21 de noviembre de 2012

Cuba elige como concejal a una mujer transexual


UyPress
Adela Hernández es una mujer transexual, la cual fue elegida concejal en Cuba y quien es considerada por la mayoría de los vecinos, la persona idónea para representarlos ante el olvido de las autoridades.

Adela Hernández es la primera mujer transexual en ser elegida concejal en Cuba. Ha sido en su pueblo, Caibarién. Una victoria contra todos los 'repudios' que ha sufrido en sus 48 años de vida, que no ha sido precisamente fácil.



Adela Hernández vive en una humilde casa de madera en Aguas Indias, un barrio marginal de Caibarién. Allí es una mujer popular, empeñada en mejorar las condiciones de vida de sus vecinos. "Mis dos oponentes eran funcionarios de esa Asamblea y yo soy de la calle, un homosexual abierto que se siente como mujer desde que nació y que se inyecta hormonas femeninas desde hace tres años. Mi comunidad me acepta como soy y ese es mi triunfo, a las cosas las llamo por su nombre y voy a buscar justicia para ellos", declara Adela de identidad femenina aunque se refiera a sí misma como homosexual.

Hernández se sentía mujer desde niña, pero sufrió el rechazo de su familia. Llegó a ingresar en prisión en los años ochenta, una época en la que la diversidad sexual era tabú en Cuba. Pero es una luchadora nata. “Yo siempre me he impuesto a la sociedad: no querían que me vistiera de mujer, me cargaba la policía, pero yo seguía haciéndolo, y me he dado a respetar como soy”, afirma. Es además una provocadora nata: aunque no tiene ropa de hombre la pidió prestada para acudir a su primera reunión como delegada vestida de hombre.

En su barrio, algunos la tratan de "él" y otros de "ella", pero la mayoría de los vecinos creen que es la persona idónea para representarlos ante el olvido de las autoridades porque 'no tiene miedo a expresar lo que siente'.

Cuba ha sufrido una larga y terrible historia de persecución de las personas LGTB, que poco a poco ha ido evolucionando a mejor. El propio Fidel Castro reconocía en el año 2010 su responsabilidad en aquella 'gran injusticia', según sus propias palabras. Una evolución en la que ha sido determinante el papel de Mariela Castro, hija del presidente cubano Raúl Castro y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), se esta intentando sacar adelante una legislación que reconozca las uniones entre parejas del mismo sexo, también la introducción de la cirugía de reasignación de sexo a cargo del estado.