estos todo mi desprecio. El éxito de la huelga tiene un mérito extraordinario si tenemos en cuenta que 1) Los piquetes de la patronal CEOE y de sus empresas asociadas se han dedicado a intimidar, coaccionar, atemorizar, chantajear y amenazar a sus empleados que secundasen la huelga. Cientos de blogs y los propios sindicatos se han hecho eco de cuáles han sido esas empresas, por lo que son fácilmente identificables las más de 1500 grandes empresas denunciadas, sólo la punta del iceberg del matonismo empresarial. En el caso de las PYMES la presión a no secundar la huelga es aún mayor. El aliento del patrón la sienten de contínuo sobre sus cogotes los trabajadores precarios que ya están padeciendo la Reforma Laboral 2) Ha carecido de medios de comunicación masivos que la apoyen. La práctica totalidad, con la excepción del digital del rotativo ya desaparecido, Público, cuya plantilla amenazada de despido secundó la huelga, ha intentado la desmovilización de los trabajadores, afirmando la inutilidad de la huelga, la inevitabilidad de las medidas antisociales y de la Contrarreforma Laboral del gobierno del PP, el carácter antipatriótico de los huelguistas y ha llenado de insultos a los líderes sindicales y a sus organizaciones. 3) El Gobierno del PP ha intentado la desmoralización de quienes deseasen secundar la huelga afirmando su mantenella y no enmendalla; esto es, la inamovilidad de su posición y el carácter intocable de la Reforma. 4) La reproducción del discurso ideológico de la clase dominante por parte de muchos trabajadores, carentes de conciencia de clase, les ha llevado a asumir como propios los intereses de sus enemigos de clase, los capitalistas, y a atacar a las organizaciones naturales de los trabajadores, los sindicatos. Bajo el discurso de descalificación de los sindicatos mayoritarios se buscaban indecentes excusas para no secundar la huelga general. Lo importante para ellos dejaban de ser, de este modo, las razones de la huelga para justificar su rechazo a la misma por sus convocantes más conocidos, a pesar de que fuesen decenas las organizaciones sindicales que, desde diferentes territorios del Estado, la apoyasen. Es claro que, para estos analfabetos políticos, el problema no son CCOO ni UGT sino cualquier cosa que huela a sindicato. Se trata del tipo de tontos útiles que culpan a los sindicatos de la ruina del país pero jamás critican a los capitalistas, a los que secretamente admiran y respetan. Si la huelga la hubiera convocado el sindicalismo alternativo, se hubieran negado a seguirla en base a la excusa de su falta de representatividad. Cuando se nace con moral de esclavo, las cadenas se antojan collares de oro. 5) La propia actitud pusilánime de CCOO y UGT ha tenido cierto efecto disuasorio respecto al seguimiento de la huelga. Ambas organizaciones se han mostrado empeñadas en un planteamiento del conflicto de perfil bajo, repitiendo de forma machacona su voluntad de diálogo y negociación con el gobierno, de acuerdo a un modelo sindical que la muerte del Estado del Bienestar y del pacto social han enterrado ya –al menos desde las posturas de la patronal y su gobierno- y pactando servicios mínimos para evitar que se los impusiesen. A esta huelga debiera haberse ido a cara de perro, sin otra voluntad que la de exigir la retirada de la Reforma Laboral y el fin de los recortes sociales y sin pactar ningún servicio mínimo que no sea el de algunos servicios esenciales (sanidad, bomberos y muy poco más). Asumir posturas contemporizadoras significa partir de una posición débil que no da suficiente confianza de vencer a quienes deben apoyar la huelga en un contexto social y de realidades personales especialmente difícil. 6) El papel esquirol y revienta -huelgas que una parte de los “indignados” –no todos, por supuesto- ha venido haciendo en los meses y semanas previos a la huelga, entre ellos la plataforma DRY, que se sumó a la misma a regañadientes sólo 9 días antes de su realización y como consecuencia de la presión recibida desde amplios sectores, incluyendo a una parte de sus propias bases. La cínica disculpa de que necesitaban tiempo para discutirlo internamente, cuando ante otras cuestiones han sido mucho más rápidos en sus debates, trataba de ocultar su deseo de ganar tiempo para no dar su apoyo al paro. Por otra parte, en el entorno del M 15M no ha sido inusual encontrar un discurso tanto solapado como abiertamente antihuelga, más centrado en el ataque a los sindicatos que más capacidad tenían de sacarla adelante que en razonar los motivos de la huelga. En otros casos, bajo el aparente radicalismo de que una huelga de 24 horas no servía para nada justificaban una parte de los simpatizantes y miembros de dicho movimiento su rechazo a la misma. El sustrato ideológico pequeñoburgués que está en la base de este movimiento explica ese tipo de posturas de apariencia radical, en ocasiones, y posiciones políticas reaccionarias, de fondo. Por estos formidables obstáculos que la huelga general llegase a realizarse, en un contexto de miedo a perder el puesto de trabajo por las represalias empresariales, de pesimismo como excusa para la desmovilización social, de ataques brutales desde los más variados y diversos frentes, ha sido un éxito. Y que la huelga haya paralizado sectores clave de la actividad económica del país ha sido un éxito aún mayor. Pero la huelga ya ha finalizado. Es el momento de preguntarse qué hacer al día siguiente de la misma porque las razones que la han justificado siguen ahí y las agresiones contra la clase trabajadora y los sindicatos van a continuar y, no lo duden, se harán más y más salvajes según vaya profundizándose la crisis y acercándose el momento de quiebra definitiva de la economía española, que entrará en este semestre en una nueva fase más aguda de depresión. Cada medida antisocial de este gobierno acelera y da bríos a una profundización en el camino de la quiebra y el rescate. En primer lugar, es necesario romper con, denunciar y combatir el discurso de conciliación de clases y de interés nacional. El pretendido “interés nacional” es una trampa para cazar osos, el instrumento más cínico para imponer a los trabajadores el sacrificio de las consecuencias de una crisis que no han provocado ellos sino los capitalistas. Este discurso de conciliación de clases tiene un doble origen: a) Por un lado, el de los propios capitalistas y su partido natural, el PP, que nos hablan de la inevitabilidad y la necesidad de las brutales medidas contra la clase trabajadora. Frente a ello hay que decir que sus salvajes políticas son inútiles para recuperarse de la crisis fiscal de los Estados y de las economías nacionales porque debilitan el consumo y ello incrementa el desempleo y profundiza la propia crisis económica. El único objetivo que tienen la Reforma Laboral y los recortes sociales en educación, sanidad, pensiones,...es el de derrotar a la clase trabajadora, desarmarla de derechos, debilitar su capacidad reivindicativa y empobrecerlos para enriquecer a los grandes capitalistas. Nunca los ricos han sido tan ricos ni los pobres tan pobres. En la Europa de los mercaderes está surgiendo un Tercer Mundo en creciente expansión. Grecia es la vanguardia pero pronto España será uno de sus mejores alumnos. b) Por otro lado, el discurso de los reformistas y los grandes sindicatos, que pretenden un equilibrio en la exigencia de sacrificios y un impulso a la economía a partir de la iniciativa pública de los Estados. Esa iniciativa ya se ha dado repetitivamente...para salvar a los bancos y para ayudar a grandes corporaciones empresariales. Hay que decirlo alto y claro: no hay salidas a la crisis capitalista dentro del capitalismo, ni por la vía liberal ni por la vía keynesiana (1). Esperar a la salida de la crisis y, posteriormente, a una recuperación que devuelva a los trabajadores los derechos hoy robados es tan inútil como esperar a Godot. Desde lo anteriormente expuesto, pretender un pacto social que redistribuya equitativamente el peso de la crisis es, además de estúpido, una traición de clase propia de cobardes. Y un discurso que ya no se corresponde al nuevo ciclo sociopolítico generado por la crisis capitalista, el cuál nos devuelve retrospectivamente a una dialéctica de clases propia del siglo XIX. Entre otras cosas, porque el capital, y su gobierno, ya no quieren el pacto social. LO QUIEREN TODO. Y aceptar, sin luchar la dominación de clase que se nos impone desde el terrorismo de los capitalistas es una salida propia de idiotas y suicidas. Si se asume la certeza de esta perspectiva, es de prever un largo ciclo de luchas sindicales sostenidas en el tiempo. La brutalidad de los recortes que el gobierno del PP nos va a imponer a los trabajadores a través de los más draconianos Presupuestos Generales del Estado que hayamos conocido desde la mal llamada transición política va a ser el elemento convocante de las siguientes movilizaciones, protestas y luchas laborales de este 2012. Pero esto es sólo “el principio del principio”, como en Diciembre pasado señaló la portavoz del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría ante las primeras medidas “anticrisis” del equipo Rajoy. La terca realidad se impone. Será ella la que irá radicalizando las posiciones de los grandes sindicatos mayoritarios –no la voluntad de sus ultrarreformistas dirigentes, que continúan mendigando diálogo-, de sus bases y, en consecuencia de amplios sectores de la clase trabajadora. No puede ser de otro modo puesto que los capitalistas y su gobierno natural han dinamitado el territorio del sindicalismo de concertación. Ya no hay espacio para el pacto social porque nada quieren ofrecer, ni siquiera prebendas para las cúpulas sindicales. La realidad es dinámica. Todo cambia, nada permanece. Los sindicatos, no pueden ser, por definición revolucionarios porque sus objetivos son inmediatos y se centran en las condiciones de trabajo y salariales de los trabajadores pero sí pueden llegar a ser combativos. Tras la larga modorra de la conciencia de clase que generó el Estado del Bienestar y su ficción de que todos éramos “clase media”, se abre un período en el que se dan las condiciones objetivas para la recuperación de esa conciencia de clase entre los trabajadores. Es la crisis económica, como afirmaba el marxista Georg Lukcács, la que la instiga, aunque la labor ideológica es un complemento imprescindible. Pero por mucho que quepa esperar, a medio plazo, un giro a la izquierda en las posiciones de los sindicatos mayoritarios, éste corre el peligro de ser espoleado por un mero oportunismo nacido de la necesidad de supervivencia de las cúpulas sindicales, ante el emerger de movimientos desde la base para provocar dicho giro. Para evitar dicho riesgo, la posición más coherente desde el sindicalismo situado a la izquierda de CCOO y UGT no puede ser la de separarse de las bases de ambas organizaciones sino la de impulsar una unidad de acción que fuerce la solidez de la radicalización que previsiblemente va a darse en este nuevo ciclo de las luchas de los trabajadores. En el llamado sindicalismo “alternativo”, referente de los indignados, hemos visto la tentación, durante las movilizaciones que prepararon la Huelga General y durante esta misma, de separarse de las acciones que debieran haber sido conjuntas para permitir una toma de contacto con esas bases sindicales de CCOO y UGT que, en buena medida, están a la izquierda de sus direcciones. Ello no sólo no beneficiaba a la huelga sino que, de hecho, la debilitaba, al dar excusas a quienes no tuvieran clara la necesidad de secundarla, de un movimiento sindical dividido, en el que cada tribu india actúa por sus lado y frecuentemente lanzándose flechas unas a otros. De sus direcciones podemos pensar muchas cosas, creo que muy pocas buenas, pero marchar en las luchas divididos, no sólo debilita al conjunto del movimiento sindical sino a una clase trabajadora necesitada de demostraciones de la fuerza de la unidad en los momentos decisivos de la lucha. En otras muchas cuestiones esa unidad de acción es casi imposible, salvo que se caiga en un acriticismo seguidista de la acción sindical que en muchas empresas vienen practicando de largo los sindicatos mayoritarios. Pero en esta cuestión nadie está capacitado para tirar la primera piedra. Pero en lo fundamental, en parar las agresiones más brutales al conjunto de la clase trabajadora, no marchar juntos en los piquetes, en las movilizaciones, es renunciar a izquierdizar, por contacto, a las bases de sus sindicatos, impulsando una dinámica que imponga una combatividad basada en la convicción ante el giro y no en el oportunismo. De lo contrario, si a unos se les puede acusar de nostálgicos del “pactismo” a otros es posible hacerlo de sectarios. No están los tiempos para caer en la estupidez de las liebres de Iriarte que, discutiendo si eran galgos o podencos...“En esta discusión acalorada estaban cuando los perros —galgos o podencos— se les echaron encima, dando buena cuenta de ellas.” (2) PS: Al vuelo de las últimas reflexiones de este texto sugiero la lectura del interesante artículo “¿A DÓNDE NOS LLEVA EL “ALTERNATIVISMO” DE LA IZQUIERDA SINDICAL?” (3) NOTAS: (1) http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2012/01/contra-keynes-y-los-keynesianos.html (2) Iriarte, Tomás. “¿Galgos o podencos?” (3) http://arevolucionarianopasaran.wordpress.com/2012/03/25/panfleto-a-donde-nos-lleva-el-alternativismo-de-la-izquierda-sindical/ http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2012/03/tras-el-29m-ahora-que.html

