22 de julio de 2012

"El Régimen monárquico ha traicionado a nuestro país. Es la hora de la III República"

Escrito por Miguel Pastrana, /UCR--- Intervención del Secretario Federal de la asociación Unidad Cívica por la República (UCR), Miguel Pastrana, en el acto público "Aniversario de la Resistencia republicana al Golpe de Estado fascista de 1936". Ateneo de Madrid, 20 de julio de 2012 Buenas tardes, compañeros y compañeras. Un año más, la Coordinadora para la Memoria Histórica y Democrática de Madrid y la Agrupación Ateneísta "Juan Negrín" conmemoramos, en este Ateneo, la heroica resistencia del Pueblo español republicano al Golpe de Estado fascista de julio de 1936. No por muchas veces que recordemos esta efeméride, pierde sentido. Al contrario; lo gana. Nos ubica en la concepción profunda de unos valores democráticos, humanos, sociales... que constituyen la base de cuanto de mejor hemos logrado como Pueblo -como federación de pueblos- en nuestra Historia. Hoy estamos aquí para rendir Homenaje a héroes de verdad, a patriotas de verdad. Es decir, a hombres y mujeres que se jugaron la vida por el prójimo y por un Ideal colectivo donde, parafraseando el adagio, nadie fuese más que nadie. Por la República. (JUSTICIA PARA LOS Y LAS ANTIFRANQUISTAS ES TAMBIÉN JUSTICIA PARA NOSOTROS) Siempre hemos tenido clara la importancia de recordar esa fecha. Por eso, en cuanto hemos tenido algunos medios, aquí en el Ateneo, desde hace algunos años, la recordamos. Es un motivo de salud democrática. Pero este año, además, con el brutal ataque que está sufriendo el Estado Social; que estamos sufriendo los ciudadanos y ciudadanas de este país, el acto de hoy cobra una especial y necesaria significación. Porque la defensa de nuestros compañeros y compañeras de 1936 es nuestra defensa, y la injusticia que sufrieron -que siguen sufriendo- tras la victoria franquista, es también la nuestra; forma parte de la injusticia de la cual estamos siendo objeto ahora, y la explica: su origen, sus antecedentes... Por eso su Verdad, su Justicia y su Reparación, son también las nuestras. ¡También! Lo hemos dicho siempre y hoy cobra más sentido que nunca. (UNAS PALABRAS SOBRE LA LABOR DE LA AGRUPACIÓN ATENEÍSTA “JUAN NEGRÍN”) La situación que padece este país, que estamos padeciendo, la conocéis. No me explayo por tanto sobre ella. Pero sí quiero señalar que también aquí, en el Ateneo, la estamos sufriendo. También aquí estamos empeñados en una tremenda, feroz batalla por la supervivencia. Por mantenernos como institución social, independiente y democrática. Y esto, os lo refiero por dos cosas: La primera, para comprender que no siempre conseguimos atender todas las peticiones que quisiéramos, o estar en otros sitios que nos gustaría, frentes de lucha necesaria, estando -como estamos- enfrascados en éste. Y el segundo motivo, es para que permanezcáis en alerta, por si vuelve a ser necesaria la intervención de la Agrupación Negrín, vuestra intervención, para garantizar que el Ateneo siga siendo lo que es, lo que históricamente ha sido. Ya hace algunos años lo conseguimos, recordad. Habrá, ya hay, dificultades. Pero vosotros y vosotras sois el Ejemplo de la superación. La vanguardia. (AGRADECIMIENTO A UN DIPUTADO REPUBLICANO) Decir "Negrín" es decir lucha, resistencia, no-capitulación. Esto adquiere mayor relieve frente a un Gobierno -el de la Nación- y un Régimen -el de la Monarquía-, que han capitulado; que se han rendido a la Dictadura de los Mercados. ¡Que se han rendido! ¿Cómo van por tanto esas personas, este Régimen, a hacer Justicia con los hombres y mujeres que lucharon hace 76 años? Es imposible. Son el espejo de su propia carencia. Por eso, también, hace falta otro Régimen: la III República. Vosotros sabéis que siempre hemos dado un matiz patriótico a esta conmemoración, entendiendo -como entendían los republicanos históricos- que el patriotismo verdadero es el del Pueblo internacionalista; la España federal y plurinacional, republicana, en nuestro caso. Quiero aprovechar en este momento para agradecer al diputado Iñaki Anasagasti, que nos ha expresado su apoyo a este acto y lo ha anunciado en su blog. (EL REY ENCABEZÓ EL CONSEJO DE MINISTROS EN EL QUE SE HA VENDIDO A ESPAÑA) Hablaba, de patriotismo. Algunos no acababan de comprender que lo incorporásemos como un valor republicano, social, democrático -de izquierdas, si se me apura- en estos actos. Pero hoy, cuando el Rey en persona ha encabezado el Consejo de Ministros en que España ha capitulado, aparece nítido aquello que decía Antonio Machado: "en los trances duros, los señoritos invocan la Patria, pero la venden. El Pueblo la compra con su sangre, y la salva". Amigos y amigas -esto lo añado yo-, con independencia de los Gobiernos, nunca imaginé oír a un Presidente diciendo en el Congreso - y son palabras literales- "que los españoles no podemos elegir", que "no tenemos libertad de elección". ¡Qué vergüenza, amigos míos, qué vergüenza! Y ver al Comandante en Jefe de nuestras Fuerzas Armadas, al que todavía es Comandante en Jefe, el Jefe del Estado, al Rey, avalando eso: la rendición de nuestro país. ¡Qué bochorno! Lo digo también como soldado que fui durante varios años. Han traicionado a nuestro país, vendido a nuestro Pueblo. ¡Qué vergüenza! No hay Mundial ni Eurocopa que redima eso. Que se vayan, por favor, ¡fuera! Hasta Pedro J. Ramírez escribía en su editorial en "El Mundo" del 15 de julio: "España se ha convertido en un Estado Fallido, en un Protectorado". Demos gracias al Rey -esto lo digo yo-, a su Régimen, a su Constitución. Sí, la suya. Que nadie olvide nunca, por favor, la imagen del Rey -es el símbolo- en el Consejo de Ministros en que se vendió a nuestro país. ¡Que nadie la olvide! (LA ÚNICA SOLUCIÓN PARA NUESTRO PAÍS ES UNA REPÚBLICA DIGNA DE TAL NOMBRE) ¿Qué hacer en esta hora? Indignación, con motivo, tenemos mucha. Luchas sectoriales, con justicia, todas. Pero hace falta el elemento vertebrador y constructivo. El objetivo que unifique. Y ese objetivo es la República. La República como queremos que sea, como sabemos que es: solidaria, participativa, democrática... Llena de potentes contenidos sociales. Lo que sabemos, lo que queremos. El Régimen monárquico dice que no puede hacer otra cosa sino rendirse a la Dictadura de los Mercados. Nosotros, por republicanos y republicanas, afirmamos que no podemos sino luchar. ¡Luchar! Nuestro objetivo, por tanto, es la substitución del Régimen. No, desde luego, su reforma. Tampoco un contrapoder o poder alternativo, aunque puedan constituir etapas. Pero nuestro objetivo, abiertamente, es la conquista democrática del Poder y la instauración de un Régimen republicano que sirva al Pueblo y sea del Pueblo. ¡Ese es nuestro objetivo! El Régimen de la Monarquía ha traicionado a nuestro país. Es la hora de la III República. Lo afirmo solemnemente y como Secretario Federal de una de las principales asociaciones republicanas de este país. Nada ni nadie nos apartará de la lucha por la III República española. Muchas gracias. ¡Viva la República!