3 de septiembre de 2012

El diputado de IU , Alberto Garzón, se une a las marchas de Sánchez Gordillo en Sevilla y Málaga

El diputado nacional de IU por Málaga, Alberto Garzón, se unirá a las marchas obreras en las provincias de Málaga y Sevilla que el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) prevé que sean muy numerosas y en las que anuncian que continuarán con "acciones sorpresa" similares a las que vienen realizando por toda la comunidad andaluza. Tras pasar por Jaén, Córdoba, Cádiz y Granada, este lunes el sindicato comienza su andanza en Casabermeja (Málaga). Hasta en dos ocasiones ha modificado el SAT la fecha y el recorrido previsto para la marcha malagueña dada la negativa de la autorización de la Subdelegación del Gobierno, que finalmente ha aceptado el recorrido previsto por la sierra malagueña, haciendo noche en Fuente de la Reina para concluir en la plaza de la Constitución de la capital el martes a mediodía, según ha explicado el secretario general del SAT, Diego Cañamero. Cañamero, que estará presente tanto en la marcha de Málaga como en la de Sevilla, ha apuntado que han sido numerosos los colectivos que han expresado su apoyo a las acciones del SAT y que les han trasladado que se sumarán a la marcha de Málaga, por lo que se espera que sea "muy concurrida". También ha indicado que se unirán a ella diferentes representantes políticos, entre ellos el diputado nacional de IU por Málaga, Alberto Garzón. El miércoles a las 9,00 horas comenzará en Utrera la marcha por la provincia de Sevilla, con paradas en Los Palacios y Villafranca y Dos Hermanas, en cuyos pabellones deportivos harán noche los participantes en la marcha antes de alcanzar la capital hispalense el viernes por la tarde. Todas las miradas fijas en Sevilla Cañamero ha apuntado que la marcha de Sevilla será "muy importante", probablemente la más sonora de todas las realizadas por la comunidad, dado que también confluirá con otra marcha procedente de Huelva. Así, el SAT pasará por el Hospital Virgen del Rocío, donde mostrarán su apoyo al sector contra los "recortes" en sanidad, así como por sedes universitarias, para terminar en la Delegación del Gobierno (Plaza de España). El dirigente del SAT no ha ocultado que la repercusión que están teniendo sus marchas y acciones, así como la participación en las mismas, han "desbordado todas sus previsiones". Para Cañamero, se trata de "un síntoma de que hay malestar en la sociedad y necesitan que alguien lidere ese malestar, ya sean funcionarios, trabajadores en paro, estudiantes o cualquier sector". "El Poder está nervioso" Así, ha señalado que el hecho de que "desde algunos sectores y medios de comunicación se está intentando criminalizar las marchas es una muestra de que el poder está nervioso". "Las marchas están removiendo las conciencias de mucha gente y poniendo en evidencia lo mal que lo está haciendo el Gobierno. La población sencilla se está dando cuenta de que la crisis es una estafa que están empleando los poderes para saquear al pueblo y concedérselo a los banqueros, y estas acciones pueden ser un polvorín que se extienda por todo el territorio", ha apostillado.