4 de noviembre de 2012

Desempolvan un vídeo de 2011 de Van Rompuy para atacar al soberanismo catalán




Público

Numerosos medios de comunicación se han hecho eco esta mañana de un vídeo fechado en junio de 2011 en el que el presidente del Consejo Europeo,Herman Van Rompuy, respondía a una pregunta de una ciudadana europea sobre la posibleindependencia de Escocia.
En la grabación el mandatario aseguraba que "nadie obtendrá nada del separatismo" y tachaba de obsoletas las ideas independentistas. Según la información difundida originalmente, "Van Rompuy ha lanzado un mensaje a las autoridades escocesas, catalanas y flamencas". No obstante, en el vídeo en ningún momento mencionaba a tales autoridades y por supuesto no se refería en absoluto a Catalunya.
En aquellos momentos las intenciones independentistas de Escocia no se habían materializado en el reciente acuerdo entre el primer ministro británico, David Cameron, y el jefe del Gobierno escocés, Alex Salmond, para la celebración de un referéndum vinculante de autodeterminación.Tampoco en aquella fecha la Generalitat de Catalunya planteaba intención ninguna de hacer una consulta popular sobre la soberanía.
La agencia de noticias se ha visto obligada a retirar la información y publicar una nota de anulación. "Rogamos a nuestros abonados anulen la noticias transmitida hoy con el titular 'Van Rompuy, a Escocia y Cataluña: "Nadie obtendrá nada del separatismo"' por tratarse de unas declaraciones realizadas por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, hace más de un año, y en las que no se menciona ni se refiere a Cataluña", rezaba la rectificación.
El teletipo decía así:
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha lanzado un mensaje a las autoridades escocesas, catalanas y flamencas que propugnan celebrar un referéndum sobre su independencia, señalando que "nadie obtendrá nada del separatismo".
En un video en el que responde a una pregunta formulada por una ciudadana europea sobre la independencia de Escocia y de la región belga de Flandes, Van Rompuy asegura que el "separatismo" es cosa del pasado.
Van Rompuy, que presidirá la mesa de negociaciones con el Gobierno escocés sobre una hipotética adhesión de Escocia a la Unión Europea (UE), no alude de forma específica en su respuesta a Escocia, ni a Cataluña, ni a Flandes.


"Nadie obtendrá nada del separatismo en el mundo de hoy que, guste o no guste, es globalizado", argumenta Van Rompuy, que seguirá al frente del Consejo Europeo para cuando se celebre el referéndum en Escocia.
"Tenemos muchos retos importantes que abordar y sólo tendremos éxito si aunamos fuerzas, unificamos nuestras acciones y tomamos las mismas direcciones. La crisis financiera global nos está golpeando. El cambio climático está amenazando nuestro planeta. ¿Cómo puede ayudar el separatismo? La palabra del futuro es unión", zanja Van Rompuy.
La UE ha sentenciado que, en caso de que Escocia o Cataluña se independizaran, tendrían que respetar el proceso de admisión habitual, lo que implica que el rechazo de un único país de los veintisiete, véase Reino Unido o España, vete su adhesión.
Al igual que el presidente del Govern catalán, Artur Mas, su homólogo escocés, Alex Salmond, sugirió que una Escocia independiente sería, asimismo, un país miembro de la UE. Reino Unido ha insistido en que Escocia tendría que pedir su admisión si se independizara.

España podría influir 

El exembajador británico en Estados Unidos y exrepresentante ante la UE, el barón Kerr de Kinlochard, ha indicado que la entrada de Escocia en la UE dependerá del "estado de ánimo" de España.
El miembro de la Cámara de los Lores ha argüido que Madrid podría ralentizar el proceso de adhesión de Escocia, en función del estadio en el que se encontrara la cuestión catalana, según ha informado el diario 'Scotland on Sunday'.
"Si el Gobierno en Madrid quiere demostrar a Barcelona que independizarse de España tendrá un precio en términos de pertenencia a la UE, podrían hacer valer que el proceso es largo", ha subrayado el lord británico.