7 de julio de 2012

Valderas: "Defenderemos el Estatuto y no permitiremos que Andalucía sea una comunidad de segunda"

El Coordinador General de IU LV-cA y vicepresidente, Diego Valderas, ha subrayado que Andalucía no va a ser una Comunidad de segunda categoría, ni en el plano de la financiación ni de las competencias que tienen las entidades locales y ha recordado el respaldo por “unanimidad” que los grupos políticos representados en el Parlamento andaluz dieron al Estatuto y en este sentido ha señalado que “no permitiré ningún retroceso en el desarrollo del mismo” además de interpretar que esta circunstancia le hace pensar que esta será “una reclamación común” de todos. Valderas ha realizado estas declaraciones en Granada, donde ha mantenido sendos encuentros institucionales con el alcalde, José Torres Hurtado, y el presidente de la Diputación Provincial, Sebastian Pérez, en el marco de la ronda de encuentros con representantes de las instituciones locales. Asimismo, ha asegurado que en la reunión que mantendrá con el ministro Montoro el próximo martes en Madrid, a la que también asistirán el viceconsejero del departamento, Jose Manuel Pérez Tapia y el director general de Administración Local, Antonio Maillo, le recordará al ministro “que los ayuntamientos también son Estado” y que no pude haber un paso atrás en la financiación y en las competencias de las entidades locales. Igualmente insistirá, como ya le ha sido trasladado al ministro en la carta que la vicepresidencia le remitió el pasado día 29, que convoque ”cuanto antes” la Conferencia Sectorial para Asuntos Locales, ya que dado el reconocimiento que esta órgano ha recibido como instrumento de relación multilateral y articulación política, es el marco adecuado para debatir cualquier cambio que afecte a los ayuntamientos. El vicepresidente, a preguntas de los medios de comunicación, también ha comentado que de entrada rechaza la supresión de mancomunidaes y consorcios planteda por el Gobierno central y que cualquier decisión que se tome en este sentido tiene que pasar por el diálogo.