31 de octubre de 2012

Razones para HG también en Euskadi. El campo de batalla para vencer o sucumbir es Europa. Sí a la HG del 14-N



Kaosenlared-
De entrada advierto que no tengo más información que la obtenida por internet de la web del Diario Vasco, preguntando en Google por “huelga general sindicatos vascos”. Noticia del 30/10/2012 “Los sindicatos abertzales, divididos ante la huelga general del 14-N”, y de otras consultas por internet.
La central sindical vasca ESK –sexta en número de representantes sindicales en Euskadi– se une a la huelga general, haciendo una convocatoria en sus propios términos. El sindicato de transportistas autónomos vascosHiru, no se une a la huelga, aunque reconoce que hay razones para hacer huelga “todos los días”. Los dos sindicatos nacionalistas vascos más importantes, ELA y LAB, con gran representación en las empresas vascas, se lo siguen pensando y decidirán en los próximos días, a pesar de que ELA pertenece a la CES (Confederación Europea de Sindicatos) que ha lanzando la convocatoria.
A estas alturas de la crisis y de los constantes ataques del gobierno, de la patronal, y de la Unión Europea, de los próximos Presupuestos Generales del Estado, que ya tienen la luz verde por la mayoría absoluta del PP, del más que probable “rescate” para antes de fin de año o primeros del próximo, con el notable aumento del paro, la pobreza y la desigualdad social también en Euskadi, la inmensa mayoría de los trabajadores/as saben que hay motivos sobrados para una huelga general.
Así que la cuestión es ¿por qué es importante que en Euskadi se vaya a la huelga general también el 14-N?
Se podría alegar que ya se fue a la huelga general el 26 de septiembre, en solitario, sin el apoyo de CCOO y UGT, que tenían la intención de retrasar la huelga todo lo posible, y a poder ser, evitarla a cuenta del cuento-trampa del referéndum sobre la política del gobierno.
Sería mezquino alegar que ahora se les puede devolver la pelota, o que quienes deben convocar las huelgas en Euskadi son los sindicatos nacionalistas y no los “españolistas”. Quien ponga por delante los intereses de los trabajadores/as repudiará que ningún organismo sindical anteponga sus intereses en elecciones sindicales, en la negociación de convenios, en marcar territorio nacional (dejemos eso para las meaditas de los perros), a los intereses de nuestra clase. Quien ponga por delante los intereses de los trabajadores/as repudiará que se caiga en peleas de “tú primero, pues tú más”, etc., que sólo contribuyen a dividir a nuestra clase y favorecer así la ofensiva estrategia del conjunto de la burguesía europea, desde la Comisión Europea, al nuevo gobierno vasco del PNV, pasando por el gobierno español. Aquí no se daría un desplante a una convocatoria estatal de los sindicatos CCOO y UGT, sino también a los trabajadores/as portugueses. No vale tampoco el sucedáneo de una “jornada de lucha” para cubrir el expediente cuando lo que corresponde es una huelga general.
Si una parte de los trabajadores/as vascos ya hizo un esfuerzo con la huelga general del 26-S, otros no la secundaron a causa de la división sindical. Tal vez estos últimos estén dispuestos a ir a la huelga ahora, pero si no la convocan ELA y LAB, al dividirse la plantilla, pueden echarse atrás en su intención.
Como dice ESK: “No podemos pensar que tenemos los deberes hechos con la pasada HG del 26 de septiembre.”.
Si se cree que por varias convocatorias en este tiempo se puede estar produciendo un cansancio de los trabajadores/as, se olvida que esta huelga puede dar una inyección de moral, de confianza en su propia fuerza a los trabajadores/as, porque está convocada tanto para el estado español como para Portugal, también Chipre, Malta y puede haber paros y manifestaciones de protesta en otros países europeos. Lo que más nos debilita es el aislamiento nacional que está demostrado que nos conduce a la impotencia, como en Irlanda, Portugal, Grecia, por mucho que se luche, pues, a diferencia nuestra, la burguesía de cada estado no está sola, sino que tiene el apoyo, la presión y la dirección del conjunto de la burguesía europea, en particular alemana, a través de las instituciones de la Unión Europea, del Banco Central Europeo y del Fondo Monetario Internacional. Con el 14-N, por primera vez, tenemos los trabajadores/as la oportunidad de dar un pequeñopaso para romper el aislamiento nacional y empezar a unir fuerzas a escala europea, algo vital para nosotros.
