15 de mayo de 2012

UN TRIUNFO DE LA IZQUIERDA RADICAL EN GRECIA – UN MENSAJE PARA EUROPA.

By Haris Golemis, Atenas--- Traducción: R.Palacio--- Debido al control y manipulación que sufren los medios de comunicación, cada vez se hace más difícil tener información de primera mano, las declaraciones y noticias pasan por múltiples filtros. Por eso creemos interesante compartir artículos escritos por personas directamente implicadas, provenientes de la prensa internacional o de medios independientes y que en muchos casos hacen referencia al problema de la convergencia de las izquierdas. En esta ocasión os traducimos un artículo que consideramos hace un análisis muy interesante y que acaba de ser publicado por la Newsletter Transform!Europe, escrito por un conocido miembro de Synaspismos el principal partido de los que conforman la coalición SYRIZA. * * * SYRIZA alcanza el segundo puesto en las elecciones griegas, con un 16,8% de los votos y 52 escaños. Los recientes resultados electorales en Grecia fueron un duro golpe para los gobiernos de Merkel y Sarkozy, tanto como para todos esos arrogantes partidos neoliberales, políticos, analistas, funcionarios del UE, BCE, y FMI, quienes pensaban que los europeos pueden sufrir pasivamente y por un período indefinido la extrema austeridad de las ortodoxas políticas neoliberales, las cuales supuestamente apuntan a una salida de una crisis capitalista en Europa. Aunque ha habido resistencias en las calles y esperanzadores resultados en las urnas en casi todos los países europeos desde que la crisis comenzó, es interesante que el más claro mensaje contra el neoliberalismo de la Unión Europea venga de un pequeño país del sur de Europa. Las gentes del más notorio de los PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y Portugal)*, en lugar de aceptar de buena gana o a la fuerza el ser llevados al matadero, decidieron sublevarse votando masivamente contra el partido de centro-izquierda PASOK (Movimientos Socialista Panhelénico) y el partido de centro-derecha ND (Nueva Democracia). Los dos partidos, que junto con el partido de extrema derecha LAOS (Reunión Ortodoxa Popular) han firmado el Memorandum de la vergüenza con la “Troika” y han participado recientemente en el gobierno de Papademos. Uno podría reclamar legitimamente que los resultados electorales fueron debidos exclusivamente al hecho de que la crisis y las políticas para salir de ésta destrozaron los tradicionales lazos que conectan a las clases media y baja de la sociedad griega con el PASOK y el ND, creando una ruptura con el poderoso sistema político bipartidista que domina el país desde la caída de la dictadura en 1974. De hecho, en los dos años que han pasado desde el ‘paquete de rescate’ acordado entre los gobernantes griegos y la “Troika”, un gran número de diputados del PASOK y el ND han dimitido, convirtiéndose en independientes, creando otros partidos o entrando en otros partidos o coaliciones. Sin embargo, ni la ruptura del sistema político ha sucedido automáticamente, ni el incremento del poder de la izquierda radical es una consecuencia “natural” de la crisis. Las elecciones anticipadas tampoco proclamaron un intento de liberarse del colapso del sistema político griego ni de ‘Merkozy’, Lagarde, Trichet/Draggi o Barroso- de hecho, el deseo de esta “Sagrada Alianza” y de los “mercados” era un gobierno de tres partidos bajo el mando del no electo tecnócrata Papademos, permaneciendo en su puesto por dos años más, justo como Monti en Italia. La razón más importante de por qué el país fue a los comicios podría ser rastreada en la resistencia del pueblo griego principalmente en las calles, pero también en los lugares de trabajo (a través del movimiento de las plazas, las huelgas y manifestaciones masivas, la desobediencia civil como el “movimiento no pago”, los abucheos a los principales políticos en cualquier lugar público en el que apareciesen, etc) Al mismo tiempo, el éxito de la Izquierda radical en las elecciones no fue una función lineal de la mala situación económica. La Historia nos ha enseñado que el desempleo, la pobreza y generalmen el empeoramiento de las condiciones económicas no crea necesariamente