12 de junio de 2012

¿Y si las mujeres tomaran el mando como en Islandia?

Foto de ministra Islandesa---- Las mujeres de Islandia tomaron el mando y el país ha vuelto a su sitio -o casi- después de que banqueros y políticos pusieran la isla patas arriba. No hay concesiones partidistas ni gestos de cara a la galería. El objetivo: que "esto funcione", entendiendo como esto la protección del sistema de bienestar. Su receta: sentido común, de la colectividad y practicismo, intuición y visión a largo plazo. En la jerga técnica se llama sostenibilidad. Apenas cuatro años después el presupuesto estatal está casi equilibrado, las exportaciones superan a las importaciones y la moneda prácticamente se ha estabilizado. Lo cierto es que conceptos como esfuerzo, ética y responsabilidad, los valores clave para afrontar el futuro, según un panel de expertos del entorno elaborado por la Fundación Empresa y Sociedad y Ecofin, encajan como un guante en la fórmula aplicada en Islandia. Y son valores que predominan entre las mujeres, apuntan en sus conclusiones. La mayor parte de las actitudes y valores más necesarios se puede considerar que no tienen género, con algunas excepciones. La inteligencia emocional, la paciencia, el compromiso social o la vida de familia se identifican como más claramente femeninos. Mientras desdramatizar, junto con innovación y pragmatismo, son algo más masculinos que femeninos. Prioridades de la soc iedad española Los expertos consideran que las tres prioridades de la sociedad española en este momento son racionalizar la gestión pública (para el 55 por ciento de los empleados), mejorar la ejemplaridad institucional (55 por ciento) y potenciar la dimensión social de las empresas (22 por ciento). La racionalidad, los conocimientos técnicos, la competitividad y el afán por recompensas materiales, todos predominantemente masculinos, no nos permitieron prever la situación actual El enfoque no es nuevo, la socióloga Geert Hofstedeya señaló en 1999 un modelo que oponía los valores laborales que enfatizan la cooperación y el apoyo social, mientras que otros ponen el foco en la competición, las recompensas materiales y laborales. También encontró que los hombres y las mujeres eran más diferentes en los países masculinos (de acuerdo con los roles de género tradicionales) y más parecidos en los países femeninos (los que tienen características tradicionalmente femeninas). Respecto a esta teoría de la existencia de países masculinos y femeninos, un estudio reciente de Mckinsey & Company recogía las tesis de Hofstedeya y apuntaba como países prototipo de masculinidad Japón, Alemania, Austria, Suiza e Italia, frente al grupo de cabeza de los considerados países femeninos, Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca. Aunque al cruzar los modelos de Mckinsey y la socióloga holandesa no había una coincidencia absoluta sobre el perfil de los diferentes países, sí la había en un caso: Alemania, un país presidido por una mujer, pero en el que solo hay un 2 por ciento de mujeres en las juntas directivas de las principales compañías, frente a países como Suecia o Noruega, con un 17 y un 14 por ciento respectivamente. Islandia es un buen ejemplo. Tras la bancarrota que sufrió el país en 2008, las mujeres constituyen la mayoría del Gobierno. Se despidió a los consejeros delegados de los bancos que habían quebrado, todos varones, se cambió de nombre a las entidades y se colocó al frente a mujeres. Pero no se trata de un relevo de género, sino de modelo. La primera ministra islandesa, Jóhanna Sigurdardóttir, lo resumió así: "Antes de la crisis islandesa mandaban los jóvenes varones". Más preparadas ¿Las mujeres están más preparadas para afrontar la crisis? En realidad no es una cuestión de género, sino de enfoque y valores, según de desprende del estudio realizado por la Fundación Empresa y Sociedad. De momento, el 70,98 por ciento de las empresas españolas no cuenta con presencia femenina en sus consejos de administración en 2012, según un estudio realizado por Informa D&B. En el caso de estar obligadas a cumplir la Ley de Igualdad, aquellas que tienen más de 250 empleados, el porcentaje de empresas sin mujeres en su consejo se reduce al 62,52 por ciento. Según un estudio de PwC sobre la mujer directiva en España, el 60 por ciento de los licenciados en este país son mujeres, y el 45 por ciento del mercado laboral, pero al llegar a la alta dirección de las compañías, el porcentaje se reduce hasta un 10 por ciento. La presencia en consejos de administración está lejos de alcanzar los objetivos establecidos por la Ley de Igualdad para el año 2015. España no es una excepción. La comisaria europea de Justicia y vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, destacaba a principios de mayo esta realidad: solamente en los países en los que existen leyes que marcan cuotas sobre la presencia femenina en los consejos de administración de las empresas aumenta el número de mujeres directivas. Reding presentará en otoño una propuesta para mejorar la presencia femenina en los puestos de responsabilidad de las empresas europeas, que actualmente es sólo del 12 por ciento, y no descarta una iniciativa europea para imponer una cuota mínima.http://www.mujeresenigualdad.com/Y-si-las-mujeres-tomaran-el-mando-como-en-Islandia_es_3_1_1770_0.html