Si no damos la batalla mientras todavía tenemos fuerzas y opciones para detenerles, nos obligarán a darla a mayor ritmo y frecuencia, pero desesperadamente, cuando nos hayan sacudido de lo lindo. Es lo que puede estar ocurriéndoles a los trabajadores/as griegos.
Si ELA y LAB creen que en el marco autónomo de Euskadi puede la clase trabajadora acumular las fuerzas que permitan resistir a la ofensiva estratégica de la burguesía europea es que no se han enterado de su verdadera naturaleza. No es casual que en sus web no se pueda encontrar ni un solo estudio (al menos yo no lo he logrado) de lo que son el Tratado de Estabilidad de la U.E. y de su versión española, la Ley de Estabilidad, que concretan las líneas maestras, para quien sepa interpretarlo, del futuro que prepara el gran capital europeo como tarde a partir del 2020 y con graves efectos en los años anteriores, o sea, a la vuelta de la esquina.
Y para esto no hace falta ser un experto. Basta que ELA y LAB, sindicatos nacionalistas que buscan una Euskal Herria (País Vasco francés y español, más Navarra) unificada, pregunten a los trabajadores/as de Iparralde(País vasco francés) para que estos les cuenten lo que es el Tratado de Estabilidad de la U.E. y cómo lo han denunciado en París el 30/09/2012 en una manifestación de entre 50.000 y 80.000 participantes, como elTratado de la Austeridad a Perpetuidad[Ver en mi artículo “14-N, HG convocatoria CCOO” en el archivo pdf, información, imágenes, enlaces a vídeos y documentos sobre esta protesta]
Si los trabajadores/as tenemos miedo, lo ha dicho muchas veces Txiki Muñoz de ELA, la mejor forma de combatirlo es que sintamos la fuerza de la unidad en la lucha. La pasividad, quedarse aparte mientras otros van a la huelga, no sirve para “empoderarse”, como dicen ahora.
El gobierno que acabará formando el PNV (partido burgués nacionalista, la derecha) como ganador de las pasadas elecciones del 21 de octubre, sin duda, llevará una política de recortes sociales porque, además, el PNV ha ratificado el Tratado de Estabilidad de la U.E, y apoya lo fundamental de la Ley de Estabilidad española.
A ver si nos aclaramos. Como bien dice el sindicato ESK: “Hay que sacar la cabeza de debajo del ala, porque la crisis no es una situación pasajera; tenemos que saber que en esta guerra social hay que echar el resto en defensa de nuestros derechos. No nos jugamos mucho, nos jugamos todo”.
Estoy convencida, y lo vengo repitiendo hasta la saciedad, que la burguesía del estado español (incluida la vasca) necesita de nuestra derrota. Y aprovechando que la derecha está en el gobierno de Madrid y en el de Galicia (además de otras autonomías), que subirá nuevamente en Catalunya, y también en Euskadi, a poder ser querrán infligírnosla ya para finales de 2015 (término legislatura del PP). Por eso pisan el acelerador; por eso cada viernes es un “viernes de crucifixión” para la clase trabajadora y el pueblo.
Necesitan imperiosamente nuestra derrota en los años inmediatos a fin de imponernos ya para 2020 el objetivo del déficit del 0% del PIB de la Ley de Estabilidad, lo que exige acercarse a eso en los años previos, no sólo al 3% del Pacto de Estabilidad que ya nos va a costar muchos sufrimientos, cuando a pesar de tantos, este año terminaremos todavía cerca del 7% de déficit. Si lo que hoy están haciendo nos parecen recortes y hachazos en el “Estado de bienestar”, antes de 2020, para llegar en ese año al 0% del déficit, y a partir del 2020, nos harán picadillo, pues el porcentaje del déficit no va a disminuir automáticamente porque crezca el PIB, ya que tendremos más recesión, o en el mejor de los casos, estancamiento. A quienes todavía no sepan de qué va el Tratado y la Ley, les ruego encarecidamente que se enteren bien, y les ofrezco los textos que he escrito para Kaosenlared.
