10 de junio de 2012

CCOO y UGT creen que el rescate confirma que la reforma más urgente de este país era la del sistema financiero

CCOO y UGT han hecho público un comunicado en el que, tras conocer la decisión del Eurogrupo -a petición del Gobierno de Rajoy- de conceder un préstamo al Estado español para el rescate del sistema financiero, se ratifican en la exigencia del movimiento sindical de que la primera reforma que necesitaba este país no era la laboral sino la del sistema financiero. CCOO y UGT advierten que lo ocurrido no deriva de una iniciativa voluntaria del Ejecutivo de Rajoy, sino que obedece a una imposición de las autoridades europeas. Ambos sindicatos consideran, por otro lado, que el rescate del sistema financiero español demuestra, tanto la incapacidad de nuestros gobernantes de impulsar una verdadera reforma de las entidades financieras españolas, como la ausencia de una estrategia concertada y ambiciosa para afrontar la salida de la crisis económica por la que atraviesa España. Una salida que no será posible si paralelamente el Gobierno español no activa una reforma fiscal orientada a dotar al Estado de los recursos necesarios para desarrollar las políticas públicas, la reactivación económica y la cohesión social. UGT y CCOO denuncia igualmente la pésima pedagogía política ante la ciudadanía que supone disponer de ingentes recursos económicos para hacer frente al saneamiento y rescate del sistema financiero español, y la nula voluntad de la Unión Europea y del Gobierno de Mariano Rajoy de buscar y luchar por financiación y recursos para garantizar el Estado de bienestar y la atención de las personas que peor lo están pasando. CCOO y UGT creen oportuno preguntarse si el préstamo derivado del rescate pasa a engordar la deuda del Estado español, cómo va a poder devolverlo y de dónde va a sacar la liquidez necesaria. Por ello, es imprescindible la máxima transparencia y toda la información a la sociedad española del proceso a seguir y de sus posibles consecuencias sociales. Al mismo tiempo UGT y CCOO consideran que deben exigirse responsabilidades a aquellos que nos han llevado a esta situación y que están eludiendo sistemáticamente dar explicaciones a la sociedad española. CCOO y UGT alertan sobre el impacto que las medidas de saneamiento de las entidades financieras pueden tener en el empleo del sector. "Pelearemos decididamente para que la mala gestión de algunos directivos de bancos y cajas y la incapacidad de las autoridades políticas no acaben pagándola, una vez más, los trabajadores y trabajadoras de estas entidades", concluyen ambos sindicatos. Por último, UGT y CCOO lamentan nuevamente que, dada la trascendencia de las medidas adoptadas, el Gobierno no haya convocado a los agentes sociales y que no haya sido el propio Presidente quien haya dado explicaciones a la ciudadanía española.