Nafarroa, paralizada por la huelga general

El secretario general de CCOO de Navarra, José María Molinero, ha calificado la huelga en Navarra de "éxito rotundo" con un seguimiento que ronda el 91%: "El paro en Navarra está siendo superior al 90% con una incidencia muy elevada en todos los sectores de actividad y en todas las comarcas". El paro está siendo prácticamente del 100% en las grandes empresas de la industria del metal, industria textil y química, en la agroalimentaria o en sectores como la construcción o artes gráficas, que también están arrastrando a pequeñas y medianas empresas, donde el paro está siendo importante. Los polígonos de Pamplona y su cinturón industrial presentan una imagen de mínima actividad, residual en algunas pequeñas empresas. El líder sindical ha puesto como ejemplos empresas como Volkswagen, donde se ha detenido la producción y solo han acudido a trabajar 40 operarios de mantenimiento en servicios mínimos ayer por la noche y 30 esta madrugada; Cinfa, donde la producción ha parado al 100%; o Vega Mayor, empresa agroalimentaria de Milagro que cuenta con 683 trabajadores y donde también se ha detenido la producción. Por otra parte, Molinero ha destacado que las grandes obras de Pamplona y comarca están prácticamente paralizadas, que los medios de comunicación están realizando un paro importante, sobre todo teniendo en cuenta las peculiaridades del sector (el Diario de Noticias no ha salido hoy). En cuanto al servicio de transporte, solo están saliendo los servicios mínimos acordados (28%). Los vehículos están acreditados y se está realizando un control y un cumplimiento de dichos servicios. El secretario general de CCOO de Navarra ha afirmado que "las primeras horas de la huelga están transcurriendo con total normalidad y sin incidentes" y ha resaltado que "a estas horas el consumo eléctrico está con niveles inferiores a los del último domingo, mientras que el 29-S el consumo eléctrico se situó ligeramente por encima del nivel de un sábado". Tras el éxito de la manifestación de esta mañana, que ha congregado a miles de personas, CCOO de Navarra ha realizado un llamamiento a la ciudadanía para que participen en los actos programados para hoy, especialmente la manifestación de esta tarde, que partirá a las 18 horas desde la antigua estación de autobuses.http://www.navarra.ccoo.es/webnavarra/menu.do?Inicio:339732

28 de marzo de 2012

Cerrado. Huelga General

El 29 de marzo podemos parar la Reforma laboral y los recortes sociales. Por la Huelga General

Los trabajadores y trabajadoras que logren un nuevo empleo firmarán un contrato con una indemnización máxima por despido de 33 días por año trabajado en vez de los 45 días actuales. Los trabajadores que ya tuvieran un contrato no se escapan de la reforma, ya que a partir de ahora los años que siga trabajando le acumulará una indemnización de 33 días, y no de 45, que le puede llevar a perder —dependiendo de los casos— hasta un 50% de indemnización. La Reforma laboral también permitirá una rebaja general de nuestros salarios. Con esta reforma el empresario podrá bajar el sueldo a los trabajadores sin necesidad de acuerdo simplemente por “razones económicas técnicas, organizativas o de producción”. De esta forma se abre la puerta a que se rebaje el sueldo de los trabajadores casi a capricho de la empresa, así como los horarios, la jornada, los turnos y el sistema de trabajo, al permitir el descuelgue del convenio colectivo superior. Mientras el Gobierno reconoce que en 2012 el paro afectará a 5,7 millones de trabajadores, aprueba una Reforma laboral que generaliza el despido de 20 días y 12 mensualidades por causas económicas. Para ello bastará una caída de las ventas durante tres trimestres para que una empresa utilice el despido procedente, tanto individual como a través de un ERE que ya no necesitará de autorización previa (ERE exprés). Despidos colectivos que abren la posibilidad de despidos masivos en la Administración pública al permitir el ERE exprés a los entes, organismos y entidades del sector público que aduzcan nueve meses de “insuficiencia presupuestaria” y que pone en riesgo los puestos de trabajo de 700.000 empleados públicos y de 150.000 que trabajan en empresas públicas en todo el país. En cuanto a los jóvenes, la Reforma laboral condena a la juventud a una precariedad laboral de por vida, al permitir a las pequeñas empresas contratar a jóvenes menores de 30 años por un periodo de prueba de un año que pueden despedir sin que tengan derecho a indemnización, así como la ampliación hasta los 30 años del contrato de formación y aprendizaje. En un momento en el que se necesita apostar por la creación de empleo, el Gobierno del PP lo que hace es crear una autopista para que se destruya más empleo en nuestro país, se pierdan derechos y se bajen salarios. Con más paro y menos salario jamás saldremos de la crisis. Reforma laboral y recortes sociales hacen que el futuro de España sea el presente de Grecia. Con la unidad y la movilización podemos parar la Reforma laboral, por lo que el PCE llama a apoyar la Huelga General convocada por CCOO y UGT para el próximo 29 marzo en contra de la reforma laboral y por una Alternativa democrática, social y anticapitalista a la crisis. EL DIA 29 HUELGA GENERAL. NI UN TALLER NI UNA FABRICA NI UN COMERCIO NI UN BAR ABIERTO. ESE DIA NI TRABAJES NI COMPRES NI CONSUMAS-- EL DIA 29 CONCENTRACION CONVOCADA POR LOS SINDICATOS A LAS 11 EN LA CALLE NAVARRO VILLOSLADA Y A LAS 18 EN ANTIGUA ESTACION DE AUTOBUSES. PCE/EPK

Declaración conjunta de Gorripidea – Antikapitalistak ante La Huelga General.

El 29 de marzo iniciemos la rebelión popular ! La ofensiva contra los derechos laborales y sociales que estamos viviendo en los últimos años, no tiene precedentes. Los mercados, es decir, las multinacionales, los grandes bancos y las instituciones internacionales que actúan a su servicio (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Unión Europea) han encontrado en la crisis económica que ellos mismos provocaron la excusa perfecta para poner fin a las conquistas sociales conseguidas por las clases populares a lo largo de los dos últimos siglos. No estamos en crisis por un exceso de derechos laborales, ni por disponer de unos servicios públicos que tengan un coste insostenible. Los millones de personas en paro tampoco son consecuencia de una legislación laboral que proteja en exceso a la gente trabajadora, sino más bien al contrario. La crisis se ha traducido muy rápidamente en incremento del paro porque el despido es muy fácil y barato y los contratos temporales son multitud, condiciones creadas por las sucesivas reformas laborales. Los mercados han visto en esta situación unas posibilidades increíbles de negocio. Tras años de llevarse la producción allá donde los salarios y las condiciones laborales fueran peores, se encuentran con la posibilidad de implantarlas aquí. Han dado con el negocio redondo de obtener dinero del Banco Central Europeo al 1,30 % para vendérselo a los estados al 5%. Y, como nuestras posibilidades de comprar bienes de consumo no son ilimitadas, pretenden convertir en ámbito de sus negocios los servicios públicos esenciales (pensiones, sanidad, educación). No van a parar. Son insaciables. Habrá que pararles. Hay que rebelarse. El 29 de marzo tenemos una ocasión inmejorable para plantarles cara. Ese día tenemos que paralizarlo todo: las empresas, las instituciones, los colegios, el comercio, la hostelería, el cuidado, los hogares familiares y el consumo. Y saldremos a la calle a decirles bien alto: ¡Basta ya! No haremos huelga para iniciar un simulacro de negociación sin contenidos. Iremos a la huelga para iniciar un camino continuado de presión mediante huelgas sectoriales, manifestaciones, y todo tipo de movilizaciones que culminen con una Huelga General en toda Europa. Además, tenemos que hacer uso de la fuerza que tenemos como personas trabajadoras y como consumidoras, mediante acciones de presión y/o boicot a las empresas que apliquen la reforma laboral. Porque esa será la única forma de contrarrestar la presión de los mercados y defender los derechos y los servicios conseguidos a través de muchos años de lucha. El 29 de Marzo, Huelga General, el 30 de marzo, la lucha continúa.

27 de marzo de 2012

¡Ya llueve menos! El PP empieza a perder apoyos tanto en Asturias como en Andalucía