No es el momento de correr con la lengua fuera, pero tampoco de pensar que debemos reservar fuerzas para no se sabe qué día, porque como ocurrió en Italia y Alemania con la socialdemocracia en la lucha contra el fascismo y el nazismo, tú espera al “mejor momento” que mientras tanto lo encontrará tu enemigo para darte matarile y la puntilla; tú preocúpate mucho por “preservar las fuerzas” y “no vaciar la caja de resistencia”, que la burguesía te quitará esa preocupación liquidándote o convirtiéndote en un mero apéndice subvencionado de su Estado, pero con racanería porque apenas le harás falta ante una clase trabajadora derrotada y sometida.La burguesía tiene la iniciativa, lleva la ofensiva. Por eso no existe el “mejor momento” para nosotros, sino el menos malo para luchar, resistir sin parar porque cada vacilación nos cuesta un retroceso y un debilitamiento de nuestra moral. Las derrotas no ocurren sólo por ser vencido en grandes batallas, sino por no haberlas dado cuando se debía, cuando todavía había tiempo y fuerzas. No des la batalla y dejarás que el enemigo ocupe los puntos estratégicos de tu territorio, te condene a la impotencia y desarticule todas tus fuerzas, sin apenas pegar un tiro; no te habrán exterminado, pero estarás derrotado, y a partir de ahí todo puede ir a mucho peor, hasta el genocidio en “campos de trabajo”, etc.
Y eso es lo que va a ocurrir porque, no nos engañemos, aunque resistimos, lo hacemos dando pasos atrás constantemente, si no a la desbandada, sí en retirada, porque van imponiendo una tras otras todas sus medidas, tanto aquí, como en Portugal y Grecia, por mucho que luchen con huelgas generales y lanzando cócteles molotov a la policía. Y nuestras fuerzas no son como las pilas que “duran y duran”; la moral se resquebrajará más y más si no resistimos con inteligencia y pasamos a la contraofensiva.
Nuestra fuerza no va a venir de protegernos en el “txoko” de Euskal Herria, sino de salir al cambo de batalla europeo, que es donde se está llevando a cabo esta guerra social y donde podemos acumular fuerzas. Por mucho que les pese a los nacionalistas, la burguesía del conjunto de Europa, con sus agresiones constantes a cual más grave, nos está demostrando que “el marco de la lucha de clases” ya no se puede debatir si es el estado español o es las nacionalidades, como se hacía en los años 70 de la década pasada. El auténtico marco de la lucha de clases, el campo de batalla en el que se va a decidir si ganamos o perdemos, si hundimos su estrategia o nos hunden por décadas (Ley de Estabilidad, Estatuto de la Austeridad Perpetua), es Europa. Por ello, como dice ESK “el nivel de agresión es tan importante que no podemos quedar al margen de una oportunidad de movilización, como si no fuera con nosotros y nosotras”
Es estúpido, propio de cegatos prejuicios nacionalistas, echar a perder la primera gran oportunidad que tenemos en toda la historia del movimiento obrero en Europa de hacer huelga en la península ibérica y jornada de lucha en otros países. Por muchas limitaciones y trampas que esto tenga y que ya he denunciado en mis artículos en Kaosenlared, se trata de aprovecharla para sacar el mayor partido posible, desbordando los objetivos de la CES, CCOO y UGT.
A no ser que la preocupación principal de un sindicato sea no llevarse mal con su burguesía nacionalista, no empezar a enseñarle los dientes al próximo gobierno del PNV, no mandarle desde ya y con la lucha el mensaje claro de “No vamos a aceptar ni los recortes de Madrid ni los de Vitoria, ni ahora ni en el futuro con vuestra Ley de Estabilidad y Tratado de Estabilidad” y “no vamos a limitarnos a nuestras solas fuerzas, las uniremos a las del resto de los trabajadores/as europeos para derrotar vuestra ofensiva conjunta”.
Por eso ESK tiene razón (con esto no quiero avalar a un sindicato del que no conozca nada), cuando en su convocatoria dice: “El próximo 14 de noviembre todos y todas a la HG, por un nuevo modelo social, contra los recortes del Gobierno de Madrid pero también contra los recortes de los gobiernos de aquí, exigiéndoles un giro radical a sus políticas. El 14 de noviembre, ESK estará en la calle coincidiendo con los y las trabajadoras de Europa y llamando a la sociedad vasca a hacer lo propio.” ESK está en el organismo que agrupa también a ELA y LAB (la plataforma Gune), así que debieran hacerle caso.