un panorama político favorable para la Izquierda. La situación en los países de Europa central y del este después del final del llamado “Socialismo Realmente Existente” es un ejemplo doloroso. El inesperado alto porcentaje electoral de la Izquierda radical puede, en gran medida, ser atribuido a las buenas estrategias políticas del partido: a) el establecimiento y mantenimiento de la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA), una difícil alianza de “Synaspismos” con partidos y grupos más pequeños principalmente de la exrtema izquierda b) la alianza de SYRIZA con grupos o individuos provenientes del PASOK quienes tenían un gran atractivo para público general (de hecho, el nombre de la lista electoral es SYRIZA-Unitary Social Front), c) la apelación hecha a todas las fuerzas de la Izquierda, principalmente al Partido Comunista de Grecia (KKE) y a Izquierda Democrática (DIMAR) –el partido que fue creado hace dos años tras una escisión de Synaspismos- para forjar una alianza que puediera governar el país, una ambición exrtaordinaria para los comunistas, post-comunistas, renovadores y radicales de la Izquierda en Grecia. En un país donde las personalidades juegan un papel crucial en la política, una de las razones del éxito de SYRIZA debería también atribuirse a la personalidad de su líder Alexis Tsipras, un joven político carismático y popular. Volviendo a los actuales resultados electorales, la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA) alcanzó un porcentaje tan alto como el 16,8%, superando al PASOK que perdió un 30% de su poder y colapsó, pasando de un 43,92% de votos y 160 escaños en 2009, a 13,18% de votos y 41 escaños en 2012. Nueva Democracia cayó de un 33,47% y 91 diputados a un 18,85% de votos, pero debido a la increiblemente injusta ley electoral ahora tiene 108 diputados (consiguiendo la escandalosa bonificación de 50 de los 300 escaños por ser la lista más votada, independientemente de su porcentaje), mientras el Partido Comunista de Grecia (KKE) mejoró ligeramente su poder desde un 7,5% a un 8,5%, perdiendo por primera vez su posición dominante dentro de la amplia Izquierda. LAOS, el partido de la extrema Derecha, que ha participado en el reciente gobierno de coalición de Papademos no ha logrado entrar en el Parlamento y lo mismo ha ocurrido con los Ecologistas-Verdes miembros de los Verdes europeos. El resto de los escaños están ocupados por el partido de los Griegos Independientes (un partido nacionalista y xenófobo creado como escisión de Nueva Democracia que denuncia el “Memorandum” con la “Troika”, con un 10,6%) Izquierda Democrática (el partido creado en 2010 de una escisión de Synaspismos, con un 6,11%) y el grupo fascista Amanecer Dorado, quienes se las han arreglado para reunir un 7% de los votos y 21 escaños en el Parlamento Griego. Aunque SYRIZA fue ciertamente el gran ganador de las elecciones, no deberíamos olvidar otro hecho importante. Ignorando las curiosas quejas del KKE diciendo que ellos eran comunistas no izquierdistas, la combinación de los resultado de la fragmentada Izquierda griega es el mayor porcentaje en la historia política reciente, sobrepasando el 30% y batiendo el record del viejo partido Izquierda Democrática Unida (EDA), que en 1958 (9 años después del final de la guerra civil) consiguió alcanzar un 25% de los votos provocando un escalofrio al por entonces “mundo libre”. Aunque es demasiado temprano para un análisis detallado del voto de la Izquierda radical, pensamos que es útil hacer referencia a sus importantes características cualitativas: SYRIZA fue el primero entre los jóvenes votantes, del mismo modo que entre los votantes de más de 55 años. Predominó en los grandes centros urbanos, donde la crisis economica y social es particularmente aguda. Incluso consiguió representar a grandes partes de los estratos populares de los barrios pobres de Atenas y otras grandes ciudades, donde tradicionalmente su penetración ha sido baja. Permítanme acabar esta primera nota sobre los resultados electorales griegos con dos observaciones finales: Primero, una de las razones de por qué la victoria de SYRIZA es tan importante a escala europea es debido