18 de junio de 2012

Intervención de Alexis Tsipras tras las elecciones griegas

Hace un mes y medio comenzamos juntos un viaje difícil pero emocionante para defender la dignidad y el orgullo del pueblo griego. Para dar fin a los memorandos de la austeridad y el empobrecimiento. Para abrir el camino de la esperanza y ponerle freno a una Europa que se precipita hacia la catástrofe y la desintegración. Hemos estado luchando, convencidos y abnegados, en contra de una ataque nunca visto de fraude, extorsión y terrorismo psicológico. Teníamos frente a nosotros una coalición fatal de las fuerzas del ayer, una alianza impía de fuerzas internas y externas al país, que ha estado haciendo lo que ha podido para refrenar el deseo de nuestro pueblo de justicia social y una vida digna. Estamos orgullosos de haber llevado este peso y esta responsabilidad sobre nuestros hombros. Estamos satisfechos de la resistencia y el apoyo de una parte tan grande de nuestro pueblo, que ha multiplicado nuestros porcentajes electorales en tan solo un mes y medio. Se trata, por otra parte, de una proeza única en la reciente historia política de toda Europa. Pese a que finalmente no ha conseguido el primer puesto en las elecciones, Syriza ha pasado a aglutinar la mayoría de tendencias populares, progresistas y anti-rescate de nuestro pueblo. Hace un rato he llamado al sr. Samarás y le he dado la enhorabuena por que Nea Dimokratía haya quedado primero. Tiene la posibilidad de formar gobierno, pero este tendrá que basarse en la decisión popular, la que se ha fundamentado en lo estipulado en su programa electoral. Un gobierno que siga la dirección de los puntos electorales que han sido expuestos al criterio del pueblo griego que lo ha elegido. Nosotros, por nuestra parte, estaremos presentes en nuestro papel de oposición democrática. Sean cuales sean en lo sucesivo las posibilidades de reivindicación que resulten de la intervención del pueblo y de la fuerte presencia de Syriza, no solo es que no se las vayamos a regalar a los estusiastas del rescate, sino que exigiremos desde nuestra posición de oposición luchadora y responsable que el gobierno las tenga en cuenta en beneficio del pueblo. Y lo valoraremos según lo haga o no. En todo caso, todos debemos tener claro que las medidas de austeridad y de liquidación de lo pública no pueden continuar porque carecen del respaldo popular. Nuestro pueblo ha denunciado el rescate dos veces ya en un mes y medio. Ha sido necesario que todos los partidos reconozcan que el del memorando es un plan económico inviable. El rechazo al rescate se ha venido expresando clara y repetidamente por el pueblo. Y el gobierno que se forme en torno a Nea Dimokratía deberá tener muy en cuenta que en las cuestiones importantes no puede avanzar sin escuchar al pueblo, como ya hicieron los anteriores. No puede perseverar en una política que está demostrado que va plenamente en contra de la voluntad popular. Griegas y griegos, el tiempo nos dará la razón. Nuestra propuesta de revocar las condiciones de los rescates de la austeridad en Europa es la única solución posible, no solo para los griegos, sino también para el resto de pueblos europeos. Se trata en realidad del único arreglo posible para Europa. Desde el lunes, vamos a seguir luchando. Teniendo la seguridad de que el futuro no pertenece a los asustados, sino a los portadores de esperanza. Un nuevo día para Grecia acaba de irrumpir. Seguiremos en ello. Muchas gracias. http://www.left.gr/article.php?id=2778 Traducción de: Belén Martín-Ambrosio Francès