ANDALUCÍA El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha logrado este domingo, al cuarto intento, ganar por primera vez en Andalucía unas elecciones autonómicas, pero que sin embargo resulta insuficiente para gobernar en solitario y deja abierta la puerta para un pacto PSOE-IU que permitiría la continuidad de los socialistas en el poder después de 30 años. Los 'populares' han conseguido superar su techo electoral en unos comicios autonómicos alcanzando el 40,61 por ciento de los votos y 50 escaños, tres más que en los comicios celebrados hace cuatro años, en los que la formación que lidera Javier Arenas ya logró sus mejores resultados hasta entonces. Sin embargo supera por apenas un punto de ventaja al PSOE, frente a los 8,5 que logró el PP en las generales del 20N, y se queda a cinco diputados de la mayoría absoluta debido al espectacular avance experimentado por IULV-CA, que duplica sus representantes hasta lograr los 12 escaños. De hecho, los populares han sido la fuerza más votada en cinco provincias, pero solo han ganado escaños por Cádiz, Huelva y Sevilla. Finalmente el retroceso del PSOE ha sido mucho menor del que vaticinaban las encuestas y los triunfos del PP-A en las últimas elecciones municipales y generales, aunque la derrota supone el peor resultado de la historia en unas elecciones autonómicas tras una legislatura marcada por la marcha de Manuel Chaves y con especial protagonismo del escándalo de los ERE irregulares en su tramo final. El voto cautivo a la sombra del régimen caciquil del PSOE en Andalucía, vuelve a ser determinante en una elecciones nacionales/autonómicas. El PSOE ha perdido parlamentarios en cinco circunscripciones: uno en Almería, en favor de IU; dos en Cádiz, en favor de PP y IU; uno en Córdoba, en favor de IU; uno en Huelva, en favor del PP; dos en Jaén, uno en favor de IU y otro por población; y dos en Sevilla, uno en favor del PP y otro en favor de IU. Además de su tradicional feudo de Sevilla, el PSOE también se ha mantenido como fuerza más votada en Huelva y Jaén. No obstante la baja participación, diez puntos inferior a la registrada en 2008, ha sido, una vez más, la noticia principal de la jornada IULV-CA, DECISIVA Por su parte, IULV-CA irrumpe de la mano de Diego Valderas como fuerza decisiva en el nuevo Parlamento andaluz al duplicar su cifra de diputados, alcanzando los 12 escaños, todos obtenidos a costa del retroceso del PSOE, con el que podría alcanzar un pacto de gobierno como los que ya mantuvo en ayuntamientos como Sevilla, Córdoba o Jaén. La federación de izquierdas alcanza representación por las ocho provincias, incluidas Almería y Jaén --donde no ha tenido en la última legislatura--, y alcanza dos parlamentarios en Cádiz, Córdoba, Málaga y Sevilla. El PA continúa su particular travesía del desierto con el proyecto que lidera Pilar González y seguirá fuera de la Cámara autonómica por segunda legislatura consecutiva al lograr el 2,51 por ciento de los votos, algo por debajo de los de 2008. DECLARACIONES DE SÁNCHEZ GORDILLO El diputado electo, líder de la CUT-BAI y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha dicho este domingo al conocerse el resultado de las elecciones autonómicas, que sería "un error" pactar con el PSOE porque "no se puede apoyar un barco que se hunde" y ha apostado "más por las políticas, que por las consejerías". ASTURIES En Asturias, con el 99,04 por ciento escrutado, PSOE conseguiría 16 escaños en la Junta General del Principado con el 31,99 por ciento de los votos, seguido de Foro, con el 24,84 por ciento de los sufragios, que le darían 13 parlamentarios. El PP obtiene 10 diputados, con el 21,53 por ciento de los votos, IU consigue 5 parlamentarios con el 13,78 por ciento de los sufragios y UPyD logra 1 diputado con el 3,76 por ciento de los votos. Por circunscripciones, de los 34 diputados que se reparten en la central, PSOE obtiene 12 diputados, Foro 9, PP 7, IU 5 y UPyD 1 parlamentarios; mientras que los 6 diputados de la circunscripción occidental se dividen entre PSOE (2), PP (2) y Foro (2); y los 5 de la oriental se van para PSOE (2), Foro (2) y PP (1). Además, en la circunscripción de Occidente el PSOE podría ganar un escaño con el voto emigrante a costa de Foro. Los socialistas se quedaron a 172 sufragios de lograr el tercer diputado. Y eso cambiaría todo porque PP y Foro no tendrían mayoría absoluta y UPyD sería la llave http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/12597-%C2%A1ya-llueve-menos-el-pp-empieza-a-perder-apoyos-tanto-en-asturias-como-en-andaluc%C3%ADa.html

26 de marzo de 2012

Izquierda Unida frena a la derecha en Despeñaperros

El avance ultraneoliberal se ha frenado en Despeñaperros por la contundente subida de Izquierda Unida, cuyos resultados en las elecciones autonómicas han impedido a la derecha alzarse con la mayoría absoluta en Andalucía. Con 12 diputados (por 50 de PP y 47 del PSOE), Izquierda Unida tiene la llave del futuro en la Comunidad y si sabe jugar sus cartas podrá poner contra las cuerdas a una forma de hacer política que la formación pretende eliminar. El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha asegurado ue los resultados de su formación en las elecciones autonómicas de Andalucía y Asturias han sido “muy positivos” y deslegitiman las política del Gobierno de Mariano Rajoy porque la “ola azul se ha despeñado en Despeñaperros y en los Picos de Europa”. Tras analizar el resultado de IU en la sede de la coalición en Madrid, Lara ha comparecido ante los medios de comunicación para felicitar a los miembros de las agrupaciones en Andalucía y Asturias por los resultados “muy positivos” que han sacado en ambos comicios. “El bipartidismo ha perdido estas elecciones en Andalucía y Asturias. Entra un poco más de alegría en casa de los pobres”, ha apostillado. En este sentido, ha explicado que con los resultados de IU los ciudadanos han “decidido parar el ataque feroz” del Ejecutivo del PP de los derechos laborales con las medida que ha puesto en marcha en “el conjunto de España”. “Este crecimiento significa que ponen en nuestra mano más fuerza y más poder para contrarrestar estas políticas de recortes”, ha añadido. Lara ha indicado que su formación ha aumentado un 65% el número de votos en Andalucía mientras que en Asturias han crecido un 35% sobre los votos en los anteriores comicios. En la Junta de Andalucía, la formación liderada por Cayo Lara doblará el número de parlamentarios con doce respecto a los seis de la anterior legislatura. Mientras en Asturias, IU sube un parlamentario y pasaría de tener cuatro a cinco representantes. Al hilo de esto, ha recalcado que estos resultados “deslegitiman” las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy, entre ellas el “ocultismo” a la hora de presentar los presupuestos. “Esto ha sido castigado por lo ciudadanos. La ola azul se ha despeñado en Despeñaperros y en Picos de Europa”, ha añadido. Agencias / LA REPÚBLICA

Lara muestra la "satisfacción" de IU por los resultados logrados, que "deligitiman las políticas de Rajoy, los recortes y su reforma laboral"

El coordinador federal de Izquierda Unida asegura tras conocer el importante avance electoral en ambas comunidades que “la ‘ola azul’ del PP se ha estrellado tanto en Despeñaperros como en los Picos de Europa”, además de que “el bipartidismo ha perdido” El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha mostrado esta noche su “satisfacción” y la de toda la organización por los resultados logrados por las federaciones de esta formación en Andalucía y Asturias, que hizo extensivos al conjunto de la organización de cara al futuro, en los comicios autonómicos celebrados hoy en ambas comunidades. Lara, que compareció en rueda de prensa arropado por miembros de la dirección federal con los que había seguido el escrutinio durante toda la tarde en la sede federal de IU, valoró que estos resultados significan una “decisión de los electores que deslegitima las políticas de Mariano Rajoy, su reforma laboral, el ataque al Estado del bienestar, el entreguismo a los mercados y su ocultismo al no querer presentar los Presupuestos Generales del Estado antes de estas elecciones”. “Se ha castigado a las políticas de Rajoy. La ‘ola ozul’ del PP –aseguró el máximo dirigente de IU- se ha estrellado tanto en Despeñaperros como en los Picos de Europa”. A su juicio, entre las conclusiones que se pueden sacar de estos comicios es que “el bipartidismo ha perdido en Andalucía y en Asturias”. Frente a ello, “el importante crecimiento que ha tenido Izquierda Unida –cerca de un 65% en número de votos en Andalucía y un 35% en Asturias, pese al sistema electoral especialmente injusto en esta última comunidad- supone que los ciudadanos han decidido poner en nuestras manos instrumentos de más fuerza y poder para contrarrestar las políticas de recorte y ajuste duro que quiere imponer la derecha”. Cayo Lara insistió en que estos resultados electorales suponen “un firme rechazo a la reforma electoral del PP”. En esa misma línea indicó que “Izquierda Unida sigue ganando confianza. Los electores nos indican que no lo estamos haciendo del todo mal y esto nos anima a seguir con la oposición que estamos realizando”. Frente a la posibilidad de pactos que se abren en Andalucía, Cayo Lara no quiso entrar en más detalles y se limitó a indicar que “los electores andaluces tenían la opción de cambiar hacia la derecha o hacia la izquierda. El claro apoyo dado a IU demuestra que han elegido un cambio por la izquierda que nada tiene que ver con las políticas planteadas por el PP de Mariano Rajoy”. http://www.izquierda-unida.es/node/10211

25 de marzo de 2012

Debate electoral "frente a frente" entre el cabeza de lista de IULV-CA por Sevilla al Parlamento de Andalucía, Sanchez Gordillo, y el Consejero de Empleo del Gobierno de la Junta de Andalucía y dirigente del PSOE, Manuel Recio.

El candidato de Izquierda Unida y alcalde de Marinaleda rompió, con los esquemas socialdemócratas que suelen caracterizar las intervenciones públicas de los dirigentes de la formación de izquierda a la que pertenece. Con un lenguaje claro, sencillo y sin ambigüedades respondió directamente a su contrincante político, poniendo de relieve la identidad existente entre el PSOE y la derecha clásica del Partido Popular. Entresacamos algunas de las frases pronunciadas durante el debate por Sánchez Gordillo en el curso de la confrontación política, cuya visualización recomendamos en el video que les ofrecemos en esta misma página. "Los socialistas han sido parte de la crisis que tenemos. Pero ahora parece que nadie es responsable. Ustedes hablan de modelos distintos a los del Partido Popular. Pero realmente ¿por qué modelo está el PSOE? Yo he escuchado a Griñán decir "creo firmemente en la economía de mercado", es decir, en el capitalismo, "Usted hicieron una Reforma Laboral... ¿O ustedes no hicieron una Reforma Laboral con la que el candidato Griñán estaba de acuerdo?" "Yo estuve en los piquetes en la anterior huelga general. Los del su partido, que ahora piden una huelga general, recuerdo muy bien que eran los esquiroles de entonces. Ahora quieren coger la pancarta. Hace falta muy poca vergüenza política, muy poca sensibilidad para hacer eso". "Las reformas laborales son todas contra los intereses de los trabajadores. Con las reformas laborales los empresarios se convierten en amos y los trabajadores en esclavos". "El PSOE es el partido del capitalismo, y se encuentra en la misma orilla del PP" "¿Está usted de acuerdo en que hay que cambiar este modelo económico por uno en el que el ser humano y sus necesidades sea el centro de la economía y no el beneficio y el egoísmo miserable?" "Hace falta apostar por la empresa pública como dinamizadora de la economía". "Ustedes han dado a la banca 250,000 millones de euros... ¿para qué?. "Ustedes mantienen la idea de que sólo el empresario privado puede crear empleo. Y hoy el derecho al trabajo se hace desde lo público o no hay solución para Andalucía" "Mientras no acabemos con el capitalismo la rabia del paro, de los desahucios, del hambre, de la guerra en el mundo no se va acabar. Para acabar con esa rabia hay que acabar con este modelo de desarrollo y de consumo, que por otra parte es absolutamente inviable". "El sistema capitalista hoy se sigue basando en la explotación del hombre por el hombre. El sistema capitalista es particularmente violento, muchas veces incluso terrorista. Nos ha metido en tres guerras que, por cierto, algunas de ellas ustedes también las han apoyado". "¿Qué modelo queremos? Queremos un modelo de rostro humano. Llámelo como quiera: humanismo profundo, socialismo radical... llámelo como quiera... pero estamos por un modelo de sociedad en que cuente el ser humano y no el beneficio de unos cuantos".http://canarias-semanal.com/not/1702/el_alcalde_de_marinaleda_rompe_con_los_esquemas_de_iu__video

