17 de mayo de 2012

Alcalá de Henares veta la presencia del obispo homófobo y franquista en los actos oficiales del ayuntamiento

El Pleno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha aprobado vetar la presencia del obispo Juan Antonio Reig Pla en los actos oficiales de la corporación al entender que sus opiniones sobre la homosexualidad perjudican la imagen de la ciudad. Es el mismo obispo que da misas ante la bandera franquista. Prensa El pasado Viernes Santo, el obispo de Alcalá de Henares arremetió en su homilía, emitida en directo por la 2 de TVE, contra la homosexualidad y el aborto, los que llevan, dijo, "la malicia del pecado". UPyD ha llevado al pleno una moción en la que piden que el Obispado traslade a Reig Pla y que el Ayuntamiento no lo invite a actos oficiales. El edil Ricardo Rubio ha justificado la moción por "el sentido común" y porque el obispo, lejos de retractarse por sus homófobas palabras, sigue en la misma línea. La moción ha salido adelante a pesar de los votos en contra del PP -que gobierna en minoría con 12 de los 27 concejales- y de España 2000 (E2000) -con un edil. El resto de los grupos de la oposición -PSOE, con 9, IU, con 3, y UPyD, con 2- votaron ayer a favor de la moción. Hace escasamente un mes, el PP ya rechazó una moción, en este caso presentada por IU, para reprobar a Reig Pla. La moción también solicitaba a la Conferencia Episcopal el traslado del obispo de Alcalá y pedía que los cargos públicos de la ciudad no asistieran a los actos en los que interviniera el prelado, ni que éste fuera invitado a los actos oficiales del Ayuntamiento. En esa votación, UPyD se abstuvo, e impidió que la iniciativa de IU contase con los votos suficientes. El portavoz socialista, Javier Rodríguez, señaló que si hace un mes había motivos para reprobar al obispo, "ahora hay más". Además pidió una reparación del daño causado por las palabras de Reig Pla, "que han colocado a Alcalá en el mapa de la homofobia", añadió. El líder socialista reprochó también la falta de reflejos de los ediles populares que asistieron a la homilía y denunció "el clamoroso silencio político" del equipo de gobierno. Por ello, introdujo una enmienda en este sentido. Desde principios de mes, el contenido de la homilía que pronunció Reig Pla está siendoexaminado por el juzgado de instrucción número 6 de Alcalá de Henares. La investigación se produce como consecuencia de la denuncia presentada por la Asociación Preeminencia del Derecho, que entiende que las palabras del obispo pueden suponer un delito de difusión de informaciones injuriosas contra homosexuales, según el artículo