5 de julio de 2012

Alertan de un nuevo proyecto minero en el Pirineo navarro( en Auritz Berri/Espinal)

Martxelo DÍAZ | IRUÑEA-- Una mina de sílice en Aurizberri es el nuevo proyecto extractivo que amenaza al Pirineo navarro. Lo denunció ayer la coordinadora Monte Alduide, que recordó que Magna sigue sin permiso para explotar Zilbeti. La coordinadora Monte Alduide (formada por las plataformas Erdiz Bizirik, Zilbeti Bizirik y Mendiaundi Bizirik) y SEO/BirdLife alertaron ayer en Iruñea de que se ha resucitado un nuevo proyecto minero en el término de Mendiaundi, situado en Aurizberri, para extraer sílice. Un plan imilar, en la misma zona, fue rechazado en 2007 por el Gobierno navarro por no cumplir las exigencias medioambientales. Ahora, en cambio, se ha comenzado a tramitar administrativamente. El proyecto de Aurizberri, impulsado por la empresa Sílices de Navarra, se une a los de las minas de Erdiz y Zilbeti, elaborados por Magna. Estos colectivos recordaron que la empresa no dispone de los permisos necesarios para la extracción de magnesita en Zilbeti, ya que aunque el Gobierno navarro ha dado su autorización no cuenta con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), imprescindible al afectar a regatas y cabeceras. «La opinión pública puede pensar que Magna está ya operando en Zilbeti, pero esto no es así, ya que no dispone de todos los permisos que precisa», destacó Ramón Elósegui, portavoz de SEO/BirdLife, que recordó que, además, hay interpuesto un recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Nafarroa y la UE ha admitido una queja contra este proyecto. Junto a ello, Elósegui subrayó que Magna ha reconocido que el proyecto de mina de Zilbeti es transitorio a la espera de poder superar las trabas que actualmente le impiden explotar el yacimiento de Erdiz, paralizado por la oposición que provocó en Baztan. Asimismo, el portavoz de SEO/BirdLife destacó que los proyectos mineros van en contra de tratados internacionales, como el suscrito en 1856 entre Madrid y París por el que se ceden los pastos de la vertiente norte del monte Alduide a los pastores de Nafarroa Beherea o al convenio sobre protección de cuencas hidrográficas transfronterizas suscrito en 2006, ya que las minas afectan a cabeceras del Aturri. Junto a ello, recordó que todo el entorno, 9.000 hectáreas, está calificado como ZEC, Zona de Especial Conservación mediomanbiental, en la que anida el pico dorsiblanco, una especie de pájaro carpintero que se encuentra en extinción y que solo anida en el Pirineo navarro. Xabier Errea, de Mendiaundi Bizirik, denunció que «el Pirineo navarro en 30 años no tenido ninguna inversión para desarrollo propio y sostenible y ahora aparecen estos proyectos que impiden que se continúe trabajando en el turismo o en el sector primario».Gara