22 de mayo de 2012

Aguirre pide "celebrar la final de Copa entre el Athletic y el Barsa a puerta cerrada por las protestas nacionalistas"

Agencias---------- Aunque las plataformas en favor del reconocimiento internacional de las selecciones deportivas catalanas y vascas --la Plataforma ProSeleccions Esportives Catalanes y el colectivo vasco ESAIT-- sólo han pedido de momento a sus aficiones llenar Madrid y el estado Vicente Calderón de senyeras e ikurriñas el próximo viernes, la plataforma Catalunya Acció sí está animando a llevar a cabo una "pitada por la independencia" durante la final. "Pita por la lengua pita por la libertad, pita por las elecciones, pita contra el robo y pita por el nuevo Estado catalán", es el llamamiento que el grupo independentista está haciendo a través de su página web para hacer visibles sus reivindicaciones durante el partido. "Se debe suspender y celebrarse a puerta cerrada en otro lugar" ante la posibilidad de que, como ya ocurrió hace tres años en la final que jugaron los mismo equipos en Valencia, se produzca una pitada contra el Príncipe o durante la reproducción del himno de España. Pero... Agencias "Los ultrajes a la bandera o al himno son delito en el Código Penal. No se deben consentir y por lo tanto, mi opinión es que el partido se debe suspender y celebrarse a puerta cerrada en otro lugar", ha manifestado en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press. En este sentido, Aguirre ha asegurado que aunque esta decisión puede causar "mucho follón", es necesaria porque este tipo de cosas "no se deben consentir". "Este es el campeonato de España. Esta Copa la entregaba el presidente de la República cuando había República, Franco cuando estaba Franco, y ahora es la Copa de su Majestad el Rey, pero es la Copa de España", ha defendido. "Si hay parte de los aficionados, que estoy segura de que no son todos y que hay muchos que no son nacionalistas ni separatistas ni antiespañoles, que quieren silbar, pues mire usted, el partido no se va a celebrar, así de claro", ha aseverado, para explicar que lleva pensando en esta opción "mucho tiempo", desde que el expresidente francés Nicolas Sarkozy amenazara con hacer lo mismo si se volvía a silbar durante la reproducción de su himno en las competiciones deportivas. "LIBERTAD DE EXPRESIÓN" El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz rechazó en julio de 2009 una querella que la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES) había presentado contra los organizadores de la pitada dirigida contra el Rey y el himno nacional durante la final de Copa del Rey, al considerar que estaba amparada en el derecho a la libertad de expresión. El magistrado entendió que los abucheos y las expresiones proferidas durante aquella final, que también jugaron el Barcelona y el Athletic de Bilbao, no podían considerarse "difamatorias, injuriosas o calumniosas" y tampoco propugnaban "el odio nacional". El titular del Juzgado Central de Instrucción 1 rechazaba de esta forma investigar a los responsables de Catalunya Acció y la Plataforma Pro-Selecciones Vascas (ESAIT), contra las que se dirigía la querella, por los hechos que se produjeron el 13 de mayo en el estadio de Mestalla (Valencia). Los querellantes imputaron a los responsables de estas organizaciones --que reivindicaban, respectivamente, la oficialidad de las selecciones deportivas vasca y catalana-- los delitos de ultraje a la nación española, injurias contra el Rey y provocación al odio contra parte de la población por razón de su origen nacional, todos los cuales están penados en su grado máximo con hasta cinco años de cárcel. Pedraz, sin embargo, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía, sostuvo en un auto que la pitada que se produjo a la llegada del Rey al estadio y durante de la interpretación del himno nacional y la colocación de pancartas con el lema 'Good bye Spain' ("Adiós, España") no eran "constitutivos de delito" y no eran tampoco "merecedoras de reproche penal, teniendo además en cuenta el principio de intervención mínima". "UNA NACIÓN, UNA SELECCIÓN" La querella detallaba que en los días previos al partido Catalunya Acció repartió 5.000 silbatos entre los espectadores que iban a acudir a Mestalla con el lema "Una nación, una selección". Asimismo, recordaba que durante el encuentro se desplagaron pancartas con lemas como "Catalonia is not Spain" ("Cataluña no es España") o "Good Bye Spain" ("Adiós España"). DENAES, que también se querelló en enero de 2006 contra el cómico Pepe Rubianes por unas declaraciones sobre la unidad de España, destacaba que las dos asociaciones suscribieron un manifiesto reivindicativo en el que hacían "una llamada a las aficiones de los dos países" instándoles a "silbar y/o dar la espalda cuando sonase el himno de los españoles a la entrada del monarca". "AGUIRRE, COMO PRIMO DE RIVERA" El promotor de la pitada al himno español durante la final de la Copa del Rey, Santiago Espot, compara a la "totalitaria" presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, con el dictador Primo de Rivera por sus tesis sobre la final que disputarán el Athletic de Bilbao y el FC Barcelona. En declaraciones a Europa Press, Espot, presidente de la entidad Cataluña Acción, promotora de las pitadas de este año y de la final de 2009, ha dicho que lo que propone Aguirre es lo mismo que llevó a cabo Primo de Rivera en 1925 cuando cerró el campo de Les Corts por una pitada de los barcelonistas a la 'Marcha real'. Para Espot, las declaraciones de la presidenta autonómica son una buena noticia porque harán ver a los catalanes cual es la mentalidad de los dirigentes políticos españoles, que "casi 100 años después" quieren actuar exactamente de la misma manera. Así, ha declarado que la mentalidad española no ha evolucionado como lo han hecho los tiempos modernos y ha dicho que es imposible convivir con gente de mentalidad "totalitaria" y anclada a 1925. Según Espot, que fue alcaldable de Solidaritat Catalana per la Independencia (SI) en las elecciones municipales de hace un año, se ha demostrado que es una gran falacia que España sea un estado moderno y democrático y ha invitado a los catalanes a unirse "desde donde sea" a una pitada que ha cogido mucho más sentido desde las declaraciones de Aguirre.Kaosenlared