7 de mayo de 2012

Grecia: La coalición Syriza, compuesta por troskistas, maoístas, anarquistas y otras asociaciones de izquierda, hace temblar a Europa

foto. Alexis Tsipras, líder de Syriza.---- Este domingo (6.5.2012) tuvieron lugar comicios parlamentarios en Grecia. El auge de la Coalición de Izquierda (Syriza), que está en contra de los programas de ahorro estatal, genera tensión dentro y fuera del país. Europa entera observa las elecciones parlamentarias que tienen lugar en Grecia este domingo (6.5.2012) como si de una buena película de suspense se tratara: nadie sabe realmente cómo van a terminar. Los primeros sondeos a boca de urna indicaban que el partido conservador Nueva Democracia obtuvo más del 20 por ciento de los votos y el Pasok, más de un 15 por ciento, mientras la Coalición de Izquierda (Syriza) le pisaba los talones a los socialistas helenos con el apoyo de un 14 por ciento del electorado. Aún cuando esos porcentajes cambien, la cercanía de la alianza de extrema izquierda es inquietante. Nueva Democracia y el Pasok pasaron el 6 de mayo cruzando los dedos para que los griegos les permitan obtener una mayoría –por pequeña que sea– en el Parlamento. Y es que, de no ser así, se teme que la Coalición de Izquierda imponga una renegociación del paquete de austeridad que los partidos dominantes aprobaron. La campaña de los izquierdistas se basó en hacer oposición a los términos que condicionan el rescate internacional recibido por Atenas. Los ojos puestos sobre Syriza Urna en Atenas El hecho de que los fascistas del grupo Amanecer Dorado hayan obtenido vario puestos en el Paramento griego también preocupa a los analistas políticos; pero, de momento, la atención la han acaparado Syriza y su presidente, Alexis Tsipras, de 39 años. Bajo su mando conviven troskistas, maoístas, anarquistas y otras asociaciones izquierdistas. Se cree que entre sus acólitos figuran también numerosos desencantados con el partido socialista Pasok. Los primeros pronósticos de la jornada electoral apuntan a que Syriza puede convertirse en el principal partido de oposición. Con un 15 por ciento de los votos, la coalición izquierdista puede trastocar la tradicional alternancia en el Gobierno del Nueva Democracia y el Pasok. Fueron estos dos partidos los que impulsaron los drásticos recortes del gasto público, necesarios para que Grecia recibiera ayuda financiera internacional y evitara caer en suspensión de pagos. Está por verse si Nueva Democracia y el Pasok reunirían juntos la mayoría necesaria para mandar. El presidente de Syriza, Alexis Tsipras, está en contra la “barbarie de los programas de ahorro”. Este partido está a favor de seguir en la Unión Europea y en la Eurozona, pero cuestiona los compromisos de ahorro con los acreedores internacionales. A juicio de sus líderes, Atenas debe declararse en contra del pago de la deuda. Syriza ha dejado saber que, de llegar al poder, anulará la deuda de forma unilateral. El empeoramiento dramático del nivel de vida en Grecia y los drásticos programas de recortes han propiciado la popularidad de Tsipras y la Coalición de Izquierda. Autor: Evan Romero-Castillo Editor: José Ospina Valencia--http://www.dw.de/dw/article/0,,15932807,00.html