20 de octubre de 2012

Confirmado: el 14-N, ¡todos a la huelga!

UCR
En declaraciones a los medios durante la celebración del Consejo Confederal de CCOO, el secretario de Comunicación del sindicato, Fernando Lezcano,  ha subrayado que el 14 de noviembre, miércoles, se celebrará la "primera huelga ibérica de la historia", puesto que la convocatoria española coincidirá con el paro general anunciado por el sindicato mayoritario portugués, la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP). 

El sindicato CCOO ha anunciado una huelga general en España para el próximo 14 de noviembre. Lezcano ha añadido que la huelga tiene "amplias posibilidades" de expandirse a otros países europeos, "especialmente del sur y más particularmente en el caso de Grecia", ha precisado.

La fecha elegida coincide, además, con la jornada de movilización en toda la UE acordada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), tal y como pretendían CCOO y UGT.

El Consejo Confederal de CCOO se encuentra reunido para votar formalmente sobre la convocatoria, a pesar de lo cual Lezcano ha dado por hecho el resultado favorable a la misma y ha indicado que CCOO llevará su determinación a la reunión de la Cumbre Social que se celebra esta tarde.

Ha resaltado que CCOO no tiene miedo al fracaso de la huelga y ha precisado que no conviene prejuzgar el resultado del paro general "no vaya ser que alguien se lleve una sorpresa". Dicho esto, ha añadido que si los sindicatos acuden a esta medida es "porque no queda otro remedio". "Qué más tenemos que aguantar, cuánto tiempo más tenemos que esperar", se ha preguntado al respecto.

Según ha dicho, la finalidad de la convocatoria es conseguir que se modifiquen las políticas económicas que emanan de la UE y que aplican los gobiernos de los estados miembros, ya que, en su opinión, después de dos años y medio de políticas de austeridad todos los países que las "padecen" están peor que antes. Además, ha señalado, "no hay ninguna posibilidad de remontar la situación económica".

Además de CCOO, en la Cumbre Social participan otros sindicatos como UGT, Unión Sindical Obrera o el sindicato de funcionarios CSI-F, y casi 150 organizaciones del ámbito social.

UGT pide "no tener miedo a perder un día de salario" y quiere que la huelga del 14N sea ciudadana
El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha pedido a los trabajadores que no tengan "miedo" a "perder un día de su salario" por secundar la huelga general que están ultimando los sindicatos para el próximo 14 de noviembre. De hecho, Ferrer ha emplazado a la gente a apoyar esta movilización porque las políticas del Gobierno "de recorte y ajustes" provocarán que "no se pierda un día de salario, sino el salario completo".

El Comité Confederal del sindicato, máximo órgano entre congresos, votará este viernes ir a la huelga general el próximo 14 de noviembre, pero con la idea de que esta movilización se convierta más en una protesta de toda la ciudadanía que de sólo una parte de ella, la de los asalariados.
Ferrer, en declaraciones a los medios antes de la reunión del Comité Confederal, ha explicado que hay "más que razones" llamar a la ciudadanía a un paro general. El sindicato apuesta por desarrollar una huelga general en la que "no solamente los asalariados puedan expresar su rechazo a las políticas antisociales y exigir cambios", sino que se convierta en "la huelga de los consumidores, es decir, también del conjunto de la ciudadanía", ha dicho Ferrer.

El objetivo de esta protesta, a la que aún le falta el visto bueno del Comité del sindicato, es expresar el rechazo social a las políticas de austeridad, que están llevando a las economías europeas al "suicidio". Según Ferrer, "ante las políticas erróneas y nada razonables" que está aplicando el Gobierno que encabeza Mariano Rajoy, UGT conjuntamente con CC.OO han "planteado alternativas razonables".
Así, ha subrayado que la manera de actuar del Ejecutivo "es autoritaria y ningunea a los sindicatos", para terminar defendiendo que "nadie podrá decir" que las organizaciones sociales no han hecho gestiones "para arrimar el hombro".


La idea de hacer en España una huelga general el 14 de noviembre se inscribe en el marco de una jornada de lucha europea, en la que otros países, sobre todo los periféricos, también emprenderán acciones de protesta y huelgas contra los recortes.