al hecho de que, aunque uno pudiera esperar que los dos principales partidos perderían poder por la insatisfacción popular, las fuerzas políticas que deberían beneficiar por la deslegitimación del sistema político y hacer crecer el descontento social no son tan obvias. El nacionalismo, la xenofobia e incluso los grupos fascistas compiten por esto, proporcionando argumentos para “un país fuerte, puro e independiente”. Los miedos y los chantajes por el peligro de una salida de la Eurozona -que podría significar el completo colapso de la economía del país- fueron consistentemente extendidos por las élites políticas dentro y fuera del país, así como a través de los principales medios de comunicación. Al mismo tiempo, la Izquierda permanecía fragmentada, con el Partido Comunista negandose a participar en cualquier tipo de diálogo y el Partido de Izquierda Democrática (DIMAR) fracasando en definir los límites de su yuxtaposición. Por esto la victoria de SYRIZA fue tan importante. Pero hubo también una razón adicional que nos hizo a todos estar orgullosos de ser miembros o partidarios de Synaspismos y otros grupos de esta alianza política. A pesar de las intensas presiones llegadas desde todos los lugares del espectro políticos y de los medios de comunicación, SYRIZA no retiró sus valores en defensa de los inmigrantes -oponiéndose claramente al establecimiento -de los no tan impopulares- campos de concentración para su contención, el primero de los cuales fue abierto a propósito unos días antes de las elecciones- y abogando por la protección de los derechos humanos en un periodo en el que la sociedad estaba completamente abierta a la propaganda de este tipo. Los resultados electorales en Grecia son importantes no sólo para este país, sino para Europa entera. Ahora, es más evidente que nunca cuan interdependientes son los países europeos, incluso desde un pequeño país periférico del sur se puede crear un “efecto mariposa”, tan fuerte que pueda sacudir el núcleo de la toma de decisiones europeas. Esta es la razón por la que Synaspismos nunca aceptó el dilema de que Grecia debería aceptar los actuales marcos políticos y económicos de la UE (como apoyaban el PASOK y ND) o voluntariamente salirse de la Unión -una demanda presentada por el KKE, pero también por algunos grupos de SYRIZA- Por el contrario, nosotros creemos que las luchas y la desobediencia a nivel nacional deberían combinarse con una coordinación a nivel Europeo para la refundación de Europa, el que es también el objetivo del Partido de la Izquierda Europea. La Unión Europea deberá cambiar o dejar de existir. En estos tiempos difíciles, las victorias de los movimientos y de la Izquierda radical en un país europeo pueden influir positivamente en las luchas políticas y sociales de otros. La victoria de SYRIZA en Grecia pertenece también a los movimientos de indignados que recorren Europa, las victoria de los huelguistas españoles, el éxito de los camaradas del Partido Comunista Francés y el Front de Gauche (Frente de Izquierdas) en las recientes elecciones francesas. Nosotros nos inspiramos en ellos y tenemos un sentimiento consciente de que nosotros les devolvemos esa inspiración. En el marco actual, no olvidaremos la actual presencia de representantes de los partidos de la Izquierda Europea en nuestras manifestaciones y el apoyo moral que conseguimos de los camaradas de toda Europa. A pesar de nuestra victoria, somos conscientes de que una victoria no puede darse por hecha. En nuestra lucha tenemos que enfrentarnos diariamente a dos grandes enemigos: a) las fuerzas políticas del sistema que quieren subyugar a los pueblos de Europa con sus políticas de austeridad y b) las fuerzas radicales reaccionarias y la Derecha fascista, el Frente Nacional en Francia, Amanecer Dorado en Grecia y sus aliados en otros países europeos. ¡La lucha sigue! Este artículo es el resultado de una discusión e intercambio de puntos de vista e ideas entre el autor y Elena Papadopoulou. Publicado en la edición especial de la Newsletter Transform!europe (abril 2012)http://convergenciaragon.wordpress.com/2012/05/14/un-triunfo-de-la-izquierda-radical-en-grecia-un-mensaje-para-europa/