22 de octubre de 2012

Elecciones: El nacionalismo arrasa en Euskadi. El PP gana las elecciones en Galicia pero pierde 135.000 votos respecto a 2009

Elecciones: El nacionalismo arrasa en Euskadi. El PP gana las elecciones en Galicia pero pierde 135.000 votos respecto a 2009


El PNV tendrá que optar por pactar con EH Bildu o con PSOE, que son los únicos partidos políticos con los que alcanzaría la mayoría absoluta necesaria para un gobierno estable. El nacionalismo consiguió casi el doble de votos que PP + PSOE







España
César Pérez Navarro - Tercera Información
22-10-2012




Con una participación del 65,83% (64,68% en 2009) el nacionalismo de derecha (PNV) e izquierda (EH Bildu) ha conseguido su mejor resultado en unas elecciones en Euskadi mientras el bipartidismo cosecha su peor resultado. 34,64% (382.565 votos) para PNV, que no alcanza la mayoría absoluta y deberá pactar con Bildu (25% y 276.989 votos) o PSOE.



El PSOE pasa de los 315.893 votos obtenidos en 2009 (30,71%) a 211.939 votos y sólo un 19,13% de apoyo electoral, lo que quiere decir que pierde poco más de un tercio de sus votantes.



El PP pasa del 14,1% de 2009 al 11,73% actual, y pierde 3 escaños, una tendencia a la baja imparable (17,4% en 2005).



El PNV de Iñigo Urkullu se confirma como la fuerza más votada en Euskadi pese a perder cerca de 19.000 votantes y tres escaños respecto a 2009, mientras que la coalición Bildu obtiene un resultado histórico. Los votos nacionalistas casi doblan la suma de PP y PSOE.



EH Bildu (izquierda abertzale, Eusko Alkartasuna, Aralar y Alternatiba) supera de largo el mejor resultado de Euskal Herritarrok de 1998 (14 escaños).



Urkullu ya ha anunciado que no es momento de tomar decisiones "unilaterales", y ha abogado por el "respeto institucional". "Es necesaria la estabilidad y evitar la recentralización y las reformas unilaterales. Tengo la mano tendida al diálogo", ha afirmado. Mientras, los militantes y simpatizantes del PNV reunidos en Sabin Etxea, sede del PNV en Bilbao, no han cesado de gritar consignas a favor de la independencia y de la libertad de Euskadi.



Ni Ezker Anitza, la marca que reconoce IU federal, ni Ezker Batua (EB), escindida de la anterior, consiguieron escaño. Tampoco EQUO. UPyD consiguió mantener el suyo.



El PP gana las elecciones en Galicia pero pierde 135.000 votos respecto a 2009



La coalición Alternativa Galega de Esquerdas (AGE) alcanza el 14% de los votos. BNG se queda en el 10%. El PSOE pierde 230.000 votos de los 524.488 votos que consiguió en los anteriores comicios gallegos de 2009



Todos los partidos que obtuvieron representación en Galicia en 2009 pierden apoyo electoral, pero el PP consigue conservar su mayoría absoluta gracias al sistema electoral desproporcional y al hundimiento del PSOE. A pesar de obtener 135.000 votos menos que en las anteriores elecciones en Galicia y un 45,72% (46,68% en 2009), incrementa su número de escaños de 38 a 41. La fidelidad del electorado del PP gallego vuelve a colocar a Alberto Núñez Feijóo al frente del gobierno de la Xunta.



El PSOE vuelve a demostrar que el hundimiento de las pasadas elecciones generales no es coyuntural, y como otros partidos "socialdemócratas" europeos que abrazaron políticas neoliberales de recortes y austeridad, continúa perdiendo la confianza del electorado. Pasa de los 524.488 votos obtenidos en 2009 a 293.671 votos, es decir, 230.817 votos perdidos, cerca de la mitad de los que tenía.



La izquierda crece, pues la coalición Alternativa Galega de Esquerdas (AGE) de Xosé Manuel Beiras formada por IU y una escisión nacionalista del BNG llega al 13,99% y 200.101 votos superando a BNG, que pasa de los 270.712 conseguidos en 2009 a 145.389 votos y 7 escaños.



A pesar de que la suma de AGE y BNG supera en número de votos (345.490) al PSOE (293.671), entre ambas formaciones sumarían 16 escaños por 18 del PSOE.



La participación descendió levemente hasta el 63,80% (64,43% en 2009).



Cospedal se ha apresurado a hacer una lectura muy diferente a la que hizo de las elecciones andaluzas, entendiendo que los gallegos han premiado "las políticas de austeridad" que lleva a cabo el gobierno central. Los sondeos electorales a nivel estatal dicen otra cosa, sin embargo, pues el PP perdería casi un tercio de su apoyo en menos de un año de gobierno, quedándose en el 30%.