23 de marzo de 2012

Inditex, El Corte Ingés y Cortefiel acusadas de explotación infantil

Niñas y adolescentes trabajando sin contrato, privadas de libertad y en condiciones insalubres durante más de 72 horas a la semana por un salario de 0,88 euros al día, del que sólo podrán disponer cuando hayan transcurrido de tres a cinco años y que servirá para pagar su dote matrimonial. Ese es el sombrío escenario laboral de miles de jóvenes del estado de Tamil Nadu, al sur de la India, que son empleadas en condiciones que rozan la esclavitud por empresas textiles de aquel país que luego suministran sus productos a grandes firmas internacionales, entre ellas las españolas Inditex, El Corte Inglés y Cortefiel. Un exhaustivo y documentado informe elaborado por el prestigioso Centre for Research on Multinational Corporations -una organización independiente holandesa sin ánimo de lucro que escruta a las grandes multinacionales- y el India Committee of the Netherlands -una ONG del mismo país impulsora de la campaña Clean Clothes (Ropas Limpias) contra la explotación vinculada al comercio textil- saca los colores a algunos de los gigantes mundiales de la moda por comerciar con esa presunta red de trabajo esclavo. Entre ellos, Tommy Hilfiger, Timberland, H&M, Marks&Spencer, Diesel, Gap, C&A, El Corte Inglés, Inditex -propietaria de Zara- y Cortefiel. El informe, titulado Captured by cotton (Atrapadas en el algodón), relata el proceso de reclutamiento de miles de niñas y jóvenes indias de entre 14 y 20 años por los grandes fabricantes textiles de Tamil Nadu. La inmensa mayoría de ellas pertenece a los Dalit, la casta más baja de la India, considerada impura y dedicada a tareas marginales con míseros salarios: limpiadores, lavanderos, artesanos callejeros... Las adolescentes son atraídas por sus empleadores con falsas promesas de una vida mejor que incluye comida y alojamiento en las mismas factorías, y empujadas por sus padres por el reclamo de un salario diferido que cobrarán al acabar sus contratos para costear su dote y contraer matrimonio. Prácticas prohibidas El pago de una dote fue prohibido por ley en la India en 1961, pero sigue siendo una práctica muy habitual en las zonas rurales y más deprimidas del país. Muchas familias contraen elevadas deudas para poder hacer frente a ese gasto, con la esperanza de que sus hijas -y ellos mismos- salgan de la miseria si logran casarse. En esas condiciones de marginación y pobreza extrema, la oferta de un salario con el que pagar su dote y tres comidas al día es un argumento más que suficiente para que los reclutadores textiles de Tamil Nadu logren atraer cada año a miles de jóvenes a lo que se ha bautizado como Plan Sumangali (la palabra tamil sumangali se aplica a las mujeres solteras que aspiran a casarse, ser felices y verse colmadas de bienes materiales). De las cuatro grandes fábricas manufactureras que copan la producción en ese estado indio citadas en el informe -Eastman Exports, SSM India, Bannari Amman Group y KPR Mill-, Eastman Exports tiene entre sus principales clientes a Inditex, El Corte Inglés y Cortefiel. Los autores del estudio, elaborado sobre el terreno con entrevistas a más de un centenar de empleadas y ex trabajadoras, además de sindicalistas, miembros de ONG's y académicos, revelan que ese conglomerado indio tiene 24 centros textiles y una capacidad de producción de seis millones de prendas de ropa interior al día y otros seis millones de pantalones, faldas y vestidos al mes. Un portavoz oficial de El Corte Inglés reconoció ayer a El Confidencial que Eastman Exports es uno de los proveedores de la firma presidida por Isidoro Álvarez, pero aseguró que la compañía india ya ha abandonado las prácticas del Plan Sumangali y ha superado con éxito dos auditorías internacionales BSCI (Business Social Compliance Initiative), un sistema ideado por las grandes multinacionales para evitar auditorías múltiples y redundantes a sus principales suministradores. "Eastman Exports, según las auditorías BSCI, sólo comete ahora algunas infracciones leves", añadió el citado portavoz. Jornadas laborales interminables El informe Captured by cotton admite, en efecto, que Eastman Exports suprimió en 2010 el pago diferido a sus trabajadoras, pero añade a continuación que éstas sufren aún prácticas abusivas, muy cercanas a la explotación laboral, por parte de la compañía india. Entre otras, una semana laboral de 72 horas, con jornadas forzosas de 12 horas diarias durante los picos de producción y sin recibir a cambio compensación económica; libertad de movimientos estrictamente restringida al interior del complejo textil, que sólo pueden abandonar una vez al mes y bajo vigilancia; contratos exclusivamente verbales que son frecuentemente violados por la empresa y prohibición expresa de afiliarse a un sindicato. Desde Inditex, por su parte, aseguraron que el informe fue analizado en junio de 2011 por la Ethical Trading Initiative (ETI), una organización internacional con sede en Londres que combate la explotación laboral, y de la que forma parte la multinacional gallega fundada por Amancio Ortega. "Inmediatamente se adoptaron acciones preventivas para impedir que cualquiera de las situaciones de riesgo señaladas en el informe se pudieran llegar a producir", señaló ayer un portavoz de la compañía. "Tras nueve meses de trabajo, el resultado final apunta a que las situaciones de riesgo están ahora monitorizadas y se persiguen de forma eficaz las irregularidades", añadió. Precisamente el pasado miércoles, durante la presentación en Madrid de los resultados de Inditex en 2011, un periodista de la televisión pública francesa France 2 preguntó al presidente de la compañía, Pablo Isla, por qué permite el trabajo infantil en algunos de sus proveedores indios, y aseguró que la cadena emitirá en mayo un documental en el que supuestamente se demuestra que Inditex tolera la explotación de niños de 14 años. Isla respondió que esas preguntas eran "improcedentes" y estaban "fuera de lugar". Por último, un portavoz de Cortefiel, otra de las firmas españolas que comercia con Eastman Exports, señaló que la compañía textil india "es un proveedor de clase A que cumple todos los certificados y que no está dando problemas". El mismo portavoz añadió que Cortefiel "no ha detectado esas deficiencias que menciona el informe", y que el grupo -propietario de marcas como Springfield, Women'secret o Pedro del Hierro- "no tolera en sus proveedores comportamientos socialmente inaceptables". elconifdencial.http://www.insurgente.org/index.php?option=com_content&view=article&id=10966:inditex-el-corte-inges-y-cortefiel-acusadas-de-explotacion-infantil&catid=139:estado-espanol&Itemid=557

22 de marzo de 2012

La Transición era mentira

Nací en 1978, cuando se aprobó la Constitución, y crecí, junto a mi generación, con el relato de un proceso llamado La Transición, que condujo a los españoles, cainitas genéticos según parece, a construir una hermosa democracia moderna partiendo de una dictadura gris, agonizante, a la que supo doblegar y convencer para el tránsito. Nos exportaron como modelo a imitar para otros países que quisieran pasar del blanco y negro al tecnicolor. Nos llenaba de orgullo y satisfacción pertenecer a un país plenamente occidental. Cada año en el colegio recordábamos la maravillosa metamorfosis y los peligros que acechaban en sus márgenes: el 23F como frontera, la Guerra Civil como fantasma. En fin. Las instituciones y las normas derivadas eran garantes de este orden nuevo, había que cuidarlas y respetarla porque más allá estaba la barbarie y el retroceso. La Corona, la ley electoral, la liviana separación de los tres poderes, el peso no disimulado de la Iglesia, la amnesia con los crímenes de Franco, etc. Esas cosas eran buenas porque los españoles lo habían aceptado en paz y con el arma inédita del consenso. Fantástico. Pero a estas alturas ya sabemos que en todo relato hay dosis muy altas de ficción. Siempre. Y más en aquellos discursos culturales que quieren fortalecer un sistema de poder y legitimar unos valores y unos privilegios. No hay verdades puras. Aparte de la evidencia de que nuestra democracia no es sino una evolución pactada del régimen anterior, la actualidad nos deja muestras inequívocas de que la solidez del relato comienza a resquebrajarse. Los símbolos y los dogmas se van volviendo endebles, y el sistema va perdiendo, a pasos agigantados legitimidad para muchos ciudadanos, como yo, que han vivido siempre dentro de este conjunto de normas y valores. Ejemplos y contraejemplos, breves y recientes: el papel del difunto Manuel Fraga en la represión de los años 70 frente al impostado discurso de la Transición pacífica, unos muertos sin justicia y el responsable político elevado a los altares "democráticos". Incoherencia. Que un juez pueda investigar crímenes genocidas en países remotos pero lo tenga vetado en su propio país: el exjuez Garzón. Que tenga que venir un caso de corrupción tremenda para que la Casa Real decida, de manera sesgada, ofrecer una mínima porción del dinero público que maneja, o que venga una revista alemana a decirnos que el heroísmo demócrata del Rey el 23F pudo no serlo tanto. O la puntilla. La reforma constitucional de este verano por el tema del déficit, sin un amago de consenso político o consulta popular, de urgencia, con la sola firma de PSOE y PP y el aliento marcial de Alemania en la nuca. Con esas cosas, que son apenas una muestra mínima, ya vamos siendo muchos los que no nos creemos este sistema ni el relato que lo sustenta. Será cosa del abismo generacional. Que estamos mejor que con Franco, no lo pongo en duda. Pero muchos, cada vez más, no nos sentimos representados por el marco en el que nos movemos. Por su parte, la Cultura de la Transición, que es como denominó Guillem Martínez a este paradigma, en el sentido más amplio del término cultura, ahora flaquea, se revuelve y se endurece, del mismo modo en que lo hizo el Franquismo en su última fase. Nada extraño. Y es que este mundo, además, es muy distinto del de 1978 o 1981, y las democracias representativas de Occidente están siendo sometidas al imperio de los mercados, perdiendo su propio papel de intermediación con la sociedad, que vive entre el miedo y la desconfianza estructural al propio sistema, que el ciudadano percibe como algo nocivo e inoperante. Nuestra Transición, o al menos su relato, no decía nada de sumisión y pérdida de soberanía popular en aras del dios dinero. Seguramente estemos en el momento de exigir una nueva transición hacia una democracia digna del siglo XXI, aunque los pasos que se van dando nos encaminan hacia otros modelos más cercanos a lo que había en 1977. De nosotros depende. Algunos ya se han puesto a trabajar en ello.---- Escrito por Raúl Quinto---- Raúl Quinto es poeta, articulista y profesor de educación secundaria. De UCR