ESK dice también: PASEMOS A LA OFENSIVA. Porque no es cierto que falte riqueza. Necesitamos provocar una revuelta social, porque, si no, volverá la esclavitud. Es su sistema el que está en crisis; sobra el capitalismo, sistema económico genocida de personas y pueblos, machista, injusto, depredador de la naturaleza, donde todo es mercancía, donde las cosas prevalecen sobre las personas”
No creo que el término preciso sea pasar a la ofensiva. Todavía nos veremos obligados a estar a la defensiva, pero debemos hacerlo del modo más inteligente posible. Esto hay que desarrollarlo muchísimo más, pero en mis textos en Kaosenlared he trazado unos ejes básicos para llevar una resistencia que no nos limite a la defensa, que nos permita la contraofensiva, para hundir la estrategia ofensiva de la burguesía europea(española, vasca, catalana, alemana, etc.).
Un eje básico es pasar de la guerra de posiciones (defender este u otro derecho atacado), que nos conduce a limitarnos en nuestras fronteras y nacionalidad y que no evitarán que la ofensiva del conjunto de la burguesía europea nos arrolle para antes de 2020, a la guerra de maniobras. Esto se concreta hoy en no estar esperando a que la burguesía de el paso y a defendernos de esa agresión específica, sino buscarla nosotros para atacarla allí donde más le duele y como más le duele. Esto es, cuestionar no sólo la contrarreforma laboral, las leyes nacionales, los presupuestos generales del Estado, etc., sino los ejes europeos sobre los que se trazan las agresiones nacionales, y sus instrumentos, que son: las contrarreformas laborales comunes a toda Europael Pacto de Estabilidad (déficit inferior al 3%), el papel del Banco Central Europeo (explicado en otros textos) y el Tratado de Estabilidad de la U.E. (en España, la Ley de Estabilidad, déficit 0% en y a partir de 2020). Y hacerlo mediante la unidad en la lucha de los trabajadores/as de toda Europa, rompiendo el aislamiento estatal y nacional. Unidad que será posible precisamente porque levantemos esos objetivos comunes, sobre todo el Tratado de Estabilidad, estimulando así a los demás a que hagan lo mismo y se cree un frente europeo.
Y esto es precisamente lo que brilla por su ausencia en las estrategias a medio plazo tanto de partidos de izquierda como de sindicatos. O cortoplacismo o estrategias nacionales. Tanto uno como otro, el billete seguro a la derrota.
La lucha contra las contrarreformas laborales, el Pacto de Estabilidad, el papel del BCE, y el Tratado de Estabilidad, significa golpear los pilares de la estrategia de la burguesía europea, y sólo puede hacerse si salimos de nuestro caparazón, de la cárcel que Euskal Herria ya se ha convertido para nosotros, incluso el estado español, para plantear la batalla en los campos de toda Europa junto con los trabajadores europeos, también agredidos por esos instrumentos, sobre todo el Tratado de Estabilidad.
Y para esto, vuelvo a decirlo, Euskadi se encuentra en una posición privilegiada con respecto al resto del estado español, porque, si quiere, puede servir de vanguardia y de puente entre la península Ibérica y Europa a través de levantar en Euskadi la lucha contra el Tratado de Estabilidad (Ley de Estabilidad en España) que ya ha sido cuestionado por los trabajadores/as de Iparralde, por lo que tenemos la mitad del camino recorrido.
