20 de octubre de 2012

En libertad el joven acusado por 'El Mundo' de "asaltar" un colegio religioso en Mérida

Público
Rafael González García de Vinuesa ha quedado en libertad con cargos de desórdenes públicos, por su presunta implicación en el "asalto" al colegio Salesianos de Mérida, en el transcurso de un piquete de medio millar de estudiantes en varios centros educativos de la ciudad.

El joven militante de IU y de las Juventudes Comunistas había sido detenido por su presunta implicación en la incursión en el interior del edificio del colegio religioso, realizando actos vandálicos, tal y como ha denunciado el director del centro, algo que González García de Vinuesa ha negado. "En comisaría me han preguntado si estuve en el recinto, si entré en el edificio, si llevaba megáfono y si le dije a la gente que entrara", ha explicado a Público.

A pesar de que no ha trascendido ningún documento que lo demuestre, el diario El Mundo publicó ayer la fotografía del joven militante de IU en portada acusándole de ser el "instigador" de los hechos, algo que ha sido descartado en comisaría. "La Policía en ningún momento me ha tratado como tal, y el ambiente ha sido relajado, ya que ellos me conocen, esto es un pueblo", ha asegurado González, que supone que será llamado a declarar "pronto", dado el nivel de "alarma social creado por ciertos medios".

Tras la detención, el joven ha decidido que presentará una denuncia contra el diario conservador. "Habrá que denunciar a El Mundo y a los medios de comunicación que han difundido estas mentiras sobre mí", ha adelantado, para esclarecer "las responsabilidades penales que tienen ellos". De todos modos, González García de Vinuesa, que señala que el día de ayer se terminaron los ejemplares del periódico conservador en los kioskos de Mérida, reconoce que el daño contra su persona ya está hecho: "Quedo marcado para toda la vida, aunque la justicia me dé la razón, siempre habrá un sector que creerá esa versión".

González ha sufrido ya amenazas, algunas de muerte. "Me han puesto en la diana de media España. Si un loco de estos al final lleva a cabo su amenaza, los culpables serán los medios que han publicado estas mentiras sobre mí", ha zanjado.

El diputado de IU en Extremadura Víctor Casco, presente en la detención de González García de Vinuesa, ha confirmado a Público que las cuatro personas detenidas en relación con los hechos en los Salesianos han quedado ya en libertad, con cargos de desórdenes públicos.

Casco considera que lo ocurrido forma parte de una "campaña para desprestigiar los movimientos sociales". "En algunos medios de comunicación se buscan cabezas de turco, como ya ha ocurrido en Madrid o en Valencia", ha asegurado.

El primer portavoz adjunto de Izquierda Plural en el Congreso y secretario general del PCE, José Luis Centella, ya ha pedido la comparecencia del ministro de Interior para que dé explicaciones sobre lo sucedido. "El Ministerio ha puesto en marcha toda la maquinaria a su disposición para meternos el miedo en el cuerpo", cree Casco.

En cuanto a las acciones legales, la federación va a promover una denuncia contra El Mundo por "manipulación informativa", así como contra la Delegación del Gobierno en Extremadura —ya que, según Casco, ha actuado a las órdenes del ministro de Interior— para que aclare "en qué informes policiales se ha basado para hacer estas detenciones que creemos que son arbitarias".

Desde Madrid se pronunció en rueda de prensa el diputado en el Congreso Gaspar Llamazares. Acusó al Gobierno de caer en una "deriva penal y policial" y de "exagerar la movilización de los estudiantes". El también coportavoz de Izquierda Abierta reprochó a la Fiscalía que secunde el "estigma y el prejuicio político" que defiende el Ejecutivo, que se mueve siempre para reprimir la contestación social pero que no tiene la misma agilidad para luchar contra la corrupción o para pedir responsabilidades en la crisis económica". Para Llamazares, lo que se intenta promocionar desde el Gabinete de Mariano Rajoy es "disuadir a los ciudadanos de la contestación mediante la represión". El acoso a González de Vinuesa, remachó, es otra más de las "barbaridades" del Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz, tomado por los "Legionarios de Cristo y el Opus Dei", informa Juanma Romero