La República necesaria

Antonio Alvaréz Solís. GARA----- «El panorama es desolador», y más allá de los datos y números, el autor se centra en el lenguaje con que se trata «esta pérdida de vida colectiva». Apuesta por la necesidad de un frente amplio, por un gran movimiento republicano que acometa la tarea de reconstruir la soberanía popular y la libertad de los individuos y las naciones. Que defienda, en definitiva, la exigencia jurídica de seguridad social como el más importante título de propiedad en la sociedad. No basta para gobernar correctamente que haya verdad en los datos sino que hace falta que esos datos comporten un mínimo de aceptación y de bienestar social. Y los datos que maneja el Gobierno del Sr. Rajoy resultan aterradores. Las últimas cifras facilitadas por el Instituto Nacional de Estadística nos colocan ante la tremenda realidad de 5.270.000 parados, lo que equivale a un 22,85 % del censo de trabajadores. Más aún, el Gobierno de Madrid prevé que los números nos pondrán en el año actual ante una pérdida de otros 630.000 empleos, lo que supondrá que en el año presente se alcanzará un 24,3% en expresión porcentual. Es decir, que por cada cuatro trabajadores uno de ellos estará parado. Es más, el ministro de Economía, el inquietante Sr. De Guindos, afirma que «no es tan atrevido» para afirmar ahora que los parados serán más de seis millones. Quizá si se atreviera... El panorama es desolador. Con un Gobierno confesional como el que gobierna en Madrid ya han censurado gravemente la política del Sr. Rajoy, en una carta conjunta, organizaciones tan significativas como la Hermandad Obrera de Acción Católica y las Juventudes Obreras Cristianas, que apoyan su protesta en la olvidada doctrina del Papa Juan XXIII. El mismo cardenal arzobispo de la capital del Estado, Rouco Varela, ha tenido que desautorizar a las dos plataformas prohibiendo que se lea su carta conjunta en las iglesias de la archidiócesis. El Gobierno Rajoy empieza a manejar su poder llamando en su socorro a la prensa del régimen, a personalidades significadas e incluso a la jerarquía de la Iglesia. Mientras, los ricos de Europa, Alemania, Francia y los países nórdicos nos acucian a cumplir los recortes aún con mayor ahínco. Tanto nos acucian que el jefe del Gobierno, Sr. Rajoy, ha tenido algo parecido a un arranque de dignidad, aunque creo detectar en ese arranque más miedo que otra cosa, al decir que España es soberana y no cumplirá con la total moderación del déficit que le impone la Unión Europea. Incluso un neoaznariano como el Sr. Boyer calificaba de «brutales» los recortes que se están haciendo en los salarios y en los servicios sociales. Ahí están los números, pero, y esto es tan grave como los números, ahí está el lenguaje con que se trata esta pérdida de vida colectiva e individual. El tantas veces mencionado Sr. De Guindos ha rubricado los sangrantes datos añadiendo que la recuperación de una mínima normalidad hay que esperarla para un inconcreto «plazo medio». ¿Y en qué consiste un plazo medio? Pues es algo elástico, cuya dilatación es fijada por el Gobierno. Pero lo que pesa sin remedio sobre la vida colectiva es que hay muchos millones de ciudadanos que no pueden soportar ya su situación personal y doméstica. Hablar a esos ciudadanos, en muchas de cuyas casas nadie trabaja, de un «plazo medio» equivale a conducirles a una desesperación de cuyas consecuencias solamente tendrán la culpa los grandes empresarios que renunciaron a ejercer de tales y esos banqueros que han decidido solicitar préstamos portentosos de dinero al 1% en el Banco Central Europeo no para convertir ese dinero en crédito a la pequeña y media empresa, a los acogotados por las hipotecas, a las instituciones de perfil social sino para adquirir deuda del Estado que abona por ella el 4 o el 5% de interés. Sr. Rajoy: ¿acaso esa maniobra escandalosa no afecta a la dignidad de España, que tanto le preocupa a usted, y exige, por consiguiente, una respuesta contundente por parte del Gobierno, como sería, por ejemplo, atribuir esos casi trescientos mil millones de euros a una Banca pública que no quisiera lucrarse con esa criminal y por tanto punible operación filibustera? ¿Impediría esa intervención gubernamental el respeto al libre mercado que tanto alaban los predicadores del valor intrínseco de la iniciativa privada? ¿El libre mercado ha de tener siempre los mismos propietarios e idénticas víctimas? Entre los predicadores de esta política está el tan nombrado Sr. De Guindos, que acaba de hacer la fina matización de que hay que «desmitificar» las cifras, pues existe el «mismo drama social» con seis millones de parados que con el paro que ya existe ahora. Es decir, para el ministro de Economía da lo mismo cinco millones de heridos que seis. La cuestión hay que tratarla, al parecer, con cifras globales, pues no cabe andarse con cinco o seis millones de nimiedades que son, en resumen, las vidas de los trabajadores ¡Magnífico! ¿Es fascismo o no es fascismo lo que transportan en su bodega ideológica ese tipo de frases? El Sr. Rajoy defiende por fin la dignidad de España. Es decir, empieza a defenderla cuando los estudiantes se enfrentan a los guardias, cuando los trabajadores concienciados inician una verdadera reacción social, cuando los creyentes protestan públicamente y cuando los ricos países del norte pierden su respetabilidad y reclaman la venta de los españoles en el mercado de esclavos ¿Pero de qué dignidad hablamos cuando usted, Sr. Rajoy, pide la paz en la calle para no perjudicar la imagen de España, que para usted es, simplemente, su propia dignidad en las grandes reuniones internacionales? No saldrán adelante los pueblos como el español porque ya estamos ante necesidades muy profundas, que no se resolverán con parches monetarios ni con las llamadas al sacrificio de la ciudadanía ante una situación de la que esa ciudadanía es la primera víctima. Hace falta otro camino y otra historia. Es preciso que el pueblo se de cuenta de que no vale la pena cambiar de elección para el Parlamento ni hacer comparaciones entre los dos partidos, ya que los dos participan en el mismo tipo de cacería. Ahora que falta algo menos de un mes para que se cumpla el aniversario liberador de la II República, tan traicionada después por unos y otros -ay, Sr. Garzón, que poco hablan usted y sus ciegos admiradores «progres» de ese drama histórico-, sería bueno que la calle española se aprestara a protagonizar un entusiasmo republicano como el de abril de 1931, que supuso el intento de una modernidad social que pusiera en pie a este macerado país de improductivos compradores de deuda del Estado, de latifundistas con los sueños puestos en jornaleros de azadón, de militares que piensan siempre en el heroico fruto de las guerras domésticas, de obispos de palacio subvencionado, de escritores a tanto la línea, de políticos huecos, de policías irrespetuosos con la soberanía nacional depositada en cada ciudadano, de fascistas con el cerebro caliente, de grandes empresarios pendientes del amigo en el ministerio, de sindicalistas a ratos... Se necesita un gran movimiento republicano, pero vaciado esta vez de monárquicos danzantes, de retóricos de teatro fácil, de dirigentes de mercadillo. De fascistas retintos. Un movimiento republicano que volviera a llenar la calle de banderas y entusiasmo, de reclamaciones de libertad para los individuos y las naciones acosadas en el interior del Estado. Un país con dignidad y sin el rumor temeroso debajo de la manta que abriga la debilidad. Un liberal como Karl-Hermann Flack escribió esto que parece dedicado a un republicano español de hoy: «La exigencia jurídica de seguridad social es el más importante título de propiedad en la sociedad de masas. No es verdaderamente libre el que soporta por sí mismo todos los riesgos de la vida, sino aquel a quien se le ha quitado el temor ante una necesidad inmerecida, ante unos riesgos incalculables. La liberación de la angustia existencial, hasta donde es humanamente posible, constituye una de las más decisivas tareas en la sociedad de masas». He aquí, resumida en un solo párrafo, la gran tarea para reconstruir la soberanía popular y la libertad. ------------- Fuente: Gara

Sánchez Gordillo afirma que "no habrá pacto" tras las andaluzas y que IU es "la única alternativa decente"

El cabeza de lista de IULV-CA al Parlamento de Andalucía por Sevilla, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha afirmado este domingo que "no habrá pacto" por parte de su partido ni con el PP ni con el PSOE después de las elecciones andaluzas, puesto que considera que ambos están "descalificados" para gobernar, siendo Izquierda Unida "la única alternativa decente". Ampliar foto Sánchez Gordillo ha realizado estas declaraciones a Europa Press en una jornada en la que se han publicado varias encuestas que otorgan a su formación entre seis y nueve escaños en el Parlamento andaluz, acumulando entre un 8,7 y un 8,9 por ciento de los votos. Así, el diputado autonómico ha indicado que, en su visita a los distintos pueblos de la provincia por la que se presenta como candidato, la "pregunta del millón" que le cuestionan todos los vecinos es "qué va a hacer IU el 26 de marzo", en relación a una posible coalición de gobierno después de las elecciones andaluzas. "Quiero que quede muy claro. No queremos ni a unos ni a otros", ha aseverado. En este sentido, ha apuntado que "no es cuestión de elegir entre demonios azules y demonios rojos desteñidos, porque ambos nos llevan al infierno, que es el capitalismo y sus políticas procapitalistas". Sánchez Gordillo ha hecho hincapié en que tanto PP como PSOE han llevado a cabo reformas laborales, son "corruptos", han llevado al país "a la guerra" y han "vendido a Andalucía con la privatización de las cajas de ahorro". Así, el candidato de IULV-CA considera que, frente a la "derecha troglodita" del candidato 'popular', Javier Arenas, y un candidato socialista "moralmente descalificado" para volver a ser presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; IU es "la única alternativa decente". "A los andaluces les digo que a quien vota a su verdugo le está prestando una soga para que se ahorque", ha apostillado. El también alcalde de Marinaleda ha señalado que tiene una apretada agenda esta campaña electoral con una media de tres o cuatro actos al día —este domingo ha visitado El Viso del Alcor, Casariche y La Roda de Andalucía—, añadiendo que en todos los municipios a los que acude está observando "bastante afluencia", con "una gran conexión con la gente que entiende el mensaje que se les lanza desde IU". IU".http://www.20minutos.es/noticia/1342735/0/