Un nacionalista español dirá que los de Iparralde son franceses, que poco tienen que ver con nosotros, que sus problemas son diferentes, y bla, bla, bla. Pero que un trabajador nacionalista vasco no aproveche este hecho, esta ventaja, tanto para estrechar lazos entre los trabajadores/as de un lado y otro de la muga(frontera), cuando tanto insisten en que todo es Euskal Herria, un solo pueblo, una sola nación, lo que indica es que no son los criterios de la clase trabajadora los que priman, sino los de una nación a imagen y semejanza de la burguesía y de la pequeña burguesía. Si hay motivos de sobra para levantar la pancarta contra el Tratado (y la Ley de Estabilidad) en España, en Portugal, en Francia, en Alemania, y llevamos un enorme retraso en hacerlo, es de estúpidos o pequeñoburgueses no tomarla cuando nos la están ofreciendo los trabajadores/as de Iparralde. ¿O es que se pretende establecer con Iparralde una relación en la que Hegoalde (Euskadi de España) sería la más avanzada por su mayor conciencia nacional y por eso podría despreciar a los trabajadores/as de Iparralde cuando nos llevan la delantera en la crítica a la estrategia de la burguesía, es decir, del Tratado? ¿No primaría aquí un criterio nacionalista antiproletario en lugar del interés de nuestra clase? A mí me interesa la relación con Iparralde en la medida que sirva para unir y reforzar a nuestra clase, no a la burguesía.
Una razón más, secundaria, pero también importante y con vista a medio y largo plazo. Si la mayoría de los trabajadores/as en Euskadi quisiésemos la independencia con respecto al Estado Español, para hacer frente mejor a la ofensiva del nacionalismo español necesitamos contar con el máximo apoyo posible de los trabajadores/as de España, que no los manipulen para enfrentarnos y ahogarnos. Si cuando luchan ellos no luchamos (sin razones suficientes), si les damos la espalda en una lucha tan importante (para sentar un precedente ante todo de superar el aislamiento nacional y estatal) como la del 14-N, no estaremos precisamente llevando una política de ganar amigos, ni en el estado español, ni en Europa. Basta imaginar los informativos del día 15-N “Gran participación en la huelga general en todo el estado español y en Portugal. Euskadi la excepción por no sumarse los sindicatos abertzales” Cierto, seremos el centro de la atención, pero para mal, salvo para la burguesía de toda Europa y la del PNV.
Para todo esto hace falta una visión estratégica, una hoja de ruta, un calendario, que no es el de apostarlo todo a las elecciones sindicales y las negociaciones de los convenios, ni siquiera a un marco autónomo de relaciones laborales en Euskadi. Porque además, esos convenios y ese marco, no van a venir determinados por una correlación de fuerzas creada sólo en Euskadi, sino por la correlación de fuerzas en un marco más amplio, español y europeo, por mucho que el nacionalismo tienda a creer que se puede desarrollar la lucha de clases en los límites que abarca su bandera. La participación en la huelga general dará a la patronal vasca una señal de decisión, unidad, combatividad, que sólo puede beneficiar en la negociación de los convenios provinciales y de empresa; a no ser que no se busque eso, sino una posición de debilidad para favorecer los intereses patronales.
El argumento del calendario particular de Euskadi no parece tener la suficiente fuerza cuando ESK ha optado a pesar de todo por unirse al 14-N con su propia convocatoria de huelga general.
A mí no me gusta la orientación de la convocatoria de CCOO y UGT, y de la CES (por eso la he criticado), pero no impide unirse a la huelga general planteando las reivindicaciones o denuncias que cada uno considere. El 14-N es la gran oportunidad para dar el primer paso que nos permita salir del callejón de la lucha aislada en el estado o la nación, romper esa dinámica, esa inercia, para pasar a una lucha con ambición supraestatal, condición imprescindible para resistir con eficacia a la ofensiva del conjunto de la burguesía y lanzar la contraofensiva que podrá derrotar su proyecto estratégico de Unión Europea de Austeridad Perpetua para la clase trabajadora y el pueblo.
En un artículo ya lo dije. Salvo que LAB y ELA den razones convincentes para no unirse a la HG, su descuelgue me parecerá imperdonable, tanto más que otro sindicato con muchas afinidades con ellos, como es ESK, sí se une con su propia convocatoria. Si CCOO y UGT se merecen buenos “palos”, los sindicatos abertzales tampoco tienen derecho a la impunidad. El 14-N ayudará a colocar a cada uno en su sitio.
En las empresas, en los centros de estudio, no debemos quedarnos a expensas de lo que nos digan unos u otros sindicatos. Debemos tomar la iniciativa y presentar nuestras ideas, objetivos y propuestas de acción. Debemos hacer asambleas, debatir el significado y contenido de la jornada, y tomar decisiones. Es el único modo de poner la lucha en nuestras manos y no supeditarnos a los intereses sindicales que pueden ir en contra de nuestros intereses inmediatos, a medio y largo plazo. Es lo mínimo que podemos hacer cuando todavía dependemos de convocatorias sindicales y no somos capaces de generar desde la base un movimiento de unificación y extensión de las luchas.
