24 de mayo de 2012

Pitar al rey y al himno de España no es delito

Escrito por Ángeles Vázquez. Con ocasión de la final de la Copa del Rey de 2009, celebrada entre el F. C. Barcelona y el Athletic de Bilbao en Valencia, la Fundación Denaes (para la Defensa de la Nación Española) interpuso una querella contra los promotores de los pitidos y abucheos que se produjeron entonces contra el rey Juan Carlos de Borbón y al himno de España durante esta final de la Copa. El juez de la Audiencia Nacional que intervino en el asunto, Santiago Pedraz, rechazó la querella sosteniendo que prevalece la libertad de expresión. A continuación la noticia del fallo publicada por Ángeles Vázquez en el diario Público. Pitar y silbar al rey durante la interpretación del himno español no constituye delito. No se puede considerar ni injurias al rey, ni apología al odio nacional, ni ultraje a España. Por eso, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha rechazado la querella presentada por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) contra dos organizaciones pro selecciones vascas y catalanas, por la pitada que se produjo durante la final de la Copa del Rey, que jugaron el F. C. Barcelona y el Athletic de Bilbao el pasado 13 de mayo en el estadio valenciano de Mestalla. Según el magistrado, "la pitada efectuada durante la llegada del rey y la interpretación del himno nacional, así como la colocación de pancartas con el lema "Good bye Spaine_SDRq, están amparadas por la libertad de expresión". Es decir, el juez Pedraz afirma que dichos actos "no pueden considerarse difamatorios, injuriosos o calumniosos, ni mucho menos que propugnen el odio nacional o el ultraje a la nación", como sostenía la fundación que preside Santiago Abascal y de la que es patrono de honor el magistrado del Tribunal Supremo Adolfo Prego. El juez Prego firmó un manifiesto contra la Ley de Memoria Histórica, en el que la acusaba de pretender "que la sociedad recuerde y venere como mártires de la libertad a muchos de los peores criminales que ensombrecen nuestra historia". El auto de Pedraz, que inadmite a trámite la querella en una sola página, se remite al informe fiscal que declaró que los hechos denunciados por Denaes no son constitutivos de delito alguno. Santiago Abascal diputado del PP en el País Vasco hasta las pasadas elecciones se desplazó el pasado 25 de junio a la Audiencia Nacional para presentar en persona la querella dirigida contra Santiago Espot, presidente de Catalunya Acció, y la Plataforma pro Selecciones Vascas (Esait). El escrito argumentaba que Espot hizo llamamientos a los seguidores del Atlhetic y del Barça para que silbaran a los reyes cuando entraran en el campo. Añadía que la entidad había repartido 5.000 silbatos para hacer "inaudible el himno". "Caza de brujas" Además, según la querella, la organización nacionalista catalana firmó con la vasca "un manifiesto reivindicativo a favor de la oficialidad de las selecciones deportivas nacionales de las provincias vascongadas" (sic) y de Catalunya. Abascal explicó que no se dirigía contra "la masa vociferante" o las personas que hubieran participado en la pitada, sino contra los promotores del acto. "Son personas que han declarado que con dos o tres actos como este a España le queda un telediario", afirmó el presidente de Denaes en la Audiencia Nacional. Por su parte, Esait hizo ayer público un comunicado en el que afirma que la querella de Denaes "no tenía base jurídica" y obedecía a "una caza de brujas". La plataforma se ratifica en su compromiso a favor de las selecciones vascas, que confía que sean realidad en un "futuro cercano".Público