27 de agosto de 2012

La pólvora de la izquierda europea aguarda el chispazo griego

Publico--- Desde 2010, Grecia no ha tenido ni una sola semana sin huelgas o manifestaciones (los trabajadores han realizado 17 huelgas generales; dos de ellas, de 48 horas). Además, miles de manifestantes han rodeado el parlamento en numerosas ocasiones. Y la campaña No pago llegó a un nivel en el que casi la mitad de los conductores se negó a abonar dinero al pasar por los peajes de carretera. “Ha sido esa presión popular, con miles de protestas, la que ha metido miedo a los dos grandes sindicatos y partidos políticos, y ha dado miles de votos a Syriza”, valoró Sotoris Martalis, miembro del partido, la segunda fuerza más votada en las elecciones del pasado junio. Durante su conferencia en la III Universidad de Verano de Izquierda Anticapitalista, celebrada el sábado en Banyoles (Girona), Martalis puso en valor el pulso que mantienen los ciudadanos en las calles de su país. En Atenas, por ejemplo, explicó que los activistas de izquierdas están logrando frenar el avance de las patrullas nazis de Amanecer Dorado, que tratan de tomar dos o tres barrios de la capital. Cinco puntos clave-- Políticamente, la receta del éxito de Syriza se basó en cinco propuestas básicas: cancelar el memorándum, nacionalizar bancos y empresas estratégicas de sectores como el transporte, poner tasas al capitalismo, eliminar la mayor parte de la deuda y no aceptar ni hacer sacrificios para que Grecia se mantenga en la zona euro. A pesar de su ascenso espectacular -recibió el 26,9% de los votos- la formación se quedó a menos de tres puntos de Nueva Democracia, el partido ganador. Al término de su intervención, Martalis apeló a la unión internacional, al reivindicar que la crisis del capitalismo no se puede solucionar solo en Grecia, aunque la mayoría de los ponentes de las jornadas coincidió en que “la mecha de la revolución se tiene que prender en Atenas”. “Los capitalistas están atacando a toda Europa. Pero la cadena del capitalismo es tan fuerte como fuerte es la parte más débil de la cadena. Si se rompe en Grecia, vamos a ver qué pasa en España o Italia”, apuntó el político griego. Uno de los estandartes del programa político de Syriza -la eliminación de la deuda- fue un pilar de las jornadas de Izquierda Anticapitalista, celebradas bajo el lema No pagaremos su deuda y que contaron con más de 60 talleres y conferencias. Entre los ponentes se encontraron Pere Rusiñol, Eric Toussaint, Salvador López Arnal, Marta Sibina, Esther Vivas, Javier Couso, Olivier Besancenot, Arcadi Oliveres o Joan Benach, entre otros. Las jornadas se celebraron por tercer año consecutivo en Banyoles (Girona) y estuvieron enfocadas a “la formación política que ya no se imparte en las universidades”, explicó su coordinador, Andreu Coll. “Hoy en día, hay estudiantes que terminan la universidad sin haber abierto un solo libro”. El objetivo es reavivar los encuentros de formación y organización que en el pasado organizaron la revista El viejo topo o el Partido Comunista, entre otros. 15M, ajustes, Andreu Coll, Arcadi Oliveres, bancos, crisis, derechos, deuda, economía, El viejo topo, Eric Toussaint, España, Esther Vivas, Grecia, Izquierda Anticapitalista, Javier Couso, Joan Benach, Marta Sibina, neoliberalismo, No pago, Nueva Democracia, Olivier Besancenot, paro, Partido Comunista, PC, Pere Rusiñol, recortes, Salvador López Arnal, sindicatos, Sotoris Martalis, Syriza.http://maspublico.com/2012/08/26/la-polvora-de-la-izquierda-europea-aguarda-el-chispazo-griego/