22 de noviembre de 2012

La Justicia se reserva el derecho de admisión y solo estará al alcance de las personas con dinero

Tercera Información
Mientras el 14N miles de personas hacían huelga contra los recortes y las políticas restrictivas de Rajoy, el gobierno del PP aprobó en el Senado, a pesar de 6 propuestas de veto y 150 impugnaciones realizadas desde los distintos partidos políticos, la Ley de Tasas Judiciales.

De este modo la Justicia se convierte en un "artículo de lujo" al alcance de las personas más ricas ya que ahora, por ejemplo, un recurso por despido costará 500 euros. Además la norma ha sido tramitada de urgencia, "como si lo más importante para el país ahora fuese recaudar por el acceso a la justicia". El objetivo es claramente recaudatorio además de limitar a los más débiles el ejercicio de sus derechos con tasas en suplicación y casación". El sindicato ha enviado dos cartas al Ministro de Justicia y a la Ministra de Empleo, mostrándole su "profundo desacuerdo".


La Justicia ya no es gratuita y cuestiones como presentar un recurso por despido le cuesta ya al trabajador o trabajadora 500 euros. La norma impulsada por el Ministro del ramo, Alberto Ruiz Gallardón, acaba de entrar en vigor, y aunque se retrasará su puesta en marcha debido a una falta de documentos, cuando lo haga otro de los derechos básicos de la ciudadanía se verá directamente eliminado a favor, una vez más, de los que más tienen.

Para más "burla" hacia la ciudadanía, el PP aprobó la norma en el Senado el día de la huelga general, cuando miles de personas estaban reivindicando precisamente un cambio de políticas y la defensa de sus derechos.

Los sindicatos han dirigido una carta a Gallardon donde explican que "no hay razones económicas ni presupuestarias que fundamenten la normativa impuesta por el gobierno". También critican este nuevo "revés" a los derechos sociales y laborales con un "mazazo" directo a uno de los pilares de la democracia de nuestro país, la Justicia que, a partir de hoy, deja de escribirse con mayúsculas.