15-M, DE LA INDIGNACIÓN A LA DILUCIÓN

Por Marat---- Después del 15-O de 2011, fecha de la gran conjunción cósmico-global del movimiento indignado, el M 15M, como lo denominan sus miembros, ya no ha vuelto a ser ni siquiera un pálido reflejo de lo que fue. Lo decíamos el mismo 15 de Octubre de 2011 con motivo de tal evento: “En realidad el 15-O no es el inicio de nada que pueda llamarse revolución sino el cierre del círculo (tan redondo como la inicial O) desde dentro. Al mundial sólo puede sucederle, en el mejor de los casos, el mundialito. Cuando la teoría y la práctica “revolucionarias” no están dispuestas a ir más allá de lo que sus líderes (que los tienen) y sus individualistas activistas de clase media pretenden, el viaje de la locomotora no puede continuar porque le faltan energía motriz, raíles y estación de destino” (1) El movimiento de los “indignados” que, recordemos una vez más, ya que la memoria es frágil, se inició con aquello de “unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores” (2). Pasado el tiempo, no han cambiado tanto las definiciones o la indefinición del movimiento que tuvo su origen “oficial” en Democracia Real Ya, aunque buena parte del 15-M diga no identificarse ni sentirse representado por esa plataforma. El modo en que se defina políticamente cada miembro del 15-M es irrelevante porque las voces del propio movimiento afirman que nadie les representa y que cada miembro se representa a sí mismo. Su rechazo al capitalismo, puro enunciado antineoliberal, es una mera protesta dentro de los límites de un Estado capitalista del Bienestar ya muerto. La prueba del algodón para conocer qué predican los indignados consiste en tratar de encontrar un documento consensuado que resuma claramente cuál es su proyecto de sociedad y que no se quede en el absurdo aserto de una “democracia real” porque, al fin y al cabo, ¿cuál es el modelo económico de esa democracia real? "Los movimientos espontáneos son minoritarios, ni siquiera son de izquierdas, son pura manifestación de energía, no tienen tesis ni un programa político, sólo tienen frases contundentes que no son tesis políticas, apenas eslóganes. Ahora el efecto es que los movimientos se han quedado en silencio", afirma Raffaele Simone (3), uno de tantos teóricos que ha guardado mutismo mientras el 15M y la Multinacional de Franquicias Indignadas estaba en la cresta de la ola aupada por los voceros mediáticos del capitalismo. Pero Raféale Simone dice algo más, sumamente interesante: "Esos movimientos pueden dar impulsos. No hay discursos articulados. No tenemos más". ¿Antes teníamos menos, no? (pregunta el periodista que le entrevista) "Sí. Ahora tenemos energía, pero esta energía tiene que canalizarse en partidos. Reflexionemos sobre sus exigencias. Pero ellos no son una respuesta política". He aquí dos de las principales –no las únicas, como veremos más adelante- fuentes del fracaso de la “indignación”: la falta de proyecto y la falta de organización, del intelectual orgánico de la concepción de partido gramsciana. Pero la ausencia de organización partidaria, por mucho que se empeñen en negar la representación y la estructura partido los asambleístas indignados, implica otras carencias que se han plasmado en el efecto souflé de un movimiento que avisaba ruina desde sus inicios, dada la carencia de materia sólida en su interior. Las ideas, si se tienen, necesitan organización. La vieja tesis leninista se impone por la terquedad de los hechos como otras veces en la historia. Una “ideología” evanescente, apoyada en un lenguaje metapoético, pretencioso y efectista, de frases “ingeniosas” sin valor operativo alguno, mero “déjà vu” del 68 francés, un mensaje dirigido a los hijos de la clase media sin acceso al estatus que ahora empiezan a perder sus propios padres, una coordinación tan pobre como unas asambleas diseñadas para perder interminablemente el tiempo hasta que las decisiones puedan ser tomadas por los incombustibles, no podían persistir más tiempo de lo que duró la moda de la performance en plazas y barrios. Recuerdo aún cómo se sostuvo esta burbuja con el apoyo público de premios Nobel de Economía (el keyneskiano Stiglitz), ex funcionarios del FMI (Punset), la infraestructura de telecomunicaciones prestada por magnates de las TIC multimillonarios (Martin Varsavsky), el seguimiento masivo de los principales medios de comunicación, la portada de la revista TIME 2011, el reconocimiento del vocero del capitalismo financiero global Financial Times,...Y es que esa burbuja, como la del ladrillo y la financiera primero, sólo tenía aire dentro y un sospechoso impulso externo que le hacía elevarse hacia los cielos como un globo aerostático. Pareciera que los sectores económicos más poderosos del sistema capitalista necesitasen crearse una oposición autocontrolada (pacífica y de pensamiento no violento), interclasista e integrada que denunciase la “dictadura de los mercados”, criticase a los bancos pero mucho menos al capitalismo, se declarase anticapitalista pero no partidaria de una sociedad socialista, situando el horizonte de su R-Evolución (cualquier cosa con tal de ser moderados) con una “democracia real” a la islandesa que no ha tocado nada esencial de la propiedad privada, tomase las plazas pero no los centros de trabajo,... Cuando un sistema económico no tiene enemigos se los inventa. En tiempos de rabia e ira sociales es necesario soltar un poco de presión de la olla para relajar tensiones y evitar, a su vez, otro tipo de respuestas menos integrables o bien estallidos sociales, sin dirección política, pero peligrosos para la “paz social”. De Reykiavik a El Cairo, de Wall Street a Londres, pasando por Madrid, ninguna protesta tocó lo esencial de una sociedad dividida en clases. En unos casos porque el islamismo era la fuerza subterránea decisiva de sus sociedades, en otros porque hace demasiado tiempo la izquierda renunció a asaltar el Palacio de Invierno para convertirse en guardias de ese mismo Palacio, mientras se dejaba corromper por los ideólogos de la sociedad liquida y el poder difuso, del antineoliberalismo de cómodo paraíso de Estado del Bienestar que ya no existe y de promesa de paz, Nueva Era y amor cósmico. Si un efecto final ha tenido el entramado indignado es el de convertirse en una fábrica de frustración. Gentes que se acercaban al escenario público, muchos de ellos por primera vez en su vida, la mayoría muy jóvenes y sin experiencia política alguna pero sobrados de prepotencia y en posesión de su verdad, como si no hubieran existido antes movilizaciones y luchas infinitamente más combativas que las suyas, sólo porque ellos no habían estado jamás allí, son las mismas gentes que después de unos meses se han vuelto a sus casas y muy probablemente, en su mayoría, ya no vuelvan a salir de allí jamás porque ya disfrutaron su particular Mayo del 2011. Las burguesías pequeñas y medianas no van a hacer ninguna Revolución. Ya la hicieron en 1789 y en 1848. La revolución no se hace para mantener lo que se tiene y rara vez se ha hecho cuando se teme perder algo. Ante el temor a la pérdida de estatus las burguesías reaccionaron en Europa con los fascismos. Las revoluciones se han hecho siempre con el objetivo de ganar algo distinto a lo que existe y no se entiende qué sea ello que las clases medias no tuvieran antes de que crisis capitalista estallara. En las movilizaciones del 15-M el componente fundamental ha sido el de los jóvenes universitarios y de estudios superiores, provenientes de las clases medias urbanas, por mucho que ahora quieran recibir ayuda suplementaria de los pensionistas, yayoflautas como se hacen llamar a sí mismos. La base obrera clásica, trabajadora en categoría moderna, asalariada en términos globales, ha sido muy escasa y ello por diversas razones. La primera nace de la propia crisis de la izquierda y del domesticado movimiento sindical, muy mayoritario. Si la composición social de los indignados hubiera sido otra el discurso indignado habría sido muy diferente, su relato hubiera expresado la voz de la lucha de clases, se hubiera centrado mucho más en el mundo del trabajo y de las relaciones sociales de producción y sus proclamas hubieran tenido una radicalidad de proyecto social, aunque fuera como consigna, mucho más ambiciosas. Cabe incluso pensar que muy probablemente ese movimiento respondiera a otro nombre muy distinto al pequeño-burgués de “indignados”, nacido de la mente de un anciano anticomunista y partidario de la OTAN como Hessel. Las palabras nunca son neutras salvo para los que justamente quieren colar de matute su averiada mercancía ideológica. Pero la clase trabajadora tampoco podía reconocerse en unas proclamas sobre políticos y banqueros que igualaban al raso a todos los primeros y limitaban la crítica al capitalismo a los segundos, quedándose siempre a las puertas de los centros de trabajo, de esos centros de trabajo con sus EREs, sus accidentes laborales, sus sobredimensionadas jornadas laborales con horas extras impagadas, sus condiciones de trabajo deterioradas, el miedo permanente al despido, el silencio ante el despotismo del superior jerárquico por temor a las represalias,...Pasado el primer calentón tras la primeras manifestaciones públicas del 15-M vieron que era demasiado exquisito este movimiento para ser capaz de acercarse sin la prepotencia del señorito universitario, que tanto ignora, a tan “vulgares” realidades. La paradoja de las “izquierdas sistémicas” que actúan entre los indignados ha sido la de ir imponiéndose lentamente en el control (la horizontalidad es la patraña de quienes creen que los demás nunca hemos conocido como funcionan los movimientos difusos y asamblearios) del movimiento presentando una aparente radicalidad en las formas pero manteniendo un fondo de discurso tan moderado como el existente en origen. Sus propuestas de la Comisión de Economía caen del lado del más burdo keynesianismo, restablecedor de la recuperación económica capitalista, sin apuntar en ningún caso a la ruptura del orden económico del capital. Y es que en el fondo ese es el horizonte del 15-M y de la gran mayoría de las “izquierdas” que actúan dentro de él: el restablecimiento de la situación previa a la crisis y la vuelta a los momentos de bonanza económica. Una cosa son los lemas que se corean ocasionalmente y otra muy distinta las estrategias y el fondo ideológico desde el que gritan las gargantas. Pero por si esto no fuera suficiente para ver qué defienden las “izquierdas sistémicas” dentro del 15-M baste el botón de sus planteamientos en relación con el asunto de los desahucios de hipotecados. Es llamativo que existiendo entre 2 y 3 millones de pisos vacíos sin vender, y sin ocupar, quienes defienden a los hipotecados frente al desahucio propongan la alternativa de la dación en pago, que es la garantía de la patada en el culo al desahuciado y su familia, con la gracia dadivosa de que el banco se conforme con no embargarle la cuenta hasta que satisfaga el último céntimo del préstamo. ¿Qué hacen esos 2-3 millones de pisos vacíos, señores indignados de “izquierdas”? Alguien que tuviera menos respeto a la propiedad privada que ustedes utilizaría el ariete de la patada en la puerta y colocaría dentro a la familia desahuciada. Menos radicalismo de boquilla antibanqueros y especuladores y más consecuencia. Momentos sociales y económicos dramáticos exigen respuestas contundentes. No se intente hacer pasar como creación combativa de los indignados al movimiento YO NO PAGO. No es un producto creado por el 15-M. Ha sido importado desde Grecia por diversos sectores de los movimientos sociales que pueden estar o no ampararse bajo el paraguas nominal de indignados. Den Plirono (YO NO PAGO) existía en Grecia mucho antes de que se crease la Plataforma de Coordinación de Grupos Pro Movilización Ciudadana (luego DRY), origen aparente de todo lo que vino después. En Grecia empezó todo. La democracia y la combatividad auténticamente revolucionaria plasmada en luchas infinitamente más dignas y anticapitalistas de lo que los DRY y el 15-M han pretendido jamás. Será por eso que allí les quitaron la careta a los indignados y su “movimiento” fue flor de un día. Aquel discurso antipartidos de los meses pasados, aquella negación de las categorías izquierda derecha y de su antagonismo, aquella afirmación de unidad de régimen –PPSOE- han contribuido al desarme de las izquierdas, a su desmovilización bajo el mendaz argumento, sólo útil para el enemigo de clase de los trabajadores, del “todos son iguales” y a una aplastante mayoría del PP en todas las instituciones cuyas consecuencias las está pagando nuestra clase con la más salvaje agresión a nuestros derechos que podamos recordar. Por supuesto que las políticas del PSOE abrieron las puertas al triunfo del PP. Por supuesto que el PSOE merecía ser duramente castigado pero aquella campaña basura del “NO LES VOTES”, impulsada y amparada mediáticamente por los liberales y reaccionarios de toda laya y condición fue muy útil a opciones populistas como UPyD y al propio PP, cuya base social no se desmovilizó en absoluto, antes que a cualquier opción de las izquierdas. Éstas