26 de octubre de 2012

CSI-F ejerce como sindicato del PP y se desmarca de la huelga general del 14N


Kaos en la red
Se suma a las tesis del gobierno y de la patronal y dice que se desmarca de esta protesta por “responsabilidad con el país”. ¿A cambio de qué?, ¿qué promesas les habrá hecho su partido, ahora en el gobierno? 

“CSI-F no secunda la huelga general por responsabilidad con el país, porque la acción sindical comienza a dar resultados y por independencia política”. Así lo ha anunciado el mayor sindicato de funcionarios a través de su cuenta de Twitter.

En la red social de microblogging CSI-F ha señalado que no se perdonaría “que la huelga influyera aunque sea mínimamente en un eventual rescate a España” y que por eso ha decidido no secundar esta convocatoria.

“La acción sindical comienza a dar resultado. El Gobierno ha empezado a reformar las administraciones públicas y ha abierto las mesas de negociación”, ha continuado el sindicato, que ha aseverado que “la huelga tiene componente político, coincide con una campaña electoral y se vincula a un referéndum”.

Posteriormente, en su página web, el sindicato ha asegurado que “la decisión se ha tomado tras escuchar a sus órganos ejecutivos a nivel autonómico y provincial, reunidos ayer y hoy en la Comisión Nacional, así como el sentir mayoritario de sus afiliados. Ha sido una decisión difícil y meditada, que se ha adoptado con independencia, transparencia y de manera democrática”.

La decisión del sindicato ha sido comunicada hoy mismo en rueda de prensa por su presidente, Miguel Borra, y a la vez se publicaba a través de Twitter. Borra ha explicado que “vivimos uno de los momentos más críticos de nuestra historia reciente y de aquí a final de año nos jugamos el futuro de nuestro país y la huelga sólo serviría para agravar la situación, convirtiendo en inútiles los sacrificios que los empleados públicos y todos los trabadores llevan realizando desde 2010”.

Asimismo, ha agradecido a los empleados públicos de toda España su apoyo, implicación y el sacrificio realizado durante los últimos meses con movilizaciones, medidas de presión y manifestándose todos los días en sus centros de trabajo, unas acciones que ha hecho mover ficha a la Administración.

Hoy mismo el Consejo de Ministros dará luz verde a la Comisión para reformar las administraciones públicas y eliminar duplicidades, ha indicado Borra, y el Gobierno se comprometió ayer por escrito con CSI-F, CCOO, UGT, CIGA y USO a abrir las mesas de negociación de las condiciones laborales que llevaban meses bloqueadas, con una política marcada por la inacción, la imposición, recortes y hechos consumados.

“Hablamos de desarrollar la carrera profesional, evaluar la productividad, impulsar un Plan de Ordenación de Recursos Humanos y por supuesto, un Pacto de Estado para que las condiciones de trabajo y los servicios públicos no estén al albur de los diferentes Gobiernos”, ha destacado el presidente de CSI-F.

Por último, el sindicato considera que la huelga tiene un componente político y CSI-F es una organización de carácter profesional e independiente. “La huelga se vincula a un referéndum y CSI-F no está para poner ni para quitar Gobiernos, ni está para compartir pancarta o cabecera con líderes políticos de ningún partido, que son los que nos han llevado a esta situación, ni con reivindicaciones que no sean estrictamente laborales”.

“Este referéndum se pide coincidiendo con las elecciones catalanas y además, la propia huelga se realiza en plena campaña electoral. Una campaña electoral de especial relevancia para toda España y para su futuro. Esto es un hecho inédito y CSI-F no va a romper su compromiso tácito de no hacer huelga en estos periodos”.

No obstante, Borra ha asegurado que esta decisión no da carta blanca al Gobierno, y que CSI-F seguirá en la calle manifestándose y “elevando la voz contra decisiones injustas”.