19 de julio de 2012

El anticomunismo avanza: Moldavia prohíbe la hoz y el martillo

El parlamento de Moldavia acaba de aprobar la prohibición del símbolo comunista del martillo y la hoz. Con el voto a favor de los partidos de la Alianza Europea, se aprobaba el 12 de julio con 53 votos a favor. Cuando la Ley entre en vigor, el Partido Comunista no podrá realizar propaganda con su propio símbolo. También se prohíben las banderas soviéticas en la celebración del 9 de mayo (día de la victoria del Ejército Soviético contra los nazis). Los premios soviéticos (descuentos en transporte para veteranos de guerra etc) dejarán de tener validez. El secretario general del Partido Comunista Moldavo, Vladimir Voronin, ha afirmado que la intención de la Ley es la eliminación electoral de su partido y ha adelantado que denunciarán la Ley ante el Tribunal Constitucional. Hay que añadir que de los 4 partidos con representación parlamentaria, el Partido Comunista es el más votado, llegando su representación a ser casi como la de la suma de los otros 3 partidos. Con la caída de la URSS el Partido Comunista fue ilegalizado, siendo refundado en 1994. Ese mismo año la derecha intenta integrarse en Rumanía pero el pueblo en referéndum no lo autoriza. En 1998 el Partido Comunista es el Partido más votado, pero no consigue la mayoría reforzada que necesita para gobernar. El resto de Partidos forman un bloque anticomunista que elige gobierno. En 2001, el Partido Comunista gana ampliamente las elecciones, siendo elegido Presidente Vladimir Voronin. En 2005 es reelegido y continúa con las reformas económicas. En 2009, los comunistas vuelven a ganar las elecciones, pero la oposición sale a la calle al más puro estilo de la "revolución naranja". Parte del parlamento fue tomado y quemado, fue un intento de golpe de Estado. Tras estos sucesos se repiten las elecciones, pero Voronin no logra formar gobierno pese ganar las elecciones. Desde noviembre de 2010 hasta finales de 2011, Moldavia estuvo sin gobierno, al no ponerse de acuerdo la alianza anticomunista para elegir gobierno. A finales de 2011, consiguen consensuar un candidato (totalmente fuera del plazo constitucional) y eligen a Timofti. Este es el gobierno que prohíbe la hoz y el martillo. No es la primera vez que ponen importantes trabas y criminalizan al comunismo moldavo. En los últimos 20 años ha superado todo tipo de persecuciones y aún así sigue siendo el partido más votado. El actual gobierno no es legal, en tanto que ha sido elegido sin cumplir escrupulosamente la Ley. Los comunistas saldrán reforzados de esta persecución, como ya hicieron tras su prohibición en 1992.http://culturabolchevique.blogspot.com.es/2012/07/el-anticomunismo-avanza-moldavia.html