27 de agosto de 2012

La marcha obrera del SAT llega este lunes a Cádiz

La marcha obrera del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) que está recorriendo la comunidad andaluza llegará este lunes a la provincia de Cádiz y así, partirán desde la localidad de El Puerto de Santa María a las ocho de la mañana para recorrer el camino hasta la capital gaditana realizando una parada en el municipio de Puerto Real. En rueda de prensa durante la presentación en Cádiz de la marcha, el portavoz del SAT, Diego Cañamero, ha puesto de manifiesto la "grave" situación de la provincia "con más paro de la Unión Europea", especialmente en las localidades de la Sierra, donde el desempleo, según ha indicado, "roza el 45 por ciento". En este sentido, ha explicado que "muchos" trabajadores de esta zona de la serranía gaditana están "buscando desesperadamente trabajo" en Bélgica o Francia, en Cataluña "o en la recogida de la fresa" pero, según Cañamero, "no encuentran nada y la situación es de desesperación total". Así, ha asegurado que en estos municipios "se está volviendo a la caza furtiva" para poder subsistir ya que, según apunta, los vecinos están "vendiendo todo lo que tienen a mano para poder comer". Además, ha considerado "humillante" la eliminación del requisito de las 35 peonadas. Por eso, tanto Cañamero como Sánchez Gordillo han animado a la ciudadanía a apoyar la marcha ya que, según aseguran, hay momentos en la Historia "en los que la rebeldía es imprescindible, porque la sumisión es complicidad". Ambos se han calificado como "rebeldes y revolucionarios" desde el punto de vista de la "no violencia activa" que promulgaba Gandhi. Tras recordar las diferentes acciones que el movimiento está realizando en los últimos meses, Cañamero se ha detenido en el "acto simbólico de la expropiación de comestibles" --en referencia a la acción que protagonizaron en dos supermercados de Ecija y Arcos de la Frontera--, asegurando que lo hicieron para llamar la atención sobre las 350.000 familias que se encuentran "sin protección alguna y que tienen que comer". Según han explicado, las marchas en Andalucía están sirviendo para denunciar la política del Gobierno y de Europa, y persigue cinco objetivos fundamentales: una renta básica para familias sin derecho a prestaciones; un plan "de choque" para dar trabajo a los parados entre tres y seis meses; que las tierras públicas pasen a manos de cooperativas; no dejar a nadie sin vivienda "para que se las queden los bancos y las dejen cerradas"; y finalmente, decir "no a los recortes".Europapress.