¡Euskadi ere bai. Greba orokorra!   [Euskadi también. Huelga general]     ¡Ez da asko arriskuan duguna, dena dugu arriskuan!   [No nos jugamos mucho, nos jugamos todo]     ¡Euskadi langile, contra el Tratado y la Ley de austeridad perpetua del PNV!  [Euskadi trabajadora…]     ¡Egoalde et Iparralde non au Traité d´Austérité!    ¡Trabajadores europeos maltratados por la UE y sus tratados!    ¡Tratado de Estabilidad, tratado de austeridad perpetua y derrota nuestra. Derogación!   ¡Tratado y Ley de Estabilidad, a los trabajadores perpetua austeridad, al Capital mayor rentabilidad!    ¡Ley de Estabilidad, adaptación española del Tratado de Estabilidad, derogación!    ¡14-No al Tratado y la Ley de Estabilidad!    ¡Tratado Orçamental, aboliçao!    ¡Contre Traité d´austérité!    ¡Treaty on Stability, Coordination and Governance in the Economic and Monetary Union. ABOLITION!
¡Einheit mit den deutschen arbeitern – Unidad con los trabajadores alemanes!    ¡Unité avec les travailleurs français!   ¡Unidade com os trabalhadores portugueses!    ¡Unit with greek workers – Unidad con los trabajadores griegos!    ¡Unidad de los trabajadores vascos, españoles y catalanes!    ¡Trabajadores catalanes y vascos. Unidad contra ambas burguesías!    Para más eslóganes, sobre el Tratado y otros: el artículo “14-N Huelga General europea”, con enlace más abajo.
Profundizar: No quiero extenderme más aunque quede mucho por decir. Quienes de verdad estéis interesados en este problema, seáis conscientes de que en estos años nos lo estamos jugando todo, os tomaréis el tiempo para leer alguno de los textos que vengo escribiendo para Kaosenlared.
“14 N Huelga General. En la convocatoria de CCOO no existen los trabajadores como tampoco el Tratado de Estabilidad” (26/10/2012). Ver el archivo pdf adjunto, con imágenes demostrativas.
“14-N HG. Euskadi ere bai. Sumarnos a 50.000 de París contra Tratado de Estabilidad. Hundir la estrategia burguesa” (20/10/2012) seleccionado como Destacado 
“Juventud, envejecimiento población, senilidad capitalista, revolución y Tratado de Estabilidad. Un texto diferente” (16/10/2012)
“14-N Huelga General europea. No al aislamiento estatal y nacional. En Euskal Herria y Catalunya. Ecologistas uníos” (05/10/2012)
“Francia nos da una lección: la agresión del Tratado de Estabilidad de la UE no cuela tan fácil como aquí” (18/09/2012) seleccionado como Destacado
“¿Qué son el Tratado y la Ley de Estabilidad? Abaratar, empobrecer y derrotar para 2020. Futura política fiscal” (31/08/2012) seleccionado como Destacado
“El futuro del mundo se juega en Europa esta década. Campaña “2020: déficit 0, trabajadores ko, Cambio Climático 10”” (16/07/2012) seleccionado como Destacado
“[LIBRO] Trabajadores en bancarrota y riesgo de derrota. ¿Cómo evitarlas y fortalecernos? Una guía” 94 páginas. 3/03/2012, seleccionado como “Destacado”.
Para acceder a los artículos y libros que vengo publicando en Kaosenlared, todos seleccionados: en el buscador Google (en Yahoo no sale):   "Aurora Despierta" site:kaosenlared.net     Y hacer clic en la primera dirección que pone: Aurora Despierta.  Y dentro “Enlaces a mis artículos y ensayos”    ... Os da acceso a “Mi página” en Kaosenalred donde he metido los enlaces a los textos que voy publicando, aunque puede que no esté del todo actualizada. Si en el artículo aparece mi nombre en rojo, haciendo clic en él se puede acceder a “Mi página”, aunque puede que no esté actualizada.