recogieron magros resultados, cuando la reacción de la derecha y el capital hubieran debido provocar la contrareacción contundente de un giro a la izquierda, como respuesta. Pero, paradójicamente, las propias izquierdas fueron cómplices necesarios de ese ariete llamado 15-M, utilizado contra ellas. Se ha aludido desde este movimiento con gran frecuencia a los mensajes de El Roto que, unas veces les ha adulado y que, otras, quizá aportase unos mensajes que necesitaran una segunda pensada. Aquella viñeta que decía “los jóvenes salieron a la calle y súbitamente todos los partidos envejecieron” quizá tuviera más lecturas que la interesada de quienes se han recreado en su propio ombligo durante todos estos meses. Envejecer a todos los partidos, sin distinción, es negar la esencia de la representación plural de intereses que son diversos y, cada vez más antagónicos, en nuestra sociedad. Es negar la base de la democracia política y la vertebración de la lucha política que, de otro modo, se hace amorfa e indiferenciable en objetivos, programas e ideologías. Que los partidos de las izquierdas necesiten una profunda renovación –las derechas ya lo hacen en un baile ideológico que involuciona al siglo de Dikens en lo social y a los años 30 del siglo pasado marcando el paso de la oca alemán en lo político-, que los poderes reales de los capitalistas hayan dejado sin el mínimo resquicio de autonomía política a las instituciones –no otro han tenido siempre en la democracia burguesa- no puede significar que las formas partidarias deban ser satanizadas y disueltas bajo un transversal ciudadanismo interclasista que le saque las castañas a la pequeña burguesía urbana y a sus hijos. La negación, de facto y de discurso, de que la crisis capitalista sólo puede tener una respuesta de clase, la de los trabajadores, en la que las organizaciones de las izquierdas son decisivas para organizar la lucha ha traído la confusión ideológica, interesadamente promovida, de las primaveras árabes y de la “revolución ciudadana islandesa”. Las primeras se han convertido ya en inviernos fundamentalistas y en revoluciones naranjas promovidas por el imperialismo y la segunda es una mera relegitimación de la democracia burguesa. La nacionalización de sus bancos no es otra cosa que la garantía del reflote de la estructura financiera de un país de clases medias en el que cerca del 30% de su población era inversora en la burbuja que les estalló tiempo antes. Nacionalizar dentro del sistema capitalista no conlleva propiedad social de los medios de producción sino sacar las castañas del fuego a empresas con pérdidas que cuando den beneficios serán devueltas a la propiedad privada. Y por supuesto no ha significado tampoco en el caso islandés un cambio en las relaciones sociales de producción. Lo que sí constituye una respuesta revolucionaria es la toma del control obrero de las empresas, como ha sucedido en el Hospital de Kilkís en Grecia (4). Eso sí supone algo radicalmente distinto al gatopardismo islandés porque es germen de socialismo. El reformismo burgués del 15-M es, en esencia, el mismo que impregna a las izquierdas que actúan en su interior: su programa de lucha contra el capitalismo es, en palabras claves: ciudadanía, revolución islandesa, revoluciones árabes, democracia contra los mercados (como si los “mercados” no hubieran sido, desde siempre y alternativamente, perfectamente compatibles con la democracia burguesa y con la dictadura política) y Proceso Constituyente (éste entre una parte de esas izquierdas). El Proceso Constituyente que impulsan sectores de IU, algunos republicanos que están meando fuera del tiesto al dar protagonismo a la lucha por la República antes que a la lucha de clases, el grupo socialismo del Siglo XXI Y sectores de la secta trevijana del MCRC. El Proceso Constituyente representa, ante todo, una nueva Pepa (Constitución de 1812 para el siglo XXI), como colofón de una nueva revolución democrático burguesa; algo radicalmente alejado de la auténtica democracia socialista de los consejos obreros, de una política de clase, sin pactos con la burguesía, de la toma del poder económico por los trabajadores y de la construcción de un proyecto de Estado sólo por y para la clase trabajadora. Pero los sectores más combativos de las izquierdas y del sindicalismo griegos no bebieron de las fuentes oportunistas que arrojaron a las organizaciones españolas a los brazos de un movimiento al servicio de los intereses de la pequeña burguesía, aquella que nunca se indignó antes de la crisis contra las duras condiciones de la mayoría de los trabajadores, mileuristas que nunca gozaron de sus simpatías. Las izquierdas que participan del 15-M se han encontrado enfrente potentes corrientes, de la derecha del movimiento, la populista y, oficialmente antipartidos (en las elecciones municipales y generales han intentado poner en pie sus candidaturas reaccionarias) y también de la libertaria, rabiosamente antimarxista y siempre antipartidos. Y es cierto también que han luchado por evitar esa pauta pero lo han hecho sin combatirla frontalmente, por temor a ser acusados –lo que de cualquier modo ha ocurrido- de querer manipular al 15-M o de intentar destruirlo. Algo empezó a cambiar en la manifestación de laicos y ateos contra la visita de Benedicto XVI en Madrid, cuando todas las izquierdas salieron con sus banderas y sus identidades a la calle (mientras la comisión de pensamiento del “movimiento” se prodigaba en abrazos con la alegre y benedictina muchachada de las JMJ), después de tener que ocultarlas en las manifestaciones del 15-M, del 15-J (Junio y Julio), por presión de los políticos antipartidos. Continuó cambiando durante las movilizaciones de la “marea verde”, lo ha hecho después en las sucesivas manifestaciones en defensa de los servicios públicos en Madrid y contra “les retallades” en Barcelona, en las movilizaciones contra la Reforma de la Constitución y en cada sucesiva movilización que se ha producido ante las políticas antisociales del PP. Pero este cambio se ha producido de nuevo desde el oportunismo, justo cuando el 15-M ha evidenciado su agonía tras las elecciones del 20-N, a pesar de la obstinación de los medios de comunicación de cubrir toda movilización bajo las siglas del 15-M o el nombre de indignados. Para muestra baste el último botón (5) del diario Público, cuyo titular tiene poco que ver con el desarrollo de la noticia y la evidencia de la pluralidad grupos de la última convocatoria en Sol contra la reforma laboral del PP. El 15-M se escurre como agua entre los dedos de una mano mientras las siglas y las organizaciones van adquiriendo protagonismo. El espejismo de un 15-M vivo continuará hasta que los medios de comunicación que le dieron su bendición y relevancia decidan firmar su certificado de defunción. Es significativo el modo en que la palabra indignado, ya desafortunada en su origen (6), se banaliza día a día. Cualquier protesta, al margen de su causa, que salta a los medios de comunicación se ve acompañada por el término en sus titulares. Se indignan los deportistas españoles al ser tratados por los medios franceses como yonkies, se indignan los participantes en los programas de telerealidad y casquería, se indigna el conductor multado por la avidez recaudatoria de la DGT, Mourinho está siempre indignado,... Y, en el colmo del oportunismo, vemos ahora una sucesión de opiniones abiertamente críticas hacia los límites de proyecto del 15-M de quienes antes eran convencidos de las virtudes “revolucionarias” de la indignación (7), algunos de ellos martillos de herejes de quienes nos oponíamos desde el principio al carácter puramente regresivo de este movimiento (8). El listado sería realmente largo, con la excepción de algún incombustible entusiasta para el que el aparente reflujo del 15-M es cosa de que hace mucho frío en invierno (como si la ola siberiana se hubiese anticipado ya desde Octubre, Noviembre, Diciembre y Enero), que en cuanto llegue la primavera se tornará florido, luminoso y masivo (9). De cualquier modo, estos análisis ignoran que las razones que esgrimen para explicar el desinfle del 15-M son casi siempre superficiales. Más allá del origen de este movimiento, sobre lo que no volveré porque lo hice en su día, su discurso vacío, su desconexión con quienes de verdad tienen razones para expresar no su indignación sino su rabia –la clase trabajadora-, su ataque visceral, aunque merezcan la repulsa social por pactistas y entreguistas, a los sindicatos mayoritarios, olvidando que en ellos están la inmensa mayoría de los asalariados organizados, su discurso “superador” de la contradicción izquierda-derecha, su vacío ideológico, la carencia de proyecto (el “vamos despacio porque vamos lejos” ya no tapa indigencias), la simplificación de su discurso a eslóganes y la percepción muy extendida de haber sido el caballo de Troya al servicio del PP explican dónde está hoy el 15-M. La realidad es que, a pesar de que se intente negar la evidencia tanto DRY, como el asambleario 15-M apenas son ya un pálido reflejo de lo que fueron en las redes, en la propaganda de calle, en la asistencia a sus asambleas (muchas existen sólo nominalmente) y en los medios de comunicación que, no obstante, recogen cada última genialidad del “movimiento”. De hecho, la aparición del periódico que se hace llamar Madrid 15-M pero que afirma que no hablará en nombre de tal sino sólo de las actividades de las asambleas (la vieja muletilla del somos pero no somos, nadie nos representa pero nos representamos todos y vaguedades similares) no es otra cosa que un intento de seguir en un candelero que se apaga en su protagonismo por momentos. La escasa presencia de gente en sus actos (decenas o algunos cientos en el mejor de los casos) se convierten finalmente en hechos irrebatibles que dicen mejor que cualquier opinión siempre discutible qué fue de aquél sarpullido primaveral indignado. Nadie se engañe. No ignoro la dificultad de poner en pie un proyecto de revolución social contra el sistema capitalista. La ausencia de una izquierda que merezca llamarse tal, de un partido organizado de clase, fuerte, con un programa y una estrategia capaces de superar la esclerosis que atenaza tanto a reformistas como a grupos más radicales y la situación de una clase trabajadora que no se movilizará hasta que las circunstancias sociales, económicas y políticas hayan madurado suficientemente, lo impide. Pero los hechos han convertido en obvio que el 15-M no es el la tarea de los revolucionaros “mientras tanto”, por mucho que la revista que en su día creó Manuel Sacristán le rinda entregado culto. Ni su orientación ideológica, ni sus propuestas, ni su sustrato de clase responde a un planteamiento que nos haga avanzar ni un solo centímetro en esa dirección. Más bien el 15-M se ha convertido en un virus inoculado a un sector de las izquierdas que si antes de él estaban desarmadas y presas de un pragmatismo vergonzoso, aunque con un viejo eco de utopía, ahora incluso han renunciado al horizonte que evocaba ese eco, justo en el momento en que es más necesaria que nunca la reconstrucción de la vieja/nueva, porque siempre lo es como aspiración más noble de la Humanidad, esperanza socialista. Es necesario romper ya esa vieja trampa que consiste en creer que porque me manifiesto hago algo útil, ignorando si las propuestas con las que me manifiesto son realmente alternativas y ayudan a romper con el capitalismo y construir una nueva sociedad o son un trampantojo para entretener a incautos e impedir que se levante un proyecto con toda la radicalidad socialista necesaria para derrocar el capitalismo porque de eso se trata ya que sin la toma del poder todo es ilusión y narcótico. Cuando acabo de redactar estas líneas Grecia está ardiendo tras dos días de combativa Huelga General, con la experiencia militante de dos largos años de proceso de acumulación de fuerzas en una dirección revolucionaria. Ellos, los trabajadores griegos, sí saben a dónde quieren ir y lo hacen sin agitar manitas al sol, ni narcóticos gandhianos sino con organización, dirección revolucionaria, mensajes claros y la convicción de no dar un paso atrás. Escrito por Marat----- http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2012/02/15-m-de-la-indignacion-la-dilucion.html NOTAS: (1) http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com/2011/10/15-o-cerrando-el-circulo-desde-dentro.html (2) http://www.democraciarealya.es/manifiesto-comun/ (3) http://www.publico.es/culturas/420264/esta-izquierda-huele-a-derechas (4) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=144408&titular=hospital-bajo-control-obrero- (5) http://www.publico.es/espana/421422/el-15-m-protesta-contra-la-reforma-laboral-y-los-recortes-en-igualdad (6) http://antigonia.com/2011/10/16/por-que-no-siento-nada/ (7) http://laprisionmental.wordpress.com/2011/05/31/no-hay-objetivos-comunes-reconozcamoslo-de-una-vez-movimiento-15-m/ y también http://jsmutxamel.blogspot.com/2012/01/el-15m-mayo-noviembre-relato-de-un.html (8) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=142551 (9) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=144178

