7 de septiembre de 2012

Sobre la nueva reunión de Cumbre Social del 10 de septiembre y las movilizaciones previstas

6 de septiembre, por Ecologistas en Acción --- El pasado 25 de julio Ecologistas en Acción participó en la reunión convocada por CC OO y UGT. Tanto en el texto de la convocatoria como en las intervenciones iniciales de Toxo y Méndez, se señaló que el conflicto social planteado ante la actual política de recortes trasciende al ámbito laboral y que, por ello, habían decidido impulsar una reunión que permitiese comentar y contrastar pareceres sobre la necesaria respuesta a las medidas de ajuste impuestas por el Gobierno. Se propuso crear una mesa que moderase la reunión y Ecologistas en Acción fue invitada a formar parte de esa mesa. Con posterioridad a la celebración de la reunión, el 26 de julio se difundían en los medios de comunicación el nacimiento de “Cumbre Social”, una estructura de coordinación para articular la respuesta ante los recortes y la “Declaración de la Cumbre Social”. Ni con carácter previo a la reunión, ni durante la misma, Ecologistas en Acción tuvo conocimiento de la intención de crear este espacio ni de difundir un declaración conjunta. Además, los contenidos de la declaración son profundamente ajenos a los planteamientos del ecologismo social y entraban claramente en conflicto con la intervención que Ecologistas en Acción hizo en la reunión del 25 de julio. Por ello, el mismo 26 de julio Ecologistas en Acción solicitó la retirada del nombre y logo de su organización de la declaración. La petición fue atendida por CCOO, que ofreció algunas explicaciones sobre cómo se había llevado a cabo el proceso. Una vez transcurrido el mes de agosto, en el que la Secretaría Confederal –el órgano de coordinación de la organización– no se reúne, Ecologistas en Acción ha decidido no participar en la segunda convocatoria de Cumbre Social convocada para el 10 de septiembre. Nos parece necesario, y forma parte de las señas de identidad de Ecologistas en Acción, debatir y contrastar análisis y propuestas con todo tipo de colectivos, incluso con aquellos con los que existen profundas divergencias. Sin embargo, nuestra organización discrepa en diferentes aspectos tanto del contenido como de la forma en este proceso. Por otra parte, Ecologistas en Acción, a tenor de los contenidos de la Declaración de la Cumbre Social, cree que los análisis se encuentran desenfocados, que no sitúan los ejes centrales de la crisis que vivimos y que presenta graves carencias en lo relativo a la crisis ecológica y social que atravesamos. Especialmente errática nos parece la consideración de que se está quebrando “el modelo de convivencia de los últimos 35 años” y la idea que subyace de que reproducir ese modelo es la salida a la crisis. En los últimos 35 años se ha agravado el desbordamiento de la biocapacidad del territorio del Estado español; un tsunami de cemento ha cubierto una buena parte del territorio; se creó y potenció la burbuja inmobiliaria y una enorme deuda; se gestaron todas las políticas de la Unión Europea; el Estado español se integró en la OTAN; las multinacionales españolas comenzaron su carrera depredadora en los países de la Periferia; las emisiones de gases de efecto invernadero se incrementaron de una forma alarmante; se denominó riqueza y prosperidad a lo que en realidad era engrosar indicadores monetarios a costa de que una gran parte de la población se hipotecase por décadas... Ignorando las restricciones físicas del planeta y las verdaderas raíces de la crisis se corre el riesgo de hacer propuestas inviables que agravan la situación social y ambiental, alentando la idea de que la salida de la crisis económica es reproducir el modelo anterior de crecimiento que es precisamente el que la ha provocado con todas las bendiciones de los diferentes gobiernos de las últimas décadas. Para Ecologistas en Acción, la denuncia de la ilegitimidad de la deuda, la crítica y denuncia del papel de la Unión Europea, la inviabilidad del un modelo que no reconoce la existencias de límites físicos y la visibilidad del espacio doméstico como aquel al que se obliga a afrontar lo aspectos más dramáticos de los ajustes, son aspectos centrales. Ante las movilizaciones de septiembre--- Ecologistas en Acción continúa defendiendo la necesidad de articular un movimiento amplio que frene los recortes y propugne un cambio de modelo. En este sentido acudirá a la movilización del 15 de septiembre en el bloque crítico constituido junto con otros movimientos sociales. Ecologistas en Acción seguirá apostando por alentar la desobediencia civil pacífica y las acciones directas no violentas que promuevan una cambio de modelo económico y el establecimiento de prácticas de democracia participativa, como por ejemplo, la que se está organizando para el próximo 25 de septiembre.