29 de septiembre de 2012

La dictadura no quiere testigos: Policía prohíbe la entrada de personas con cámara a Neptuno

Kaosenlared--- La dictadura es cada vez más descarada en sus formas y procedimientos. Después de que el mundo entero haya podido ver cómo se las gasta el régimen capitalista español, las autoridades totalitarias que gobiernan tanto la ciudad de Madrid como el gobierno español, no quieren más testigos gráficos... *Última hora: Más de tres horas después de empezar la protesta, con decenas de miles de personas abarrotando Neptuno y las calles aledañas, con decenes de streaming, estatales e internacionales, que han conseguido, desafiando las amenazas de la policía y las tácticas de censura del gobierno, emitir en directo los acontecimientos, la Delegación del Gobierno rectifica y ahora, según informan diversos medios, está dando "facilidades" para la cobertura mediática y en directo del acto. Sin más, una vez han visto que en les ha sido imposible conseguir su propósito censurador, ahora pretenden mitigar la imagen de gobierno totalitario, antidemocrático y franquista que su decisión de censurar la protesta ha dado al mundo entero. Ante tal hecho, solo podemos decir... Información real y sin endulcurar de lo sucedido este 29S en Madrid, por obra y gracia del gobierno franquista de Mariano Rajoy: Según informa Acampada Sol, la policía está prohibiendo la entrada a toda persona que porte una cámara e impide el paso a medios de comunicación. Varios medios acreditados, como Al Jazera o Diario Progresista, lo estámn confirmando también a través de sus cuentas de twitter. La Policía pide a las unidades móviles de TV que abandonen Neptuno por "seguridad nacional". Los que se queden, "bajo sus responsabilidad". Fascismo puro y duro. No obstante, los periodistas no aceptan las órdenes de la Policía y se han quedado en la Plaza de Neptuno, pese a la amenaza de multas. Los cuerpos de seguridad habían obligado a desmantelar las estructuras y los dispositivos que tenían instalados en la zona para cubrir la nueva manifestación de 'Rodea el Congreso'. Así, pase lo que pase, el mundo entero puede saber ya cómo se las gasta el gobierno neofranquista del PP, que está tratando por todos los medios de implantar la cenusra previa y acabar con la libertad de información en las protestas de Madrid. Los presentes infornan también de que la policía está usando inhibidores de frecuencia, para evitar así las comunicaciones con el exterior de los presentes, así como la cobertura vía streaming desde teléfonos móviles. Los organizadores de la protesta han pedido a los vecinos de los alrededores que abran sus wifis para abrir nuevas vías de escape a la estrategia totalitaria del gobierno. Además, según informaba esta mañana eldiario.es, el Ayuntamiento de Madrid ha prohibido a los medios de comunicación la instalación de grúas, andamios y otras estructuras para la cobertura de la manifestación convocada para este sábado 29 de septiembre. Las razones esgrimidad para tal ataque claro y directo a la libertad de información y al derecho ciudadano a estar informado de lo que ocurre en Madrid en directo, es que dichas estructuras impiden la circulación en una de las zonas de aparcamiento de Neptuno y que están dentro de la zona de seguridad de los antidisturbios. Tanto el 25-S como en la concentración del día siguiente, diferentes cadenas de televisión y productoras audiovisuales instalaron grúas y andamios que permitieron que medios como rtve.es o elpais.com transmitieran en directo la señal en vídeo. Esas instalaciones contaban con la autorización expresa del Ayuntamiento de Madrid, que hoy la ha negado, y gracias a ellas pudieron verse imágenes como las de la ya tristemente famosos cargas policiales, las detenciones arbitrarias o la acción de algunos infiltrados de la policía reventando la concentración. Hoy, al parecer, el régimen no está dispuesto a que estas imágenes, que es probable vuelvan a repetirse, den de nuevo la vuelta al mundo. La dictadura cada día usa métodos menos sutiles.