21 de marzo de 2012

Las prostitutas de lujo de Madrid se declaran en huelga de sexo con los banqueros hasta que vuelva a fluir el crédito hacia la economía real

La mayor asociación gremial de escorts de lujo de Madrid anunció ayer el inicio de una huelga total e indefinida de servicios sexuales para con los empleados de banca hasta que éstos vuelvan a proporcionar crédito a las familias, pymes y empresas españolas. La idea de esta huelga surgió de la experiencia de Lucía C.P. una de las miembras de la asociación, que durante la rueda de prensa relató emocionada cómo uno de sus clientes habituales le contaba que, desde hace muchos meses, su única actividad consistía en pedir prestados cientos de millones de euros de la ventanilla de liquidez al 1% del BCE, e inmediatamente invertir ese dinero en deuda pública europea y productos derivados altamente especializados, como CDS y fondos especulativos de materias primas, con rentabilidades de entre el 3 y el 7%, embolsándose la diferencia. “-Un buen día me harté y le dije: Ya está bien no? Vete olvidando de mi coño hasta que no cumplas con tu responsabilidad con la sociedad. Mi cliente al principio refunfuñó y amenazó con subirme las comisiones de mantenimiento y por transferencias, pero al final reculó y tres días después, volvió con un certificado notarial de haber concedido una línea de crédito a una PYME y un préstamo para compra de una furgoneta Citroen a un autónomo. Así es cómo me dí cuenta de que nosotras podíamos contribuir a que el crédito vuelva a fluir” La Confederación de Banca ha solicitado formalmente el establecimiento de servicios mínimos y la mediación del gobierno para desbloquear el conflicto cuanto antes. Pero desde el Ministerio de Economía y Competitividad que preside Luis de Guindos, reconocen que la falta de legislación en torno al sector hace muy difícil al gobierno interceder en el conflicto. “De hecho, ni siquiera ha habido una comunicación de huelga formal, sino que las escorts están haciendo uso de su derecho de admisión para negar la entrada a, bueno, ya saben. Así no hay quien negocie” – reconocen. Ana M.G. portavoz de la asociación gremial, ha recordado que todos los anteriores intentos por parte del Gobierno, del FROB y del Banco de España para que el sector bancario vuelva a financiar a la economía real han fracasado. “- Sólo nosotras tenemos auténtica capacidad de presión sobre el sector” – ha narrado la portavoz. “- Ya llevamos tres días de huelga y creemos que no van a aguantar mucho más. De hecho, ya se ha producido algún lamentable intento de acceder a nuestros servicios haciéndose pasar por ingenieros o arquitectos, pero no engañan a nadie, porque hace muchos años que esos profesionales dejaron de poder pagar tarifas que empiezan a partir de 300 euros la hora” – continúa.http://elblogdelomalaqueeres.wordpress.com/2012/03/19/las-prostitutas-de-lujo-de-madrid-se-declaran-en-huelga-de-sexo-con-los-banqueros-hasta-que-vuelva-a-fluir-el-credito-hacia-la-economia-real/

20 de marzo de 2012

Vídeo.EL MEJOR DISCURSO DE LA HISTORIA (UN MENSAJE PARA TODA LA HUMANIDAD)

Alfonso Guerra declara que mandaría a la CEO a Laponia, ¿y a Zapatero, dónde?

Según todas las encuestas mal le vienen dadas al PSOE electoralmente. A la gente que ha dejado de votarles ya no les vale eso de que los otros son peores. Lo son cierto, pero entre otras cosas porque el PSOE le ha puesto en bandeja. La victoria del PP tiene que ver con el esquema de la Restauración en el que al PSOE le toca el papel de los liberales. También tiene mucho que ver con el pequeño detalle. A saber, el PP representa a un electorado que sabe o cree que algo puede ganar, mientras que el PSOE gobierna para los mismos señores, pero nunca ha representado a una base social profundamente hastiada de tanta mentira. Hay cierta desesperación en esas palabras de Alfonso Guerra sobre la CEOE. Ahora se acuerda de dos siglos de lucha obreras, unas luchas que habían enterrado en el altar de la postomodernidad, ese ungüento milagroso con el que iban a lograr cambiar tanto este país (de países) que no lo iba a conocer ni la madre que lo parió. No hay duda, lo que dice va a misa "Quieren instaurar en España el modelo de trabajo chino, recortar los derechos para los trabajadores", de todo lo que se diga, y mucho más. Pero eso ya venía dado por la propia política del PSOE. Su papel es el de la izquierda del PP, Con la particularidad que durante mucho tiempo han conseguido sin acritud y con buen talante, hacer tragar a los trabajadores píldoras que con la derecha la habrían escupido. Si hay alguien en el PSOE represente como pocos la profunda hipocresía del felipismo, ese es Alfonso Guerra. Este hombre que salió del gobierno después del todo el sucio asunto de su hermano Juan, que fue el hombre que mejor definió la esencia del felipismo con aquello de qué creía la derecha, ¿qué se iba a enriquecer ellos solos? Y al igual que cualquier vulgar burgués, Guerra ha sabido manejar el arte de decir hermosas palabras y de echar discursos más o menos radicales, al tiempo que ascendía en el negocio de la política. Guerra se despidió del gobierno el 12 de enero de 1991 su dimisión como vicepresidente del Gobierno, posiblemente un requisito por el que al año siguiente, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía le eximió de responsabilidad penal en el caso. Como despedida, al cáustico y polémico (un buen entertainment para animar el aburrido teatro de las Cortes) lo hizo nada menos que con una extensa cita de Bertrand Russell, aquel señor que rompió su longevo carné laborista porque su partido no denunciaba la guerra del Vietnam. En la nota de Guerra se podía leer lo siguiente: "Con mis deseos de paz", y en tres páginas incluye la reproducción íntegra del prólogo de las memoria de Russell, en el que este dice textualmente lo siguiente: "Para lo que he vivido. Tres pasiones simples pero abrumadoramente intensas han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad. Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá por una ruta cambiante sobre un profundo océano de angustias hasta el borde mismo de la desesperación. He buscado el amor, primero éxtasis, porque comporta un éxtasis tan grande que a menudo hubiera sacrificado el resto de mi existencia por unas horas de este gozo. Lo he buscado, en segundo lugar, porque alivia la soledad, esa terrible soledad en que una conciencia trémula se asoma al borde del mundo para otear el frío e insondable abismo sin vida. Lo he buscado, finalmente, porque en la unión del amor he visto, en una miniatura mística, la visión anticipada del cielo que han imaginado santos y poetas. Esto era lo que buscaba, y, aunque pudiera parecer demasiado bueno para esta vida humana, esto es lo que -al fin- he hallado. Con igual pasión he buscado el conocimiento. He deseado entender el corazón de los hombres. He deseado saber por qué brillan las estrellas. Y he tratado de aprehender el poder pitagórico en virtud del cual el número domina al flujo. Algo de esto he logrado, aunque no mucho. El amor y el conocimiento, en la medida en que ambos eran posibles, me transportaban hacia el suelo. Pero siempre la piedad me hacía volver a la tierra. Resuena en mi corazón el eco de gritos de dolor. Niños hambrientos, víctimas torturada por opresores, ancianos desvalidos, carga odiosa para sus hijos, y todo un mundo de soledad, pobreza y dolor convierten en una burla lo que debería ser la existencia humana. Deseo ardientemente aliviar el mal, pero no puedo, yo también sufro. Ésta ha sido mi vida. La he hallado digna de vivirse, y con gusto volvería a vivirla si se me ofreciese la oportunidad". No sé ni me importan los amores del señorito Alfonso, aunque mucho me temo que alguien así no ha debido conocer muchos arrebatos, en cuanto al conocimiento, mejor no hablar. Nadie recuerda el título de sus libros publicados porque son suyos, porque es alguien importante, y no he tenido valor de asomarme a sus memorias Cuando el tiempo nos alcanza. Memorias 1940-1982 (2005) y Dejando atrás los vientos. Memorias 1982-1991 (2006), ambos publicados por la editorial Espasa. Por supuesto, la editorial estaba al tanto que el PSOE sería generoso (en mi habitual husmeo por las bibliotecas públicas he podido percibir la fuerte presencia de autores y plumas afines). Además, no me creería ni la fecha de nacimiento. En cuanto a la indignación por la injusticia y la miseria, encuentro repugnante tanta falsedad. Alfonso ha sido testigo de actuaciones que habrían causado la mayor indignación en Lord Russell. La lista sería interminable, para valgan algunos ejemplos; vendieron al Frente Polisario para ponerse a los pies de nuestro amigo el rey de Maruecos, dieron la espalda a los palestino para apoyar el expansionismo y el “apartheid” sionista, aprovecharon el boicot que muchos países hicieron a la Sudáfrica del “apartheid” en los años ochenta para incrementar las ventas de armas al gobierno de Pretoria… Después de denunciar los aspectos más derechistas del gobierno de la UCD en aquello de la “moción de censura”, en unos tiempos en los que Alfonso Guerra se permitía proclamar en debates en “La Clave” que ellos iban a cambiar el “modelo productivo”, para una vez en el poder convertirse a la religión de la razón de Estado. Pero todo esto es sabido, y creo que es mucho más importante, primero reconocer que las glorias del felipismo fueron las miserias de la izquierda antifranquista arruinada especialmente por la política del PCE y el PSUC, que creyeron que después de pasar por el aro de la reforma, ellos ocuparían el lugar de una socialdemocracia dividida el exilio y el interior, un desastre. Pero sobre todo, lo que importa es que esta época ha pasado a la historia, el PSOE podrá seguir siendo alternativa de gobierno pero nunca más lo será de la misma manera. Ni los tiempos, ni la correlación de fuerza es la misma. No lo es por supuesto con la derecha, que ha sabido jugar sus cartas para volver a ser los dueños de las instituciones, pero también porque a su izquierda se está moviendo todo. No está descartado que sufra un desgaste como el de Papandreu, quizás no tan fuerte pero no muy distinto. Ya no hay paja para tanto pesebre, ni expectativas de una gestión más eficiente de lo que quedaba del “Estado del Bienestar”. Su descalabro electoral coincide con un repunte de la izquierda social, con el auge del 15 M, con una movilización sindical iniciada por los líderes sindicales que han firmado los acuerdos más penosos, y que temen a la gente y a la calle casi tanto como Felipe González, aquel señor que declaró que no aceptaría la presión de la calle hablando de una huelga general… El mismo señor que ha hecho de abogado de las mismas multinacionales que lo han convertido en el “compañero millonario”, en un ejemplo de todos aquellos que se quieren enriquecer de la política y que venden la marca registrada PSOE porque era la que les venía como un guante. Eran los que decían que ya habíamos llegado. Llegará un momento en que Alfonso Guerra no podrá decir cosas como las citadas sobre la CEOE sin que al menos una parte del público lo interpele. Porque si alguien cree que los de la CEOE se han molestado, es que es tonto de remate. Felipe no es un Largo Caballero, aquel reformista honesta, ni la UGT ni las juventudes socialistas son la de aquellos tiempos. O mucho me equivoco, peno en el POSE no habrá más giro a la izquierda…que no sea como verbal al estilo Guerra. http://www.anticapitalistas.org/Alfonso-Guerra-declara-que